Un paseo por el mercado de libros

viernes, 30 de julio de 2010

No hay nada que pueda igualarse a ese olor tan característico que desprende un libro nuevo. Pero el rancio y añejo de los libros viejos, inevitablemente, me hace pensar en tesoros (además de en polillas). Siempre que tengo ocasión me gusta visitar mercados de segunda mano porque sólo ahí encuentro, en ocasiones, novelas descatalogadas o antiguas. Y ahí, entre libros antiguos, deteriorados y de todo tipo, a veces he dado con pequeñas joyas que atesoro. No siempre están viejos, todo hay que decirlo. Los hay maravillosamente bien conservados y cuidados, a pesar de tener bastantes años.
El fin de semana pasada acudí al mercado de libros de segundo mano de mi ciudad. Aunque tenía en mente unos libros en concreto, acabé comprando otros. Entre ellos, di con una maravillosa sorpresa. Una novela que desde que entré a los foros sobre novela romántica hace ya seis años, despertaba mi curiosidad por los comentarios que leí sobre ella. Pero nunca lo había encontrado. Hasta hace una semana. Hablo de Tierna furia de amor de Jennifer Wilde. Aún no puedo valorarla, la conservo para estas vacaciones junto a una interminable lista (que no sé si llegaré a leer).
No tengo la certeza de que el libro llegue a emocionarme. Pero intrigadísima estoy por leer esta novela. Parece una historia diferente, alejada de las que leemos con más frecuencia.
En cualquier caso, me marché del mercado contentísima, con la sensación de haber hecho un gran hallazgo. ¡Ojalá se convierta en un libro para atesorar! Por supuesto, en cuanto lo leo escribiré mis impresiones.

3 comentarios:

  1. A mí también me pasa que tengo unos libros en mente y luego compro otros, con lo que siempre tengo libros en mi lista. Disfruta de esa lectura.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gusta mirar siempre que tengo oportunidad mercadillos y tiendas de libros de segunda mano. El libro que comentas no me suena de nada, espero que te animes a hacer una crítica cuando lo leas. ¡¡Buenas vacaciones!!

    ResponderEliminar
  3. Lo que cuentas es totalmente cierto. En el rastro de Madrid se encuentran algunas joyitas y otras no tan antiguas.

    A mi me gusta mucho pasear no solo por el rastro sino también por la "Feria del libro antiguo y de ocasión" que se celebra en Madrid todos los años. No solo se encuentran libros de novela romántica sino también de otros generos y se encuetran también verdaderas joyas.

    Un beso, Carmen

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!