Pétalos en la tormenta - Mary Jo Putney

domingo, 25 de noviembre de 2012

Título original: Petals in the storm
2º Ángeles Caídos
Autora: Mary Jo Putney
Género: Romántica histórica
Publicada: Titania 1999




Rafe Whitbourne, el cínico duque de Candover, años atrás se enamoró perdidamente de la jovencísima Margot. Fue el primer amor para ambos, una deliciosa locura para la que tal vez no estaban preparados. Sus miradas se cruzaron a través del salón de baile y Rafe supo al instante que había encontrado a la mujer de su vida. Se comprometieron rápidamente y, con la misma celeridad, se separaron. Un malentendido, una gran desconfianza, los celos y la desilusión acabaron con el dulce amor de la pareja. Tras devolverle el anillo de compromiso, Margot desapareció y Rafe nunca volvió a verla con vida, pues al poco tiempo de separarse abandonó el país con su padre y murió.


Tal vez fue la juventud, el malogrado final o la trágica despedida pero Rafe nunca volvió a ser el mismo. Se volvió en un hombre cínico, desconfiado, un mujeriego al que no le importa relacionarse con mujeres casadas pues cree que ninguna es fiel. Han transcurrido trece años desde que Rafe y Margot se separaran, trece años sin sentir ni remotamente lo mismo por ninguna mujer. Hasta que conoce a Maggie.

Así como el resto de Ángeles Caídos, Rafe, valiéndose de su ducado y su puesto en la cámara de los Lores, a menudo ayuda a Lucien en sus investigaciones y trabajo de espía para el gobierno. Por ello viaja a París con una misión: descubrir si una de las espías en Francia que suele colaborar con Lucien es una traidora.

Nadie sabe quien es en realidad Maggie, la mujer que se infiltra entre los enemigos de Inglaterra bajo el nombre de María Bergen, la condesa de Janos. Para algunos es una traidora, para otras una espía, para otras es realmente una condesa. En realidad nadie sabe con certeza su nombre ni su país de origen. Ni siquiera Lucien ni sus superiores. Pero hay algo que Rafe tarda poco en descubrir: Maggie o la condesa de Janos o como quiera que se llame, físicamente podría ser su amada y a la vez odiada Margot.

Pétalos en la tormenta es la segunda de las novelas que componen la saga de Los Ángeles Caídos, protagonizada por el ilustre duque de Candover, Rafe. Es de todo el grupo de amigos el que posee el título nobiliario más elevado, un hombre frío, arrogante, autoritario y de vida disoluta. Cambia de mujer con la misma frecuencia que de camisa y no le importa si es soltera, viuda o casada. 

Si algo me quedó claro del personaje de Rafe tras leer Tormenta de pasiones fue que era un amigo leal pero, en contrapartida, muy cínico hacia a las mujeres. Aún así me conmovió su historia. Lo que se vislumbró en esa novela fue que había sido traicionado en el pasado y que eso lo había marcado de por vida. Al leer Pétalos en la tormenta, sinceramente, mi apreciación cambió pues conocemos las dos caras de la moneda y también que, en realidad, las cosas no fueron tal como parecían.

La historia de amor de Maggie y Rafe es, desde mi punto de vista, una de las más trágicas y amargas de esta saga. Si soy sincera antes de leer Pétalos en la tormenta no me agradaba demasiado Rafe, no por nada en especial, sino que en comparación con el resto de amigos me parecía un hombre frío y sin sentimientos. En realidad es un hombre que sintiéndose una vez traicionado no ha querido volver a enamorarse. Tal vez hay que captar los matices de este personaje. Pero entonces conoce a Maggie...

Maggie es una protagonista atípica para una novela romántica histórica. No sólo por la vida que lleva, es espía para el gobierno inglés, sino porque su mentalidad no dista demasiado de la una mujer de nuestra época. Es fuerte e independiente, se vale por sí misma y no depende de nadie. No confía en nadie, no se siente segura junto a nadie. Sólo con Robin, su amigo, compañero, confidente... y salvador.  La vida de Maggie ha sido muy dura, pero ha sabido sobreponerse y se ha endurecido. Tanto que ni el cinismo de Rafe es capaz de amedrentarla. Tanto que no sabe si podrá volver a confiar, a ser vulnerable... y a amar.

Aunque es una de las historias más tristes y con las que más he sufrido de esta saga, también es una de las que por su dureza y sufrimiento más me han calado. Sin embargo tengo que confesar que en su día, cuando la leí por primera vez, fue la que menos me gustó porque es una historia un poco amarga en comparación con otras de la saga. Pero la saga de los Ángeles Caídos si por algo se caracteriza es porque no hay dos novelas iguales ni dos personajes calcados. 

Pétalos en la tormenta es una novela con un trasfondo duro y traumático. Sin embargo es una historia muy dinámica que, como en Un baile con el diablo, tiene como eje de la trama una misión de Lucien en su trabajo como espía. Pero en este caso, dado que el propio Lucien no puede viajar a París -la novela se superpone en algunos momentos con Un baile con el diablo- le pide a Rafe que, tal como ha hecho en otras ocasiones, ocupe su lugar. Eso, unido a que la propia Maggie sea una espía hacen de ésta una historia diferente en muchos sentidos y nos traslade desde Londres a París, desde elegantes mansiones a oscuros callejones y al pasado para conocer cómo fue realmente la trágica historia de Margot y Rafe. No quiero entrar en detalles porque eso significaría destrozar muchos misterios.

Por otro lado creo que si bien son los protagonistas masculinos quienes destacan en la saga porque son ellos los que crean el vínculo entre una novela y otra -a través de la amistad que los une- para mí la protagonista indiscutible de Pétalos en la tormenta es Maggie. Es una superviviente que ha logrado sobreponerse después de cada traspiés sufrido, más dura y más desconfiada, pero no sin rendirse.  Es un personaje que me caló mucho porque muestra muchos matices y nos permite conocerla desde la joven debutante que se nos describe en algunos momentos a la eficiente espía que protagoniza esta historia. 

Como creo es habitual, la documentación y ambientación histórica de Pétalos en la tormenta es excelente. Mary Jo Putney nos desgrana la vida en Londres y París tras la batalla de Waterloo y nos hace sentir partícipes del desenfrenado trabajo de un grupo de espías. Y sobre todo nos narra la historia de amor de Rafe y Maggie que, como digo antes, es una de las que más hondo me han calado por el pasado de ambos. Pero como el resto de la saga, creo que es una buenísima novela. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!