Esposa por la mañana

sábado, 17 de septiembre de 2011

Título original: Married by morning
4º Hermanos Hathaways
Autora: Lisa Kleypas
Editorial: Vergara




Cuando los Hathaway entraron a formar parte de la flor y nata de la sociedad, Catherine Marks fue contratada como la institutriz de las dos hermanas Hathaway más jovenes: Poppy y Beatrix. Siendo dos jóvenes criadas prácticamente por su hermana mayor y en un entorno rural, poco sabían sobre las normas de etiqueta social.

La eficiente Catherine Marks hizo su trabajo y aunque ninguna de las dos ha cambiado su carácter ni actitud sí aprendieron a comportarse como damas.

Pero una vez que Poppy se casó con Harry y Beatrix terminó la última temporada sin comprometerse -sus esperanzas de casarse van haciéndose cada vez menores- Catherine ha pasado a ser una dama de compañía y, de algún modo, también un miembro más de la ruidosa e irreverente familia Hathaway.

Desde que fue contratada los encontronazos con Leo han sido frecuentes. Al principio Leo parecía no prestarle demasiada atención, pero una vez empezó a recuperarse de sus problemas con el alcohol y a salir de la depresión en que estaba sumido, atormentar a la institutriz,“Marks” como él la llama, parece ser su objetivo en la vida.
A Catherine inicialmente no la atrae en lo más mínimo Lord Hathaway. A pesar de haber heredado un título no muestra ni un ápice del saber estar y respetabilidad que se espera de alguien de su posición. Porque si hay algo que Catherine ha tratado de ser en la vida es una persona respetada e íntegra.

A lo largo de las tres novelas anteriores hemos sido testigos de los cambios que la relación entre Leo y Marks ha sufrido. Especialmente cuando Leo descubre que Marks no es lo que parece y que bajo los horribles vestidos que suele utilizar y el cabello teñido y peinado de un modo tan poco favorecedor se oculta una belleza. Su apariencia anodina no es más que un disfraz. ¿Quién es en realidad Marks y por qué diablos oculta su belleza?, se pregunta Leo.
La atracción que fue naciendo poco a poco, entre trifulcas, discusiones y encontronazos, llega a su punto más álgido en Esposa por la mañana cuando la familia Hathaway al completo se encuentra en una tesitura: para conservar la mansión Ramsay que con tanto esfuerzo y sacrificio han levantado de sus cimientos entre todos, Lord Hathaway, es decir Leo, debe contraer matrimonio y engendrar un heredero antes de un año. El problema está en que Leo no desea casarse, ni siquiera por conveniencia, y el problema está en que la mujer que realmente le atrae es la enigmática y escurridiza Marks.
Así que...
¡Por fin llega la esperadísima historia de Leo y “Marks”!

Mentiría si dijera que no he esperado con ansias esta novela. Desde que Catherine y Leo se conocieron y odiaron a primera vista, aun sin saber quién sería la pareja de Leo, todas esperábamos con impaciencia la publicación de esta novela e intuíamos quien sería la protagonista. Aunque suele suceder en muchas ocasiones que las expectativas que crea una historia pueden llevar a desengaño, la verdad es que aun reconociendo que, tal vez, sí esperaba una novela diferente, me ha gustado mucho. Principalmente me ha gustado porque reina ese carácter irreverente y un tanto peculiar de esta familia y porque la historia de amor me ha emocionado y divertido a partes iguales.

Desde Tuya a medianoche hemos sido testigos del cambio sufrido por Leo. Como poco a poco ha ido dejando de beber, de jugar y de salir con mujeres. Y, aunque en un principio pensé que sería un personaje atormentado por la muerte de su prometida y marcado por esa tragedia, la verdad es que poco a poco ha ido renaciendo el anterior Leo, tal como hablaban de él sus hermanas y me he ido sorprendiendo libro tras libro.
En Esposa por la mañana nos encontramos con un Leo burlón, irreverente y sin el menor tacto para decir lo que piensa, aunque no por ello no muestra un lado más tierno y protector.
En cambio Catherine Marks sigue siendo un misterio. Después de verla en una actitud un tanto extraña con Harry, Leo siente como aumenta su curiosidad y trata de averiguar qué vínculo hay entre su cuñado y Marks, pero Harry no está dispuesto a explicarle demasiado.

