martes, 28 de diciembre de 2010

Hasta dentro de unos días


Aun siendo 28 de diciembre no es una inocentada. Por problemas con la conexión a internet durante unos días no podré pasarme por el blog. Así que perdonad si tardo en activar mensajes o no respondo.

Espero solucionar pronto mis problemillas técnicos.

Mientras... un abrazo chicas (y cuidadín no os den una inocentada)

¡No me he podido resistir a pegar el monigote!

Susurros en la noche - Judith Mcnaught

Título original: Night whispers
Serie 3º Paraíso
Autora: Judith Mcnaught
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Booket
Publicada en: 2003

Sloan Reynolds trabaja en el cuerpo de policías de Bell Harbor, California, donde la vida es sencilla, sin demasiados sobresaltos ni contratiempos. Vive en una comunidad pequeña donde todos se conocen desde la infancia, donde todos saben la vida del otro casi tan bien como la propia.

Pero algo cambia el día que aparece ante ella el agente del FBI, Paul Richardson, y le pide su colaboración para un caso que está investigando y que está relacionado muy directamente con Sloan, pues se trata de investigar al propio padre de ésta. Desde que sus padres se separaran, siendo ella muy pequeña, no ha vuelto a tener noticias de Carter Reynolds, su padre, ni de su hermana Paris. Cada una de las hermanas se ha criado con uno de sus progenitores en un ambiente muy distinto y ha recibido una educación también distinta.

El FBI sospecha que los negocios del poderoso millonario Carter Reynolds podrían no ser del todo limpios y puesto que el propio Reynolds ha invitado a Sloan ha pasar unas semanas con él y Paris en Palm Beach para tratar de entablar un acercamiento, Paul cree que es la oportunidad perfecta.
Sloan no está del todo convencida, inicialmente había rechazado la invitación de su padre, no tiene deseos de que se produzca ningún acercamiento ni de verlo. Pero finalmente accede a ayudar a Richardson y acepta la invitación.

A su llegada a Palm Beach Sloan se siente deslumbrada por el lujo en que viven los Reynolds. En Carter descubre a un padre frío y distante, pero poco a poco la tirantez entre Paris y ella va despareciendo. Incluso siente algo de afecto por su avara y altiva bisabuela.

En Palm Beach conoce al apuesto millonario Noah Maitland, conocido y socio de los Reynolds en varios negocios, y otro de los objetivos de la investigación del FBI.
Aunque inicialmente Sloan representa el papel de mujer guapa y poco inteligente, poco a poco empieza a aflorar su verdadera personalidad, aunque sin desvelar nunca que en realidad es policía y que colabora con el FBI. La atracción entre Noah y Sloan no tarda en surgir, pero los secretos entre ambos y la misteriosa investigación federal amenazan con acabar con ella...

Susurros en la noche es una novela contemporánea donde hay una buena dosis de suspense, ya que parte de la trama gira alrededor de la investigación en la que Sloan y Paul trabajan. Sin embargo también es una bonita historia romántica que me atrevería a decir las lectoras fieles de Judith Mcnaught seguro que disfrutarán.
Para empezar debo decir que la novela me ha gustado mucho, creo que es una buena historia donde la sensibilidad y romanticismo que sólo esta autora logra transmitir no falta.

Tal como sucede con frecuencia en sus novelas, la historia de amor tarda un poco en dar comienzo. Preceden varios capítulos que nos ponen en situación, presentándonos sobre todo a Sloan, su vida en Bell Harbor, y cómo y por qué llega a Palm Beach donde conoce a Noah.
Sloan en una mujer de principios, leal, valiente, compasiva y vital. La verdad es que como suele suceder con la mayoría de las protagonistas de esta escritora diría que es casi perfecta, en apariencia. Pues además es una joven de gran belleza.
Noah por su parte destila el encanto masculino con el que Mcnaught siempre caracteriza a sus protagonistas masculinos. Es un hombre de negocios duro, implacable, hastiado en el amor, no cree en el matrimonio y no desea volver a casarse tras un matrimonio fallido. Vive junto a su padre, el entrañable Douglas Maitland y una hermana adolescente, Courtney, que le da constantemente dolores de cabeza por su carácter impetuoso e irreverente.
Como cabe de esperar la aparición de Sloan en Palm Beach cambia la vida de los Reynolds, pues el reencuentro entre las hermanas marca un antes y un después en su relación, y también la de los Maitland que encuentran en ella alguien especial que les ayuda a acercarse.
Sin embargo la investigación del FBI también marca un antes y un después en el rumbo de la relación de Noah y Sloan... pero lógicamente no voy a contar por qué para no entrar en detalles y desvelar nada importante. Sólo decir que si por separado Noah y Sloan son atractivos, juntos lo son aún más.

