Releyendo...

domingo, 6 de marzo de 2011


Aunque no ando escasa de novelas que leer, mi participación en un club de lectura me ha dado la excusa idónea para releer la que considero una de las novelas románticas históricas más perfectas que hay. En mi humilde opinión, por supuesto. 
Flores en la tormenta de Laura Kinsale. 
Tengo la historia muy nítida, pues es una de esas que creo que no voy a olvidar nunca, pero página tras página me siento inundaba por una oleada de perfección literaria. Sí, ya sé que hay quienes dicen que el género romántico no es literatura, pero tal vez no han leído Flores en la tormenta.

Desde su título, maravilloso, poético y evocador, a la minuciosa ambientación y excelente narrativa de la autora, no encuentro nada merecedor de una crítica. ¡Qué historia más romántica!
Aún no he acabado esta relectura, pero no puedo dejar de entender que Flores en la tormenta sea una de esas novelas que pasan a ser consideradas por muchas lectoras una de las mejores. No hablo sólo en España, sino en todo el mundo.
Hay libros cuyo inicio tengo grabado en la mente y sólo leerlo me hace recordar toda la historia.

“Anoche soñé que volvía a Manderley” de Rebeca, Daphne du Maurier
“Es una verdad universalmente reconocida que al hombre soltero poseedor de una cuantiosa fortuna le es preciso casarse.” Orgullo y prejuicio, Jane Austen

Tengo que añadir el:

“Al caballero le gustaba el radicalismo en política y sentía debilidad por el chocolate.” Flores en la tormenta, Laura Kinsale.

Pero mejor continuaré leyendo....

3 comentarios:

  1. Estoy contigo en que es una historia imprescindible para las que nos gusta la novela romántica.

    ResponderEliminar
  2. Ains! Cada vez que leo el título de esta novela entró a ver que se comenta de ella xd
    Yo coincido contigo totalmente, es una de las mejores novelas históricas que he leído.
    Una maravilla.
    un saludo
    Dácil

    ResponderEliminar
  3. Sigo releyendo y sin ganas de acabarla. ¡Cómo me gusta!

    Muchos besos Lola y Dácil.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!