Repentinamente sexy - Linda Francis Lee

miércoles, 9 de enero de 2013

Título original: Suddenly sexy
1º  Sexy
Autora: Linda Francis Lee
Romántica contemporánea
Editorial: Cisne 2007/Debolsillo enero 2013





A sus veintisiete años Kate Bloom ha decidido dar un cambio a su vida o, como dicen sus amigas Chloe y Julia, reinventarse a sí misma. Cuando unas encuestas en la cadena de televisión donde trabaja, la KTEX TV, la describen como una presentadora conservadora y un poco aburrida -justamente como se siente Kate- la joven periodista decide que ha llegado la hora de hacer espacio a una nueva Kate.
No debería ser una mala idea, pero cuando sus dos mejores amigas y compañeras de trabajo, deciden ayudarla... las cosas, tal vez, se desmadren un poco. Comenzando por el nuevo programa que Kate presenta “La realidad con Kate”, un espacio de entretenimiento que nada tiene que ver con las noticias que presentaba hasta entonces y en el que Julia, la directora de la cadena, le sorprende programa tras programa.

En su primera emisión debe entrevistar a un chef nudista que, por fortuna o por desgracia para Kate, no aparece. Pero el oportuno regreso de Jesse Chapman, jugador profesional de golf, ex-vecino y el chico malo de la ciudad, la salva, como ha hecho tantas veces a lo largo de su vida, esta vez ante la audiencia al ocupar el lugar de estrella invitada.
Lo cierto es que durante años Kate ha estado enamorada de Jesse, pero él la ha visto siempre como su hermana. Sin embargo, a pesar de su fama de mujeriego y juerguista, siempre ha sido muy protector con Kate. Y a su regreso, Jesse se siente muy sorprendido al ver en la bella mujer que se ha convertido su pequeña Katie. Y continuando con las brillantes ideas de Julia, y puesto que Jesse no tiene donde quedarse mientras está en la ciudad... ¿no podría instalarse en la casita de invitados de Kate?

Con Repentinamente sexy da comienzo esta trilogía, protagonizada por tres amigas que trabajan en una cadena de televisión, la KTEX TV. Tras la muerte de su padre y fundador de la cadena, Phillippe Boudreaux, Julia toma las riendas y, por tanto, ha contratado a sus dos mejores amigas. Chloe Sinclair es la directora de la cadena y Kate es presentadora. Pero lo cierto es que si durante el resto de libros ésta va a ser la línea que seguirá la productora, creo que nos reiremos bastante.

Ante todo Repentinamente sexy me ha parecido una novela divertida y muy refrescante. No por ello he notado en falta que de vez en cuando flote sobre la historia cierta dosis de emotividad y romanticismo. Pero en líneas generales, desde mi punto de vista, se caracteriza por ser una historia muy amena y divertida.

La principal baza para conseguirlo es que, juntas, Kate, Chloe y Julia forman un trío muy peculiar. Como a cada una de ellas se la irá conociendo más en su respectiva novela, centrémonos en Kate.

Kate siempre ha sido una joven prudente y formal. Ha estado enamorada de Jesse desde que tiene uso de razón. Tal vez incluso antes. Pero Jesse se marchó muy joven y se labró un futuro como jugador profesional de golf. Lo cierto es que aunque su rostro ha aparecido asiduamente en las revistas, periódicos y programas, tanto deportivos como de otra índole, no ha pasado de ganar torneos menores. Sin embargo, en apenas unos meses ha confirmado su participación en uno de las más grandes e importantes y, todo apunta a que podría ser el ganador. Algo que supondría el espaldarazo a su carrera.
Pero algo le sucede a Jesse y un tiempo de reposo en su ciudad natal puede ayudarle. O eso cree hasta que se encuentra viviendo en la casita de invitados de la pequeña Katie, que no se parece en nada a su pequeña Katie, sino que es una joven bonita y tentadora que parece decidida a ponerle a prueba. Y para complicar un poco más la ecuación aparece una antigua novia del instituto diciéndole que es padre de un niño de doce años, Travis.

Ésta es la primera novela que leo de Linda Francis Lee y debo confesar que me he divertido mucho. Me ha gustado el estilo tan desenfado con que narra la historia, alternando los e-mails que se envían las tres amigas, muy ocurrentes y disparatados en la mayoría de ocasiones, con el día a día de Jesse y Kate.
De entrada Repentinamente sexy tenía muy buenas razones para atraerme. Es divertida, ágil de leer y cuenta la historia de un reencuentro. Además está el hecho de que Kate y Jesse se conocen de toda la vida y me ha parecido romántico y a la vez entretenidísimo leer como él comienza a verla con otros ojos.

Sin embargo, tanto él como ella, ocultan un lado vulnerable que hace que en determinados momentos se deje de lado ese punto más frívolo e irreverente y nos desnude el alma de dos personas con miedos y secretos que temen desvelar.

Tampoco quisiera extenderme mucho más para evitar desvelar más sobre el libro. Creo que es de esos que necesitas leer para formar un opinión por ti misma. Lo cierto es que no se trata de una novela cargada de grandes traumas ni de ésas que se caracterizan por ser muy profundas, pero creo que es una bonita historia, romántica y divertida. Me ha resultado original el mundo en que se mueve. Por un lado el mundo de la televisión, pues capítulo tras capítulo nos vemos empujadas al caótico nuevo programa de Kate, con sus peculiares entrevistados y las ideas tan opuestas de Julia y Kate. Por otro lado, al ser Jesse un jugador de golf, también nos esboza como es parte de su trabajo y nos describe un poco del mundo del deporte y más concretamente del golf.

Para terminar diré que me he divertido, he reído y me he emocionado con Repentinamente sexy. Creo que es una novela ágil y muy amena de leer, en la que prima el sentido del humor y la sencillez por encima de todo. Por todo ello la considero una buena novela. A mí al menos me ha dejado con muy buen sabor de boca, con lo que, sin duda, seguiré leyendo más novelas de Linda Francis Lee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!