Creo que Judith Mcnaught cuenta como nadie cómo los personajes se enamoran y cómo van cambiando o mostrando otras facetas que anteriormente no dejaban ver. Me encanta como esta escritora logra plasmar todo eso y además de una manera tan bonita y emotiva.
Aunque los buenos son muy buenos y los malos muy malos, y siempre media algún malentendido o error que separa a los protagonistas, es una novela que atrapa y sorprende por la carga emocional que siempre está presente.
Desde mi punto de vista, tal vez, no se trate de la mejor novela de Judith Mcnaught. Diría que es menos intensa que otras, pero te envuelve desde el principio, al menos a mí me parece que lo hace. Digo que no es la mejor porque en comparación con otras de sus novelas, la encuentro más cortita, más apresurada, pero la historia de amor es preciosa y una vez que empecé a leer no pude parar.

Me gustan mucho las novelas de Judith Mcnaught porque no se centra únicamente en una pareja protagonista, te cuenta sus historias personales para que conozcas como son, por qué son como son, y te cuenta las historias de otros personajes. En el caso de Susurros en la noche la de Paris, cuando me ha parecido muy cortita, la de Kimberley, la madre de Paris y Sloan, Douglas y Courtney Maitland, Sara... en fin de todos los secundarios. Para mí, que me encanta leer novelas largas con muchos personajes, no puedo evitar pensar que, tal vez, algunas de las historias quedan muy apresuradas, pero creo que llegan al corazón de todas maneras y al llegar a la última página sientes que los conoces, de verdad, a todos.

Pero más allá de eso, Susurros en la noche me parece una romántica y encantadora novela, con una conmovedora historia de amor y una trama de suspense bastante interesante que ha logrado mantenerme en vilo sin eclipsar la trama sentimental.
Como curiosidad comentar que está relacionada con Paraíso robado y Perfecta, ya que el agente Paul Richardson actúa como nexo entre ellas, pero se puede leer sin problemas sin haber leído la anterior.
Para mí es otra gran novela de Judith Mcnaught. Cuenta una historia romántica con una dosis de intriga y sentimientos que traspasan en papel, con declaraciones de amor para el recuerdo y diálogos que te encogen el corazón.


La novia rebelde - Julie Garwood

Título original: The bride
1º Novias de los Lairds
Autora: Julie Garwood
Género: Romántica histórica (Escoceses)
Editorial: Cisne



Por mandato de su rey, el poderoso escocés Alec Kincaid debe tomar en matrimonio a una joven inglesa. Para ello debe elegir entre las hijas del barón Jamison, con lo que junto a Daniel Fergusson, amigo y miembro de un clan aliado, viaja hasta Inglaterra para conocer y escoger novia. A su llegada descubre que el barón inglés no tiene tres hijas como les había hecho creer, sino cuatro y es a Jamie, la menor de las hermanas a quien Alec toma como esposa.
Tras celebrarse los esponsales, Alec y Daniel, junto a sus respectivas esposas -Jamie y Mary- viajan de regreso a las Tierras Altas.

A pesar de que se trata de un matrimonio concertado por los monarcas inglés y escocés, un mero trámite, Alec se siente intrigado y atraído por su joven y encantadora esposa. Jamie es todo lo contrario a lo que Alec esperaba encontrar, es una muchacha decidida, tenaz, protectora y valiente que no duda en contradecir y oponerse a la voluntad de su hosco marido. Pese a que debería irritarlo, lo divierte y seduce, tanto que poco a poco va cayendo bajo el influjo de la inglesa.

