Un largo atardecer - Sandra Brown

viernes, 25 de mayo de 2012




Título original: Sunset embrace (1º Coleman)
Autora: Sandra Brown
Género: Romántica histórica (Oeste)
Editorial: Cisne




Lydia es una joven que está sola, asustada y embarazada. Huyendo de su pasado y del hombre causante de sus desgracias, el mismo que le destrozó la vida, va a parar a un bosque en el que, inesperadamente, se pone de parto. El bebé nace muerto y allí, sola y cubierta de sangre, cree que encontrará el mismo fin que su hijo. 
Pero es encontrada por los miembros de una humilde familia que se dirigen a Texas en una caravana que salvan su vida y, sin ella saberlo, su alma.
Lydia es recogida y cuidada por estas personas que se compadecen de su estado y que ven en ella a una mujer necesitada de ayuda. No le cuestionan su pasado ni cómo ha ido a parar allí porque leen el dolor que nubla sus ojos, y, al contrario, la reciben con los brazos abiertos como un miembro más de su familia.

En esa misma caravana viaja Ross Coleman, un hombre que acaba de quedar viudo tras la muerte de su esposa durante el parto. El recién nacido está débil y todos temen por su vida. Pero la misma familia que acoge a Lydia en su carromato, sugiere que ésta amamante al bebé para evitar su muerte. Ross se opone a que esa desdichada joven con aspecto desaliñado alimente a su hijo, pero finalmente accede por el bien del bebé.

Ross es un hombro hosco y rudo, con un oscuro pasado del que no puede huir. Desde el principio siente una profunda animadversión por Lydia, por su situación, por la vida que imagina ha tenido para acabar sola y dando a luz a solas en un bosque, pero a la vez se siente atraído y tentado por la dulzura y sensualidad que desprende la joven, por el cariño desmedido que profesa a Lee, su hijo, y le hace sentir emociones crudas y desconocidas por él hasta entonces.
Ross se ha forjado una vida respetable y se casó con una joven de buena familia, pero es junto a la tímida y asustadiza Lydia que descubre al verdadero Ross Coleman, al hombre que se ha hecho a sí mismo para dejar atrás su pasado. 

Lydia es una joven huérfana, asustada y marcada por la desgracia. Desde muy niña perdió la esperanza por una vida  donde se sintiera una persona digna a ojos de todos. Es una mujer que, pese a su juventud, ha sufrido los mayores sinsabores y tragedias de la vida, y que por primera vez, junto a las personas de esa caravana, cree poder aspirar a un futuro y a una vida apacible.

Sin embargo, ocurren varios  hechos que nublan el curso de su nueva vida: en primer lugar se ve obligada a casarse con Ross Coleman, un hombre que la atrae poderosamente, pero que le asusta igualmente por su rudeza y malhumor constantes; por otro lado descubre que el hombre que destrozó su juventud y esperanzas la persigue, y también a Ross para lograr una recompensa.

Ross tampoco siente el menor deseo de casarse con Lydia. Al contrario, la trata con frialdad e indiferencia, pero la convivencia entre ambos los lleva a descubrirse mutuamente y a ver cómo son los verdaderos Ross y Lydia, sin máscaras ni disfraces.
Durante el viaje a Texas un vínculo va formándose entre la pareja, a la vez que deben luchar por sobrevivir a la dureza del Oeste. Poco a poco, sin proponérselo, sucede lo impensable: se enamoran el uno del otro. Pero cuando parece que pueden rozar la posibilidad de un futuro juntos, el pasado de ambos regresa para atormentarles.

Hay novelas que reflejan historias crudas y duras, pero que pese a ello logran emocionar profundamente por las características de sus protagonistas o la misma trama en sí. Un largo atardecer es, a mi parecer, una de esas novelas.
Uno de los aspectos que más me han impresionado de este libro es el carácter de sus protagonistas y el hecho de que, pese a las vidas duras y crueles que ambos han tenido, logran superarlo para seguir adelante.
En esta novela no os encontraréis con una historia dulce y azucarada, al contrario, con una tan dura y a veces amarga que sientes un nudo en el estómago al leer,  pero es una historia humana, realista que muestra la vida de los colonos que viajan al Lejano oeste, que ponen en ese viaje en el que arriesgan sus vidas, la ilusión de un futuro mejor. Y muestra, de un modo desgarrador, la historia de amor de dos personajes que no han tenido una vida fácil, sino todo lo contrario.

El personaje de Lydia es uno de los que más me han impresionado de todas las novelas románticas que he leído, por la evolución que experimenta a lo largo del libro, y por el modo con que se sobrepone a su pasado, sin que éste la convierta en una mujer amargada y desconfiada. 
Ross Coleman es un personaje que despertó en mí sentimientos contradictorios. Al principio es tan hosco y cruel con Lydia que es inevitable que lo odies, pero según vas conociéndolo y viendo cómo admite sus sentimientos por ella, según va desnudando su corazón a la joven, mi apreciación cambió completamente. Simplemente lo ves como un ser humano, y el modo en que demuestre sus sentimientos por Lydia es conmovedor.
La pareja Lydia-Ross es una de las más emociones me han despertado, por su bagaje, la evolución de su amor y por todo lo que despierta.
Un largo atardecer es una novela dura, que refleja la vida del Oeste de un modo que casi te sientes en esa caravana, es una novela que arranca sonrisas y alguna lágrima, pero a mi parecer es una de las mejores que he leído hasta la fecha sobre este género. 
Sandra Brown es una mis escritoras preferidas, y pese a todos los libros suyos que he leído o podré leer, éste es para mí uno de los mejores.

Obligados a casarse - Carolyn Davidson

Título original: Gerrity's bride
Autora: Carolyn Davidson
Género: Romántica histórica (Oeste)
Editorial: Harlequín


Tras la muerte de su padre, Emmaline Carruthers viaja hasta el Oeste para hacerse cargo de su hermana pequeña. Pero al llegar se encuentra con una inesperada sorpresa: el testamento de su padre, Samuel Carruthers. La última voluntad de éste la obliga a casarse con Matthew Gerrity, el hijastro de su padre y por tanto su hermanastro, para compartir la custodia de la pequeña Theresa, la hermana de ambos.

Emmaline no está dispuesta a casarse con el altanero vaquero pero si no acepta, la niña se quedará con Matthew. El testamento está lleno de condiciones para que tanto uno como otro hereden, pero en resumidas cuentas, eso implica que se casen y que en un periodo de dos años tengan un hijo.

Tras la separación de sus padres, cuando Emmaline tenía dos años, ésta siempre vivió en Kentucky donde sus abuelos la criaron y educaron. Tras el divorcio, su madre se convirtió en una sombra de sí misma y nunca prestó atención a su hija. Fue educada como una dama pero sin demasiado cariño y nunca tuvo noticias de su padre, creyendo que éste no pensaba en ella.
Tras la muerte de éste descubre que éste volvió a casarse y que tuvo una hija, Theresa, que en la actualidad tiene cinco años, pero que siempre la tuvo presente. Su segunda mujer tenía un hijo, Matthew, quien trabaja como capataz en el rancho de Carruthers.

Para Matthew es una sorpresa conocer a la altiva hija de su padrastro, quien según a él le consta nunca tuvo contacto con el hombre. Pero al conocerla se da cuenta que no es tan altiva e inaccesible como parece a primera vista, y aunque el suyo es un matrimonio de conveniencia, no tarda en surgir la atracción y el deseo entre ambos.

Obligados a casarse parte de un testamento y la obligación de que Emmaline y Matthew contraigan matrimonio. La verdad es que la novela no es especialmente original ni novedosa, pero a mí las novelas ambientadas en el Oeste y los matrimonios de conveniencia son temas que, en principio, me atraen mucho. Razón por la que me interesó esta novela. Además es la primera novela que leo de Carolyn Davidson.

