Double exposure - Judith Mcnaught

lunes, 2 de abril de 2012


Título original: Double exposure (novela corta incluida en Simple gifts)
Autora: Judith Mcnaught
1º Foster series
Género: Romántica contemporánea





Corey solo tenía catorce años la primera vez que vio a Spencer. Fue entonces cuando se enamoró de él. Y aunque los años de la adolescencia fueron pasando, ese sentimiento permaneció inalterable. Si acaso más fuerte con el paso del tiempo. Tal vez Corey idealizara a Spencer, tal vez fuera poco más que una niña, poco madura para entender según qué cosas, pero la convicción de que eso que sentía por él era amor y que él era el hombre de su vida fueron una constante siempre. Hasta que la desilusión la golpeó de pleno. Y con la misma fuerza que un día lo amó y adoró, la decepción hizo mella en su joven corazón y dio paso a la dolorosa separación. Los años siguieron pasando, ya sin Spencer en su vida, hasta que un día, cinco años después... todo cambió.

Es con motivo del reportaje fotográfico de la boda de la sobrina de Spencer que se produce el reencuentro entre él y Corey. Corey es una fotógrafa que poco a poco ha ido labrándose un nombre reconocido con su profesión. Es a ella a quien escoge la pareja de novios para que fotografíe ese día tan especial en sus vidas. Pero es el tío de la novia, Spencer Addison quien corre con los gastos del enlace y el que la contrata.
A sabiendas de que está a punto de volver a Corey, Spencer está impaciente, nervioso. A pesar de que durante años no ha vuelto a verla, no ha olvidado a aquella adolescente que lo seguía como su sombra a todas partes. No sabe qué sucedió para que de la noche a la mañana los sentimientos de la joven hacia él se enfriaran. Pero la curiosidad por verla es más fuerte que cualquier otra emoción. O casi. Pues en cuanto la ve, queda gratamente sorprendido del cambio que el tiempo ha operado en Corey. Ahora es una mujer adulta, independiente y muy bella, tan diferente de aquella adolescente inocente... En cualquier caso no puede evitar enamorarse de ella.

Pero Corey se muestra recelosa. Desconfía de él. Por ello Spencer está decidido a corregir los errores que al parecer cometió años atrás y convencer así a Corey de que él es el hombre de su vida.

A pesar de los recelos que Spencer despierta en Corey, tras volver a verlo en Rhode Island, tarda poco en comprender que aquel amor juvenil ha renacido y transformado en algo más fuerte y maduro que antaño. Eso si antes y solo antes, Corey vuelve a confiar en Spencer y abrirle su corazón.

Cuando leí La orquídea blanca me quedé prendada con la bonita historia de amor de Diane y Cole, pero no pude evitar sentir curiosidad por una pareja secundaria que, aun teniendo un pequeño papel, casi irrelevante en la novela, me llamó la atención. Eran Corey y Spencer. Lo que no sabía por aquel entonces es que había una novela corta protagonizada por ellos. Así que cuando descubrí que así era, no paré hasta conseguirla. Cuando por fin la leí, evidentemente, sabía que la de ellos era una historia que tenía un final feliz pues Double exposure es anterior a La orquídea blanca.
Puede que por ese lado, al no haber sorpresas, no esperara demasiado. Pero lo cierto es que descubrí una historia preciosa que me caló muy hondo. ¡Lástima que no se trate de una novela larga!
Porque ciertamente bien pudiera serlo.

Como otras novelas de la maravillosa escritora Judith Mcnaught, Double exposure la primera de las novelas que componen la saga de las hermanas Foster, da comienzo cuando Corey y Spencer son dos adolescentes. Corey solo tiene catorce años. En una edad en que las diferencias parecen mayores, Spencer aparece en su vida como un rayo de luz. Un joven atractivo, inteligente, carismático, atento. El hombre ideal para la joven Corey. Corey no sabe medir sus emociones y vive ese amor platónico con la impulsividad de cualquier adolescente. Pero solo es eso: un amor platónico.
Spencer que tiene varios años más siente cariño por Corey, ternura, pero claro, solo tiene catorce años y no se percata de lo que siente ella en realidad. Cuando como en toda novela de Judith Mcnaught se produce ese malentendido, Corey queda destrozada, se siente engañada y desilusionada por el que consideraba el amor de su vida.
Y cada uno por su lado siguen con sus vidas, hasta que cinco años más tarde se reencuentran. Pero ahora son un hombre y una mujer.