Desde muy pequeña Jamie se convirtió en la guardiana y protectora de sus hermanas mayores, además de en la más devota y cariñosa de las hijas. El barón Jamison no es en realidad su padre, sino su padrastro, y Jamie ha tratado de ganarse un hueco en su corazón. Así que cuando se ve en la obligación de casarse con el taciturno Alec Kincaid accede, después de todo es lo que se espera de ella.

Inicialmente Alec despierta en ella cierto temor, pues enorme estatura y rictus serio la intimidan. Sin olvidar que es escocés. Durante el viaje a las Tierras Altas se percata que a pesar de su fiera apariencia, su marido es un hombre leal, fuerte y protector, con lo que se siente segura a su lado, aunque de igual modo le gustaría saberse segura de su afecto. Pues aunque el de ellos es un matrimonio pactado por los reyes de sus respectivos países, Jamie sueña con conquistar el corazón del rudo escocés con el que se ha casado.

Las novelas de highlanders de Julie Garwood son todo un clásico dentro de las novelas románticas. ¿Quién no ha leído alguna de ellas? Seguramente la mayoría de nosotras sí, con lo que creo que casi no necesitan presentación.
Si tuviese que describir el estilo de Julie Garwood diría que es sencillo, dulce y divertido. Así pienso que es La novia rebelde, una historia sencilla, dulce y divertida.
El punto del que parte es un matrimonio concertado por el rey. ¿Cuántas novelas hemos leído con esta temática? Muchas, sin duda pero esta escritora logra cautivarme con su amena narrativa, con diálogos ocurrentes y con una historia de amor dulce donde las haya.

No obstante y a riesgo de ser criticada por dar mi opinión, diré que creo que las novelas históricas de Julie Garwood tienen un fallo. Históricamente están correctamente ambientadas, aunque no en demasía. Es decir, nos sitúan en la época y contexto en que acontece la trama, nos describe la situación pero no entra en demasiados detalles -no hablo de descripciones- sino que no profundiza, sólo esboza lo suficiente para situar la novela y a los personajes.
Pero así como pienso que esto, lo que hace de ellas unas novelas menos densas y detalladas históricamente, en su defensa diré que son historias que calan muy fácilmente porque transmiten el amor de una manera especial.

Jamie Jamison como la gran mayoría de heroínas de Garwood es una muchacha aventurera, divertida y un tanto especial. Especial en el sentido Garwood, lo que equivale, para aquellas que no habéis leído una novela histórica de esta escritora, a protagonistas con ciertas peculiaridades que hacen de ella alguien divertido e incluso torpe. En el caso de Jamie es su nula capacidad de orientación, lo que la lleva a perderse o desorientarse con suma facilidad y lo que da lugar a escenas entrañables y divertidas. No es que sea relevante para la trama pero creo que sí para conocer el estilo de esta autora.

Alec Kincaid como todo héroe de sus historias es un highlander rudo, fuerte y un poco arisco. No está habituado a ser dulce ni suave ni mucho menos paciente, pero eso es justo lo que Jamie necesita, así que es de imaginar en qué trance y en que situaciones pueden llegar a encontrarse.
Poco a poco va cayendo presa de Jamie y, a su pesar, enamorándose, algo que Alec se juró no hacer. Después de todo el de ellos es sólo un matrimonio concertado, un deber impuesto por su rey. Además para Alec ése es su segundo matrimonio, ya que su anterior esposa se suicidó, según se cree por su incapacidad para tolerar la convivencia con él.
Sin embargo, lejos de un trauma, la experiencia de estar casado se convierte para Alex en una aventura y un sobresalto tras otro, dado el carácter inquisitivo de Jamie y su fijación por hacerse imprescindible para los Kincaid, alterando el orden y las costumbres que durante años han regido a este clan.

