El lago de los sueños - Lisa Kleypas

viernes, 2 de noviembre de 2012

Título original: Dream lake
3º Friday Harbor
Autora: Lisa Kleypas
Género: Romántica contemporánea (paranormal)
Publicada: Vergara Noviembre 2012




Zoe es tímida y sensible; no ha tenido demasiada suerte en el amor. Se casó con su mejor amigo y confidente, con alguien afín a ella. Parecían ser una pareja idónea. Mas no fue así. Y cuando Chris, su por entonces marido, le confesó que amaba a otro -sí, a otro hombre- su mundo se hizo añicos. Buscó refugio en su alocada prima Justine que le pidió que se mudara con ella a su posada. Así lo hizo y, finalmente, incluso se convirtió en su socia. Mientras Justine dirige el negocio, Zoe se encarga de la cocina. Tiene un don especial para ello.
El día que conoce al arisco Alex Nolan, no se forma una opinión muy favorable de él. Alex, como es habitual en él, es huraño y poco amable. Aun así Zoe tiene un gesto amable. Pero durante un tiempo no vuelven a verse.

Cuando se le informa que su abuela Emma, la mujer que ha sido para ella una madre, ya que fue la que la crió cuando su madre los abandonó a ella y a su padre, sufre una demencia senil, Zoe decide mudarse a vivir con la anciana en lugar de llevarla a una residencia. Su abuela tiene una pequeña casa en la isla, junto al lago de los sueños y Zoe cree que es el lugar perfecto para que vivan juntas. Pero la vivienda necesita reparaciones y el único que puede realizarlas con tan poco tiempo de adelanto es Alex.

Recién divorciado, la vida de Alex no parece tener rumbo. Su ex-mujer le informa que desea vender la casa que fue de la pareja y que, por tanto, debe abandonarla cuanto antes. Así que se muda con Sam a la vieja mansión victoriana. Poco a poco se va deteriorando. Cada día bebe más, está más demacrado y más delgado. Sus hermanos lo ven pero no saben qué hacer. Alex siempre ha estado más alejado que ninguno de los demás. Su única compañía es el fantasma que habita la mansión victoriana. Un fantasma que nadie ve más que él y que parece tener una afinidad especial con Alex, pues le sigue allí donde va.
Cuando comienza a tener algunos problemas económicos, pues el proyecto en que trabajaba se suspende y le proponen que repare la casa junto al lago, no tiene demasiadas excusas para negarse. Salvo que no desea estar cerca de Zoe. A su lado siente algo que no ha sentido antes y eso le asusta. Sam le pide que acepte como una favor a Lucy, amiga de Zoe. Incluso ese fantasma entrometido le pide que acepte. Así pues, finalmente lo hace.

A pesar de que no empezaron con muy buen pie, poco a poco cierto entendimiento parece establecerse entre Zoe y Alex. A medida que realiza las reparaciones y, sin saber muy bien cómo, se compromete a ayudar al fantasma a descubrir su identidad y qué razón hay para que esté conectado con él, también nace algo especial con Zoe. Pero Alex es un hombre amargado que no conoce de dulzura ni caricias, es brusco y visceral. Sin embargo Zoe le demuestra un lado de él mismo que no conocía...

A Zoe la conocimos como una de las dos mejores amigas que Lucy tiene en Friday Harbor. Creo que, en general, nos bastó leer aquel breve encuentro entre Zoe y Alex para que el corazón nos palpitara un poco, presagiando tal vez que estábamos ante la pareja protagonista de la siguiente novela de Friday Harbor. Antes incluso de que lo supiéramos.

Una noche mágica y El camino del sol me parecieron sencillamente preciosas porque son novelas sencillas, pero me llegaron al corazón por eso precisamente.
La historia de Alex y Zoë me ha parecido muy bonita. En ocasiones me ha tenido con el corazón en un puño, así como la otra historia de la novela, la del fantasma. Pero confieso que pese a que me ha encantado, no lo ha hecho tanto como las dos anteriores. Aún así me ha atrapado de principio a fin.

En Alex estamos ante uno de esos protagonistas por el que, inevitablemente, sentimos cierta predilección. Creo que a casi todas nos gustó Alex desde la primera novela en que apareció. Arisco, amargado, huraño y solitario es el prototipo del protagonista atormentado.
Libro tras libro hemos ido conociendo más de los hermanos Nolan, sobre sus infancias y como cada uno de ellos las ha superado. Pero nos faltaba Alex. Bien, debo decir que si bien se nos cuenta como fue la infancia del menor de los hermanos, al terminar el libro he sentido que me faltaba conocer un poco más. No es que me guste leer como un personaje se regodea en su infeliz infancia, pero no he podido tener la sensación de que tras tres novelas viendo a Alex autodestruirse necesitaba saber un poco más. Pero por otra parte me ha encantado que la novela, lejos de describirnos las miserias del menor de los Nolan, se centrara en como Alex cambia junto a Zoe. Así como digo una cosa digo la otra.

La historia de Alex y Zoe me ha parecido preciosa. Es entrañable, dulce y romántica. Leer como poco a poco abre su corazón y como teme a Zoe me ha llegado al alma.
Por otra parte la historia del misterioso fantasma en ocasiones me ha cautivado casi más que la de Alex y Zoe. Me ha divertido la peculiar relación que mantienen Alex y el fantasma. En cuanto al misterio que lo rodea, lo cierto es que me ha parecido, tal vez, un poco previsible. Puede que se por eso que así como las dos anteriores novelas me entusiasmaron y emocionaron, ésta pese a que me ha gustado muchísimo, creo que es la menos buena de las tres. Pero es nada más que mi opinión.
Por contrapartida debo decir que el final de la novela es de esos que te dejan con el corazón acelerado. Precioso.

El lago de los sueños es, además, la novela en que es más marcada la temática paranormal. Por un lado tenemos la presencia de un fantasma que habita en la antigua mansión, cuya vida y muerte parece entrelazada con los protagonistas de esta historia. Por otro la magia también está pero de un modo más sutil... a través del don de Zoe.
A mí, sinceramente, pese a los detalles que señalo la novela me ha gustado muchísimo. Pero es la que, tal vez, me ha dejado con menos sensación de plenitud al terminarla. Puede que sea porque he notado a faltar más escenas entre los hermanos, como sucedió en las otras dos historias, y es algo que esperaba. Pero en sí la de Alex y Zoe es realmente preciosa. Un hombre con el alma atormentada y una mujer dulce y sensible que es el mejor bálsamo. En cuanto a la historia del fantasma... mejor no cuento nada, pero sí digo que me ha encantado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!