A little bit wild - Victoria Dahl

domingo, 7 de agosto de 2011

Título original: A little bit wild
Autora: Victoria Dahl
Editorial: Zebra



Él no es lo que ella tenía en mente.

Jude Bertrand no es un excelente bailarín. No destaca por el elegante corte de sus chaquetas. Pero cuando los hermanos de Marissa recurren a él, desesperados por proteger su tenue reputación, Jude demuestra ser el héroe que se ofrece a casarse para salvar joven de la deshonra. De hecho, la vinculación con los York, tal vez, sirva para que echar barniz sobre su escasa gracia social o para que se pase por alto su propio y escandaloso pasado...

Pero siempre se puede cambiar de parecer...

Marissa sabe que su compromiso con el hijo de un duque -incluso uno tan masculino y rudo como Jude- la salvará de la ruina social, pero eso no significa que se sienta feliz con la idea. Sin embargo, pronto, descubre que Jude es gentil y capaz de persuadiarla con sus caricias de que el día de la boda no está lo suficientemente cerca...

Marissa York es una joven que ha desafiado demasiadas veces las convenciones sociales y puesto en riesgo el decoro. Pero una noche, con unos tragos de más, da un paso más y entrega su virtud al señor White, un hombre, joven, atractivo, un excelente bailarín cuyas chaquetas y pantalones muestran lo elegante que es. Desafortunadamente para ella la experiencia no resulta ser memorable. Y, tras la desilusión inicial, aún debe reponerse a un problema mayor: es sorprendida por su hermano mayor. De inmediato, Edward convoca una reunión familiar: la reputación de su atolondrada hermana está en juego.
Tanto el propio Edward como Aidan, su otro hermano, convienen que Marissa debe casarse antes de que las habladurías se propaguen. Marissa se niega a casarse con el torpe señor White, a pesar de que éste se confiesa enamorado de ella hasta la médula y está más que ávido por reestablecer su buen nombre. Ni Edward ni Aidan simpatizan demasiado con él, pero sí lo hacen con Jude Bertrand quien, oportunamente, se encuentra en la mansión y quien, como todo un caballero, accede a casarse con Marissa.

Jude no es ni mucho menos el hombre de los sueños de Marissa. Demasiado, alto, rudo y viril , no es en absoluto atractivo, le hace pensar más en un aguerrido caballero que en un galante compañero de baile. Pero accede -tampoco le queda otra- a comprometerse con él, aunque el honorable señor Bertrand le promete que no la obligará a cumplir con su palabra y que, por tanto, el compromiso puede romperse cuando el peligro de escándalo pase.

La realidad es que Jude se sintió atraído por la descocada Marissa desde que la viera por primera vez. Solo él parece ver que bajo esa capa femenina, dulce y encantadora arde un fuego que trata de escapar de los convencionalismos sociales. Es una mujer apasionada, que ha sido educada para contener esas pasiones. Pero, evidentemente, a la señorita York le gustan los hombres, sus besos y caricias... Y Jude está más que dispuesto a ofrecerse como candidato para descubrirle la pasión que tanto anhela.


A primera vista A little bit wild me recordó la historia de la Bella y la Bestia, pues a Marissa se nos describe como una joven bellísima y a Jude como un hombre viril pero de rasgos más bien toscos. La realidad es, en cualquier caso, que Jude no es el prototipo de marido que Marissa busca, pero bajo sus presentes circunstancias no puede negarse para regocijo de las lectoras.
Tal vez a primera vista Marissa parezca una joven superficial, vana y un poco atolondrada. Bien, la verdad es que lo es. Pero Jude es muy consciente de ello y la propia Marissa también. En cualquier caso, juntos, forman una extraña pareja que se une para proteger a la deshonra de Marissa pero que, poco a poco, descubren que aun con todos los defectos que el otro posee -y de los que son muy conscientes- se sienten muy atraídos el uno por el otro. Y que, tal vez, ese posible matrimonio no sea tan poco atractivo como pareciera...


Me he llevado una grata sorpresa con A little bit Wild, la que es la primera novela que leo de la autora Victoria Dahl y con la que da comienzo la saga de la familia York. De esta autora había leído muy buenas referencias y elogios, lo que me animó a leer esta historia cuyo argumento me llamó muchísimo la atención. Tal vez A little bit Wild no pase a ser una novela que recuerde por ser una historia emotiva y cargada de emociones pero sí es una historia que me ha atrapado desde la primera página. En cuanto empecé a leerla no pude dejarla.

