To love a Scottish Lord - Karen Ranney

viernes, 2 de diciembre de 2011


Título original: To love a Scottish Lord
Autora: Karen Ranney
4º The Highland Lords
Avon
Julio 2003 






 
Hamish MacRae es un hombre marcado por las cicatrices y la amargura. Tras haber sido dado por muerto, hecho prisionero y torturado cruelmente durante todo un año por los Atavasi en La India, regresa a Escocia donde sus dos hermanos mayores han construido sus vidas.
Él por el contrario, regresa con la única idea en mente de alejarse de todo y todos, hundiéndose en su agónico dolor. Adquiere una propiedad, Aonarach, que en gaélico significa solitario. Eso es lo que Hamish persigue: la soledad y dar la espalda al mundo.

Pero Brendan, su hermano, no está dispuesto a abandonar al en otro tiempo arrogante y audaz Hamish. Siempre han sido los más unidos de entre todos los hermanos MacRae y deseoso de recuperar esos lazos busca a Mary Gillys, también conocida como el ángel de Inverness por sus habilidades curativas.

Mary es una joven viuda que trabaja como sanadora. Desde siempre ha sentido el irrefrenable deseo de ayudar a los más débiles y desvalidos, a través de sus remedios y pociones. Es una joven muy interesada por los temas médicos y ha pasado años estudiando los escritos de un afamado ministro y médico, Matthew Marshall.
En lo más profundo de su alma anida un deseo oculto, secreto, que jamás nadie asociaría con la virtuosa y apacible Mary Gillys. Su sueño es viajar y conocer el mundo, vivir una aventura.
Casada desde muy joven con un hombre mucho mayor que ella, no ha abandonado jamás Inverness. Por ello cuando Brendan MacRae recurre a ella, pidiendo ayuda para su hermano mayor, acepta.

Para Mary, Aonarach pasa a ser el castillo tenebroso, dada la apariencia solitaria, abandonada y oscura de éste. Y su residente, Hamish casi un ermitaño. Pese a su rostro surcado de cicatrices y la pérdida del uso de su brazo izquierdo, despierta en ella la más cruda pasión. Aunque ya ha estado casada y ha convivido con un hombre, no es hasta ese momento que intuye lo que significa la verdadera pasión. Algo que su convivencia con Hamish sin duda solventará.

Hamish por su parte no desea la atención de la hermosa joven que implacablemente llega adonde nadie más ha logrado llegar, tocar la humanidad que creía ya no habitaba en él. Ella es joven, hermosa, dulce...un ángel y de él ya no queda ni rastro del atractivo y decidido hombre que un día fue, pero aún así decide concederse un lapso de tiempo, una oportunidad para compartir la pasión y el deseo que Mary despierta en él, una manera de olvidar y sumirse en el olvido entre los brazos de Mary. De modo que cuando le dice “quédate conmigo” Mary acepta, ¿cómo rehusar si es lo que en el fondo ella misma desea?

Lo que inicialmente se suponía sólo serían unos días, unas semanas, en algún momento pasa a significar mucho más. Para Hamish las pesadillas que lo azotan cada noche desaparecen junto a Mary, para Mary estar entre los brazos de Hamish es la más pecaminosa en las sensaciones.
Pero...¿podrían prolongar este periodo? Tal vez...de no ser por la aparición de una acusación, un delito y la cruel y enfermiza obsesión de un hombre empeñado en separarlos.

To love a scottish lord es el cuarto libro de la serie The Highland Lords. Sencillamente es una novela repleta de sensualidad y muchas emociones. Realmente un libro increíble. Envuelto en un aura de oscuridad y misterio, Karen Ranney ha plasmado en las páginas una historia, para mí sin duda inolvidable.
Los personajes de Hamish y Mary son ante todo muy humanos. Este rasgo está muy presente a lo largo de toda la novela. Retratándonos unas personajes con defectos, con dudas y miedos de un modo que es muy fácil comprenderlos y aceptarlos.
Muy bien perfilados y retratados, configuran una trama intensa, en la que abunda la pasión y la sensualidad, el dolor, pero también el miedo y la vulnerabilidad.

A lo largo del libro van desgranándose uno a uno todos los interrogantes, todos los secretos que esconden ambos protagonistas.
Con diálogos ágiles, con descripciones detalladas se nos describe la crudeza y la simplicidad de una época, de unas costumbres y de unas vidas, sin adornos ni florituras ni elementos azucarados, todo lo contrario, refleja simplemente la realidad.
Es uno de los mayores alicientes de este libro, y de la serie en general, el modo en que se aborda el periodo histórico en que transcurre, el modo realista y preciso con que nos envuelve la trama.

Aunque hay personas que prefieren algo más suave, para mí es de agradecer algo diferente, que es lo que encontraréis aquí. Sí, se trata de una serie ambientada en Escocia pero es muy diferente de lo que estamos acostumbrados. Es realista, cruda y hasta dura a veces. Pero es impactante y llega al corazón, sobre todo por las historias de amor de sus protagonistas. Es el caso de la de Hamish y Mary.

Aparte de la historia principal, como secundarios están el resto de hermanos MacRae, aunque aparecen muy brevemente. Con excepción de Brendan, el más afable y sencillo de los MacRae, que protagoniza la historia secundaria. Una historia muy dulce y bonita, aunque muy brevemente pincelada también junto a Elspeth, amiga de Mary.

La reaparición de Ian y Laetis, el conocer del resto de hermanos son otros alicientes para animaos a leer este libro. Aunque por sí sola la historia de amor entre Hamish y Mary es más que suficiente: una relación donde prima la pasión, no podemos negarlo, pero donde además paulatinamente van surgiendo otros sentimientos y emociones. Para mí son memorables las escenas en que se vislumbra la vulnerabilidad de Hamish, su dolor... escenas que es imposible que no te emocionen y conmuevan, ¿cómo no hacerlo ante el reflejo de los defectos, el dolor y la soledad de un hombre como Hamish MacRae? Os recomiendo que, si tenéis oportunidad, no os perdáis esta serie. Creo que no os arrepentiréis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!