miércoles, 5 de octubre de 2011

Desafiando las normas

Título original: The Admiral's bride
Autora: Suzanne Brockmann
7º Saga Altos, Oscuros y Peligrosos


Seis recipientes que contienen una mortífera arma de destrucción masiva son robadas de una base científica de investigación del gobierno. Identificados los culpables, una sociedad activista de culto, un grupo de Navy SEALS, capitaneados por el Almirante Jake Robinson, tienen la misión de recuperarlos. Jake Robinson es un antiguo héroe de la guerra de Vietnam y una leyenda en el cuerpo. Una larga lista de misiones de éxito a sus espaldas lo avalan. Junto a su equipo ha salvado cientos de vidas. 

En ocasiones la de hombres que fueron dados por muertos o abandonados en la línea de fuego. Jamás se rinde ni deja a un hombre herido detrás. Es un líder, carismático y, sin duda, el hombre perfecto para esta misión, a la que se incorpora la doctora Zoe Langen, experta científica en armas biológicas y químicas. El plan es simple: Zoe y Jake se infiltrarán en dicha sociedad y recuperarán las latas de Triple X antes de que los activistas hagan uso de ellas. Para lograrlo entrarán a formar parte de la sociedad, fingiendo ser marido y mujer.

Desde la primera vez que se ven, Zoe y Jake se sienten atraídos el uno para el otro. Con el añadido de que Zoe ha admirado al legendario Jake Robinson durante toda su vida. Matt Lange, su padre, fue uno de los hombres a los que Jake salvó la vida en Vietnam. A lo largo de los años Zoe ha leído todo cuanto ha tenido al alcance de su mano sobre el que para ella era un héroe. En la actualidad, con veintinueve años, algo más que adoración juvenil la atrae de Jake. Y la intimidad a la que los obliga la misión no hace más que avivarlo.

Han transcurrido tres años desde que murió Daisy, su mujer, y Jake no cree que pueda volver a enamorarse. Menos aún de Zoe, una mujer que tiene edad para ser su hija. A sus cincuenta y tres años y a pesar de tener un físico excelente que le hace parecer mucho más joven, Jake se siente muy mayor para la jovencísima Zoe. Algo que a ésta no le importa ni un ápice.
Pero algo más que la diferencia de edad los separa: su concepción de la amor, la visión de la vida, las expectativas y planes de uno y de otra no pueden ser más opuestos.

Jake conoció el amor, no cree poder volver a sentirlo. Zoe jamás se ha enamorado, no realmente. No concibe que un amor como el que Jake y Daisy sentían pueda ser real... hasta que se enamora de él.
Jake no imagina su vida al lado de otra mujer... pero Zoe lo comprende como nadie, entiende su profesión, los fantasmas que lo acosan tras sus misiones. Con ella puede ser sincero del todo, vaciar su alma de un modo que no ha hecho con nadie, ni siquiera con Daisy. ¿Puede ser amor eso que siente por la impetuosa e valiente Zoe?

No sé por dónde empezar a comentar esta novela. En primer lugar decir que hace semanas que nada de lo que leo me llena ni me cala, me entretiene, sí, pero no encontraba una historia que no lograra dejar de él ni de pensar en ella. Pero entonces leí Desafiando las normas... y me ha entusiasmado y mucho.
Desde que leí Un día más, me llamó la atención el personaje de Jake Robinson. Recuerdo que mientras leía la novela y me emocionaba con su triste historia con Daisy, pensaba en cuánto me hubiera gustado poder leer una novela protagonizado por Jake. Me pareció muy carismático, atractivo y con un aire a héroe romántico que traspasaba el papel. Así que cuando descubrí que existía esa novela, quise leerla. Sobra decir que las expectativas que tenía puestas en esta historia eran muy altas. Pero Desafiando las normas me ha encantado.

Es una novela que se aleja de muchos de los cánones que rigen -o que esperamos encontrar- en una novela romántica. Para empezar hay una diferencia de edad importante entre la pareja protagonista. Se dice que el amor no tiene edad, pues la verdad es que mientras leía la novela no me obsesionaba la diferencia de edad. No la notaba ni la sentía. Salvo cuando Jake hace alguna observación al respecto a su edad. Creo que realmente te olvidas, sólo lees la historia de amor de Jake y Zoe. Nada más.
Por otro lado otro tema delicado es que en la novela anterior, Un día más, Jake se nos presentó como un hombre enamoradísimo de su mujer. ¿Cómo puede enamorarse de Zoe? No quiero contar nada, así que si leéis la novela lo veréis. Pero debo decir que desde mi punto de vista es una historia preciosa, que nace con naturalidad y que,al menos a mí, me ha calado muy hondo.

Tampoco hay que olvidar que transcurre en un marco de acción, en mitad de una misión del equipo de Jake y por tanto la trama de acción tiene gran importancia.

A pesar de ser una novela corta la historia me ha parecido muy bien hilvanada, narrada sin apresuramientos ni brusca. Desde la primera vez que Jake y Zoe se ven, notas la atracción, sientes sus miradas y los sentimientos que los embargan. Me gusta como Suzanne Brockmann, a pesar de contar historias con un trasfondo de acción, donde armamento, fuerzas especiales y terroristas son partes de la trama, cuenta como se enamoran la pareja protagonista y te hace sentirlo.
Sin perder ni un ápice de la acción y aventura de las novelas anteriores, Desafiando las normas narra la que es para mí una de las historias de amor más bonitas de esta saga. Destila sensibilidad de principio a fin.
Cuando leí Un día más, novela que me gustó mucho , la verdad es que durante gran parte del libro me caló más hondo la historia de Jake y Daisy, pero a pesar de ello, y sin desmerecer ni quitar romanticismo a esa historia, me he sentido muchas veces con un nudo en el pecho mientras leía la de Zoe y Jake. Creo que es una historia preciosa donde los obstáculos que se alzan entre ellos, que parecen insalvables, van cayendo por su propio peso.

No soy nada dada a películas bélicas ni de patriotismos, pero aún así debo decir que al margen de la historia de amor, me ha impresionado como describe los sentimientos, miedos e impotencia de los soldados que están a punto de morir. La motivación y las razones qué empujan a un hombre a entrar en el ejército. La verdad es que eso me ha impresionado, a pesar de que como digo son temas que de entrada no me llaman la atención.

Por último sólo añadir que sé que hay lectoras a las que no les gustan las novelas donde la diferencia de edad entre los protagonistas es tan acusada, pero yo las animaría a leerla. Si os gustan las novelas de Suzanne Brockmann, sobre todo las de esta saga, creo que ésta es uno de los puntales y que no hay que perdérsela.

Y como es habitual, la novela cuenta con secundarios importantes y de lujo: el resto del equipo: Lucky O'Donlon, Wes, Taylor, Mitch Shaw, Hawken... viejos conocidos por novelas anteriores o cuyas historias siguen a ésta.
Dicho todo esto, no añado nada más. No creo poder expresar mejor lo que me ha hecho sentir esta novela. Me quedo con una frase que más o menos dice (la traducción no es literal): “La verdad es que, posiblemente, ninguno de los dos sabe cuanto tiempo estaremos juntos. Pero sin duda somos demasiado viejos para perder otro precioso segundo...”