La historia de amor de Jamie y Alec es dulce, conmovedora y muy divertida. Aderezado con las aventuras y desventuras en que se ve envuelve Jamie, su voluntad por integrarse al clan de los Kincaid, así como de introducir lo que considera mejoras en su forma de vida, el día a día de la pareja protagonista está lleno de sorpresas.
Además la novela cuenta con personajes secundarios que por sí solos son atrayentes, como Daniel Fergusson, Mary o los highlanders de clanes aliados o enemigos.
En la novela también hay lugar para las intrigas, que es donde hace su aparición el personaje antagonista de La novia rebelde, alguien dispuesto a acabar con Jamie y hacer sufrir a Alec, sobre todo cuando se hace evidente para todos de cuan importante es la joven inglesa para el jefe de los Kincaid.

La novia rebelde es una novela a la que tengo un cariño especial. Aún viendo sus puntos débiles, como antes señalo, es una historia que por su sencillez, ingenio y el buen rato que me hace pasar atesoro, pues me parece una historia dulce, entrañable y divertida que ofrece una agradable lectura y te deja con una sonrisa en los labios. Al menos es mi caso. Y es que a veces no busco nada más en un libro...

Pecado y virtud - Mary Jo Putney

Título original: The rake
2º Davenport
Autora: Mary Jo Putney
Género: Romántica histórica
Editorial: Plaza  Janés




Jugador y mujeriego, a Reginald Davenport se le conoce como “La vergüenza de los Davenport”, algo en lo que él no escatima esfuerzos a la hora de reforzar tan negra reputación. Durante años se ha entregado a una vida de desenfreno que mantiene gracias a la asignación mensual que su sobrino, el conde de Wargrave, le concede. Sin embargo, las juergas en las salas de juego y burdeles londinenses parecen quedar de lado cuando hereda la propiedad de Strickland, en el condado de Dorset.


Para Reggie es una gran sorpresa saber por Richard, su sobrino, que legítimamente le corresponde heredar Strickland que, durante generaciones, ha pertenecido a su familia por parte materna. El difunto Conde y tío de Reggie, quien le despreciaba profundamente, le ocultó ese hecho y en un gesto de “caridad” le concedió una asignación mensual. Reggie, hastiado y asqueado, no ha hecho sino vivir la vida de un aristócrata licencioso y crápula: holgazanear, beber y jugar. ¿No es ése el deber de un aristócrata?

Sin embargo, heredar Strickland cambia muchas cosas, pues esta propiedad despierta recuerdos agridulces para Reggie. Allí vivió los años más felices de su vida pero también los más amargos, pues quedó huérfano. Antes de tomar una decisión sobre su futuro, decide viajar a Dorset para conocer al administrador de su finca y tomar posesión de la misma. Su sorpresa es mayúscula cuando descubre que A. E. Weston, el eficiente administrador, es, en realidad, Alys Weston, una mujer.


Durante años, Alys, a la que entre los empleados y residentes de Strickland han apodado cariñosamente como Lady Alys, ha administrado con éxito la propiedad, consiguiendo que la prosperidad y las ganancias lleguen para todos. Pero siempre ha ocultado que es una mujer. Ni siquiera Wargrave conoce su secreto, un secreto que ve la luz cuando Reggie se presenta inesperadamente, sin dar tiempo a la joven a tramar algo para mantener la charada.

Tras estudiar los libros de contabilidad y recorrer sus propiedades, a Reggie no le queda sino reconocer que Alys es una administradora muy eficiente. Despedirla por ser mujer sería un error, dada la magnífica labor que ha realizado, con lo que decide conservarla en el cargo y poco tarda en sentirse profundamente atraído por la misteriosa belleza de la joven.

A sus treinta años, Alys ha renunciado al amor y a formar una familia, aunque es la tutora de tres hermanos huérfanos para los que se ha convertido en casi una madre. Su trabajo como administradora de Strickland le ha permitido darles un hogar y proveerlos de un futuro, como prometió antes de morir a la abuela de los tres jóvenes.