La novela me ha hecho pasar un rato entretenido. La trama no da pie para grandes sorpresas ni misterios, pese a que existe un misterio a resolver: la identidad de alguien que intenta matar a Emmaline o, en su defecto, hacerla volver a Kentucky.
El que haya pocos personajes no da pie a que la identidad de esa persona sorprenda demasiado, al menos a mí no me ha sorprendido, ya que desde el principio se barajan dos sospechosos y hay poco margen de error.
Aun y todo, sin ser una novela inolvidable, es agradable de leer y entretenida.

Obligados a casarse es una novela que parte de varios estereotipos: un matrimonio de conveniencia y unos protagonistas también un tanto estereotipados, rudo vaquero y dama de buena familia.
Emmaline es una joven educada para ser una dama, inacostumbrada a trabajar y mucho menos a estar rodeada de hombres rudos, ganado y polvorientos parajes.
Matthew es un rudo vaquero, habituado al trabajo duro. Desde que su madre se casó con Carruthers ha vivido en el rancho y trabajado para él.
Así pues, los protagonistas provienen de dos mundos muy diferentes, pero como es de esperar la atracción nace entre ellos y entonces… cualquier cosa puede pasar.

La novela me ha parecido amena, pese a que hay muchos clichés, tal vez se deba a que este tipo de argumentos me entretienen. Aun así reconozco que es una novela a veces un poco lenta y que en cuanto a misterios no sorprende demasiado: la llegada de Emmaline parece inquietar a alguien que trata de obligarla a marcharse o bien matarla.
Creo que éste es el punto más débil de la novela, ya que podría haber dado más juego, introduciendo sospechosos o dando pistas más inquietantes sobre la identidad de esa persona. No sorprende.
En cuanto a la relación entre Matthew y Emmaline no carece de interés, pero también creo que le falta más chispa. Emmaline se enamora muy rápido y Matthew no muestra demasiada contrariedad por verse obligado a casarse y no da muchas muestras de ese carácter rudo que se le presupone. Al menos en mi opinión.
En cuanto a los secundarios creo que podrían haber dado más juego, pero como ya he dicho, a grandes rasgos la novela me ha parecido amena.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de un harlequín, con lo que las escenas no permiten tanto desarrollo como una novela más larga, me ha parecido una novela agradable de leer.
Con un ritmo un poco lento, unos personajes y argumento poco sorprendentes ni novedosos, Obligados a casarse me parece una lectura entretenida y sin mayores pretensiones, aunque me quedo con la sensación de que la historia daba para más.

El secreto de la doncella - Sylvia Halliday

viernes, 18 de mayo de 2012

Título original: Summer Darkness, Winter Light
Autora: Sylvia Halliday
Género: Romántica histórica
Editorial: Cisne 



Allegra Baniard regresa a la ancestral mansión que perteneciera a su familia, en Shopshire; lo hace en busca de venganza.
La que una vez fuera una noble familia de intachable reputación fue acusada de traición a la corona, cuando aparecieron pruebas que señalaron al cabeza de familia, William Baniard. Así, tanto él como su mujer e hijos fueron sentenciados a siete años de esclavitud en las Colonias americanas.

Han transcurrido ocho años. Sólo Allegra regresa; sólo ella sigue con vida. Pero ante el lecho de muerte de su madre juró vengar a los suyos y, por tanto, asesinar a Lord Wickham, al que considera el responsable de la trampa urdida alrededor de su padre. Después de todo fue Wickham uno de los más beneficiados con la caída en desgracia de su familia. Él es el nuevo propietario de las tierras Baniard. Cree que derramando la sangre del culpable, el nombre de los Baniard quedará limpio.

Pero al llegar a Inglaterra y adentrarse en las tierras donde nació y vivió parte de su infancia, descubre que el hombre al que trata de asesinar no es Lord Wickham, sino Sir Greyston Morgan.
Los planes de venganza de Allegra, minuciosamente tramados, se van al traste. Cegada por la furia convierte a Morgan en el blanco de su desdicha e impotencia.

Desde ese momento nace una animadversión sin límite hacia el nuevo dueño de las propiedades de los Baniard. Poco le importa que él las comprara y no parezca tener ningún vínculo con el anterior amo; Greyston Morgan le parece un hombre detestable.
En nombre a la verdad, en primera instancia lo parece.

Sin embargo tras el hombre de aspecto imponente, rostro duro y ojos color ámbar que ahoga sus demonios en ginebra se esconde mucho más. Por avatares y casualidades acaba siendo él quien salva a Allegra del látigo del juez de paz de Shopshire y él quien la compra como esclava. De modo que para consternación y angustia de Allegra, que ve sus planes de venganza contra Wickham nuevamente desmoronarse, durante un año deberá servir en la mansión Baniard y a su atormentado y seductor dueño.

Desde el momento en que un harapiento muchacho apareciera ante él blandiendo un arma y tratando de asesinarlo, la vida de Grey cambió irremediablemente. Cuando descubre que debajo de las ropas masculinas y la mugre se esconde una mujer, trata de seducirla, con ello se gana el odio y desprecio de ésta. Más aún cuando se convierte en su amo. Sin embargo aunque es insidioso con ella, la enfurece y acrecenta su desprecio, Grey siente que la presencia de Allegra ha llevado por primera vez en su mucho tiempo la luz del sol a su vida.

Pero los demonios que acosan a Grey y las ansias de venganza de Allegra son dos enemigos que pondrán a prueba los incipientes sentimientos que nacen entre la pareja. El odio dará paso al amor y, tal vez, sólo acabando con sus secretos puedan darse una segunda oportunidad.

Supe de esta novela hace años pero al estar descatalogada tardé mucho tiempo en conseguirla y leerla. El esfuerzo y la demora creo que merecieron la pena. Tuve que comprarla de segunda mano y el único ejemplar que conseguí está bastante viejo y estropeado, con páginas amarronadas; algunas incluso despegadas. Pero a pesar de su envoltorio, esconde una historia que, en mi opinión, deja huella.

Está ambientada en el siglo s. XVIII y aunque transcurre en Inglaterra, la vida en las colonias americanas es un trasfondo crucial para entender a los personajes, sobre a Allegra, y sobre el que se sustenta esta historia. Es una historia de venganzas, de odios y de almas atormentadas, pero aunque durante mucho tiempo he sido reacia a leer novelas que aborden estos temas, ésta me ha cautivado.

La trama nos hace evocar a las novelas que se publicaban durante los años ochenta y principios de los noventa, de hecho es una novela escrita en los noventa. Contiene elementos que, a priori, tal vez pueda hacer pensar en “más de lo mismo”, pero creo que es una novela diferente, que se aleja de las novelas históricas que están publicándose durante los últimos años porque posee una carga emocional fuerte. No digo que unas sean mejores que otras, son diferentes. Pero ése es otro tema.

La protagonista de la novela, Allegra, es una joven que con apenas diez años vio como el mundo que conocía se desmoronaba: acusada de traición, su familia es deportada a las colonias para servir como esclavos durante siete años. Pero uno tras otro fueron muriendo y ocho años más tarde, sólo ella regresa con vida. La muerte de los suyos, la traición y humillación que sufrieron la marcaron a fuego y vive por y para la venganza.
Pero en su camino tropieza con sir Greyston Morgan.

Desde hace años Grey vive para la siguiente botella de ginebra, ahogando las penas en alcohol y de vez en cuando con escarceos con mujeres de dudosa reputación. Pero el tormento que lo azota no desaparece... hasta que llega Allegra, una joven ávida de venganza y de vida que le hace percatarse que aún no está tan muerto por dentro como creía.

