Cita con el pasado - Nora Roberts

sábado, 12 de enero de 2013

Título original: Birthright
Novela independiente
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Plaza Janés/Debolsillo 2005




A sus veintinueve años, Callie Dunbrook goza de una excelente reputación como arqueóloga, hasta tal punto que se le ofrece la oportunidad de dirigir el proyecto de Antietam Creek. Un proyecto que dada la cobertura mediática que recibe y los descubrimientos que puede dar, podría reportarle un gran logro en su carrera.
Después de ser hallados restos de un poblado indio, el equipo de Callie comienza las excavaciones en la pequeña y apacible Woodsboro, una población norteamericana que los recibe de diferentes maneras: unos con interés y entusiasmo, otros con rechazo y auténtica ira.
El proyecto de Antietam Creek resulta un cambio en la vida de Callie por razones que no imaginaba al comenzar las excavaciones.

Por un lado, al equipo se incorpora Jake Graystone, un ilustre arqueólogo que también resulta ser el ex-marido de Callie. Separados desde hace casi un año, ése es el primer encuentro entre la pareja. Callie no ha superado aún del todo la traición de Jake y Jake por su parte parece decidido a no permitir que los errores del pasado interfieran en el proyecto entre manos, así como de aclarar las diferencias entre ambos, malos entendidos y la falta de comunicación que los separó. Son muchas las cosas que quedaron sin respuesta y, tal vez, es la oportunidad de remediarlo.
Por otro lado, poco después de comenzar las excavaciones, Suzanne Cullen, una celebridad local por su negocio de repostería, se persona ante Callie confesándole que cree ser su verdadera madre y ella la hija que le robaron cuando apenas contaba con tres meses. Callie, que ni siquiera sabía que era adoptada, se ve empujado a un huracán de novedades, inquietantes revelaciones y muchos misterios, pues detrás de su secuestro se halla un red de tráfico de bebés.
Por si fuera poco, Dolan, el promotor que había pagado por los terrenos donde excava el equipo de arquéologos, no ceja en su empaño de parar el proyecto; tampoco sus obreros, que tratan de amedrentar a Callie.

Sin embargo, todo adquiere un nuevo rumbo cuando comienzan a producirse asesinatos en torno a la excavación. Si son un modo de detener el proyecto o las investigaciones que Callie está realizando sobre su secuestro, nadie ni siquiera la policía lo sabe.
Y, por supuesto, bajo este marco de suspense y secretos familiares, Callie y Jake deberán resolver sus diferencias y decidir si desean o no darse una segunda oportunidad.

Hacía mucho que no leía una novela de Nora Roberts, una autora que si bien no soy de las que se leen todas sus historias, la verdad es que me gusta. Aún así, no todas sus novelas me atrapan de igual forma. Sin embargo, Cita con el pasado me ha enganchado desde la página uno.
El inicio no puede ser más impactante y angustioso. Nos describe la escena en que una bebé de nombre Jessica es secuestrada mientras su hermano se acerca a Papá Noel para pedirle sus regalos.
La historia continúa veintinueve años después cuando descubrimos que aquella niña es Callie Dunbrook.

En mi caso -y por supuesto es una opinión subjetiva- la novela cuenta con suficientes elementos para mantenerte pegada al libro. Una historia de reencuentros, el de Callie con su ex-marido Jake, una tragedia familiar, el secuestro de la recién nacida y el impacto que supone para los Cullen y los Dunbook encarar esa verdad, y una trama de intrigas y asesinatos que si bien no son de las que te dejan helada de miedo, atrapa y te obliga a seguir leyendo.

A pesar de todo lo que enumero, Cita con el pasado me parece una novela romántica muy buena, donde la investigación no resta protagonismo al reencuentro de la pareja protagonista. Además cuenta con una historia secundaria que, muy en la línea de Nora Roberts, te envuelve casi tanto como la de Jake y Callie. Es la de Lana, la abogada de Callie, y Doug el hermano que recién descubre que tenía.

Por otra parte me ha tocado mucho la fibra ver cómo cada miembro de la familia Cullen ha rehecho -o no- su vida después de la desaparición de Jessica, como les afectó como familia y a nivel personal: el divorcio de Suzanne y Jay, el distanciamiento de Doug y la presencia silenciosa y leal de Roger, el abuelo.
Además la novela cuenta con un extenso plantel de personajes secundarios como Ty, el hijo de Lana, Digger, el resto de miembros del equipo, los ciudadanos de Woodsboro, así como todas las personas que, poco a poco, se van descubriendo implicadas o relacionadas con el secuestro de Jessica Cullen.

Cita con el pasado contiene una intrigante y emocionante historia de amor, protagonizada por unos personajes con carácter, que destilan sentimientos y que permanecen en tu corazón, incluso después de cerrar el libro. Tanto la historia de Jake y Callie, como la de Lana y Doug, incluso los retazos que se cuentan de Suzanne y Jay, me han emocionado y mantenido pegada a la novela.
La de Callie y Jake me gusta porque es un historia de reencuentros y segundas oportunidades -una de mis favoritas- y porque el carácter de ambos, los tiras y afloja, los chispeantes diálogos y los sentimientos se palpan a lo largo de toda la trama. La de Lana y Doug me ha gustado tanto como la de la pareja protagonista. Lana sigue el estereotipo de otras muchas protagonistas o secundarias de Nora Roberts, es una mujer joven, independiente y viuda, reacia a volver a enamorarse, y con un niño cuya ternura y simpatía traspasan el papel. Doug es un hombre solitario que se ha negado crear su propia familia y tanto su relación con Lana como con su hermana, que empieza de un modo un tanto arisco, me han desvelado a un hombre leal y protector, como suelen serlo los protagonistas masculinos de esta autora. Y también Jake, por supuesto, atractivo, distante en apariencia pero tierno y romántico en el fondo.
Y no me quiero olvidar de la historia de Suzanne y Jay que aunque queda muy desdibujada, en realidad apenas se esboza, Roberts sabe como hacer que la sientas aún así.

En fin que, como se desprende de mis palabras, Cita con el pasado me ha fascinado. Me ha dejado muy buen sabor de boca. El tema de la antropología, con la excavación de fondo, me parece un marco enigmático, misterioso y romántico para la novela. Además las connotaciones antropológicas y las explicaciones que en palabras de Jake y Callie nos cuentan, dan muestra de la documentación en que se sustenta.
Para mí es una novela emocionante, también emotiva en ocasiones, que seguro releeré más veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!