Retazos

domingo, 20 de junio de 2010

Tras terminar Frisco's kid, publicada en español como Otra forma de amar, por fin estoy leyendo Indigo blue, la tercera novela de la saga Comanche de Catherine Anderson. Bueno, diciendo la verdad, apenas he pasado del prólogo. Pero no me resistí a leer el inicio. Espero disponer de tiempo para leerla y disfrutar con ella. De momento puedo decir que la dedicatoria de la novela me ha encantado. ¡Es preciosa! Creo que no exagero si digo que es una de las que más me han calado (de las que he leído) en muchos años.

En unos días quiero subir un relato que escribí hace mucho tiempo. Debía tener unos doce o trece años. Lo he reescrito y corregido pero he conservado la esencia y la idea con que fue escrito. Si lo hubiera escrito ahora, probablemente lo habría hecho diferente, pero he decidido dejarlo tal como lo ideé en su día. Después de todo es una vieja historia escrita hace mucho. ¿Para qué cambiarla? Sé que es una historia sencilla, juvenil pero le tengo mucho cariño porque me despierta muchos recuerdos.

Hablando de recuerdos, os recuerdo que sigue abierto el plazo para participar en el concurso organizado por Noche de palabras para ganar un ejemplar de Luna de Tor. Las bases las podéis encontrar en el blog. Animaos a participar y poner rostro a Áurea e Isaac.

¡Feliz fin de semana! (lo que queda de él)

3 comentarios:

  1. No sé los demás, pero yo aguardo impaciente ese relato que nos has prometido enseñar.

    En cuanto a lo del concurso... la pena es que ya tengo tu libro, esperando la oportunidad para que me lo dediques. ¡Ojalá sea pronto!

    Un beso enorme,

    Chus

    ResponderEliminar
  2. Yo también quiero ese relato.
    No entraré en el concurso porque yo ya tengo mi ejemplar de Luna de Tor. jejeje. Eso sí, me alta que me lo dediques, Mariaaaaaaaaaam.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Mañana! Lo subiré mañana pero ya digo que es bastante viejo y sencillo.
    Espero tener oportunidad de dedicaros el libro algún día.Parece que nunca llega.

    Besos a las dos

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!