Heaven can't wait - Pamela Clare

domingo, 30 de diciembre de 2012

Título: Heaven can't wait (novella Kindle edition también en la antología Catch the day)
1.5 I-Team
Autora: Pamela Clare
Género: Romántica contemporánea
Publicación: Berkley 2006 (Catch the day)/Kindle edition 2010




Heaven can't wait es una novela corta que, cronológicamente, transcurre entre Al límite y Evidencia, las novelas 1 y 2 de la saga I-Team. Sin embargo, considero que puedes leerla sin haber leído la anterior, pues aunque Kara y Reece, la pareja protagonista de Al límite, tiene un pequeño papel, no es relevante para la historia.
Heaven can't wait, publicada dentro de la antología Catch of the day o,en formato digital, cuenta en poco más de 80 páginas una divertida, romántica y sexy historia protagonizada por dos periodistas del Denver Independent.

Esta novela da comienzo con los preparativos de la boda de Will y Lissy, ambos reporteros del Denver Independent.

Will Fraser es el columnista de deportes del periódico, pero también trabaja como comentarista deportivo en algunos partidos de fútbol americano. Hoy es un hombre de éxito, aclamado casi como un deportista más, pero es de origen humilde. Fue criado por una madre soltera cuando su padre, al que nunca conoció, desapareció del mapa. Fue un excelente estudiante que además destacó en deportes, con lo que logró una beca que le permitió ir a la Universidad. Comenzó así su carrera deportiva, una carrera que se preveía meteórica pero una lesión en la rodilla la truncó. Acabó sus estudios y con el paso de los años acabó en el Denver Independent donde conoció a Lissy Charteris.

Lissy es fruto de un matrimonio sin amor, cuyos padres, de excelente posición social, no se soportan. Cuando abandonó los estudios de derecho, enfureciendo a su padre, abogado, la relación entre ellos no volvió a ser la misma. Con su madre, elegante pero vacua, tampoco ha mantenido una relación muy cercana. Empezó a trabajar como periodista para la sección de moda.

En apariencia Will y Lissy no tienen mucho en común. Will es un hombre de clase humilde y Lissy odia los deportes. Sin embargo el amor poco entiende, pues quienes les conocen -menos Christa Charteris, la madre de Lissy- creen que forman una pareja perfecta. Es a causa de ella que surgen las dudas de Lissy a pocos días de la boda.
¿La razón? Lissy y Will mantienen relaciones sexuales con mucha frecuencia y muy satisfactoriamente. Pero cuando los comentarios insidiosos de Christa Charteris hacen dudar a Lissy de si, tal vez, el sexo no tenga demasiado peso en su relación, convirtiéndose en un sustituto del amor, decide proponer a Will que se abstengan de mantener relaciones en las dos semanas que faltan para la boda.

Will cree que todo eso no es una soberana tontería, pero no quiere que Lissy crea que está obsesionado con el sexo. Así que acepta, pero con una condición y lanza una apuesta: será Lissy la que le “suplique” antes que pongan fin a ese estúpido celibato. Apuesta que Lissy acepta, pero bajo la convicción de que será él el primero en flaquear.
El resultado es que ninguno de los dos juega limpio, y tratar de seducir al otro para que sea el primero que rendirse con el consiguiente castigo: si Will cae primero deberá llevar un fajín malva en la boda (a Lissy le encanta y a Will le horroriza) y si es Lissy, deberá llevar un vestido de novia mucho más provocativo del clásico que ella ha elegido.

¿Y cúal el resultado de la apuesta?
Hay que leer Heaven can't wait.

En mi opinión Heaven can't wait es una historia sencilla, breve pero muy divertida. Entre la excelente narrativa de Pamela Clare, el ingenio intrínseco a sus historias y ese toque tan sugerente y sexy que caracteriza sus novelas, la lectura es muy agradable y muy amena.
¿Lo mejor de la novela? Cuenta con unos protagonistas encantadores, cada uno en su estilo. Will es sexy, fuerte y cariñoso. Lissy es divertida, un poco insegura de sí misma, pero decidida y lo cierto es que una protagonista que gusta. En este caso no hay tramas periodísticas de fondo ni peligrosas investigaciones. Por un lado ni la sección de Lissy ni la de Will les arrastran a situaciones como en Al límite o Evidencia, por poner algunos ejemplos. Por otro lado, Heaven can't wait es una novela corta que se centra en las semanas previas a la boda. Tengo que hacer una mención especial a las escenas en las que ,ya sea Lissy o Will, tratan de seducir al otro para ganar la apuesta (como la partida del sexy Scrabble entre otras o la escena del vibrador). ¡Imperdibles! Al menos a mí me han provocado alguna que otra carcajada.

Me ha sorprendido, de nuevo, como Pamela Clare logra en tan pocas páginas crear una historia cargada de sentimientos y con un trasfondo más profundo de lo que a primera vista parece. Pues, poco a poco, vamos conociendo sobre la vida de Will tras dejar el deporte o sobre las inseguridades de Lissy. Además, la aparición del resto de periodistas del Denver es un punto añadido que hace, si cabe, más divertida la historia.

Lo único negativo que puedo señalar es que es una historia tan entretenida y romántica -me parece precioso el final- que me ha dejado con ganas de leer más. Es lo que tienen las novelas cortas... Pero ésta, en mi opinión, es buenísima. Imprescindible para las fans de la saga I-Team.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!