Inmune a sus encantos - Susan Mallery

domingo, 15 de julio de 2012

Título original: Sizzling
3º Buchanan
Autora: Susan Mallery
Romántica contemporánea
Harlequín




Si durante años los hermanos Buchanan se han quejado de que la abuela Gloria les desorganizara la vida, más lo hace tras sufrir un infarto y romperse la cadera. Pues, obligada a guardar reposo y realizar rehabilitación, la anciana, que siempre ha sido el dragón de los hermanos, necesita que se la atienda. De modo que queda en manos de cuatro nietos que siempre han procurado evitarla.

A pesar de haberse negado con anterioridad, Walker se hace cargo de la dirección del restaurante, a la vez que prepara su boda con Elissa, mientras Reid se encarga de acondicionar la casa para la nueva situación de la anciana y contratar al personal que la atenderá, entre él a tres enfermeras.
Y mientras dos de ellas son claramente su tipo, con pechos grandes, desinhibidas y seductoras, la tercera es una enfermera muy cualificada pero de apariencia mucho más discreta. Desde que la entrevistó para ocupar el puesto, Reid notó que Lori Johnston sentía una profunda animadversión por él. Tal vez por ello disfruta tanto incordiándola.

Cuando un malicioso artículo, escrito por una periodista vengativa, lo convierte en noticia, así como en objeto de burla por sus, al parecer, nulas habilidades entre las sábanas, Reid decide abandonar su casa-barco y ocultarse en la casa de la abuela Buchanan una temporada. Por un lado eso implica estar mucho más cerca de la arisca Lori, por otro hace examen de conciencia sobre el tipo de vida que ha llevado durante años, sobre todo el último, cuando por un accidente tuvo que abandonar el béisbol.

Lori Johnston es enfermera por vocación. A pesar de que todo el mundo habla con muy poco cariño de la señora Buchanan, ella está convencida que no puede ser tan terrible y, al contrario, culpa a los nietos de no preocuparse por la abuela. Pero de entre los tres hermanos -Dani no ha vuelto a la casa tras la discusión con la anciana- Reid es el peor. Es un mujeriego que se cree un regalo para las mujeres. Al conocer a las otras dos enfermeras se acrecenta su inseguridad en ella misma. Lori creció a la sombra de su hermana Melanie, bella y cariñosa, a la que todos quieren. Así que está habituada a no destacar ni a sacar partido de su atractivo, como la insidiosa señora Buchanan le señala con su habitual descaro.

Pero a pesar de que no parecen llevarse muy bien y a pesar que, como ni uno ni otro dejan de repetirse, ella no es su tipo, el trato diario y la casi convivencia bajo el mismo techo evidencia que hay química entre Reid Buchanan, el ex-jugador y estrella deportiva, y la sencilla enfermera Lori Johnston. ¿O hay algo más?

Uno de los grandes aciertos que encuentro en la saga Buchanan es que las diferentes novelas que la componen casi se solapan. De modo que cuando en Besos irresistibles la abuela sufrió el infarto y rompió la cadera se puso en acción la historia de Inmune a sus encantos. Ya entonces fuimos testigo de que Lori y Reid no se llevaban muy bien, pero aún así el ex-jugador la contrató.
En esta nueva entrega, la tercera de los hermanos Buchanan, la autora nos cuenta la historia de esta pareja a primera vista tan poco compatible.

Lo cierto es que Inmune a sus encantos tiene un poco del cuento del patito feo y otro poco al de la Cenicienta. Lori es una joven que, en principio, no parece muy atractiva, principalmente porque ella no se ve así y no saca partido de ello. Su única prioridad es su trabajo y cuidar de su hermana Melanie, gravemente enferma.
Pero al comenzar a trabajar en casa de los Buchanan, trabajo que acepta porque necesita el dinero, ya que Reid le cae francamente mal, otros intereses ocupan su mente. Entre ellos el vanidoso Reid Buchanan.

Durante años Reid ha llevado una vida disipada. Era una estrella del deporte y ha disfrutado de las ventajas que le daba: la fama, el dinero y las mujeres. Tras retirarse finge trabajar en el bar deportivo de los Buchanan, pero en realidad no se siente realizado. No es hasta que aparece ese artículo en la prensa y su imagen de héroe a ensuciarse que se replantea muchas cosas. Entre ellas qué le pasa con esa sabelotodo de Lori Johnston.

Por un lado Inmune a sus encantos es, desde mi punto de vista, una historia divertida y seductora que, como digo antes, tiene un aire al patito feo. Con unos protagonistas muy diferentes, apuesto y mujeriego uno, inhibida e insegura la otra, nos presenta las diferentes fases por las que su historia va avanzando.
Por otro lado, como es habitual y de esperar, nos sigue manteniendo al día de la vida del resto de hermanos Buchanan, preparándose ya el terreno para la cuarta y última historia, la de Dani. Además también nos reserva grandes sorpresas por parte de la abuela Gloria que comienza a dejar ver otras facetas....

En líneas generales me he divertido mucho con Inmune a sus encantos, aunque también hay lugar para emociones más profundas e incluso para la tristeza, ya que la temática que rodea a Melanie y su enfermedad no propicia otra cosa. Pero ésa es una de las cualidades que he encontrado en esta autora, ese toque realista que confiere a sus historias en mitad de ese halo fantasioso, casi como a cuento de hadas. Pero lo cierto es que sí me ha quedado algo triste a pesar de las sonrisas anteriores.
Con todo, Inmune a sus encantos me ha parecido una bonita historia, dulce, sensual, con un deje triste por alguna de las historias secundarias, pero que en conjunto dan lugar a un libro cercano, romántico y no exento de realismo.

2 comentarios:

  1. No soy mucho de leer sagas pero esta si tengo ganas de leerla porque alguna vez me la han recomendado en el blog
    besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Tatty! Pues a mi las sagas me gustan, pero depende claro, porque a veces me canso. Sin embargo ésta voy a leerla completa porque me he quedado intrigada. Son historias cortas y son cuatro (poco para lo que hay...). Si te animas, espero que te guste. A mí me ha gustado especialmente la de Besos irresistibles. Es muy bonita.
    Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!