La llegada de Reggie trastoca su vida y los planes que tan meticulosamente ha elaborado para ella, pues éste la hace despertar como mujer, algo que creía muy enterrado desde que, con dieciocho años sufriera una decepción y le rompieran el corazón.

Pero tan incompatibles como el pecado y la virtud lo son, Reggie y Alys no tardan en descubrir que los une algo más poderoso que el amor por Strickland y que, en cierto, modo son como las dos caras de una moneda, a las que el destino parece empeñado en unir.


Pecado y virtud es, desde mi punto de vista, una de las grandes novelas románticas que ha escrito Mary Jo Putney. En su bibliografía destacan historias de amor preciosas que, sin duda, muchas lectoras recordamos y entre las que para mí no puede olvidarse ésta conmovedora novela.

Como el mismo título indica, los protagonistas representan, en cierto modo, dos estereotipos: Reggie es la reencarnación del pecado, pues es un jugador, mujeriego y un alcohólico; Alys es toda virtud, eficiencia y encanto. Aunque su apariencia dista de la de una hermosa doncella inglesa, es demasiado alta y exuberante, algo que ni siquiera las ropas masculinas pueden ocultar, actúa y se comporta como una dama. Es eficiente, meticulosa y siempre obra con prudencia.
Evidentemente Reggie y Alys están destinados a chocar, pues el carácter réprobo e irresponsable de él y el solícito y respetuoso de ella no son compatibles. A simple vista, claro, porque ¿qué sucede cuando en esta compleja relación aparece la pasión y el amor?

Como todas la novelas de Mary Jo Putney, la ambientación histórica es excelente. Está muy bien documentada y descrita. Sin redundar en descripciones ni explicaciones engorrosas, la autora recrea la vida en el condado de Dorset, en un entorno rural, entre ovejas, caballos y cultivos que actúa como marco de esta bonita historia de amor.


Para mí uno de los puntos fuertes de esta historia es Reggie Davenport, “La Vergüenza de los Davenport” que va más allá del estereotipo del libertino licencioso.

Reggie es más que mujeriego, pendenciero o vividor; es un alcóholico. Su dependencia al alcohol es el mayor enemigo, el mayor de los obstáculos que debe vencer para ganarse su propio respeto y encontrarse a sí mismo, sin el cual no tiene nada que ofrecer a Alys.
El papel de Alys es muy relevante evidentemente, pero la lucha de este hombre por reconocer y superar su adicción queda nítidamente retratada, sin que eso difumine la preciosa historia de amor entre él y Alys, sino que la haga más intensa, más conmovedora.
Es un camino arduo que Mary Jo Putney no escatima en transmitir, con sus altibajos, sus miedos y sus negativas.

Pecado y virtud es una novela cargada de emociones, sentimentalismo y lucha, tanto por parte de Reggie como Alys. Alys es una mujer fuerte, valiente pero que también tiene un pasado que no desea dar a conocer. No es sólo el misterio que rodea a su identidad, sino las heridas que esconde en su alma, como resultado de decisiones y errores de la juventud.

Así que tanto Reggie como Alys son dos luchadores.

La novela no está exenta de intrigas y otras sorpresas pues, como cabe esperar, también hay un antagonista que juega su papel interponiéndose entre la pareja y amenazando incluso sus vidas. Además, cuenta con un plantel variado de personajes secundarios, desde Merry, William y Peter, los huérfanos a cargo de Alys, pasando por el Conde de Wargrave, Blakeford, incluso una pequeña aparición de algunos de los Ángeles Caídos y una atípica pareja de animales, Atila y Némesis.


En mi opinión, Pecado y virtud es una maravillosa novela romántica que aún partiendo del estereotipo de héroe libertino, logra sorprender y, lo que es más valioso, emocionar con este personaje, con la preciosa historia de amor que protagoniza y con la lucha que debe vencer, contra sí mismo y sus debilidades, para que no sólo venza el amor, sino la cordura en su vida.

Para mí, repito, que es una de las mejores novelas históricas que ha escrito Mary Jo Putney y que no puedo sino recomendarla muy encarecidamente.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡Felices Fiestas!


