Magos, amantes y ladrones - Nora Roberts

jueves, 3 de mayo de 2012

Título original: Honest Illusions
Autora: Nora Roberts
Editorial: Plaza & Janés/Cisne/Debolsillo
Género: Romántica contemporánea





Puede que Magos, amantes y ladrones no sea la mejor novela de Nora Roberts, pero es una de mis preferidas.
Desde la primera página, cuando se nos describe a un pilluelo llamado Luke Callahan robando carteras en un circo, hasta la última, cuando se llega a ese anhelado final, he estado prendada de esta historia y he sido incapaz de dejar de leer. Al igual que Luke cae, de algún modo, hipnotizado por la oscura mirada del mago Max Nouvelle, yo también lo he hecho por las andanzas de esta peculiar familia.
Creo que es un libro mágico que te roba el corazón.
Me fascina el mundo del circo y la magia. Tal vez por eso Nora Roberts me conquistó desde el comienzo. Creo que lo recrea de tal manera que te sientes en ese circo, en esa caravana y parte de esa familia. Pero más que por eso, la realidad es que Magos, amantes y ladrones me ha conquistado por la miríada de emociones que transmite y por la preciosa historia de amor, lealtad y honor que cuenta.

El que la novela esté dividida en tres partes, cada una centrada en una época y unos años de la vida de la familia Nouvelle, considero que es todo un acierto. Hace que la historia resulte dinámica, enriquecedora y profunda. Son tantas las vivencias, situaciones y peripecias vividas, especialmente, por Luke y Roxanne que la he leído en un suspiro. Pero no sólo ellos me han conquistado, sino toda la familia Nouvelle al completo. La relación de Max y Lily es muy bonita y todo cuando acontece entre los diferentes miembros de la familia me ha tocado la fibra.

Me gusta que la historia comience cuando Luke y Roxanne son unos niños. Eso nos permite ver como cambian los sentimientos entre ellos y como Luke va integrándose y convirtiéndose en uno más de la familia. Sé que eso hace un libro mucho más extenso, pero disfruto enormemente con libros así.

Luke tenía doce años cuando escapando de las palizas y vejaciones sufridas a manos de su padrastro -y la indiferencia de su madre- llegó hasta un circo donde, sin comprenderlo muy bien, gastó unas de las pocas monedas que tenía para asistir a la función del gran mago Max Nouvelle. Ese hecho cambió el resto de su vida. También cambió a la familia Nouvelle.
Max lo acogió bajo su protección. Y no sólo lo contrató sino que Luke acabó formando parte de la familia del mago. Y así, comenzó a vivir con Max, Lily, su compañera, y Roxanne, la hija de Max, fruto de una relación anterior.

Al principio Roxanne y Luke chocan, pero no porque Roxanne vea a Luke como un rival ni un usurpador que le quita el cariño del padre, sino por las razones típicas de la edad. Son dos niños que compiten entre ellos. Para Luke Roxy es una mocosa insufrible que no deja de vanagloriarse de sus trucos de magia, algo que Luke ansía aprender. A Luke le fascinan los números de Max y día a día lo admira más.
Con el paso de los años somos testigos de como esa “enemistad” da paso al cariño y, más tarde, llegada la adolescencia, a un amor juvenil que, años después, se convertirá en un amor más fuerte aún.

Otra de las peculiaridades de los Nouvelle -y que hacen en mi opinión más original la novela- es su otra ocupación. Además de magos, son una familia de ladrones de guante blanco. Pero no son unos ladrones cualquiera, sino unos ladrones con arraigado principios morales, aunque suene contradictorio. La verdad es que me he quedado embelesada leyendo como preparan y cometen los atracos, pues la trama toma un cariz peligroso y trepidante.

En un entorno peculiar, dentro de una familia cuanto menos singular -en la que se incluyen a LeClerc y Mouse, más tarde también a Jake y Alice- la novela gira alrededor de emociones como el amor en sus diferentes facetas, la lealtad, el honor, el perdón y la rendición. También de una particular manera de justicia.

Para mí reúne varias de las temáticas que más me gustan en una novela romántica, tal vez por eso es una de mis preferidas. Narra una historia que pasa por diferentes etapas, con una historia de reencuentros y segundas oportunidad, con magia y ladrones de guante blanco, misterios y secretos. Todo esto con una narración impecable y diálogos ingeniosos que tocan la tecla adecuada para llegarte al corazón o hacerte reír según el momento. Es una historia apasionante, divertida en ocasiones, melancólica en otras.

Y como historia intensa y emocionante donde las halla, no notamos en falta la presencia de personajes antagonistas con interés por hacerles la vida imposible a Luke y Roxanne. Por un lado está Sam, que guarda un rencor especial a Luke y también a Roxanne. Y por otro está el padrastro de Luke que reaparece dispuesto a sacar provecho del éxito logrado por su hijastro.

Por todo esto, así como por tantas y tantas cosas que me sería imposible condensar en estas líneas, Magos, amantes y ladrones es una de las novelas que más me han gustado de Nora Roberts. Lo cierto es que comparándola con otras que se han publicado más recientemente, he notado bastantes diferencias. Roxanne me parece una mujer que con los años se hace más fuerte, pero no le veo un carácter tan independiente y autosuficiente como otros personajes de Roberts. Y Luke, como todo protagonista de esta autora, es el hombre perfecto.

Sin duda lo que me ha conquistado de la historia es por un lado la relación de Luke y Roxanne. Es muy bonito leer como pasan los años, van creciendo y madurando y van enamorándose. Me gusta la evolución que sufre Luke, a pesar de que algunos comportamientos suyos, pero sin los que la historia, obviamente, no sería igual. Me gusta el cambio que experimenta Roxanne, cómo se convierta en la cabeza de familia y una mujer fuerte.
A pesar de que Luke es el protagonista masculino indiscutible, para mí Max Nouvelle es el otro gran protagonista. Después de todo el resto de personajes viven durante gran parte de la novela bajo su protección. De algún modo su presencia es vital y sus enseñanzas y valores están en todos y cada uno de los miembros de su familia. Confieso que Max Nouvelle me robó un poco el corazón.

Para mí estamos ante una historia conmovedora, divertida, con un pizca de tristeza en algunas ocasiones, que no me ha dejado indiferente. Es una de las novelas de esta prolífica autora que atesoro con más cariño y que sé reeleré de vez en cuando.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!