Miracles - Judith Mcnaught

jueves, 28 de febrero de 2013


Título original: Miracles (Simple Gifts)
4º Westmoreland
Autora: Judith Mcnaught
Género: Romántica histórica







Julianna está cansada de asistir a fiestas, reuniones sociales, de pasear coqueteando por el parque y, sobre todo, de sufrir la manera en que su madre trata de encontrarle marido colocándola en situaciones en las que ha llegado a sentirse avergonzada y desear que la tierra se la tragara.
Y, en el fondo, admite para sí misma, lo que más la deprime es que en realidad no desea casarse, sino ser independiente, vivir sola y... ser escritora.
Sólo su abuela Sarah conocía esos sueños y, lo más importante, para ella, la entendía y alentaba a hacerlos realidad. Pero la ambiciosa señora Skeffington tiene otros planes y esa noche la arrastra a otra reunión.

Tratando de huir de verse humillada ante otro posible candidato a convertirse en su futuro marido, Julianna se escabulle de la casa y se adentra en el jardín de la propiedad donde se celebra la fiesta. Es allí donde la encuentra Nicholas Du Ville, sentada sola en un banco y llorando.
Como el caballero que es acude a socorrerla y eso gesto cambiará la vida de los dos.

Julianna y Nicholas ya se habían visto con anterioridad, en otras de las intentonas de su madre por atraer a uno de los solteros más codiciados de Londres. Fue en un paseo “casual” en el parque y la impresión que se llevaron el uno del otro no fue muy buena. Pero esa noche, en el laberinto de setos donde se encuentran, Julianna que está un poco bebida no lo reconoce al principio y Nicholas la toma por una cortesana. Su sorpresa es mayúscula cuando la llorosa damisela le pide su colaboración para ser deshonrada.
Pues Julianna ha llegado a la convicción de que si es deshonrada ningún hombre querrá casarse con ella. Lo que sucede es que Julianna, que es extremadamente ingenua, no sabe muy bien ni con certeza que implica esa deshonra. Pero Nicholas, solícito, la insta a acompañarlo a su dormitorio y a partir de ahí los planes de uno y de otro sufren un cambio inesperado con un resultado que no hace feliz a ninguno de los dos.

Miracles es la cuarta novela, aunque en realidad es una novela corta, de la saga de los Westmoreland. Fue en Cuando tu llegaste/Pasajes al corazón donde conocimos a los que son los protagonistas de Miracles. Fue un encuentro un tanto accidentado que hacía presagiar una maravillosa y emotiva novela de Judith Mcnaught.
He leído dos veces esta historia y, sinceramente, la primera vez me decepcionó un poco. No porque la novela no sea bonita ni despierte los sentimientos como sólo esta autora es capaz, sino porque me pareció demasiado corta y notaba de una manera angustiosa que me faltaban páginas. Tanto fue así que no pude desprenderme de la sensación de ser una historia un poco apresurada.

Pero tras volver a leerla, reconozco que esta vez me ha gustado más. Sigo pensando que es una lástima que no se haya escrito una novela larga. En mi opinión Nicholas y Julianna son una pareja con tanta química que seguramente habría sido una novela maravillosa.
Sin embargo, pese a que sigo pensando que merecía una historia más desarrollada y sigo teniendo la sensación de que transcurre de manera muy brusca, creo que es una bonita historia.

Creo que es un poco irremediable que cualquiera que la lea piense que la de Nicholas y Julianna daba para más.
Después de todo ambos son conocidos de aquellas que hayan leído Tú eres mi amor y, sobre todo, Cuando tú llegaste/Pasajes al corazón.

Cuando Sheridan, la protagonista de Cuando tú llegaste/Pasajes al corazón, trabajó como institutriz para la familia Skeffington conoció a Julianna y se hicieron amigas. Más tarde, gracias a ello, se convirtió en la protegida de Whitney y Sheridan y, por ende, de los hermanos Westmoreland, lo que le abrió las puertas a las salas y mansiones más exclusivas de Londres. Con tales hadas madrinas, la señora Skeffington cree que sólo es cuestión de tiempo y un poco de ayuda atrapar a un buen partido.
Nicholas Du Ville, amigo de Whitney y Sheridan, se convierte en uno de los posibles candidatos.

