La canción de Annie - Catherine Anderson

martes, 7 de diciembre de 2010

Título original: Annie's song
Autora: Catherine Anderson
Género: Romántica histórica
Editorial: Manderley
Publicada: 2010


La delicada y hermosa Annie Trimble vive aislada en un mundo al que nadie puede acceder. Despierta compasión en la mayoría de la gente, pues la consideran poco más que la idiota del pueblo. Desde que muy pequeña, tras sufrir una enfermedad infantil, su mente pareció quedar anclada en la tierna e inocente edad de los seis años. Y, años después, aunque ya tiene diecinueve en muchos aspectos sigue siendo la misma niña. ¿Cómo un personaje así puede convertirse en la protagonista de una historia de amor?

Siendo la menor de cuatro hermanas ya casadas, Annie vive con sus padres quienes la tratan como a una niña pequeña, un ser débil, enfermo y sin capacidad para valerse por sí misma. Sus padres la ven como una persona débil mental y la tratan en como tal. La esconden, la ocultan.
Annie no habla, no comprende qué sucede a su alrededor, vive en un mundo que sólo le pertenece a ella. Deambula por el bosque, recoge flores y se encariña de los animales. No es infrecuente verla aparecer con las medias manchadas de hierba o el vestido desarreglado.
Pero aún siendo un frágil pajarillo al que todos ignoran y compadecen, no está exenta de la crueldad de los más desaprensivos y es violada por el Douglas Montgomery.

Horrorizado por las acciones de su hermano y al saber que Annie está embarazada, Alex no sólo echa a Douglas de casa, sino que se ofrece a casarse con ella y criar como suyo al bebé. Pero al hacerlo nunca imaginó que podría encariñarse con la dulce y callada Annie, ni de su fantasiosa visión del mundo, mucho menos imaginó que Annie mostrara una inteligencia y capacidades de las que nadie la suponía poseedora... Porque Alex descubre que Annie no es ni mucho menos la idiota del pueblo, sino un ser inocente y puro del que tampoco imaginó llegaría a enamorarse perdida e irremediablemente. Y cuando eso sucede, Alex está decidido a traspasar el silencio que rodea a Annie y dejar que la melodía de su canción lo envuelva para que Annie, él y el bebé sean una auténtica familia.


Cada vez me resulta más difícil comentar y opinar sobre una novela de Catherine Anderson. Cuando empecé a leerlas sentí que esta descubriendo una autora con la que iba a conocer muchas maravillosas historias de amor. Pero también llega un momento, después de una novela y otra, en que piensas ¿será igual con todas?
Ahora aún creo que sí y también que cada una es diferente, única e inolvidable porque cada novela de Catherine Anderson es un pedacito de magia y de dulzura impreso en unas páginas.
Me resulta muy difícil describir y explicar las sensaciones que un libro transmite porque las emociones que te embargan son tantas y tan complejas que es complicado retenerlas. Es lo que en mi opinión hace que una novela me cale profundamente: los sentimientos que me despierta. Al menos es así en mi caso, aunque también influya la época, los hechos históricos y la manera de contarlos. Pero si no hay sentimientos, si no me llegan, la novela me transmite poco.

Aunque el inicio de la novela no podía ser más amargo, La canción de Annie se podría describir como un canto a la esperanza, a los sueños, a la magia que sólo el amor puede obrar. Con este libro me he vuelto a maravillar cómo la autora es capaz de construir una historia tan romántica y tan dulce pero a la vez amarga. Y cómo no con una pareja protagonista diferente y un tanto atípica.

Durante parte de la novela Annie es considerada y tratada como un ser débil, sin capacidad para comunicarse con su entorno ni de comprender qué sucede. Creo que eso hace que la novela se salga de los temas más tópicos.
Al principio Alex también la ve así, pero siente compasión por ella y por el bebé que espera y se dedica en cuerpo y alma a que esté bien atendida. Sin embargo no es eso lo que Annie necesita y poco a poco la dulce y retraída Annie va despuntando como una flor que abre sus pétalos bajo el sol. Pero el silencio de ella y la imposibilidad de comunicarse es un muro que Alex está dispuesto a demoler a cualquier precio.