La de ellos es una novela de resurrección, de angustia pero también de esperanza que me ha ido atrapando según era testigo de como, poco a poco, juntos, aun sin olvidar sus demonios personales, sienten que al lado del otro están un poco menos vacíos y que, tal vez, la vida sea algo más. He leído muchas novelas sobre personajes atormentados pero ésta es diferente. Hay atormentados que en mi opinión “merecen palos”. Grey no es uno de ellos. Y digo que es una novela diferente porque puedes ahondar y comprenderlos y puedes, mientras lees, verlos sanar y recuperarse.
Además, la novela está plagada de secretos, de intrigas y giros inesperados. Nada es tal como parece en un principio, y tratándose de una novela romántica histórica se sale un poco de los tópicos aunque reincida en algunos otros.

La manera de narrar de Sylvia Halliday me ha entusiasmada, me he sentido parte de la historia, de Baniard Hall con sus intrigas y venganzas, de Shopshire, Londres o Ludlow -lugares donde transcurre la acción. Se producen cambios de escenario que trasladan la historia a travesías, mercados o elegantes mansiones.

En mi opinión que, por supuesto, es muy subjetiva, El secreto de la doncella es una novela que merece la pena leer. Te va envolviendo en sus secretos, te adentra en el alma torturada de Grey y la vengativa de Allegra de un modo que no me ha dejado indiferente. Es una novela romántica que muestra muchos matices, los personajes evolucionan y cambian a lo largo de la historia. Son complejos, imperfectos y, ante todo, son dos almas heridas que deben soportar el peso del pasado.
Muchas novelas al leerlas despiertan sensaciones, El secreto de la doncella a veces me ha transmitido amargura, dolor, tormento pero sin resultar opresivo para el que lo lee; pero también me ha transmitido valor, esperanza, confianza y amor incondicional.
Como digo antes creo que es una novela que merece la pena leerse, por eso de este modo le dedico un pequeño recuerdo.


Un verano, una mujer - LaVyrle Spencer

Título origina: The Candem summer
Autora: LaVyrle Spencer
Género: Histórico romántica
Editorial: Atlántida 1998



No sé por qué aún me sorprendo ante la calidad de las novelas de LaVyrle Spencer, pero lo cierto es que libro tras lo hago. Casi como si la leyera por primera vez y descubriera el increíble don que posee.

En comparación con otras de sus historias, puede que Un verano, una mujer no sea la mejor de ellas. Estoy de acuerdo, pero ¡¡cómo me ha gustado!!

Más allá de tratarse de una historia de amor preciosa, pero de amor en mayúsculas, como lo son para mi todas las de esta autora, creo que también es una novela que puede atraer por muchas otras razones. Más allá de que se trate de una historia de amor.

Sin ir más lejos, creo que se debe a la ambientación. Transcurre a principios del siglo XX, en Candem, donde nos describe cómo era la vida en aquel entonces. Aparte de trasladarnos a esa pequeña población marítima, describirnos sus calles, historia y edificios más emblemáticos, también nos describe a su gente. La mentalidad de la sociedad es aún casi victoriana, imperan los prejuicios, juicios morales y varas de medir de doble rasero. Por otro lado  nos habla de una sociedad que, tímidamente, se adentra en la era moderna, con la aparición de los primeros teléfonos, los primeros automóviles... Y es en este cúmulo de innovaciones y pensamientos arcáicos que tiene lugar la apasionante historia de Roberta Jewett.

¡¡Me ha encantado esta protagonista!! Es una mujer valiente, orgullosa, decidida, tal vez demasiado moderna o adelantada a su época, pues sin prestar atención a las murmuraciones y críticas que recibe por su actitud, decide abandonar a un marido infiel y regresar a Candem, su ciudad natal, como una mujer divorciada. Casi se diría que no puede haber nada peor por las miradas de soslayo que recibe, las murmuraciones a su espalda y la ligereza con que se la juzga. A ojos de los hombres una mujer divorciada es ligera de cascos, amoral, mientras que ellos, padres de familia y miembros respetados de Candem, echan sus canitas al aire sin que se les juzgue por ello. Al contrario, reciben una palmita en la espalda.

En un principio también Gabriel Farley la juzga erróneamente, como el resto de hombres. Pero cuando comienza a trabajar para ella, reparando la ruinosa casa que Roberta ha comprado para vivir con sus tres hijas, comienza a admirar su coraje y a verla con otros ojos: como a una mujer valiente que no rinde cuentas a nadie y para quienes sus hijas son lo más importante.

Gabriel es viudo desde hace siete años. Su vida se reduce al trabajo, tiene un negocio de carpintería y reparaciones junto a su hermano Seth, y a su hija Isobel, una tímida jovencita de catorce años.
Pero enseguida se ve arrollada por el ímpetu y la alegría desbordante de las tres niñas Jewett: Becky, Susan y Lydia. Y las cuatro se vuelven inseparables y así acercan cada vez más a sus padres, reticentes, a veces parecen sentirse atraídos, otras no llevarse muy bien...

Podría contar muchas cosas de esta novela pero lo cierto es que prefiero no hacerlo, decir solo cuánto me ha gustado.
Es una historia maravillosa, humana, cercana y dura por momentos, que ha hecho que me sacudiera por dentro, al ser testigo de la injusticia que rodea a una mujer por el simple hecho de ser divorciada. Pero ella no agacha la cabeza, no se dejar avasallar por la sociedad y vive la vida en sus términos.
Confieso que he sentido admiración, pero en mayúsculas, por Roberta. He leído novelas con muchas heroínas que me han llegado al corazón, pero pocas como Roberta. Es muy fácil ser valiente cuando se tiene una buena posición económica, respaldo o un status social, pero no lo es tanto cuando se vive en las circunstancias de Roberta.

Y como es tan habitual y tan característico de LaVyrle, nos describe a personajes muy humanos, muy reales, imperfectos, tozudos, valientes pero con honor. Son humildes, ni Gabriel ni Roberta gozan de una posición económica muy solvente, con lo que nos cuentan una historia de amor de personas sencillas, trabajadoras y de buen corazón.
A Gabriel lo veo en la línea de otros protagonistas de LaVyrle Spencer, un hombre rural, serio y trabajador, callado y un tanto taciturno, pero Roberta Jewett es un torbellino de energía.

No me extiendo más. En mi opinión Un verano, una mujer es una novela romántica histórica muy original, por la época en que acontece, humana por la infinidad de emociones y situaciones que viven sus personajes y que te transmiten, osada porque convierte a Roberta, un personaje sencillo y valiente, en alguien a emular y respetar -al menos desde mi punto de vista- y romántica, pues nos describe un amor más maduro, que regala a sus protagonistas una segunda oportunidad para amar. Y no por eso es menos dulce que el de cualquier otra novela de esta maravillosa escritora.

Sé que no es la mejor de sus novelas, pero por lo que me ha conmovido y todo lo que he sentido al leerla, la considero muy buena.

Lección de amor - Ebony Clark

Título original: Lección de amor
Autora: Ebony Clark
Género: Romántica contemporánea (Oeste)
Editorial: La Máquina China
Año: 2008


Le llamaban K’aalógii y tenía la mirada profunda y misteriosa de un encantador de serpientes. Un genuino vaquero de los de siempre, con auténtica sangre india corriendo por sus venas y un extraño sentido del humor que amenazaba con hacer que una mujer perdiera completamente la cordura. Clyde no imaginaba que aquella mujer, a la que todos en el pueblo llamaban Srta. Pepinillo por su mal carácter, lograría reabrir las heridas de su corazón que creía cerradas para siempre.