A primera vista Julianna pudiera parecer una jovencita más ávida por encontrar marido. Su gran belleza la convierte en una pieza codiciada, a pesar de que los Skeffington no poseen un título nobiliario de mucho rango, el señor Skeffington es nada más que un barón y no gozan de una gran posición económica. Pero peor que eso es que Julianna es una joven un tanto peculiar, le gusta la filosofía, la poesía y sueña con ser escritora. Algo que muy pocos saben y su madre le insta a ocultar.
El encantador Nicholas Du Ville es uno de los solteros más codiciados, a pesar de que su fama como mujeriego le precede. Muchas de las jóvenes casaderas sueñan con ellas quienes atrapen al esquivo noble.

Lo cierto es que con estos precedentes es fácil caer en la pregunta ¿y por qué no una novela larga para ellos?

Pero como lamentarse -aún más- tampoco sirve para nada, reitero lo dicho antes. A pesar de que me apena profundamente que se trate de una novela tan corta y a pesar de contar con una trama que en algún momento peca de ser apresurada, es una bonita historia. He vuelto a sentir esas profundas emociones que tiñen las novelas de Judith Mcnaught, me ha conmovido leer como Julianna confiesa su amor por Nicholas con esas frases que brotan del corazón y te llegan al alma, me ha emocionado la entrañable figura de la abuela Sarah que ha dibujado una sonrisa en mi cara con algunas de sus reflexiones y me ha encogido el corazón como los malos entendidos tan característicos de Mcnaught han sembrado la duda en Nicholas y hecho sufrir a Julianna y, con ella, a nosotras.

Así que, en una dosis menor, un poco apresurada y sin que pueda dejar de lamentar que sea de ese modo, Miracles me ha parecido una bonita historia que aun con sus defectos y carencias me ha llegado al corazón. Y al llegar a la última página, en ese precioso epílogo, confieso con sinceridad que me ha dejado con una sonrisa en los labios.
Pero sí, de nuevo insisto ... ¡¡qué pena que no se trate de una novela larga!!

Morning light - Catherine Anderson

Título: Morning light
9º Kendrick/Coulter/Harrigan
Autora: Catherine Anderson
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Signet
Año publicación: 2008






Loni MacEwan es una psíquica. Tiene el don de tener visiones con sólo tocar un objeto. Pero es tan fuerte la descarga de emociones y sensaciones que le transmite que se ha visto obligada a llevar una vida protegida... y solitaria. De niña tomó clases particulares, obtuvo su título universitario estudiando on-line y su capacidad para leer los pensamientos no le ha facilitado especialmente tener relaciones con hombres. Tanto es así que a sus treinta y un años ha renunciado al amor... incluso al sexo.

Tiempo atrás su nombre y su cara estuvieron muy presentes en la televisión y en los periódicos, ya que durante años colaboró con la policía en la resolución de algunos casos de personas desaparecidas. El último, especialmente dramático, la marcó tanto y la expuso hasta tal punto que la llevó a abandonar su ciudad de nacimiento y mudarse a Crystal Falls, en Oregon. Allí ha alquilado una bonita casa donde piensa abrir su negocio de decoración de interiores. Sólo quiere pasar desapercibida, vivir en el anonimato.
Pero algo cambia ese aislamiento.

Desde niña ha soñado con un hombre al que secretamente ha apodado el cowboy. Al mudarse a su nuevo hogar no sólo tiene una visión de él, sino que poco después se tropieza con él en el supermercado. Poco después sucede algo que teme: tiene una nueva visión sobre un niño desaparecido. Ve un accidente de rafting en el que mueren dos adultos y el niño y su perro sobreviven pero se pierden. De algún modo, su don le dice que sólo el hombre que la ha perseguido en sueños durante su vida -y encontrado en Crystal Falls- puede salvar la vida de ese niño que es su hijo.
A pesar de sus miedos y recelos, pues no desea volver a verse expuesta a nivel mediático, Loni averigua el nombre y la dirección del cowboy, que resulta ser Clint Harrigan y se pone en contacto con él.

Clint Harrigan pertenece a una próspera familia de rancheros de la región. Tanto él
como su padre y hermanos -incluso su hermana menor- poseen ranchos de caballos y son personas respetadas y queridas en la comunidad.
Pero cuando le cuenta su visión, Clint no sólo no la cree sino que la considera una chiflada y la echa con cajas destempladas de su casa. Él no tiene ningún hijo. Sin embargo, más tarde a solas, comienza a pensar y a comprobar los datos que le ha explicado Loni y se percata que ese niño sí podría ser su hijo. Despertada la duda se siente incapaz de no actuar, más aún cuando oye en las noticias que el hijo de una difunto senador Stiles está desaparecido. