Magia comanche - Catherine Anderson

sábado, 3 de noviembre de 2012

Título original: Comanche magic
4º Comanche
Autora: Catherine Anderson
Género: Romántica histórica
Publicada: Septiembre 1994/Mayo 2011 Signet/Noviembre 2012 Terciopelo



La primera vez que Chase vio a Franny creyó estar ante un ángel. Era la imagen de la inocencia con su cabello rubio y ojos verdes de limpia mirada. La deseó al instante y supo que tenía que ser suya, pero cuando descubrió que era la prostituta de Tierra de Lobos hizo todo cuanto estuvo en su mano para separarla de Indigo. Creyó que era una influencia perniciosa para ella y sus sobrinos.
Lejos de amilanarse Franny plantó cara al orgulloso comanche que tan a la ligera la había juzgado, pero finalmente con el corazón roto, ya que los momentos junto a Indigo, su mejor y única amiga, y los pequeños Amelia y Hunter representaban la poca felicidad que llenaban sus días, accedió.

Desde que empezó a trabajar en el negocio maderero Chase ha pasado poco tiempo en Tierra de Lobos. Un mes atrás resultó herido en los bosques, lo que le ha obligado a guardar reposo. Por esa razón se encuentra pasando una temporada junto a su familia. Está habituado a la actividad del trabajo y con el paso de los días el tedio le embarga. Tal vez a causa de ello, tal vez a causa de otras razones, no puede dejar de pensar en la dulce y bonita Franny. En una población tan pequeña sus caminos no tardan en cruzarse, más aún porque el burdel está al otro lado de la calle y Chase no puede evitar vigilarla. Los recelos iniciales que sentía por ella van desapareciendo y casi sin percatarse de ello, a medida que va conociéndola, comienza a admirarla, protegerla y...a amarla.

Franny está tan poco acostumbrada a recibir cariño y ternura que tarda más en comprender que es amor y no miedo lo que Chase despierta en ella. A pesar de la humillación sufrida tras aquel primer encuentro y a pesar de los iniciales intentos del comanche por separarla de Indigo, con el tiempo Chase se ha convertido en su amigo, un amigo que se desvive en atenciones hacia ella. Franny no entiende mucho de emociones, menos aún de esas tan extrañas que brotan de su alma, ¿pero puede existir para ellos la promesa de un futuro? Y una vez se permite por una vez en su vida agarrar la felicidad entre sus manos, ¿porque tiene entonces la sensación de que en cualquier momento despertará del sueño en que está sumida y todo se desvanecerá?

Hay novelas para las que no existen palabras suficientes de elogio y Magia comanche es una de ellas.

Tras conocer a Franny en Amor comanche como la mejor amiga de Indigo, sentí una especial ternura por ella. Pero era tan incongruente quién es y cómo era que no pude evitar preguntarme cuál sería su historia. Y a la vez confieso que temía profundamente leerla, pues sabiendo que las historias de Catherine Anderson son, a menudo, tan desgarradoras que desnudan de tal manera el alma de los personajes como la de las lectoras, te dejan con el corazón en un puño. ¿Cómo no iba a serlo ésta con un pasado -y un presente- como el de Franny?

Pero aun siendo como es una de las novelas más duras cuantas he leído, es también una de las más hermosas y por el dolor que encierra también una de las más románticas en las que su autora demuestra que todos merecen una historia de amor. ¿Qué autora sino ésta osaría escribir una novela cuya protagonista es una prostituta? Y aún más increíble, hacer de ella una historia tan romántica, dulce e inolvidable.

A diferencia de las novelas anteriores, donde existían subtramas que iban más allá de la historia de amor principal y que hablaban de odio racial, Magia comanche se centra mucho más en Chase y Franny, en su historia y en sus sentimientos. Pero, a la vez, de la mano de sus protagonistas nos habla de la vida de las mujeres en una sociedad que les ofrece pocas o ninguna salida para sobrevivir. Porque la vida de Franny, las razones que han llevado sus pasos hasta ese burdel donde se gana el sustento y el de su familia, es amarga como pocas, cruel y tan dolorosa que es difícil no rendirse a las lágrimas. Pero no es sino la historia de muchísimas mujeres de carne y hueso. A diferencia de muchas de ellas, esta novela nos envuelve en una novela mágica donde al final también Franny encuentra su lugar en el mundo y la felicidad. Pero, evidentemente, hay un largo camino a recorrer. Un camino que nos conduce por recovecos oscuros, sórdidos en ocasiones, pero también por senderos soleados e impregnados de esperanza.

Antes de leer Magia comanche sentía que Chase era el personaje más desconocido de esta familia medio comanche, pues en las contadas ocasiones en que ha aparecido en novelas anteriores, no terminabas de conocerlo ni saber de él.
Ahora ya sabemos que también en Chase está arraigado el sentimiento de ser despreciado o juzgado por el color de su piel, por su raza y costumbres. Pese a las enseñanzas de Cazador, ese dolor ha marcado su vida y su carácter. Algo que al principio influye en su reticencia a acercarse a Franny. Y, a diferencia de Indigo, que exhibe orgullosa las enseñanzas comanches transmitidas por Cazador, Chase parece haberse ido alejando de la senda marcado por su padre. Algo que apena un poco al comanche.

Chase tiene muy claro qué desea en la vida y cree saber como lograrlo, pero entonces aparece Franny y sus cuidadosos planes y proyectos se trastocan. O más bien se desmoronan.
Al principio veía en Chase a un hombre desconfiado en exceso, tan diferente de Cazador y de Indigo que, me resultaba casi un extraño. Pero a medida que comienza a perder el miedo a resultar herido o engañado, a medida que se acerca a Franny y comienza a escribirse su historia de amor, todo cambia y también él, por supuesto.

Y qué decir de Franny. Como tantas protagonistas de Catherine Anderson es una mujer que ha sido cruelmente vapuleada por la vida. Entró en la prostitución siendo una niña y para escapar al horror que es su vida, ha creado un mundo imaginario en el que protegerse. Sinceramente en ocasiones me he sentido tan conmovida por este personaje que de no tratarse de una novela me preguntaría como ha logrado no traspasar la línea entre la cordura y la locura. Hay escenas que aun estando elegante escritas no omiten la sordidez ni el desamparo que rodean a Franny, necesarias para entender y vivir un poco en nuestras carnes su vida.
Pero como toda novela romántica y más aún tratándose de una de esta maravillosa escritora, el amor vence y con él también el amor y el respeto a una misma, la redención, el perdón y el orgullo de ser quién se es.

Y junto Franny y Chase cabe mencionar como personajes que los acompañan en su historia a la prostituta retirada del burdel y paño de lágrimas de Franny que protagoniza la historia secundaria de esta novela, a Loretta, Indigo, Jake y cómo no a Cazador que , una vez más, me ha llegado al corazón con sus sabias palabras, con su bondad y esa particular manera de expresarse. A veces dibujando sonrisas mientras lo lees, otras emocionándote.

Creo que Magia comanche es el punto y final perfecto para esta inolvidable saga que, en mi humilde opinión, podría pasar a ser una de las grandes joyas de la novela romántica. Para mí ya lo es, pues libro tras libro ha logrado llegarme al corazón con historias y personajes tan humanos que parecen de carne y hueso.
No puedo negar que es una novela agridulce en ocasiones, pero ¡qué sensación tan maravillosa te deja al llegar a ese anhelado y precioso desenlace!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!