Sólo nos restan unos días para terminar un año que, incluso con sus momentos menos buenos, no puedo sino pensar que ha sido mágico, inolvidable.  El 2010 será un año que, pase lo que pase, siempre recordaré de un modo especial.
Como estamos ya a las puertas del 2011, quiero desearos a todas las personas que visitáis  mi blog y me leéis unas fiestas muy felices en compañía de vuestros seres queridos. Tanto si las Navidades os parecen unas fechas entrañables como si os resultan tediosas o tristes, sea cual sea vuestro caso, espero de todo corazón que signifiquen unos días de descanso, de esperanza y, por qué no, de optimismo. Que sean una pequeña pausa para descansar y cargaros de energías para el año venidero.
En mi caso así lo serán, unos días para descansar, de ilusión para seguir trabajando, escribiendo, leyendo y, por supuesto, seguir soñando con la novela romántica.

¡Feliz Navidad!

Mariam

martes, 7 de diciembre de 2010

La canción de Annie - Catherine Anderson

Título original: Annie's song
Autora: Catherine Anderson
Género: Romántica histórica
Editorial: Manderley
Publicada: 2010


La delicada y hermosa Annie Trimble vive aislada en un mundo al que nadie puede acceder. Despierta compasión en la mayoría de la gente, pues la consideran poco más que la idiota del pueblo. Desde que muy pequeña, tras sufrir una enfermedad infantil, su mente pareció quedar anclada en la tierna e inocente edad de los seis años. Y, años después, aunque ya tiene diecinueve en muchos aspectos sigue siendo la misma niña. ¿Cómo un personaje así puede convertirse en la protagonista de una historia de amor?

Siendo la menor de cuatro hermanas ya casadas, Annie vive con sus padres quienes la tratan como a una niña pequeña, un ser débil, enfermo y sin capacidad para valerse por sí misma. Sus padres la ven como una persona débil mental y la tratan en como tal. La esconden, la ocultan.
Annie no habla, no comprende qué sucede a su alrededor, vive en un mundo que sólo le pertenece a ella. Deambula por el bosque, recoge flores y se encariña de los animales. No es infrecuente verla aparecer con las medias manchadas de hierba o el vestido desarreglado.
Pero aún siendo un frágil pajarillo al que todos ignoran y compadecen, no está exenta de la crueldad de los más desaprensivos y es violada por el Douglas Montgomery.

Horrorizado por las acciones de su hermano y al saber que Annie está embarazada, Alex no sólo echa a Douglas de casa, sino que se ofrece a casarse con ella y criar como suyo al bebé. Pero al hacerlo nunca imaginó que podría encariñarse con la dulce y callada Annie, ni de su fantasiosa visión del mundo, mucho menos imaginó que Annie mostrara una inteligencia y capacidades de las que nadie la suponía poseedora... Porque Alex descubre que Annie no es ni mucho menos la idiota del pueblo, sino un ser inocente y puro del que tampoco imaginó llegaría a enamorarse perdida e irremediablemente. Y cuando eso sucede, Alex está decidido a traspasar el silencio que rodea a Annie y dejar que la melodía de su canción lo envuelva para que Annie, él y el bebé sean una auténtica familia.


Cada vez me resulta más difícil comentar y opinar sobre una novela de Catherine Anderson. Cuando empecé a leerlas sentí que esta descubriendo una autora con la que iba a conocer muchas maravillosas historias de amor. Pero también llega un momento, después de una novela y otra, en que piensas ¿será igual con todas?
Ahora aún creo que sí y también que cada una es diferente, única e inolvidable porque cada novela de Catherine Anderson es un pedacito de magia y de dulzura impreso en unas páginas.
Me resulta muy difícil describir y explicar las sensaciones que un libro transmite porque las emociones que te embargan son tantas y tan complejas que es complicado retenerlas. Es lo que en mi opinión hace que una novela me cale profundamente: los sentimientos que me despierta. Al menos es así en mi caso, aunque también influya la época, los hechos históricos y la manera de contarlos. Pero si no hay sentimientos, si no me llegan, la novela me transmite poco.