Lane McCrane había tomado una decisión: reconstruir su vida lejos de las cosas y las personas que habían enfriado su corazón. Sin pensarlo, hizo las maletas y se instaló en aquel lugar mágico y perdido entre las montañas de Nuevo México. Sin embargo, cuando comenzó a ejercer como maestra en Juanita Fun, no podía sospechar que tendría que vérselas con el viudo más bruto de todo el estado. Se había jurado que ningún hombre volvería a estropear la tranquila existencia que se había procurado. Ni siquiera aquel tipo arrogante llamado Clyde Bransow.

Solo alguien como Lane podría doblegar el orgullo de aquel indio cabezota. Y solo un hombre como él podría amarla como ningún hombre lo había hecho antes. Lane pretendía darle una lección de humildad... pero desconocía que Clyde ya había escrito el destino de ambos en las alas de una mariposa...

Hay historias que pese a su sencillez, o tal a causa de ésta, logran atraparte sin demasiado esfuerzo. Es lo que me ha sucedido con Lección de amor. Una historia sencilla, divertida y con un punto de ternura que no me ha dejado indiferente. Lo cierto es que tenía este libro desde hace mucho, pero no lo he leído hasta hace poco, cuando he entrado en una de mis temporadas temáticas: esta vez sobre el oeste.

Si bien no es la novela que me imaginaba, tenía en mente una historia más dura, más árida, más peligrosa... pero porque son adjetivos que, inconscientemente, asocio al oeste, he disfrutado con su lectura.
Puede que la historia en sí no sea nueva, pero a mí lo que me ha enganchado es el estilo que le infiere esta autora. Fresco, divertido, con una pizca de ironía y de dulzura.

Clyde Bransow, K’aalógii, se nos presenta como un vaquero genuino, un tipo duro, medio indio, que posee un peculiar sentido del humor (o más bien falto de él). Viudo, se dedica en cuerpo y alma a sacar adelante su rancho y a criar a su hijo, Ben, un niño entrañable de cinco años. No busca una mujer, pero entonces entra en escena esa metementodo señorita Pepinillo.
Lane MacCrane es una maestra que tras un desengaño amoroso se ha trasladado a Juanita Fun, en Nuevo México. Su carácter, un poco avinagrado con los hombres, ha hecho que se ganara el apodo de señorita Pepinillo. Pero lo cierto es que pese a su carácter seco con los hombres, con los niños es todo dulzura y enseguida se ve que es todo fachada y que, en realidad, solo protege su corazón.
Sus enfrentamientos con Clyde dan lugar a una serie de encuentros y desencuentros de lo más entretenidos. Porque es ahí cuando vemos que Clyde no es tan falto de humor como parece ni Lane tan remilgada. Son nada más que polos opuestos.

Creo que la novela es muy amena, está escrita de una manera muy fluida. Como digo antes no es que sea una historia que no puedes imaginar qué camino tomará o ir un poco adelantándote a los acontecimientos, pero es agradable y divertida de leer.
Además, y puede que esto sea una debilidad personal, me encantan las historias de indios y algo que me ha gustado de Lección de amor es que a pesar de que Clyde, K’aalógii, es medio indio, con lo que en otras novelas esa parte del personaje es nada más que un señuelo para atraer a la lectora, aquí el amor y respeto a esa raza está muy patente, además de haber una gran documentación detrás.

No puedo acabar sin mencionar al pequeño Ben, personaje que a mí me ha ganado el corazón. Las historias con niños siempre o casi siempre -más aún si están bien llevadas- me gustan. En este caso crea un halo de ternura alrededor de la historia y lo convierte en un personaje importante que influye en las decisiones y en el desarrollo de la historia de amor entre su padre y la señorita Pepinillo.

En mi opinión Lección de amor es una novela sencilla, que se centra en situaciones cotidianas del día a día en un pueblo de Nuevo México, dulce y divertida. 




About that night - Julie James

miércoles, 16 de mayo de 2012

Título original: About that night
3º FBI/US Attorney series
Autora: Julie James
Editorial: Berkley sensation
Fecha publicación: 2012








Cuando Rylann Pierce, la nueva ayudante del fiscalía del distrito de Chicago, y Kyle Rhodes se encuentran en la sala de juicio hay algo latente entre ellos. Y no por una cuestión legal ni judicial. Es algo que no pasa inadvertido para los ojos más atentos y perspicaces. Pero, en realidad, nadie conoce su historia porque ese día en el juicio no es la primera vez que se ven.

Fue años atrás, mientras estudiaba en la universidad, cuando una joven y ambiciosa Rylann conoció al hijo del billonario informático más célebre del país. Ni siquiera el carácter inquisitivo y un poco férreo de Rylann, que ya entonces tenía las ideas muy claras de lo que quería hacer con su vida, lograron ahuyentar a Kyle que, tras un arduo esfuerzo y pulla verbal incluida, la invitó a cenar.
Rylann aceptó, pero al día siguiente Kyle no se presentó.

Pese a ello, cuando nueve años después vuelven a encontrarse, Rylann como representante de la fiscalía, Kyle como el acusado y ex-presidiario, la atracción surge de nuevo.
Ahora, las vidas de ambos son muy diferentes aunque, tal vez, en el fondo no han cambiado demasiado. Rylann sigue teniendo las ideas muy claras y, tras romper con su novio, está muy centrada en su carrera.
Kyle acaba de salir de la cárcel, está un tanto a la deriva, necesita reorganizar su carrera y, teniendo en cuenta que la última relación que tuvo fue la causa de que terminara en prisión, tampoco tiene planes de iniciar otra.

Por ello cabría suponer que ni uno ni otro tiene tiempo ni interés en aventurarse en una relación, pero también es cierto que “sobre aquella noche” quedaron muchas cosas pendientes, no sólo aquella cena. Ahora, nueve años después, tal vez es el momento de solucionarlo.

Fue en A lot like love donde conocimos a Kyle Rhodes, el hermano gemelo de Jordan y, también, el preso conocido como “el terrorista de twitter”. De manera indirecta representó un papel importante en la historia de Jordan y Nick, puesto que fue su ingreso en prisión y posterior liberación, a cambio de la colaboración de su gemela con el FBI, lo que propició que Nick y Jordan se conocieran. En realidad Kyle era nada más que un personaje secundario que ya deslumbró, pero ahora, por fin, toma pleno protagonismo para nuestra fortuna.

Tenía mucho interés en leer esta novela, no sólo porque Kyle me conquistó en A lot like love como el díscolo gemelo de Jordan, sino por todo cuanto rodea a su detención y paso por la cárcel. Era evidente que requería un libro, pero no sólo por eso, sino porque en About that night nos encontramos con una novela de reencuentros y segundas oportunidades.

Con el humor e ingenio que caracterizan a las novelas de Julie James, nos cuenta una historia romántica donde las haya, con ese punto ácido e irreverente que tienen algunos de sus protagonistas. Como Rylann.
Apodada acusadoratrix Pierce por parte de Rylan, al que a su vez se conoce como “terrorista de twitter”, nos da una pista de lo implacable y determinante que es en los juzgados. Bueno... también fuera de ellos.

Rylann ha programado meticulosamente los pasos a seguir para lograr establecerse con éxito en la fiscalía del distrito. Su traslado a Chicago le abre las puertas a aquello por lo que ha luchado durante toda su vida. No quiere distracciones. Lo que no imaginaba era que al llegar a Chicago se reencontraría con Kyle Rhodes, al que conoció en la universidad. Y si ya entonces era demasiado guapo para su propio bien... ahora es sencillamente letal.
Kyle nunca ha sido un hombre de relaciones duraderas. La que más duró fue con su última novia, a resultas de la que acabó en prisión. Algo poco alentador. Pero cuando se reencuentra con Rylann, la única mujer a la que no ha podido olvidar, se percata que preparado o no, ni puede ni quiere dejarla escapar.
Sin embargo, la negativa notoriedad que persigue a Kyle y el conflicto ético que supone que uno de los delincuentes “más peligrosos” se relacione con la ayudante del fiscal se interponen también entre ellos.