Para mí uno de los puntos fuertes de esta historia son sus personajes. Después de todo no es que el argumento en sí, joven que se ve obligada a casarse para que su reputación no se vea ensuciada, no es muy novedoso. Pero, desde mi punto de vista, sí lo es que en este caso no es el protagonista el culpable de su deshonra ni ella sea una inocente dama que ha sigo engañada. Ciertamente son Jude y Marissa los que hacen que una novela a todas luces “conocida” destaque con luz propia.
Creo que Jude y Marissa forman una combinación explosiva: él es el hijo bastardo de un duque y una cortesana, ella la hija mimada de un barón que mide a los hombres por el corte de su trajo y sus dotes como bailarín.

No obstante, aunque pudiera parecer superficial la novela me ha gustado mucho. En todo momento Marissa me parece caprichosa y un poco egoísta. No la veo una víctima en absoluto, sí de la época en que vive pues su actitud en el siglo XXI no sería nada digno de escándalo, pero en el siglo XIX es otra cuestión. Pero lo que le sucede no es otra cosa que las consecuencias de sus impulsos.
Jude es en todo momento un caballero, aunque su atracción por Marissa ponga a prueba su capacidad de contención. Por fuera parece un hombre rudo, fuerte al que no le importan las especulaciones. Nunca ha ocultado sus raíces ni ser hijo de quien es. De hecho tiene buena relación con su padre y sus medio hermanos. Pero al entrar a formar parte del círculo de los York, un tanto superficial y vanidoso, descubre facetas de sí mismo que desconocía.
En esta novela, a diferencia de la gran mayoría que versan sobre temáticas similares, creo que es Jude el personaje más vulnerable e inseguro, a pesar de la coraza que lleva. Y eso es algo que me ha encantado de esta historia, haciendo que sea una novela de La Regencia que se sale de los tópicos.

Para no ahondar más en la historia principal -es preferible leerla- hay un buen número de personajes secundarios a destacar, especialmente a los hermanos York, Edward y Aidan o al primo Harry. El trágico pasado de Aidan promete una historia muy interesante que estoy deseando leer. No puedo dejar de mencionar a los numerosos pretendiente o enamorados de Marissa, a las damas que no sin algo de razón no le tienen demasiada simpatía.

Con A little bit Wild da comienzo la saga de la familia York, una novela que en mi opinión es refrescante, ingeniosa y un tanto irónica. No es una novela perfecta, pero entretiene y me ha gustado. Si soy sincera lo que me ha gustado menos ha sido que continuamente se haga referencia a la “fealdad” de Jude. Como he comentado antes, la novela se nos presenta como una historia en la línea de La Bella y la bestia. Ciertamente Jude no es atractivo, pero creo que la descripción que se hace de él tampoco es para llamarlo feo. Claro, hablo según mi punto de vista. El que se achaque tanto que no es atractivo me parece superficial y eso llega un punto en que me ha saturado un poco. Pero aun y todo, creo que A little bit Wild cuenta una historia entretenida, ingeniosa que engancha desde la primera página. Con unos diálogos incisivos, elegantes e irónicos, con unos personajes llenos de defectos y con una trama un tanto rocambolesca, llena de “sospechosos” y secretos, me ha proporcionado una estupenda lectura y me ha picado el gusanillo por seguir leyendo a esta autora.

2 comentarios:

  1. Hola Mariam!
    Pues el libro tiene muy buena pinta, la autora al no estar publicada en España no me sonaba de nada, pero espero que la publiquen porque me has puesto los dientes largos con la reseña aunque me da en la espinita que la protagonista no será de mis favoritas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Holaaa Ana!!

    Pues sí que diría que la protagonista no parece de la que todo el mundo le coge cariño. Pero bueno, a mí me gusta Maddie de Flores en la tormenta y la protagonista de Ella es tan dulce. Y a pesar de ser como es, justamente por ser como es, creo que la novela está bien.
    En Estados Unidos Victoria Dahl tiene muy buenas críticas. Además escribe tanto novela histórica como contemporánea (por lo que comentan en webs y blogs americanos también son muy buenas). A ver si me animo a leer otra.
    Te mando un beso enorme

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!