Deseo en sus ojos - Kaitlin O'Riley

lunes, 8 de octubre de 2012

Título original: Desire in his eyes
Autora: Kaitlin O'Riley
2º Hermanas Hamilton
Género: Romántica histórica
Publicada: Romanticae (La esfera de los libros) Octubre 2012





Un beso perverso fue una novela que disfruté leyendo. Con ese aire a Mujercitas de Louisa May Ascott, la novela de Colette Hamilton me cautivó de principio a fin. De modo que estaba deseando leer otra más de la historia de las hermanas Hamilton y tras leer Deseo en sus ojos, de nuevo, ansío leer la siguiente...
En esta ocasión la autora nos presenta una historia diametralmente opuesta a la anterior. Lejos de los salones de baile y de la librería Hamilton, Deseo en sus ojos es una novela con más aventuras, aunque confieso que de momento Un beso perverso sigue siendo mi preferida. Pero es una novela con la que, otra vez, Kaitlin O'Riley me ha proporcionado una lectura muy agradable.

Juliette Hamilton es la segunda de las hermanas Hamilton. Tras pasar una temporada en Londres a la caza de marido, tiene muy claro que no es ésa la vida que desea. Afortunadamente para la familia Hamilton Colette se ha casado con Lucien Sinclair y es ahora Lady Waverly. Las penurias económicas para las hermanas han cesado. Además, Colette es feliz y está esperando su primer hijo. Pero Juliette quiere una vida diferente. Ni desea trabajar en la librería familiar ni ser la sumisa esposa de algún noble o caballero adinerado. Quiere aventuras, quiere recorrer el mundo. Así que aprovechando la llegada del capitán Harrison Fleming, amigo de Lucien y Jeffrey Eddington, antes de que parta de regreso a Estados Unidos se cuela en su barco como polizonte. Su plan es sencillo: viajará a bordo del Sea Minx hasta Nueva York para pasar una temporada con su gran amiga Christina Dunbar. Y una vez allí conocerá el país.

Evidentemente el capitán Fleming la sorprende en la bodega del barco, para desgracia de Juliette, incluso antes de lo que esperaba. Y aunque la primera intención de Harrison es dar media vuelta al barco y devolver a la exasperante señorita Hamilton a su familia, también desea darle una lección. El tiempo apremia, pues su deseo de regresar a su hogar acucia por razones que tampoco quiere explicar a la joven. También por ello accede a llevarla en su barco, pero en cuanto pisen suelo americano la obligará a tomar el primer barco de regreso a Inglaterra. Mientras la obligará a ganarse su sustento y su pasaje.
Sin embargo los planes del apuesto capitán tampoco siguen el curso esperado...

Ya en la anterior novela me entusiasmó la forma de narrar y las historias que cuenta Kaitlin O'Riley. Además la idea de una saga protagonizada por cinco hermanas me atrapó. Como curiosidad debo contar que la propia autora cuenta que tiene cuatro hermanas y que fue eso lo que le dio la idea de esta saga.
Deseo en sus ojos es bastante diferente de Un beso perverso. Como comento antes hay un cambio de escenario que no propicia el tipo de historia de la anterior novela. Pero lo cierto es que con esta pareja protagonista tampoco tendría mucha razón de ser.

Para empezar Harrison Fleming ni es inglés ni es noble. Siendo el mayor de cuatro hermanos ha velado y cuidado de ellos desde que era poco más que un niño. Aunque de origen muy humilde ha amasado una fortuna, es propietario de la naviera Fleming y también de varias casas. Es un hombre de familia, trabajador, honrado y capaz de los mayores sacrificios por los suyos. Cuida con profundo cariño a una hermana mentalmente inestable.
Por otro lado Juliette Hamilton es una joven bonita, caprichosa y bastante exasperante. En su deseo de viajar y conocer el mundo no se para demasiado a pensar en nada ni nadie más que en sus deseos. Así que cuando el capitán Fleming le ofrece matrimonio para proteger el honor de la joven, no duda en rechazarlo. Pese a que junto a él ha vivido las mayores y más intensas aventuras, no desea atarse a un hombre que la controle.

Estamos ante una pareja que a primera vista no puede parecer menos idónea: Harrison es responsable, serio y atento; Juliette impulsiva, egoísta y soñadora. Lo cierto es que tengo que confesar que durante algunos momentos la señorita Juliette Hamilton no despertó precisamente mis simpatías. Pero como ya he comentado en alguna ocasión, y en honor a la verdad, este tipo de protagonistas suelen gustarme por el tipo de historia que propician. Porque después de todo, siendo como es Harrison Fleming un hombre tan caballeroso, leal y sensible, ¡qué aburrida sería una novela con una Juliette dulce y encantadora!

La novela transcurre parte a bordo del Sea Minx parte en Estados Unidos, una vez que el barco llega a puerto. Una vez así sucede Juliette huye de Harrison pero tras la llegada de Jeffrey, que acude a buscar a Juliette a petición de sus hermanas, los caminos de la señorita Hamilton y el capitán Fleming vuelve a cruzarse y las chispas entre ellos vuelven aparecer.
El tipo de relación entre Juliette y Harrison, salvando las diferencias, me ha recordado un poquito a la de Shanna y Ruark de la novela Shanna de Kathleen Woodiwiss. Lo hace en el sentido de estar ante una joven un tanto caprichosa, con unas ideas muy claras de qué hacer con su vida, y de tener, por contra, a un protagonista devoto, cariño y e incluso diría que tierno.

Mientras las aventuras y desventuras de Juliette acontecen en Nueva York y Nueva Jersey, vamos viendo qué sucede en Londres con las hermanas Hamilton. De modo que, en mi opinión, la novela es entretenida y muy dinámica por el cambio de escenario.

Como ya sucediera en Un beso perverso, el papel de Jeffrey Eddington vuelve a ser primordial. Sin duda es uno de los personajes más carismáticos de esta saga y mientras se publica su novela, nos iremos contentando con las apariciones que hace en las diferentes novelas. Como secundarios de la novela, además del resto de hermanas Hamilton y de Lucien, tengo que destacar a Melissa, la hermana de Harrison.
A mí es un personaje que me ha enternecido y cautivado porque, aun en medio de su enfermedad, en su inocencia y naturalidad, es en ocasiones la conciencia de los demás. La verdad es que no me gustaría revelar demasiado de este personaje, pues lo bonito es leer la historia y descubrirla, pero es el personaje que, sin duda, más hondo cala de toda la novela.

Con Deseo en sus ojos he disfrutado de una lectura deliciosa. Divertida, sensual, con aventuras y con escenas tiernas. Si la comparo con Un beso perverso debo confesar que me caló más la anterior novela. Puede que sea sobre todo por ese aire a Mujercitas que era más marcado en la otra historia. Puede que sea porque el personaje de Juliette, como digo antes, en ocasiones no se hace querer precisamente. Pero con todo y pese a todo, creo que Deseo en sus ojos es una bonita historia. A través de sus páginas ha logrado transportarme a otro marco dentro de la época victoriana, regalándonos una historia diferente que transcurre a bordo de un barco, en Estados Unidos y, brevemente, en Londres. Por todo ello creo que ofrece una lectura refrescante, emotiva, divertida y romántica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!