Me encanta el estilo de esta escritora. Ágil, ingenioso, divertido. Sabe imprimirle la dosis justo de sentimiento para que a pesar de las pullas, apodos y diálogos irreverentes, situaciones un tanto ridículas, notes que estás ante una historia de amor preciosa.

Lo cierto es que con esta autora me ha pasado algo curioso. Veréis no soy muy partidaria de que al leer una novela me dibujen a sus personajes hasta el punto que les pongan cara, que se parezca a tal o cual actor. Mientras leo me gusta imaginarlo. Pero a pesar de que a Kyle lo apodan “Sawyer” desde A lot like love, por su parecido con el actor de una serie, ese hecho me ha divertido mucho y ha sido una de las bazas con las que me ha ganado. En sí la novela está llena de apodos: Sawyer, terrorista de twitter, hoyuelos engreídos o acusadoratrix Pierce...

En cuanto a la trama romántica en sí, debo decir que la historia de Rylann y Kyle me ha gustado muchísimo. El que se conocieran en la universidad pero a causa de un hecho muy trágico se separaran y, nueve años después, volvieran a encontrarse ha hecho que la novela me llamara la atención, más si cabe. Tampoco es que necesitara más alicientes, pero tengo especial debilidad por las novelas de reencuentros y segundas oportunidades.

Entre los personajes secundarios tengo que destacar a Jordan y Nick, cuya relación se afianza más, de manera que Jordan trata que su novio y su hermano (que no siente gran aprecio por él después de que pusieran en peligro a su hermana) estrechen lazos. Me he divertido mucho con estas reuniones familiares para confraternizar, con las pullas que se lanzan Nick y Kyle, con las conversaciones “con los ojos” entre los gemelos... Lo cierto es que la novela me ha resultado muy pero muy divertida.
Especial mención debo hacer también para Cameron, jefa de Rylann, y Jack, cuya relación también se afianza.

En definitiva, en About that night además de contarnos la esperadísima historia del guapísimo Kyle con la férrea ayudante del fiscal Rylann, nos reencontramos con todos los personajes, abogados y agentes del FBI, que protagonizan esta fantástica saga.
Además la novela nos esboza una historia secundaria, la de la mejor amiga de Rylann.

No sólo esta novela, sino toda la serie se ha convertido en una de mis favoritas por su ingenio, romanticismo, porque cuentan historias divertidas y amenas, porque sus protagonistas te emocionan y te hacen reír y, simplemente, te hacen pasar un buen rato.
Sí, son historias sencillas que no tienen grandes aderezos, no tienen una narrativa muy descriptiva, pero los diálogos, magistrales en mi opinión, son más que suficientes para mantenerte pegada a sus páginas.

Confieso que aunque no lo esperaba porque Nick McCall me conquistó con su arrogancia y oscuro atractivo, Kyle se ha ganado mi corazón porque es un hombre nada vanidoso, un frikie informático que resulta muy tierno, leal y muy romántico. En fin, que como se desprende de mis palabras, About that night me ha parecido otra excelente novela de Julie James.
¡¡Ojalá publique pronto otra novela más!!

Las sombras del bosque - Nora Roberts

lunes, 14 de mayo de 2012

Título original: River's End
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Plaza & Janés/Debolsillo



El comienzo de Las sombras del bosque es uno de esos que te deja literalmente pegada al libro. Nos describe una situación aterradora, inquietante, te incita a seguir leyendo: una niña de cuatro años está escondida en un armario tras descubrir el cadáver de su madre, huye del monstruo que la ha matado.

Años más tarde de la muerte de Julie MacBride, la que fuera una de las más famosas actrices de cine en su época, los recuerdos de esa aciaga noche despertarán de nuevo y con ellos se reabrirá la herida en el corazón de Olivia, aquella niña de cuatro años. Pero la reaparición en su vida de Noah Brady, el escritor del que años atrás se enamoró y rompió el corazón, hijo del policía que se convirtió en su confidente y apoyo desde que la encontrara en aquel armario, obligarán a Olivia a encarar el momento más doloroso de su vida: el asesinato de su madre a manos de su propio padre.
Lo que estaba destinado a ser un modo de esclarecer ese episodio y de que Olivia pudiera dejar atrás el pasado, los colocará a ambos en el ojo del huracán y pondrá en peligro la vida de los jóvenes. Al parecer el asesino dejó algunos asuntos inacabados y ahora, años después, desea finiquitarlos del todo.

Sin duda, Las sombras del bosque es una de las que considero las mejores novelas de Nora Roberts. Aúna los que para mí son elementos que logran conformar una historia apasionante, que ha logrado cautivarme de principio a fin. No sólo la trama que trata sobre la muerte de Julie MacBride te mantiene en vilo, sino que la parte romántica es, desde mi punto de vista, preciosa, de esas que te provocan un cosquilleo.

La novela narra la vida de los personajes durante diferentes épocas. Da comienzo justo tras el asesinato de Julie, cuando su propia hija de cuatro años, descubre el cuerpo. Es esa noche cuando conoce a Frank Brady, uno de los policías que se encargarán del caso y que se convertirá en una persona muy querida para Olivia. Así entrará en contacto la pequeña Olivia con la familia Brady, cuyo hijo, Noah, es entonces también un niño. Pero con el paso de los años, los caminos de ambos volverán a cruzarse y así se escribirá las páginas de su historia de amor.

El asesinato de Julie MacBride es uno de los ejes sobre los que gira la novela, pero es también el eslabón que une a los personajes propiciando que la relación entre ellos se produzca. No sólo entre Noah y Olivia, sino con toda la familia Brady y con la propia familia materna de Olivia. Tras la muerte de su madre, Olivia se traslada a vivir con sus abuelos quienes desde ese momento crean un caparazón para proteger a la niña, aunque eso también la alejará de la prensa pero también de otros niños, la escuela y el entorno que le era conocido.

Olivia se convierte en una joven solitaria que debido a la excesiva protección de sus abuelos ha enterrado aquel traumático episodio. Noah Brady es un escritor que se ha dedicado a escribir sobre asesinatos reales, tanto desde la perspectiva del asesinado como del asesino. Se adentra en la mente de los protagonistas y siente especial interés por el asesinato de Julie MacBride. Tal vez porque es un caso cercano a él, su propio padre fue uno de los encargados de la investigación, tal vez por los retazos de información de la que ha sido testigo desde su infancia, tal vez por el recuerdo de aquella niña... Por ello busca a Olivia MacBride, quiere conocer su versión, sus recuerdos. Quiere entrevistar a la pieza clave. Sin embargo la relación entre él y Olivia se convierte en algo más profundo, más personal y así se convierten en protagonistas de una historia diferente.

Los diferentes personajes que componen el elenco de Las sombras del bosque están retratados con suma nitidez. A medida que transcurre el tiempo los vemos madurar, cambiar y seguir con sus vidas. Pero sabemos que siguen siendo piezas relevantes en el asesinato de Julie MacBride. Un crimen que está resuelto a ojos de la justicia, pero cuando Noah comienza su investigación y entrevista a los diferentes protagonistas, entre ellos a Olivia MacBride, a Sam Tanner, el marido de Julie y padre de Olivia, a los MacBride, a Frank Brady y viejos conocidos de la fallecida, algo sucede y los acontecimientos se precipitan con resultados sorprendentes.