Tengo que confesar que tengo una pequeña debilidad por Leo Hathaway. Desde el inicio de la saga me conmovió la trágica historia de su vida y novela tras novela me ha ido conquistando con su peculiar sentido del humor. Ése es el Leo que enamora a Catherine y el protagonista de Esposa por la mañana. No se produce ningún cambio.
Pero sí en Catherine.
En anteriores novelas nos encontramos con una joven institutriz, demasiado severa y agria para su juventud. Pero tras esa coraza se esconde una mujer diferente. A pesar de que mientras se desarrolla la trama, vemos a través de pequeños retazos de su vida pasada, cómo fue su pasado y el por qué de su carácter reservado y estricto, también conocemos la razón por la que oculta su belleza. Y su historia me ha conmovido y me ha dejado con un nudo en el estómago en algunos momentos. Tal vez resulte un poco previsible, no es que sorprenda, es fácil leer entre líneas, pero da lugar a una bonita historia de amor entre Leo y Marks.

Una de las cosas que más me han gustado de esta pareja es que, en realidad, ninguno de los dos cambia. Leo sigue siendo el mismo de siempre, respondón, irreverente e incisivo; Catherine no se queda a la zaga aunque sí va floreciendo una vez que se libera de sus ataduras. Y aún dejando ver cómo es realmente, la transformación en su aspecto físico no es espectacular ni Leo pretende cambiarla, sólo que no se esconda, que sea ella misma. A mí es algo que me ha calado mucho, además de los divertidos e ingeniosos diálogos en que se enzarzan capítulo tras capítulo.

Por otra parte la unión tan fuerte que hay entre todos los hermanos, incluidos Cam, Kev y Harry, es uno de los grandes valores de esta novela y saga. Un vínculo que Catherine ansía. Esa parte de la historia me ha conmovido mucho.

Puede que Esposa por la mañana no sea la historia desgarradora que esperaba, es cierto, diría que es agridulce en algunos momentos, divertida en otros y sencillamente encantadora en el resto. Puede que la trama sea un tanto previsible: Leo obligado a casarse y ante esa realidad es más consciente que nunca de que la mujer que quiere a su lado es la respondona y almidonada Catherine Marks. Tampoco es que me haya dejado con la boca abierta.
Pero esta novela me ha hecho pasar un rato muy ameno y la historia de amor de Leo y “Marks” me ha parecido dulce, romántica y me ha dejado con una sonrisa en los labios.

No soy nada objetiva a la hora de valorar las novelas de Lisa Kleypas, eso debería haberlo dicho en primer lugar. Con sus más y sus menos todas me gustan. Todas tienen algo que las hace especiales. Como ya comenté en otra crítica, la saga de los Hathaway me parece divertida y alocada como las chicas florero pero con una pizca de emotividad. Creo que son novelas más sencillas, sin el dramatismo de otras de sus maravillosas novelas, con lo que no me conmueven del mismo modo, pero me gustan y provocan muchas emociones.
Sin dudarlo a todas las que leen y siguen esta saga, les recomendaría que no se perdieran la inolvidable historia de Leo y Marks. Divertida, risueña, dulce... muy Hathaway. Creo que si habéis leído las anteriores, me entenderéis.

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Yo estoy terminando el libro y me encanta!No pense que pudiera superar a Poppy pero se ve que si, con cada nuevo libro de la serie ha ido mejorando mas y más y la pareja de Cat y Leo son fantásticos, ya desde que salen en los otros libros prometían como pareja.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy como estabas tú, deseando tenrla entre mis manos y además cuando leo reseñas como la tuya....en fin, en cuanto pueda me la compro. Besos

    ResponderEliminar
  3. Antes de nada, ¡siento mucho que no se suban a veces los comentarios! Al cambiar el diseño debe haber cosas que aún no funcionen.
    Ana he tardado tanto en activar tu comentario que estoy segurísima que ya has acabado el libro jeje ¡¡Me alegro mucho que te guste!! Creo que poco a poco esta saga ha ido conquistando a muchas lectoras. A mí el que más me ha gustado es el de Poppy y Harry. ¡¡Me entusiasmó! Pero Leo es mi Hathaway preferido y la verdad verdad es que también me entusiasmó su historia. Estoy casi convencida de que la de Beatrix también te encantará. Es preciosa.

    Lola no te la pierdas. Si eres tan fan de Kleypas como creo, seguro que te gusta. No por ser fan, claro está, sino porque es una historia que llega al corazón.

    Os mando un beso muy grande y feliz domingo.

    ¡Prometo arreglar cuanto antes el blog que lo tengo muy abandonado! Mil gracias por visitarlo.

    ResponderEliminar
  4. Mariam jaja Pues si, el libro lo terminé poco después de poner el comentario, me era imposible dejarlo, lo malo es esperar a Beatrix pero no he querido ni leer el capítulo que viene de su libro porque ya me cuesta esperar sin sumarle eso
    Un besito

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!