Las sombras del bosque - Nora Roberts

lunes, 14 de mayo de 2012

Título original: River's End
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Plaza & Janés/Debolsillo



El comienzo de Las sombras del bosque es uno de esos que te deja literalmente pegada al libro. Nos describe una situación aterradora, inquietante, te incita a seguir leyendo: una niña de cuatro años está escondida en un armario tras descubrir el cadáver de su madre, huye del monstruo que la ha matado.

Años más tarde de la muerte de Julie MacBride, la que fuera una de las más famosas actrices de cine en su época, los recuerdos de esa aciaga noche despertarán de nuevo y con ellos se reabrirá la herida en el corazón de Olivia, aquella niña de cuatro años. Pero la reaparición en su vida de Noah Brady, el escritor del que años atrás se enamoró y rompió el corazón, hijo del policía que se convirtió en su confidente y apoyo desde que la encontrara en aquel armario, obligarán a Olivia a encarar el momento más doloroso de su vida: el asesinato de su madre a manos de su propio padre.
Lo que estaba destinado a ser un modo de esclarecer ese episodio y de que Olivia pudiera dejar atrás el pasado, los colocará a ambos en el ojo del huracán y pondrá en peligro la vida de los jóvenes. Al parecer el asesino dejó algunos asuntos inacabados y ahora, años después, desea finiquitarlos del todo.

Sin duda, Las sombras del bosque es una de las que considero las mejores novelas de Nora Roberts. Aúna los que para mí son elementos que logran conformar una historia apasionante, que ha logrado cautivarme de principio a fin. No sólo la trama que trata sobre la muerte de Julie MacBride te mantiene en vilo, sino que la parte romántica es, desde mi punto de vista, preciosa, de esas que te provocan un cosquilleo.

La novela narra la vida de los personajes durante diferentes épocas. Da comienzo justo tras el asesinato de Julie, cuando su propia hija de cuatro años, descubre el cuerpo. Es esa noche cuando conoce a Frank Brady, uno de los policías que se encargarán del caso y que se convertirá en una persona muy querida para Olivia. Así entrará en contacto la pequeña Olivia con la familia Brady, cuyo hijo, Noah, es entonces también un niño. Pero con el paso de los años, los caminos de ambos volverán a cruzarse y así se escribirá las páginas de su historia de amor.

El asesinato de Julie MacBride es uno de los ejes sobre los que gira la novela, pero es también el eslabón que une a los personajes propiciando que la relación entre ellos se produzca. No sólo entre Noah y Olivia, sino con toda la familia Brady y con la propia familia materna de Olivia. Tras la muerte de su madre, Olivia se traslada a vivir con sus abuelos quienes desde ese momento crean un caparazón para proteger a la niña, aunque eso también la alejará de la prensa pero también de otros niños, la escuela y el entorno que le era conocido.

Olivia se convierte en una joven solitaria que debido a la excesiva protección de sus abuelos ha enterrado aquel traumático episodio. Noah Brady es un escritor que se ha dedicado a escribir sobre asesinatos reales, tanto desde la perspectiva del asesinado como del asesino. Se adentra en la mente de los protagonistas y siente especial interés por el asesinato de Julie MacBride. Tal vez porque es un caso cercano a él, su propio padre fue uno de los encargados de la investigación, tal vez por los retazos de información de la que ha sido testigo desde su infancia, tal vez por el recuerdo de aquella niña... Por ello busca a Olivia MacBride, quiere conocer su versión, sus recuerdos. Quiere entrevistar a la pieza clave. Sin embargo la relación entre él y Olivia se convierte en algo más profundo, más personal y así se convierten en protagonistas de una historia diferente.

Los diferentes personajes que componen el elenco de Las sombras del bosque están retratados con suma nitidez. A medida que transcurre el tiempo los vemos madurar, cambiar y seguir con sus vidas. Pero sabemos que siguen siendo piezas relevantes en el asesinato de Julie MacBride. Un crimen que está resuelto a ojos de la justicia, pero cuando Noah comienza su investigación y entrevista a los diferentes protagonistas, entre ellos a Olivia MacBride, a Sam Tanner, el marido de Julie y padre de Olivia, a los MacBride, a Frank Brady y viejos conocidos de la fallecida, algo sucede y los acontecimientos se precipitan con resultados sorprendentes.

Centrándome en los protagonistas de esta historia de amor, porque a pesar de que el crimen de Julie es el epicentro del libro, Las sombras del bosque es ante todo una historia de amor, debo decir que me parece una pareja con mucha química.
Olivia ha despertado en mí una especial ternura, tal vez porque somos testigos de lo que el paso de los años, la brutal muerte de su madre y la vida tan protegida que ha llevado ha hecho con ella. Tal vez porque vivimos desde muy cerca el inicio de su historia con Noah, siendo una joven de dieciocho años que abre su corazón por primera vez. Pero lo cierto es que se nos presenta como una mujer cuyo parecido físico con su madre hace que se mencione a menudo la diferencia tan notable en carácter entre ellas, o tal vez por la vida que lleva, alejada del bullicio Hollywoodiense que rodeaba a sus padres, tan protegida que ha dejado de lado vivencias que la mayoría de jóvenes han tenido.
Noah como todos los protagonistas masculinos de Nora Roberts -unos de mis favoritos- es un joven protector, leal, pero con convicciones muy fuertes. El amor a su profesión le lleva a equivocarse en ocasiones, pero también a recapitular y tratar de enmendarlo.

Entre los personajes secundarios destacaría a Frank Brady, el bondadoso policía que se conquistó el corazón de aquella niña traumatizada, a la cariñosa Lily Brady, a los abuelos de Olivia, a sus tíos... y a Sam Tanner, un hombre complejo, lleno de culpa y remordimientos por su vida pasada, del que casi es mejor no contar nada, sino leer la novela.

Como se desprende de mis palabras, Las sombras del bosque me parece una fantástica novela de Nora Roberts que no dudo en recomendar encarecidamente. Te atrapa, te envuelve desde la página uno haciendo que no puedas dejar de leer ni un instante. Podría decir en su contra que, tal vez, el final sea un poco brusco, pero lo cierto es que, en su conjunto, creo que la historia es muy buena. Entrelaza misterio, amor y un sinfín de emociones que no te deja indiferente. Retrata a personajes humanos, imperfectos, sus miedos, remordimientos y también su lado más oscuro. Hace que te sientas atrapada por cuanto rodea el brutal asesinato de Julie MacBride. Y cuenta la historia de amor de una mujer que vivió el traumático asesinato de su madre y el hijo del policía que investigó el caso. En mi opinión es una historia inolvidable, de las que dejan huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!