Centrándome en los protagonistas de esta historia de amor, porque a pesar de que el crimen de Julie es el epicentro del libro, Las sombras del bosque es ante todo una historia de amor, debo decir que me parece una pareja con mucha química.
Olivia ha despertado en mí una especial ternura, tal vez porque somos testigos de lo que el paso de los años, la brutal muerte de su madre y la vida tan protegida que ha llevado ha hecho con ella. Tal vez porque vivimos desde muy cerca el inicio de su historia con Noah, siendo una joven de dieciocho años que abre su corazón por primera vez. Pero lo cierto es que se nos presenta como una mujer cuyo parecido físico con su madre hace que se mencione a menudo la diferencia tan notable en carácter entre ellas, o tal vez por la vida que lleva, alejada del bullicio Hollywoodiense que rodeaba a sus padres, tan protegida que ha dejado de lado vivencias que la mayoría de jóvenes han tenido.
Noah como todos los protagonistas masculinos de Nora Roberts -unos de mis favoritos- es un joven protector, leal, pero con convicciones muy fuertes. El amor a su profesión le lleva a equivocarse en ocasiones, pero también a recapitular y tratar de enmendarlo.

Entre los personajes secundarios destacaría a Frank Brady, el bondadoso policía que se conquistó el corazón de aquella niña traumatizada, a la cariñosa Lily Brady, a los abuelos de Olivia, a sus tíos... y a Sam Tanner, un hombre complejo, lleno de culpa y remordimientos por su vida pasada, del que casi es mejor no contar nada, sino leer la novela.

Como se desprende de mis palabras, Las sombras del bosque me parece una fantástica novela de Nora Roberts que no dudo en recomendar encarecidamente. Te atrapa, te envuelve desde la página uno haciendo que no puedas dejar de leer ni un instante. Podría decir en su contra que, tal vez, el final sea un poco brusco, pero lo cierto es que, en su conjunto, creo que la historia es muy buena. Entrelaza misterio, amor y un sinfín de emociones que no te deja indiferente. Retrata a personajes humanos, imperfectos, sus miedos, remordimientos y también su lado más oscuro. Hace que te sientas atrapada por cuanto rodea el brutal asesinato de Julie MacBride. Y cuenta la historia de amor de una mujer que vivió el traumático asesinato de su madre y el hijo del policía que investigó el caso. En mi opinión es una historia inolvidable, de las que dejan huella.

A lot like love - Julie James

martes, 8 de mayo de 2012

Título original: A lot like love
2º FBI/US Attorney series
Autora: Julie James
Género: Romántica contemporánea



Tras su última misión encubierta que finalizó con la detención de veintisiete policías corruptos, el agente del FBI Nick McCall está a punto de tomarse unas pequeñas y merecidas vacaciones. Tiene planes de viajar a Broklyn, su ciudad natal, para celebrar el sexagésimo cumpleaños de su madre. Pero por enésima vez todo se va al traste cuando su jefe le pide que colabore como consultor del agente Huxley que se enfrenta a su primera misión de campo, en un caso relacionado con el de Roberto Martino (sobre el que se centra la novela Something about you). El FBI cree que Martino utilizaba los negocios de Xander Eckhart, propietario de varios clubs nocturnos y restaurantes, para lavar dinero procedente del narcotráfico de drogas.
El plan es simple. O lo parece a primera vista.

Jordan Rhodes, hija del billonario dueño de la empresa de software que “protege a uno de cada tres ordenadores”, es la propietaria de Devine, una exclusiva tienda de vinos de Chicago. A pesar del patrimonio que un día heredará, Jordan es una mujer independiente que ha trabajado duramente para lograr abrir su negocio y vivir con comodidad en una zona elegante de la ciudad, sin la ayuda de su padre. Lleva una vida tranquila, centrada en su negocio que día a día crece y logra mejores recomendaciones entre los restauradores y críticos especializados. La única preocupación que la deprime es a causa de su hermano Kyle que lleva cuatro meses en prisión tras ser declarado “el terrorista de twitter”.

Pero una noche se personan en su negocio dos agentes del FBI, Huxley y McCall, y le proponen un trato: la libertad de Kyle a cambio de su colaboración en una misión con uno de sus clientes, Xander Eckhart. Jordan no lo duda dos veces y acepta. La misión parece sencilla; la noche de San Valentín Eckhart celebra una fiesta benéfica en su club a la que como cada año Jordan está invitada. La idea es que acompañada por el agente Huxley, por suerte, ya que es mucho más amable que ese hosco agente McCall, le ayude a introducirse en el club, que Jordan conoce perfectamente, para colocar micrófonos.

Mas justo antes de que dé comienzo la misión, Huxley es sustituido por el intimidante agente Nick McCall que pasa a ser su acompañante. Lo que debería ser una misión rápida se complica más de lo esperado y Nick no sólo no puede acudir a la fiesta de cumpleaños de su querida madre sino que debe fingir ser la pareja de Jordan durante varios días más. Pero hay complicaciones añadidas cuando se percatan que Eckhart está interesado románticamente en Jordan, lo que complica la misión.

Ahora la hija del billonario informático más poderoso -una especie de Steve Jobs- del país y hermana del Terrorista del twitter, y el oscuro y duro agente, al que las columnas de chismorreos apodan el “alto, moreno y ardiente” acompañante de Jordan Rhodes la noche de San Valentín están obligados a continuar con la misión encubierta: la de una pareja de enamorados que, para más inri, no se llevan especialmente bien.
¿El resultado? A lot like love.

Con cinco novelas publicadas hasta la fecha Julie James se ha convertido en una de mis escritoras preferidas. Sus libros puede que sean sencillos, en absoluto profundos ni de esos que te dejan con el alma en vilo por la historia tan intensa que cuenta, pero son ingeniosos, desbordan un humor inteligente, son románticos y en mi opinión son adictivos.

Sus libros son como A lot like love, la que es hasta la fecha una de mis novelas preferidas de Julie James. Puede que no sea una novela redonda, perfecta; puede que tenga detalles que te hagan levantar las cejas en señal de suspicacia, pero me lo he pasado tan pero tan bien leyéndola y me ha parecido tan pero tan romántica que sólo puedo decir ¡¡me ha encantado!!

¿Las razones?

Empezaré hablando de sus protagonistas, una pareja complementamente incompatible, que se aborrece a primera vista. El duro agente McCall ve a una mujer snob, engreída y mimada, demasiado elegante y presumida para ponerse unas botas de nieve con un par de palmos de nieve en la acera, pero para su desgracia es la mujer que puede ayudarles a cumplir con éxito la nueva misión y detener a Xander Eckhart, cómplice de Martino.
A Jordan Nick le cae como una patada donde la espalda pierde su nombre. No sólo es arrogante, altanero, autoritario y prepotente sino que es agente del FBI y ella odia al FBI (ya puestos también odia a la fiscalía) por el modo tan ruin como trataron a Kyle, su hermano gemelo. Puede que Kyle metiera la pata, puede que la cosa se le fuera un poco de las manos, pero como repite ella una y otra vez ¡¡por Dios sólo era Twitter!!

Con una pareja explosiva que se lleva realmente mal y una misión del FBI que al final, creo, es lo de menos, A lot like love cuenta una historia divertida, sexy y romántica aderezada con una pizca de suspense donde la tensión sexual se palpa.

Puede que la autora no profundice mucho en los personajes, aunque creo que sí lo suficiente para que conozcamos sus puntos débiles y fuertes, pero para mí tiene un don para los diálogos. Ingeniosos, brillantes, incisivos, divertidos y sugerentes según la ocasión, te envuelven desde la página uno.

Ante todo creo que la novela está narrada con sencillez, con humor y donde la trama policíaca, por llamarla de algún modo, está contada de un modo que al menos a mí me hace pensar en una comedia romántica. Puede que se deba a que la autora es además guionista, pero lo cierto es que mientras lees casi puedo visionar las imágenes, como si de una comedia romántica se tratara. Pero al fin y al cabo no se trata de una novela de suspense romántico, sino que el caso Martino-Eckhart es la razón por la que Jordan y Nick se conocen y la química surja. Porque desde mi punto de vista la química entre ellos es palpable.

