Falsa apariencia - Elizabeth Thornton

martes, 20 de diciembre de 2011

Título original: Whisper his name
Autora: Elizabeth Thornton
Editorial: Titania


Año 1814.
La guerra entre Francia e Inglaterra ha terminado, por lo que el viaje que Abbie hace a París junto a su hermano George no parece entrañar peligro alguno. Sin embargo una inocente visita a una librería la convierte, sin ella saberlo, en una pieza clave en un complot que implica a franceses e ingleses.

Abbie Vayle es una joven a la que su edad, veintisiete años, la hace una solterona a ojos de parte de la sociedad inglesa. Pero Abbie es una mujer independiente que tiene las ideas muy claras. Años atrás sufrió una decepción amorosa que la hecho una mujer cauta y realista en lo que a amores se refiere. Sabe que no posee las virtudes que un hombre busca en una esposa. No es dulce ni dócil, no es sumisa ni callada. Tal vez sea una mujer muy avanzada para el tiempo en que le ha tocado vivir.

Su gran pasión son las antigüedades y los libros. Y es gracias a esta afición que conoce a Hugh Templar, un hombre que a primera vista le hizo pensar en un centurión romano pero que, con el paso del tiempo, ha resultado ser un erudito, serio y tranquilo. De algún modo se ha convertido en su mejor amigo, el único hombre que le inspira confianza. Pero a pesar de ser un hombre muy viril y atractivo, y de la atracción que siente por él, sabe que él nunca la mirará como un hombre mira a una mujer que le interesa.

Cuando su hermano George desaparece, al parecer secuestrado por un espía francés que quiere un libro que Abbie se supone tiene en su poder, su primer instinto es recurrir a Hugh, ¿pero qué puede hacer por ella un hombre tan pacífico como Templar?

Puede que en apariencia Hugh Templar sea un hombre pacífico, un erudito que siempre está inmerso en un libro o en mitad de una excavación buscando ruinas romanas, pero en realidad es un hombre peligroso y letal. Durante años ha trabajo al servicio de la Corona británica como espía. Pero tras el fin de la guerra entre Francia e Inglaterra lo único que quiere es una vida tranquila. Fue gracias a su pasión común, las ruinas romanas, como conoció a la impetuosa señorita Abbie Vayle, una joven que le inquieta y atrae sobremanera. Pero Hugh no cree en el amor ni desea volver a casarse. Ya una vez cometió ese error. Por eso teme que si deja traslucir las tumultuosas y nada fraternales emociones que despierta en él Abbie, pueda perder su amistad.

Sin embargo conoce a Abbie mejor que ningún hombre y su instinto como avezado espía le dice que la señorita Vayle está metida en un buen lío, aunque ¿podrá el erudito señor Templar hacer que confíe en él y le confiese en qué peligrosa situación se encuentra?

Antes de comenzar mi análisis sobre Falsa apariencia quisiera decir que tengo la triste impresión de que ésta no es una novela muy conocida entre las lectoras de novela romántica. Sobre todo las que se han iniciado no hace muchos años. En general creo que las novelas de Elizabeth Thornton no gozan de demasiada popularidad o, tal vez, sea que no se comentan mucho en los foros de novela romántica. Y en mi humilde opinión es una pena porque creo que es una historia que no tiene nada que envidiar a tantas otras que se han publicado.

Falsa apariencia fue la primera novela que leí de la tristemente desaparecida Elizabeth Thornton. Es una historia que considero que cuenta con los ingredientes primordiales para contar una apasionante y romántica historia, donde prevalecen identidades secretas, peligrosos espías, aventuras y, ¿cómo no?, una bonita y divertida historia de amor.

Sin duda es la pareja protagonista la que en mi caso ha hecho que esta novela me cautivara de principio a fin. De hecho es un libro que he releído recientemente, simplemente porque me apetecía volver a disfrutar de su lectura.
Cierto es que a primera vista, cuando comienzas la lectura, parece que Abbie y Hugh protagonizarán una típica y tópica historia más que transcurre en Londres tras el fin de la guerra con Francia. Siendo sincera sé que Falsa apariencia no cuenta una historia nueva jamás contada, pero sí cuenta con la chispa suficiente para lograr que con elementos un tanto comunes sea ésta una novela diferente.