Aunque el inicio de la novela no podía ser más amargo, La canción de Annie se podría describir como un canto a la esperanza, a los sueños, a la magia que sólo el amor puede obrar. Con este libro me he vuelto a maravillar cómo la autora es capaz de construir una historia tan romántica y tan dulce pero a la vez amarga. Y cómo no con una pareja protagonista diferente y un tanto atípica.

Durante parte de la novela Annie es considerada y tratada como un ser débil, sin capacidad para comunicarse con su entorno ni de comprender qué sucede. Creo que eso hace que la novela se salga de los temas más tópicos.
Al principio Alex también la ve así, pero siente compasión por ella y por el bebé que espera y se dedica en cuerpo y alma a que esté bien atendida. Sin embargo no es eso lo que Annie necesita y poco a poco la dulce y retraída Annie va despuntando como una flor que abre sus pétalos bajo el sol. Pero el silencio de ella y la imposibilidad de comunicarse es un muro que Alex está dispuesto a demoler a cualquier precio.

Para mí ese tesón, esa lucha denodada de Alex por entender a Annie, por ser capaz de comunicarse entre ellos es una de las demostraciones de amor más bonitas que he leído nunca. Annie parece inalcanzable, silenciosa, bella y distante pero Alex está dispuesto a todo por llegar a ella y al hacerlo se enamora. ¿Pero cómo podría ser el amor entre ellos? Con la vida que ha llevado Annie, con el trauma de la violación, con el aislamiento y tanto como se la ha privado, ¿podrá Annie corresponder a Alex y juntos llevar una vida común y corriente?

Aunque la protagonista indiscutible de esta bonita historia es Annie, la lucha de Alex por ayudarla a aprender y superarse está muy a la par. Creo que son los dos puntales del libro.
Con una prosa maravillosa, conmovedora en lo que dice y como lo dice, Catherine Anderson va tejiendo una historia de amor de las que dejan huella. Yo diría que La canción de Annie es una historia que a pesar de todo me parece muy dulce, muy ingenua e inocente, como lo es Annie. Es ese espíritu el que impregna todo el libro, el que enamora a Alex. Me gusta porque a veces cuando has leído muchas novelas románticas tienes la sensación que describir como se enamoran los protagonistas debe seguir un patrón, es algo muy físico en ocasiones y en este caso me parece algo mágico y tan dulce que es difícil de explicar.

Hay tantas y tantas escenas emotivas, de las que te hacen encoger el corazón que no pude dejar de leer hasta que lo terminé. Además el que la novela gire sobre todo alrededor de Annie y Alex, sin otras tramas secundarias, ni conflictos sociales ni hechos históricos que influyan en su historia, es una novela muy bonita, muy fluida pero a la vez muy intensa y profunda.

En mi humilde opinión La canción de Annie es una novela preciosa que aun teniendo una parte amarga y realista destila ingenuidad de principio a fin, que te envuelve en una historia que toca las fibras más sensibles del corazón, que te hace creer que no hay nada insalvable, que no hay historia de amor imposible y, en mi caso, además es una novela que me hace sentir feliz de leer novela romántica. Cuando leo una historia como ésta y llego a la última página lo hago con una sensación maravillosa y aunque me apena cerrar el libro y despedirme de Annie y Alex, es cuando me reitero en por qué leo romántica. Para leer historias como ésta: La canción de Annie.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Corazón a la deriva - Jessica Bird

Título original: The Billionarie next door
Autora: Jessica Bird
1º O'Banyon
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Julia/Harlequín


Lizzie Bond es enfermera, trabaja en dos hospitales diferentes para de ese modo ayudar económicamente a su madre a la vez que se mantiene a sí misma. Es una joven humilde, bondadosa y trabajadora que tiene alquilada la planta baja de un dúplex a Eddie O’Banyon, un hombre mayor y solitario con el que mantiene una cordial relación de amistad, casi de padre e hija.

