El cielo y el infierno - Patricia Ryan

sábado, 17 de noviembre de 2012

Título original: Heaven's fire
2º Familia Fairfax
Autora: Patricia Ryan
Género: Romántica histórica (medieval)
Publicada: Titania Octubre 2009



Tras la muerte de su anciano marido, a Constance no le queda otra alternativa que encontrar un nuevo -y anciano- protector para evitar caer en las manos del cruel y sanguinario Sir Roger Foliot, obsesionado por convertirla en su amante. De sobras es conocida la crueldad y maltrato que el mandantario de Cuxham les dispensa a las mujeres que pasan a engrosar su lista de amantes (tanto voluntaria como involuntariamente).  Encuentra refugio en el padre Osred pero cuando años más tarde, una epidemia de escarlatina asola la población de Cuxham, entre sus víctimas cae el padre Osred. 

Una vez más Constance queda desamparada y a merced del señor de Cuxham. Pero en esa oportunidad, la joven, decidida de una vez a ser la dueña de su vida sin tener que entregarse a hombres tan ancianos, finge su propia muerte y huye de Cuxham donde su condición de mujer y de sierva a Foliot le han cortado las alas. 

Sus pasos la llevan a Oxford, al padre Fairfax, quien acudió a su lecho de enferma para darle la extremaunción, pero con sus cuidados y conocimientos adquiridos en Tierra Santa, le salvó la vida. La intención de la muchacha sólo es agradecerle los cuidados que le dispensó, pero Rainulf Fairfax, que recién ha abandonado los hábitos para convertirse en el maestro de escuelas de Oxford, le ofrece su protección.
Vestida como un muchacho, Constance que se hace llamar Corliss, se niega categóricamente. El maestro Fairfax es joven y atractivo pero se ha jurado a sí misma no volver a depender ni venderse a ningún hombre. Su sueño es ser iluminadora de libros y, con ese fin, desea viajar hasta Londres.
Rainulf la convence para que permanezca bajo su techo -en calidad de un joven más de los tantos que acoge, sin esperar ningún favor a cambio- y le ayuda a encontrar trabajo en una de las librerías más importantes de Oxford.

Por primera vez Constance/Corliss siente que la vida le sonríe, que es dueña de su destino e, incluso, siente nacer en su interior sentimientos hacia el ex sacerdote que no pueden ser menos que prohibidos, pues le hace desear, por primera vez, el amor y el contacto físico de un hombre. 

Desde la primera vez que Rainulf puso sus ojos sobre Constance, a pesar de su enfermedad, vio la inteligencia y perspicacia brillar en su mirada, intuyó la belleza que ese rostro sonrojado escondía. Rainulf Fairfax luchó en las Cruzadas, fue testigo de las muertes más cruentas y de las torturas perpetradas en nombre de la fe, por ello  ha colgado los hábitos y ha hecho su objetivo ser el Canciller de Oxford. Es requisito indispensable mantener su juramento de celibato. Aunque otros sacerdotes y Cancilleres no lo han hecho, Rainulf es un hombre de honor y está dispuesto a cumplirlo. Algo que se le antoja difícil con Corliss viviendo bajo su mismo techo, y cuando el amor nace entre ambos.

Con El cielo y el infierno, Patricia Ryan continua con la saga medieval de la familia Fairfax que inició con El hechizo del halcón. Aunque no son muchas las novelas de esta autora publicadas en nuestro país, su bibliografía se compone de bastantes novelas tanto históricas como contemporáneas, incluso escribe erótica bajo otro pseudónimo y cuenta en su haber con varios premios y reconocimientos.

El cielo y el infierno es, desde mi punto de vista, una novela romántica medieval diferente. Lejos de encontrarnos con caballeros y señores feudales, nos ofrece una historia de amor ambientada entre libros, pergaminos y clases magistrales.
Uno de los puntos que más me han llamado la atención es que Constance/Corliss y Rainulf son dos protagonistas atípicos. Ella es una joven viuda que ha nacido y crecido limitada por su condición de mujer y por pertenecer a una clase sin privilegios. Para huir de las atenciones del señor de su pueblo ha unido su vida a hombres y párrocos de edad tan avanzada que podrían ser sus abuelos. Pero en su interior es una joven vivaz, con ansias de conocimiento y de superación. Obligada por las circunstancias a vivir en esas condiciones, cuando halla la oportunidad huye como un pájaro que ve la jaula abierta...

Rainulf es un hombre de la iglesia. Como segundo hijo la iglesia era su sino y así lo aceptó. Pero tras regresar de Tierra Santa y convertirse en doctor en teología, filosofía, profesor y ordenarse sacerdote no recupera la libertad de espíritu que le falta y que esperaba encontrar.
Sólo cuando conoce a Corliss y es testigo de sus ansias por vivir, por aprender y trabajar, del denodado esfuerzo que hace por lograr sus sueños, empieza a reencontrarse consigo mismo y a anhelar algo que, entonces, cree imposible.

Aunque es una novela medieval que contiene situaciones, personajes y elementos de sobra conocidos como el de la joven desamparada que vestida de muchacho huye y encuentra protección en el héroe, en El cielo y el infierno Patricia Ryan crea una historia diferente por varias razones: una ambientación y protagonistas diferentes y, por supuesto, una trama romántica que me ha ido cautivando poco a poco.

La relación entre ambos da lugar a una historia que, en mi opinión, es muy bonita y dulce. Pero el trasfondo que rodea el pasado de ambos, la amenaza que pesa sobre Constance/Corliss, a quien Sir Roger Foliot, tras descubrir el engaño, manda en su búsqueda a un asesino envuelven la novela de un velo de luces y sombras.
Me ha llamado la atención, sobre todo, el personaje de Corliss. Cómo una mujer sin recursos, que se siente desprotegida y vapuleada por la vida, esconde tanto coraje en su interior, y cómo ansía por encima de todo ser iluminadora, algo que dado su sexo tampoco es hazaña fácil.

Otro de los puntos que, sin ser relevantes para la trama romántica, me ha cautivado y me han atrapado aún más en la lectura de esta novela es la minuciosidad y el amor con que se describen los libros, hasta tal punto que te sientes dentro de ese taller y esa librería, ves, siente y hueles los pergaminos, la tinta y el rasgueo al escribir. 

Describiría El cielo y el infierno como la historia de dos personajes que luchan por superarse, por vencer las adversidades mientras entre ellos nace un amor que, a ojos de todos, está prohibido; como una historia medieval que con otras armas y en otros campos de batalla, muestra la lucha y el coraje de un hombre y una mujer que, sin pretenderlo ni quererlo, encuentran el amor donde menos lo esperaban y que, en mi caso, me ha parecido una lectura encantadora. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!