Como decía, Abbie parece la típica mujer que por su “avanzada” edad, veintisiete años, está considerada una solterona. Y no es que no sea una joven bonita ni goce de buenos contactos para hacer un buen matrimonio, o al menos, aceptable. El problema radica en que Abbie es una mujer liberal e independiente que disfruta de su soltería. Tiene inquietudes que sabe no contarán con la aprobación de un futurible marido. Y después de que años atrás el joven que la cortejara terminara casándose con su hermana, que la supera en belleza, eso ha hecho que no se sienta lo suficientemente bonita ni segura de sí misma. El único hombre con el que se relaciona es el depistado y soñador Hugh Templar, un hombre atractivo y que goza de buena posición, pero que siempre tiene su patricia nariz metida en un libro o en unas ruinas romanas. Pero la relación de amistad que la una a Hugh hace que su familia, deseosa de verla casada, vea la oportunidad de que Abbie encuentre finalmente al hombre que la arrastre al altar. Algo que ella no comparte. ¿Cómo su amigo Hugh va a sentir algo por ella más que camaradería y amistad? Sin embargo cuando George desaparece, esos pensamientos ya no tienen cabida en la mente de Abbie. Y es entonces cuando descubre una faceta de Hugh que no conocía. ¡Hugh no es el pusilánime que parecía ser!

Sé que esta “doble personalidad” no es que sea original, puesto que hay muchas otras novelas que cuentan con tal elemento, pero el como esas dos facetas de Hugh Templar chocan y muestran una forma de ser desconocido por Abbie, hace inevitablemente que la relación entre los dos amigos cambie. Y esa atracción latente que ambos ignoraban empieza a florecer. Eso unido al hecho de que Abbie se ve envuelta en una situación peligrosa, convirtiéndose en el objetivo de un renombrado espía, hacen que la trama sea muy amena, emocionante y fascinante.

El atractivo de Hugh, al menos para mí, se ve potenciado al desvelarse ese lado oscuro y peligroso que esconde. Una parte de él que no quiere que Abbie conozca. Pero cuando así sucede las máscaras comienzan a caer y cambia el curso de la vida de ambos.

Creo que Falsa apariencia es una novela con un ritmo muy ágil, donde se entremezclan los acontecimientos que rodean la desaparición de George y los hombres que, por diferentes razones, persiguen a Abbie en busca de ese ansiado libro, y la relación de Abbie con Hugh. Además hay algo que me ha encantado y que en mi opinión hace que la historia sea aún más emocionante, y es que el acercamiento entre Abbie y Hugh no es fácil ni se produce en el capítulo tres. Aun cuando parecen trabajar en el mismo bando siguen existiendo secretos y desconfianzas que los separan. Y a la vez la atracción entre ellos es cada vez más palpable. Eso da lugar a algo que no siempre encuentro en las novelas románticas: tensión sexual. Esa incertidumbre y ese deseo de seguir y seguir leyendo para saber si Abbie y Hugh se rendirán a sus sentimientos y desvelarán lo que sienten. Y mientras lees y crees que está a punto de suceder algo lo impide.

Por ello y aunque la historia de espías -que en mi opinión es muy emocionante y al menos a mí me ha mantenido en vilo- no supone una temática innovadora, Falsa apariencia me parece una novela muy buena. Cuenta con un planteamiento coherente, lógico, sin apresuramientos, donde la intriga y la tensión sexual marcan el devenir de la historia y hacen que no puedas abandonara la lectura.

Para mí ésta es una de las mejores novelas que escribió Elizabeth Thornton. De hecho es un libro que guardo con especial cariño y atesoro de manera especial, pues sé que, tristemente, no podré disfrutar de otros nuevos en el futuro. Por todo ello, Falsa apariencia es un libro que tiene un lugar privilegiado en mi estantería y que recomiendo encarecidamente. Una novela de las de antes, con todo lo que ello conlleva: secretos, malos entendidos, tensión sexual no resuelta y un romance salpicado de aventuras y pasión, por supuesto en un marco enigmático y elegante como lo es el Londres de 1814.


4 comentarios:

  1. a mi tambien me gusto mucho!
    tuviste oportunidad de leer el epilogo?

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa, siento no haberte contestado antes. Estoy sin ordenador.
    Ay pues no he leído el epílogo. ¿Está en la web de la autora? ¡Me has dejado intrigadísima! Intentaré conseguirlo. Mil gracias por la información. Espero leerte otro día. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. a mi tambien me encanto y me acabo de enterar del epilogo pero no lo encuentro T_T

    ResponderEliminar
  4. ¡Yo tampoco! Ay con lo intrigada que estoy... Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!