Quisiera poder decir algo negativo de A lot like love por no dar la imagen de estar ante una novela perfecta, pero no encuentro nada. Es todo lo que me quiero encontrar en una novela de estas características. Inteligente, madura, divertida, con una pizca de suspense y mucha química sexual entre Nick y Jordan.

Por último tengo que hacer mención al tema de los vinos que tan presente está en la novela. Lo cierto es que a mí que no entiendo nada de vinos no me ha aburrido ni saturado, creo que la autora se ha documentado muy bien, como queda patente, pero a la vez lo ha aderezado de diálogos sugerentes y divertidos que, al menos a mí, me han provocado más de una sonrisa.

Y, ¡cómo no!, la novela cuenta con un atractivo añadido: Kyle Rhodes, el hermano gemelo de Jordan, el “terrorista de Twitter” o “Sawyer” como lo apodan en la cárcel por su parecido con uno de los actores de la serie Perdidos. Podría extenderme hablando de él pero puesto que tiene su propia historia...

No sé si hablo con demasiado entusiasmo de esta novela, lo cierto es que la terminé hace ya unas semanas pero para “apaciguar” mi euforia antes de comentarla, he esperado un poco, pero lo cierto es que sigo pensando que me ha encantado. Pero ya digo que Julie James es una de mis autoras preferidas y creo que sus historias son sencillamente ingeniosas.

El camino del sol - Lisa Kleypas

sábado, 5 de mayo de 2012

Título original: Rainshadow road
2º Friday Harbor
Autora: Lisa Kleypas
Género: Romántico contemporáneo
Editorial: Vergara





Lucy Marinn es una joven artista del vidrio que se traslada a Friday Harbor por amor. Pero la relación con su prometido no era tan sólida como creía. Después de dos años viviendo juntos, un día Kevin da por terminada la relación. En un principio son varias las razones que esgrime, principalmente la personalidad de Lucy, pero, a la fin, se trata de otra mujer. Una mujer que no es otra que Alice, la hermana de Lucy.

Aturdida y con la autoestima por los suelos, Lucy desea abandonar Friday Harbor cuanto antes. Si ya le resulta de por sí doloroso que Kevin la deje por su propia hermana, el tener que verlos y encontrarlos en cualquier parte ya sería demasiado. Pero sus amigas Justine y Zoë la convencen para que se vaya a vivir a la posada que ellas regentan durante unos días, antes de tomar una decisión. Lo cierto es que las primas aprecian sinceramente a Lucy y quieren que se quede. Es durante esos días cuando conoce a Sam, el mediano de los hermanos Nolan.

A pesar de tener conocidos en común, como Justine, Zoe o el mismo Kevin, los caminos de Sam y Lucy no se habían cruzado antes.
Lucy, que duda de sí misma y se replantea su culpa en la ruptura con sólo con Kevin, sino con anteriores parejas, no desea comenzar una relación con nadie. En su futuro más inmediato no hay lugar para ningún hombre. Sam, un soltero convencido que huye despavorido de las relaciones largas, no puede hacer nada para evitar la atracción que despierta en él Lucy. Viéndola herida y vulnerable, siente la inexplicable necesidad de protegerla cuando tiene oportunidad, aunque él tampoco desea nada más que una relación temporal y sin ataduras.

Pero primero la intromisión de Kevin, que le pide a Sam que salga con Lucy para ayudarla a superar la ruptura -y de paso ayudar a que sus suegros dejen de detestarlo si Lucy rehace su vida- y más tarde un accidente, acercan a Lucy y a Sam de nuevo.

El camino del sol nos lleva de regreso a la pintoresca y acogedora Friday Harbor para, en esta ocasión, narrarnos la historia de Sam Nolan.
Ya en la novela anterior supimos que Sam es el hermano que vive dedicado a sacar adelante sus viñedos. Sueña con que algún día los viñedos de Sam Nolan produzcan su propio vino. Desde que comenzó el negocio y se trasladó a la vieja y destartalada mansión victoriana que hay junto a las tierras, no ha tenido tiempo para las mujeres. La llegada de Holly y de Mark -que siguen viviendo con él- tampoco ha propiciado que tenga tiempo ni oportunidad de salir mucho, menos con mujeres. Sin embargo, desde que ve a Lucy por primera vez siente algo especial por ella. Y cuando sin saber muy bien cómo, ella acaba viviendo durante unos días en su casa mientras se recupera del accidente sufrido, la intimidad entre ellos se hace mayor; lo que hace más difícil luchar contra sus sentimientos.

Me gustó mucho Una noche mágica, debo empezar diciendo eso, y El camino del sol me ha gustado también muchísimo. La sensación que me ha quedado al terminar la novela es dulce, cálida y... mágica.
También rodeada, en cierto modo, por un aura a cuento de hadas, en mi opinión es una historia inolvidable, romántica y entrañable en la que la familia, la fe y la capacidad de recuperación de una persona son puntales básicos de esta novela.
Además de contar lo que es, desde mi punto de vista, una historia de amor muy bonita, nos adentra en el corazón de Sam y de Lucy para ser testigos de cómo sanan y crecen emocionalmente. Aunque sus heridas no implican temas tan crudos como en la saga de los Travis, donde se abordan temáticas más duras, también está presente esa evolución que sufren los protagonistas a causa de vivencias del pasado. Y es algo que a mí, particularmente, me ha atrapado desde la primera página y embelesado de Lisa Kleypas como escritora de romántica contemporánea.

La dura vida de los hermanos Nolan ya nos fue explicada en Una noche mágica. Son hijos de padres alcohólicos y nunca han sentido que pertenecían a una familia. Hasta que llegó Holly y, poco después, Maggie.
Además vamos viendo cómo es la vida de Mark, Maggie y Holly tras el fin de la novela anterior. Algo que a mí me encanta, pues me gusta que protagonistas de novelas anteriores no desparezcan.
Pero aún viendo cómo Mark ha logrado superar su miedo al compromiso, Sam no cree que él sea capaz.

La vida de Lucy no es bastante desconocida evidentemente. Sin embargo los primeros capítulos de la novela nos narran su infancia, que estuvo marcada por la enfermedad que Alice sufrió de niña. Después de eso Alice se convirtió siempre en la débil, la hija a proteger y los celos y la inseguridad marcaron la relación de las hermanas. En el presente la de ellas sigue siendo una relación difícil, más aún cuando Alice le roba el novio a Lucy. Por supuesto.

Con todo este bagaje, en una vieja casa que los hermanos Nolan van remodelando, con una sobrina de siete años que les ha robado el corazón y quieran o no les ha cambiado la vida, con un hermano a punto de casarse, con otro recién divorciado y con graves problemas, incluso con la presencia del peculiar perro Renfield -sin olvidar a un exnovio entrometido y una hermana que siempre parece quitarle todo- y a toda una comunidad donde todos se conocen, nace la historia de Sam y Lucy.
Lo cierto es que la historia me ha parecido sencilla, envuelta en la cotidianidad del día a día, pero creo que es muy dulce y romántica. Diría también que es entrañable. Y de nuevo la magia está muy presente, claro que en esta ocasión no de un modo tan metafórico como en Una noche mágica.
No quiero entrar en demasiados detalles, pues ni son relevantes ni es menester desvelar más información de la necesaria, pero sí es cierto que es algo que me ha sorprendido. No sospechaba nada similar, en realidad esperaba una historia con personajes comunes y corrientes. Pero pese a todo, tengo que confesar que no es algo que me haya fastidiado la lectura. Creo que no es algo relevante, sino algo que puede pasar como una mera anécdota y no deja introducir una pizca de magia y fe en los personajes.

