Lección de amor - Ebony Clark

viernes, 18 de mayo de 2012

Título original: Lección de amor
Autora: Ebony Clark
Género: Romántica contemporánea (Oeste)
Editorial: La Máquina China
Año: 2008


Le llamaban K’aalógii y tenía la mirada profunda y misteriosa de un encantador de serpientes. Un genuino vaquero de los de siempre, con auténtica sangre india corriendo por sus venas y un extraño sentido del humor que amenazaba con hacer que una mujer perdiera completamente la cordura. Clyde no imaginaba que aquella mujer, a la que todos en el pueblo llamaban Srta. Pepinillo por su mal carácter, lograría reabrir las heridas de su corazón que creía cerradas para siempre.

Lane McCrane había tomado una decisión: reconstruir su vida lejos de las cosas y las personas que habían enfriado su corazón. Sin pensarlo, hizo las maletas y se instaló en aquel lugar mágico y perdido entre las montañas de Nuevo México. Sin embargo, cuando comenzó a ejercer como maestra en Juanita Fun, no podía sospechar que tendría que vérselas con el viudo más bruto de todo el estado. Se había jurado que ningún hombre volvería a estropear la tranquila existencia que se había procurado. Ni siquiera aquel tipo arrogante llamado Clyde Bransow.

Solo alguien como Lane podría doblegar el orgullo de aquel indio cabezota. Y solo un hombre como él podría amarla como ningún hombre lo había hecho antes. Lane pretendía darle una lección de humildad... pero desconocía que Clyde ya había escrito el destino de ambos en las alas de una mariposa...

Hay historias que pese a su sencillez, o tal a causa de ésta, logran atraparte sin demasiado esfuerzo. Es lo que me ha sucedido con Lección de amor. Una historia sencilla, divertida y con un punto de ternura que no me ha dejado indiferente. Lo cierto es que tenía este libro desde hace mucho, pero no lo he leído hasta hace poco, cuando he entrado en una de mis temporadas temáticas: esta vez sobre el oeste.

Si bien no es la novela que me imaginaba, tenía en mente una historia más dura, más árida, más peligrosa... pero porque son adjetivos que, inconscientemente, asocio al oeste, he disfrutado con su lectura.
Puede que la historia en sí no sea nueva, pero a mí lo que me ha enganchado es el estilo que le infiere esta autora. Fresco, divertido, con una pizca de ironía y de dulzura.

Clyde Bransow, K’aalógii, se nos presenta como un vaquero genuino, un tipo duro, medio indio, que posee un peculiar sentido del humor (o más bien falto de él). Viudo, se dedica en cuerpo y alma a sacar adelante su rancho y a criar a su hijo, Ben, un niño entrañable de cinco años. No busca una mujer, pero entonces entra en escena esa metementodo señorita Pepinillo.
Lane MacCrane es una maestra que tras un desengaño amoroso se ha trasladado a Juanita Fun, en Nuevo México. Su carácter, un poco avinagrado con los hombres, ha hecho que se ganara el apodo de señorita Pepinillo. Pero lo cierto es que pese a su carácter seco con los hombres, con los niños es todo dulzura y enseguida se ve que es todo fachada y que, en realidad, solo protege su corazón.
Sus enfrentamientos con Clyde dan lugar a una serie de encuentros y desencuentros de lo más entretenidos. Porque es ahí cuando vemos que Clyde no es tan falto de humor como parece ni Lane tan remilgada. Son nada más que polos opuestos.

Creo que la novela es muy amena, está escrita de una manera muy fluida. Como digo antes no es que sea una historia que no puedes imaginar qué camino tomará o ir un poco adelantándote a los acontecimientos, pero es agradable y divertida de leer.
Además, y puede que esto sea una debilidad personal, me encantan las historias de indios y algo que me ha gustado de Lección de amor es que a pesar de que Clyde, K’aalógii, es medio indio, con lo que en otras novelas esa parte del personaje es nada más que un señuelo para atraer a la lectora, aquí el amor y respeto a esa raza está muy patente, además de haber una gran documentación detrás.

No puedo acabar sin mencionar al pequeño Ben, personaje que a mí me ha ganado el corazón. Las historias con niños siempre o casi siempre -más aún si están bien llevadas- me gustan. En este caso crea un halo de ternura alrededor de la historia y lo convierte en un personaje importante que influye en las decisiones y en el desarrollo de la historia de amor entre su padre y la señorita Pepinillo.

En mi opinión Lección de amor es una novela sencilla, que se centra en situaciones cotidianas del día a día en un pueblo de Nuevo México, dulce y divertida. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!