Creo que Double exposure podría perfectamente haber dado lugar a una novela extensa y en una primera parte contarnos la historia cuando eran adolescentes y en una segunda una vez se reencuentran con motivo de la boda. Tal como sucede en otras novelas de la autora.
Pero a pesar de no ser así, y de ser una historia corta donde no se desgrana con la meticulosidad con que lo hace en Paraíso robado, por ejemplo, la historia de Corey y Spencer ha logrado tocarme el corazón como todas las novelas de esta autora.

Ese sello suyo tan inequívoco está presente y de qué modo.Tal vez condensado en un número menor de páginas, tal vez sin tantos capítulos, sin una historia tan elaborada, con menos encuentros, desencuentros, menos giros y personajes, pero está ahí cuando abres el libro y empiezas a leer.
Muchas veces he llegado a pensar que una novela corta no puede despertar del mismo modo las emociones que una más larga. Pero son novelas como Double exposure las que me demuestran cuán equivocada estaba. No es la extensión la que la hace mejor, ni más conmovedora. Es la esencia que esconde, sus personajes y el modo tan sublime con que Mcnaught describe sus sentimientos y los hace tuyos. Traspasan el papel.
Reconozco que siento debilidad por esta autora.

La trama en sí es sencilla, como digo Corey y Spencer se distancian por un malentendido y años más tarde cuando se reencuentran descubren que se han enamorado. Para Spencer es una sorpresa, para Corey un temor pues no quiere volver a sufrir por ese hombre.
La novela está aderezada con esa atmósfera tan hogareña y cálida que Mcnaught ya nos describió en La orquídea blanca. Con esos diálogos teñidos de sentimientos que logran ponernos las emociones a flor de piel. Y con ese algo, intangible y mágico con que esta escritora envuelve sus novelas y logra que cierres el libro con el corazón latiendo con fuerza y un cosquilleo en el estómago. Hace que sientas el amor o, como mínimo, creas en él.

8 comentarios:

  1. Yo lo busque como loca después que leí La Orquídea Blanca, hasta que por allá lo conseguí y me encantó, coincido contigo en lo de que la historia daba para mas, aunque si me pareció un poco irreal la parte de la boda jeje!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Hola Cindy!!!

    Qué alegría leerte... espero que estés muy bien. Te mando un abrazo muy fuerte. Siempre que leo una novela de Judith Mcnaught me acuerdo de ti jeje
    Un beso!!
    (a ver si hablamos)

    ResponderEliminar
  3. Hola linda, ando buscando este libro como loca para poder leerlo ya lai la orquidea blanca, ¿ sabes donde puedo conseguirlo?

    Muy lindo tu blog

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola primaveradelibros y muchas gracias!
    Esta novela la he leído en inglés, forma parte de una antología. Aunque diría, pero no estoy muy segura, que la puedes encontrar en dos. En cualquier caso yo la leí en Simple gifts que incluye también Miracles, la historia de Nicholas Du Ville, y dos novelas cortas de Jude Deveraux.
    Lo que sucede es que en español no está publicada.
    Siento no poder ser de más ayuda. Espero que puedas leerla. Un saludo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  5. Alguien sabe como encontrar este libro? llevo mas de 1 año buscandolo y aun no lo encuentro!! Estoy medio desesperada, alguien sabe?

    ResponderEliminar
  6. Holaaa,

    si la buscas en inglés puedes comprarla a través en Amazon. Al menos yo la compré allí. En español no está publicada.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me gusto tu reseña, lo cierto es que McNaught es tambien uno de mis tantos talones de aquiles...es quiza por la forma de presentarnos a los personajes, alejados de los estereotipos de mujeres virgenes y hombres machistas, siempre tienen algun secreto oculto que nos demuestra que no todo es lo que parece. Con Paraiso Robado he llorado y reido y me he enamorado de Matt un poco...en fin, espero encontrar grandes sorpresas en Double Exposure. Besos y sigue asi!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! Qué bien, otra fan de Judith Mcnaught... Gracias por visitar mi blog y dedicar un ratito a leerlo y dejar tus opiniones.
    Tengo debilidad por esta autora, todas sus novelas me parecen preciosas, únicas, inolvidables. Pese a tratarse de una novela corta Double exposure me encanta.Es una historia tan conmovedora y tan dulce... Comparto tu valoración de los protagonistas de Mcnaught. Después de leer su historia te dejan con los sentimientos a flor de piel.
    Espero que la historia de Corey y Spencer te guste tanto como a mí...
    Un beso y mil gracias!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!