Para mí ese tesón, esa lucha denodada de Alex por entender a Annie, por ser capaz de comunicarse entre ellos es una de las demostraciones de amor más bonitas que he leído nunca. Annie parece inalcanzable, silenciosa, bella y distante pero Alex está dispuesto a todo por llegar a ella y al hacerlo se enamora. ¿Pero cómo podría ser el amor entre ellos? Con la vida que ha llevado Annie, con el trauma de la violación, con el aislamiento y tanto como se la ha privado, ¿podrá Annie corresponder a Alex y juntos llevar una vida común y corriente?

Aunque la protagonista indiscutible de esta bonita historia es Annie, la lucha de Alex por ayudarla a aprender y superarse está muy a la par. Creo que son los dos puntales del libro.
Con una prosa maravillosa, conmovedora en lo que dice y como lo dice, Catherine Anderson va tejiendo una historia de amor de las que dejan huella. Yo diría que La canción de Annie es una historia que a pesar de todo me parece muy dulce, muy ingenua e inocente, como lo es Annie. Es ese espíritu el que impregna todo el libro, el que enamora a Alex. Me gusta porque a veces cuando has leído muchas novelas románticas tienes la sensación que describir como se enamoran los protagonistas debe seguir un patrón, es algo muy físico en ocasiones y en este caso me parece algo mágico y tan dulce que es difícil de explicar.

Hay tantas y tantas escenas emotivas, de las que te hacen encoger el corazón que no pude dejar de leer hasta que lo terminé. Además el que la novela gire sobre todo alrededor de Annie y Alex, sin otras tramas secundarias, ni conflictos sociales ni hechos históricos que influyan en su historia, es una novela muy bonita, muy fluida pero a la vez muy intensa y profunda.

En mi humilde opinión La canción de Annie es una novela preciosa que aun teniendo una parte amarga y realista destila ingenuidad de principio a fin, que te envuelve en una historia que toca las fibras más sensibles del corazón, que te hace creer que no hay nada insalvable, que no hay historia de amor imposible y, en mi caso, además es una novela que me hace sentir feliz de leer novela romántica. Cuando leo una historia como ésta y llego a la última página lo hago con una sensación maravillosa y aunque me apena cerrar el libro y despedirme de Annie y Alex, es cuando me reitero en por qué leo romántica. Para leer historias como ésta: La canción de Annie.

5 comentarios:

  1. Se me pone la piel de gallina. Estoy deseando leerla, a ver cuando saco tiempo, que lo tengo por aquí gritántome para que lo devore ya.

    Después de maravillarme con Luna Comanche y descubrir que se iba a publicar este libro supe que tenía que leerlo si o si.

    Espero enamorarme tanto como tú de la historia.

    Un besote y preciosa reseña! :)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Holaaaaaa!! De verdad que espero que te guste tanto como a mí. Puede que mi opinión no sea muy objetiva, pero ay es que La canción de Annie es tan bonita...

    Un beso muy gordo

    ResponderEliminar
  3. Hace unos días leí una primera crítica de este libro y me dejó maravillada. No sé por qué, pero sentí que debía conseguir esa novela. Ahora, Mariam, al leerte, reitero mis palabras. En estos momentos estoy con Luna Comanche, conociendo poco a poco a la autora, pero lo poco que he leído, me gusta mucho. En cuanto termine con éste, iré a la caza y captura de "La canción de Anne".

    Muchas gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Chus!

    Qué bien. Me alegro que le des una oportunidad a esta escritora. Y de todo corazón espero que te gusten las dos. Creo que son dos novelas preciosas, inolvidables. De ésas que no quieres acabar nunca. De verdad que espero que te calen tanto como mí.
    Muchas gracias por compartir tu opinión conmigo.

    Un beso muy gordo

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! Sin duda alguna coincido contigo en tu apreciación del libro y poco puedo añadir salvo que es una novela excepcional. Enseguida me hice con ella y la he disfrutado de principio a fin.

    Y como bien dices tanto esta novela como Luna Comanche son dos novelas que no quería acabar nunca.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!