Una rosa en invierno - Kathleen Woodiwiss

lunes, 19 de abril de 2010

Título original: A rose in winter
Autora: Kathleen Woodiwiss

Género: Romántica histórica
Editorial: Vergara/Plaza & Janés







La vida de Erienne Fleming sufre un vuelco inesperado el día que conoce al apuesto y libertino Christopher Seton, quien se presenta en la puerta de su casa dispuesto a cobrar las deudas de juego que el padre de la joven ha contraído con él.

Avery Fleming, el padre de la chica, decidido a pagar sus deudas de juego no deja de buscar pretendientes que, ávidos por casarse con la hermosa joven, solucionen sus problemillas económicos. Los pretendientes son de lo más variopinto : viejos verdes, degenerados, decrépitos y todas las gamas posibles, no ciertamente lo que se dice un buen partido.

A esta lista de candidatos se une Christopher Seton, pero sus intenciones lejos están del matrimonio. Embelesado con la belleza de Erienne se propone seducirla, algo que no está lejos de conseguir, pero el descubrir que el señor Seton es el mismo que lisió a su hermano Farrell en un duelo, resta puntos a ojos de la joven.

Avery Fleming, harto de que su hija rechace a tan “prolíficos” pretendientes, organiza una subasta para que el mejor postor se case con ésta. Erienne, horrorizada, se encuentra sin darse cuenta sobre la tarima de tan descabellada subasta y casada con un misterioso caballero que, si bien es inmensamente rico, está lisiado y desfigurado, por lo que siempre oculta su rostro con una máscara de cuero.
Pese al temor que Lord Stuart Saxton, su marido, despierta en ella y con tal de alejarse de su inescrupuloso padre, Erienne no pone demasiados reparos. Tampoco tiene otra alternativa, ya que el bribón señor Seton no interviene -como es de esperar en un caballero- y la salve de tan funesto destino.

Instalada en la lóbrega mansión Saxton, Erienne inicia la convivencia con su aterrador y misterioso marido, quien jamás le permite ver su rostro desfigurado.
Pero pese al aspecto intimidante de éste, descubre en él a un hombre honorable y de buen corazón que no sólo se desvive por complacerla, sino que se jura enamorado de la joven.
Sin embargo, el persistente Christopher Seton no está dispuesto a renunciar a Erienne, sino que gracias a una lejano parentesco con Saxton, se cuela en su vida y aprovecha para tratar de seducirla y en cuanta ocasión se le presenta.

Erienne se encuentra dividida entre el sinvergüenza pero atractivo Christopher y el intachable y leal Stuart. A su pesar se siente atraída por ambos hombres, y en la disyuntiva de a quien entregar su corazón.

Mientras tanto una red de conspiraciones, asesinatos y chantajes se producen en la región. El padre de Stuart Saxton ya fue asesinado por una turba para desproveerlo de sus propiedades. Christopher sospecha que una nueva conspiración se está fraguando, tras el regreso del nuevo Lord a sus dominios, y pese a la rivalidad con éste por el corazón de Erienne, está dispuesto a intervenir.

Una rosa en invierno es sin duda una de las grandes novelas históricas. Es, seguramente como en mi caso, la causante de que muchas lectoras se enamoraran de este género.
La trama, la ambientación, los personajes… se conjugan hábilmente para seducir al lector.
El triángulo entre Erienne, Christopher y Stuart da pie a una trama apasionante. A medida que avanzas en la lectura vas intuyendo muchos de los interrogantes que crea Kathleen Woodiwiss, pero pese a ello, la novela atrapa por la ambientación y sus personajes, la riqueza narrativa de las descripciones, los ingeniosos diálogos y la profunda y hechizante trama romántica.

Christopher Seton es uno de los protagonistas más carismáticos que he leído. Su carácter pícaro, bribón pero la humanidad y profundidad de sentimientos que esconde tras esa aparente despreocupación, calan muy hondo.
Erienne es una protagonista muy en la línea a las que nos tiene acostumbradas K. Woodiwiss, una joven de gran belleza, dulce, pero con carácter. Pero pese a tanto dechado de virtudes es una protagonista que, a mi particularmente, me gusta mucho porque vemos cómo crece y evoluciona, cómo enfrenta sus problemas y cómo se encara al mismísimo Christopher Seton en un duelo de voluntades e ingenio.

Una rosa en invierno es una novela de las “obligadas” por decirlo de algún modo porque conjuga romance, misterio, aventuras, risas y muchas emociones.
Es una de las novelas clásicas y pese al tiempo transcurrido desde que la leí por primera vez, es una de mis preferidas.

En cierto modo recuerda un poco la trama de la bella y la bestia, pero bajo una ambientación diferente, personajes y situaciones muy diferentes. Es en definitiva una historia distinta, pero ese toque oscuro, melodramático, los personajes de Christopher, Erienne y el misterioso Stuart crean una novela apasionante e inolvidable.
En Una rosa en invierno Kathleen Woodiwiss nos adentra en una historia de amor atemporal, de ésas que perduran en tu memoria. Creo que es una de sus mejores obras y una de las joyas de valor incalculable del género romántico.

5 comentarios:

  1. Tengo que decir que no soy imparcial cuando se trata de esta autora. No lo soy. pero es que a mí me gusta todo lo que ha escrito.
    Esta novela en concreto es una de las que tengo guardada con más cariño, y ya no sé las veces que me la he podido leer. Amarilleó el papel y ahí sigue, en un lugar especial.

    Mariam, una crítica inmejorable.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco soy imparcial, Nieves. Esta novela, por muchos años que pasen, también tendrá siempre un lugar muy especial porque fue la primera novela romántica que leí. ¡¡Qué bonita es y cómo me gusta Christopher!!
    Un beso muy gordo

    ResponderEliminar
  3. Pues pese a que hay novelas de esta autora que me han gustado, he de decir que esta no es una de ellas. Si, lo sé, soy rarita y sé de sobre que es un clásico, pero si me dan a elegir entre esta y Shanna me quedo con Shanna. No he acabado de pillarle el punto a esta novela.

    Además he de añadir, que no me suelen gustar las autoras de siempre, exceptuando a Julie Garwood, y me quedo con otras novelas históricas tambien muy intensas pero de autoras relativamente nuevas.

    Un beso, Carmen

    ResponderEliminar
  4. Fue mi primer libro de romántica, me lo compré hace cerca de 30 años y lo tengo un cariño especial, siempre he pensado que era el mejor libro de romántica que me leido ( bueno me lo habre leido como 7 veces por lo menos)es una historia de amor preciosa y unos protagonistas inolvidables, son de esos libros que no olvidas jamás
    Car

    ResponderEliminar
  5. Carmen no se trata de ser rarita o no, al menos es mi punto de vista, sino de gustos y nada más. Shanna también me gusta muchísimo.
    Ni siquiera diferencio entre autoras "clásicas" y nuevas, creo que no radica ahí el que una novela te atrape más o menos, sino en lo que te transmite y te hace sentir. Eso creo que es atemporal.
    Pero me pasa como a Car, fue mi primer novela romántica. Me sigue encantando pero el simple hecho de ser la que te abrió la puerta a este género y todo lo que me hizo sentir la hace especial. Creo que en ese sentido todos tenemos alguna novela especial.

    Perdón por no subir antes los comentarios, he estado sin ordenador.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!