Mi opinión es que aun manteniendo el espíritu y el estilo sencillo, cotidiano y soñador de Una noche mágica, estamos ante una historia un poco más desarrollada. En el sentido que es más extensa. De hecho tengo la sensación -no sé si es imaginación mía o no- que ya se vislumbra algo de la historia de Alex, el menor de los hermanos Nolan, siempre envuelto en un halo de hastío, soledad y pesimismo que acongoja. Personaje por el que desde la primera novela siento una debilidad especial.

Poco más puedo añadir sin caer en el riesgo de contar puntos importantes de El camino del sol. Es una novela que a mi parecer destila dulzura, sensibilidad y romanticismo. Una historia de amor entrañable, inolvidable. Sencilla, sí, pero de ésas que calan muy fácilmente porque sus personajes son tan humanos y reales que traspasan el papel. Humana porque cuenta vivencias reales, aunque Lisa Kleypas las envuelve de magia y fe.

Antes de acabar, como siempre que comento una novela de Lisa Kleypas, me siento obligada a añadir que a mí siempre me gustan sus novelas. Todas me han gustado. Claro, unas más que otras. Soy incondicional. Pero, ciertamente, esta nueva saga contemporánea me está encantando. Es más dulce que la de los Travis, tal vez por ese halo como de cuento que la rodea, tal vez porque destila magia en un sentido un tanto irreal. A mí me tiene totalmente enganchada. Es una historia con la que es fácil evadirse leyendo y que he terminado con una sonrisa en los labios.







Magos, amantes y ladrones - Nora Roberts

jueves, 3 de mayo de 2012

Título original: Honest Illusions
Autora: Nora Roberts
Editorial: Plaza & Janés/Cisne/Debolsillo
Género: Romántica contemporánea





Puede que Magos, amantes y ladrones no sea la mejor novela de Nora Roberts, pero es una de mis preferidas.
Desde la primera página, cuando se nos describe a un pilluelo llamado Luke Callahan robando carteras en un circo, hasta la última, cuando se llega a ese anhelado final, he estado prendada de esta historia y he sido incapaz de dejar de leer. Al igual que Luke cae, de algún modo, hipnotizado por la oscura mirada del mago Max Nouvelle, yo también lo he hecho por las andanzas de esta peculiar familia.
Creo que es un libro mágico que te roba el corazón.
Me fascina el mundo del circo y la magia. Tal vez por eso Nora Roberts me conquistó desde el comienzo. Creo que lo recrea de tal manera que te sientes en ese circo, en esa caravana y parte de esa familia. Pero más que por eso, la realidad es que Magos, amantes y ladrones me ha conquistado por la miríada de emociones que transmite y por la preciosa historia de amor, lealtad y honor que cuenta.

El que la novela esté dividida en tres partes, cada una centrada en una época y unos años de la vida de la familia Nouvelle, considero que es todo un acierto. Hace que la historia resulte dinámica, enriquecedora y profunda. Son tantas las vivencias, situaciones y peripecias vividas, especialmente, por Luke y Roxanne que la he leído en un suspiro. Pero no sólo ellos me han conquistado, sino toda la familia Nouvelle al completo. La relación de Max y Lily es muy bonita y todo cuando acontece entre los diferentes miembros de la familia me ha tocado la fibra.

Me gusta que la historia comience cuando Luke y Roxanne son unos niños. Eso nos permite ver como cambian los sentimientos entre ellos y como Luke va integrándose y convirtiéndose en uno más de la familia. Sé que eso hace un libro mucho más extenso, pero disfruto enormemente con libros así.

Luke tenía doce años cuando escapando de las palizas y vejaciones sufridas a manos de su padrastro -y la indiferencia de su madre- llegó hasta un circo donde, sin comprenderlo muy bien, gastó unas de las pocas monedas que tenía para asistir a la función del gran mago Max Nouvelle. Ese hecho cambió el resto de su vida. También cambió a la familia Nouvelle.
Max lo acogió bajo su protección. Y no sólo lo contrató sino que Luke acabó formando parte de la familia del mago. Y así, comenzó a vivir con Max, Lily, su compañera, y Roxanne, la hija de Max, fruto de una relación anterior.

Al principio Roxanne y Luke chocan, pero no porque Roxanne vea a Luke como un rival ni un usurpador que le quita el cariño del padre, sino por las razones típicas de la edad. Son dos niños que compiten entre ellos. Para Luke Roxy es una mocosa insufrible que no deja de vanagloriarse de sus trucos de magia, algo que Luke ansía aprender. A Luke le fascinan los números de Max y día a día lo admira más.
Con el paso de los años somos testigos de como esa “enemistad” da paso al cariño y, más tarde, llegada la adolescencia, a un amor juvenil que, años después, se convertirá en un amor más fuerte aún.

Otra de las peculiaridades de los Nouvelle -y que hacen en mi opinión más original la novela- es su otra ocupación. Además de magos, son una familia de ladrones de guante blanco. Pero no son unos ladrones cualquiera, sino unos ladrones con arraigado principios morales, aunque suene contradictorio. La verdad es que me he quedado embelesada leyendo como preparan y cometen los atracos, pues la trama toma un cariz peligroso y trepidante.

En un entorno peculiar, dentro de una familia cuanto menos singular -en la que se incluyen a LeClerc y Mouse, más tarde también a Jake y Alice- la novela gira alrededor de emociones como el amor en sus diferentes facetas, la lealtad, el honor, el perdón y la rendición. También de una particular manera de justicia.

Para mí reúne varias de las temáticas que más me gustan en una novela romántica, tal vez por eso es una de mis preferidas. Narra una historia que pasa por diferentes etapas, con una historia de reencuentros y segundas oportunidad, con magia y ladrones de guante blanco, misterios y secretos. Todo esto con una narración impecable y diálogos ingeniosos que tocan la tecla adecuada para llegarte al corazón o hacerte reír según el momento. Es una historia apasionante, divertida en ocasiones, melancólica en otras.

Y como historia intensa y emocionante donde las halla, no notamos en falta la presencia de personajes antagonistas con interés por hacerles la vida imposible a Luke y Roxanne. Por un lado está Sam, que guarda un rencor especial a Luke y también a Roxanne. Y por otro está el padrastro de Luke que reaparece dispuesto a sacar provecho del éxito logrado por su hijastro.

Por todo esto, así como por tantas y tantas cosas que me sería imposible condensar en estas líneas, Magos, amantes y ladrones es una de las novelas que más me han gustado de Nora Roberts. Lo cierto es que comparándola con otras que se han publicado más recientemente, he notado bastantes diferencias. Roxanne me parece una mujer que con los años se hace más fuerte, pero no le veo un carácter tan independiente y autosuficiente como otros personajes de Roberts. Y Luke, como todo protagonista de esta autora, es el hombre perfecto.

Sin duda lo que me ha conquistado de la historia es por un lado la relación de Luke y Roxanne. Es muy bonito leer como pasan los años, van creciendo y madurando y van enamorándose. Me gusta la evolución que sufre Luke, a pesar de que algunos comportamientos suyos, pero sin los que la historia, obviamente, no sería igual. Me gusta el cambio que experimenta Roxanne, cómo se convierta en la cabeza de familia y una mujer fuerte.
A pesar de que Luke es el protagonista masculino indiscutible, para mí Max Nouvelle es el otro gran protagonista. Después de todo el resto de personajes viven durante gran parte de la novela bajo su protección. De algún modo su presencia es vital y sus enseñanzas y valores están en todos y cada uno de los miembros de su familia. Confieso que Max Nouvelle me robó un poco el corazón.

Para mí estamos ante una historia conmovedora, divertida, con un pizca de tristeza en algunas ocasiones, que no me ha dejado indiferente. Es una de las novelas de esta prolífica autora que atesoro con más cariño y que sé reeleré de vez en cuando.