Obligados a casarse - Carolyn Davidson

viernes, 25 de mayo de 2012

Título original: Gerrity's bride
Autora: Carolyn Davidson
Género: Romántica histórica (Oeste)
Editorial: Harlequín


Tras la muerte de su padre, Emmaline Carruthers viaja hasta el Oeste para hacerse cargo de su hermana pequeña. Pero al llegar se encuentra con una inesperada sorpresa: el testamento de su padre, Samuel Carruthers. La última voluntad de éste la obliga a casarse con Matthew Gerrity, el hijastro de su padre y por tanto su hermanastro, para compartir la custodia de la pequeña Theresa, la hermana de ambos.

Emmaline no está dispuesta a casarse con el altanero vaquero pero si no acepta, la niña se quedará con Matthew. El testamento está lleno de condiciones para que tanto uno como otro hereden, pero en resumidas cuentas, eso implica que se casen y que en un periodo de dos años tengan un hijo.

Tras la separación de sus padres, cuando Emmaline tenía dos años, ésta siempre vivió en Kentucky donde sus abuelos la criaron y educaron. Tras el divorcio, su madre se convirtió en una sombra de sí misma y nunca prestó atención a su hija. Fue educada como una dama pero sin demasiado cariño y nunca tuvo noticias de su padre, creyendo que éste no pensaba en ella.
Tras la muerte de éste descubre que éste volvió a casarse y que tuvo una hija, Theresa, que en la actualidad tiene cinco años, pero que siempre la tuvo presente. Su segunda mujer tenía un hijo, Matthew, quien trabaja como capataz en el rancho de Carruthers.

Para Matthew es una sorpresa conocer a la altiva hija de su padrastro, quien según a él le consta nunca tuvo contacto con el hombre. Pero al conocerla se da cuenta que no es tan altiva e inaccesible como parece a primera vista, y aunque el suyo es un matrimonio de conveniencia, no tarda en surgir la atracción y el deseo entre ambos.

Obligados a casarse parte de un testamento y la obligación de que Emmaline y Matthew contraigan matrimonio. La verdad es que la novela no es especialmente original ni novedosa, pero a mí las novelas ambientadas en el Oeste y los matrimonios de conveniencia son temas que, en principio, me atraen mucho. Razón por la que me interesó esta novela. Además es la primera novela que leo de Carolyn Davidson.

La novela me ha hecho pasar un rato entretenido. La trama no da pie para grandes sorpresas ni misterios, pese a que existe un misterio a resolver: la identidad de alguien que intenta matar a Emmaline o, en su defecto, hacerla volver a Kentucky.
El que haya pocos personajes no da pie a que la identidad de esa persona sorprenda demasiado, al menos a mí no me ha sorprendido, ya que desde el principio se barajan dos sospechosos y hay poco margen de error.
Aun y todo, sin ser una novela inolvidable, es agradable de leer y entretenida.

Obligados a casarse es una novela que parte de varios estereotipos: un matrimonio de conveniencia y unos protagonistas también un tanto estereotipados, rudo vaquero y dama de buena familia.
Emmaline es una joven educada para ser una dama, inacostumbrada a trabajar y mucho menos a estar rodeada de hombres rudos, ganado y polvorientos parajes.
Matthew es un rudo vaquero, habituado al trabajo duro. Desde que su madre se casó con Carruthers ha vivido en el rancho y trabajado para él.
Así pues, los protagonistas provienen de dos mundos muy diferentes, pero como es de esperar la atracción nace entre ellos y entonces… cualquier cosa puede pasar.

La novela me ha parecido amena, pese a que hay muchos clichés, tal vez se deba a que este tipo de argumentos me entretienen. Aun así reconozco que es una novela a veces un poco lenta y que en cuanto a misterios no sorprende demasiado: la llegada de Emmaline parece inquietar a alguien que trata de obligarla a marcharse o bien matarla.
Creo que éste es el punto más débil de la novela, ya que podría haber dado más juego, introduciendo sospechosos o dando pistas más inquietantes sobre la identidad de esa persona. No sorprende.
En cuanto a la relación entre Matthew y Emmaline no carece de interés, pero también creo que le falta más chispa. Emmaline se enamora muy rápido y Matthew no muestra demasiada contrariedad por verse obligado a casarse y no da muchas muestras de ese carácter rudo que se le presupone. Al menos en mi opinión.
En cuanto a los secundarios creo que podrían haber dado más juego, pero como ya he dicho, a grandes rasgos la novela me ha parecido amena.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de un harlequín, con lo que las escenas no permiten tanto desarrollo como una novela más larga, me ha parecido una novela agradable de leer.
Con un ritmo un poco lento, unos personajes y argumento poco sorprendentes ni novedosos, Obligados a casarse me parece una lectura entretenida y sin mayores pretensiones, aunque me quedo con la sensación de que la historia daba para más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!