Tentación al anochecer

sábado, 17 de septiembre de 2011

Título original: Tempt me at twilight
3º Hermanos Hathaways
Autora: Lisa Kleypas
Ediorial: Vergara



Tras tres temporadas en Londres, Poppy Hathaways sigue sin recibir una propuesta de matrimonio, pero cree que es solo cuestión de tiempo que Michael Baynings, un joven agradable, atractivo y sensible, se decida a hacerla. Aunque antes debe lidiar y convencer a su padre, Lord Baynings, que Poppy Hathaways es la mujer perfecta para él.
En su contra juega que la familia Hathaway no goza de demasiada popularidad, si bien Leo Hathaways ha heredado un título nobiliario, a ojos de sus pares éste le ha caído del cielo.

El carácter atípico -más bien rozando la extravagancia- la visión moderna de los hermanos y el desenfado con que tratan a todos por igual -aristócratas o no- no hacen que los Hathaways, a pesar de tu rango y dinero, no sean considerados un buen partido para nadie. Para colmo dos de las hermanas Hathaways se han casado con Rom y Merripen, de raza gitana, algo que escandaliza a la encorsetada sociedad inglesa.
Pero Poppy está ilusionada y feliz por casarse con Michael, aunque el noviazgo entre ambos sea aún un secreto. Un secreto que está a punto de ver la luz... y cambiar el curso de su destino.

Mientras se hospedan en el hotel Rutledge, Dodger, el hurón -una de las tantas mascotas de Bea- huye llevando consigo una carta de amor que Michael ha enviado a Poppy. Mientras persigue al animal, Poppy tropieza con un extraño que resulta ser el mismo Harry Rutledge, el dueño del hotel, aunque esto inicialmente Poppy no lo sabe. Pero el resultado es que se pierde la carta.

Ese primer encuentro entre Harry y Poppy sella el destino de ambos, pues el americano toma la determinación de conseguir a Poppy sea como sea. Y cuando Lord Baynings descubre el interés de su hijo por casarse con ¡una de las extravagantes Hathaways! pone el grito en el cielo. Entre la espada y la pared, Michael abandona a Poppy y le rompe el corazón. Pero si la situación parece mala, aún empeora más cuando Poppy es sorprendida en una situación comprometida con Harry Rutledge y se ve obligada a casarse con él.

El matrimonio no comienza con buen pie, pues el mismo día de la ceremonia Poppy descubre qué clase de hombre es Harry y hasta qué extremos ha llegado por conseguir casarse con ella. Sin embargo, la convivencia con él le permite conocer qué esconde su atractivo, manipulador y misterioso marido detrás del muro ha construido alrededor de sí mismo y que le aleja de todos.

Tentación al anochecer, la tercera novela de la saga de los hermanos Hathaways, narra la historia de Poppy y Harry Rudledge. Si soy sincera, Poppy era de toda la familia Hathaway, el personaje que de entrada menos interés me suscitaba. Sin embargo, la novela me ha parecido preciosa.
Aun reconociendo que gran parte del mérito -a mi modesto entender- es de Harry Rutledge, me ha parecido una de las más bonitas historias de amor de los Hathaways.
Definitivamente esta saga me ha encandilado. Creo que el carácter no es tan serio ni tan profundo como el de novelas como La antigua magia o Donde empiezan los sueños, pero tampoco tiene la ligereza y chispa de las chicas florero. Algo que me ha sorprendido es que, a diferencia de las dos novelas previas, en esta ocasión no hay apariciones de ninguna de las chicas florero.

Harry Rutledge, el héroe de esta novela, es un hombre sin escrúpulos. Actúa movido por sus intereses, buscando su satisfacción, la victoria... y cuando conoce a Poppy se da cuenta que quiere que esa mujer sea suya. No le importa el carácter extravagante de su familia, las habladurías, ni siquiera le importa que ella esté enamorada de otro hombre. Quiere a Poppy y hace todo cuanto es necesario para conseguirla. ¿No es romántico?
Sí, bueno, es un poco inescrupuloso, pero este rasgo de Harry me encanta y creo que es el pilar sobre el que se sustenta la novela. ¿Cómo puede Poppy llegar a enamorarse de su marido, un hombre que ha manipulado y movido tantos hilos para conseguirla?

¡Cómo no hacerlo!, es mi opinión.
Porque aun en su egoísmo, me parece muy romántico el modo en que se desarrolla esta historia y cómo se fragua el matrimonio de esta pareja.
Me gusta Harry porque es un hombre sin dobleces, directo, brutalmente sincero, dispuesto a todo por conseguir a Poppy. Se caracteriza por su falta de moral y escrúpulos, es cierto, pero estos personajes con un punto retorcido me encantan.
Poppy es una joven de buen corazón, delicada, cálida y cariñosa hacia todos. No tiene nada más que virtudes. Ésa es una de las razones por las que este personaje no me atraía, me gustan los personajes imperfectos. Sin embargo, creo que es el tipo de protagonista idónea para Tentación al anochecer. Son rasgos que ofrecen un contrapunto perfecto para Harry, pues hace de ellos dos polos opuestos. Algo que da lugar a una historia preciosa, desde mi punto de vista, por supuesto.

Si pudiera parecer que lograr el perdón de Poppy es el eje de esta historia, nada más lejos de la realidad. Harry no cree haber obrado mal, sino que ha hecho lo que debía hacerse. Creo que es muy significativo para conocer el carácter de este hombre. Sin embargo, claro está, sí debe lograr redimirse ante ella para que su matrimonio tenga una oportunidad. Además deben superar otro escollo importante: el hermetismo de Harry.
En definitiva, creo que la historia de Harry y Poppy es deliciosa y, al menos a mí, me ha hecho disfrutar enormemente con este libro.

Por supuesto, el resto de hermanos Hathaways están muy presentes, sin que ninguno de ellos robe protagonismo a la pareja principal. Pero tengo que destacar a Leo, pues la evolución que este personaje ha sufrido desde Tuya a medianoche, donde lo conocimos como un hombre destruido y alcoholizado, es muy notable. Uno de las rasgos que más me están gustando de este personaje, es su sentido del humor y el burlón desprecio que dirige a los nobles, a pesar de ser ahora uno de ellos. Y, por supuesto, su relación con la señorita Marks sigue dando que hablar, protagonizando diálogos y escenas que nos dejan con la miel en los labios con la promesa -o eso espero- de una novela inolvidable.

En Tentación al anochecer, creo que Lisa Kleypas nos regala una historia que, tal vez, no sea la más romántica, emotiva ni inolvidable, pero me ha parecido una lectura encantadora.
Me está gustando mucho esta saga de Lisa Kleypas, pero confieso que es una autora que consigue ganarme en todas sus novelas.
Así que si me enamoró el romántico misticismo de Cam y Amelia en Tuya a medianoche y la dulzura desgarradora de Win y Merripen en Seducción al amanecer, ¿cómo no iba a hacerlo el inescrupuloso amor de Harry hacia la dulce Poppy? Imposible, pero repito que soy una lectora incondicional de Lisa Kleypas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!