La repentina y fulminante muerte de éste, a consecuencia de un infarto, la obliga a cumplir la voluntad de Eddie, quien le pidió que en caso de fallecer, y sólo entonces, se pusiera en contacto con Sean O’Banyon, su hijo.
Al vivir ella en Boston y él en New York, Lizzie se lo comunica por teléfono pero poco después se produce el primer encuentro cara a cara entre ambos. Encuentro que da pie al inicio de su historia de amor…

Sean O’Banyon es el segundo de los tres hijos de Eddie, quienes una vez se marcharon para estudiar, en el caso de Sean y Billy, o para incorporarse al ejército en el caso de Mac, no volvieron nunca a ver a su padre.
Lizzie no tiene constancia de nada, no sabe qué clase de relación existió entre padre e hijos ni las razones de ese distanciamiento. De hecho desconocía la existencia de dos hijos más.

Sean se ha convertido en un banquero implacable, letal, incluso se dice de él que es despiadado, un tiburón de las finanzas y un hombre poderoso en Wall Street. Desconfía de las mujeres y no le interesa mantener una relación seria con ninguna de ellas. No obstante, se siente atraído inmediatamente por Lizzie, una joven totalmente opuesta al estereotipo de mujeres con que se rodea.

Lizzie no sabe en realidad que Sean es millonario, sólo lo ve como el hijo de Eddie.
La atracción es inmediata, pero existen varios obstáculos y secretos que los separan y hacen peligrar el futuro de esa relación.

Pertenecen a mundos opuestos, Lizzie desconoce la verdadera identidad de Sean y ante todo, el secreto que tan celosamente oculta y que lo alejó de su propio padre.

Corazón a la deriva es la primera novela de la saga de los hermanos O’Banyon, publicada por Harlequín, Pese a la extensión breve de ésta, estamos ante una novela que me ha cautivado de principio a fin, tanto por la historia en sí como por los personajes.
Jessica Bird, la autora, ya es de sobras conocida en nuestro país, ya que se está publicando su saga La hermandad de la daga negra con el pseudónimo de J.R. Ward. Me ha sorprendido enorme y gratamente con esta novela. Sobra decir que espero con ansias las de los dos hermanos: Mac y Billy.

La verdad es que fue curiosidad por leer algo diferente de esta escritora, así fuesen harlequines, lo que me llevó a leerla. De hecho las otras únicas novelas que hay en español.
Pero me he encontrado con una novela preciosa, humana y conmovedora. El argumento no dice gran cosa, puede ser, pero no quiero desvelar nada más para que aquéllas que quieren leerla lo descubran por sí mismas.

Tanto Sean como Lizzie me parece que están muy bien perfilados y retratados. Conoces sus pensamientos, sus sentimientos, miedos y dudas en todo momento. La autora se centra tanto en uno como en otro.
Además conocemos a Billy, el hermano menor de Sean, jugador de fútbol del que ya se desvela alguna información relevante y que me imagino será clave para entenderlo y para el desarrollo de su novela. Del que apenas se sabe nada es de Mac, el mayor, el soldado profesional. De hecho ni sus propios hermanos saben nada de él. La autora nos deja en suspense.

La historia está muy bien narrada y desarrollada. No me ha resultado extraño leerla en otro género, la trama me atrapó tanto que olvidé al instante sus novelas paranormales.
Jessica Bird nos muestra con esta novela y esta saga una faceta distinta de su habilidad como escritora, muy desconocida para muchas de nosotras.
Como digo fue curiosidad lo que me llevó a querer leerla, no tenía ninguna referencia, pero he descubierto una saga y una autora “nueva” a la que voy a tener muy en cuenta.

La novela aborda un tema muy delicado que es tratado con mucha sensibilidad. La historia de amor entre Sean y Lizzie es muy bonita. La extensión de un harlequín no permite un mayor desarrollo pero no me ha parecido superficial ni me ha sabido a poco.
Hay escenas muy sensuales, muy bien narradas.

En definitiva, Corazón a la deriva es una novela que me ha encantado. Narra una historia preciosa, difícil pero que te lleva al corazón, a pesar de estar contada en poco más de doscientas páginas.
Sin duda, os la recomiendo.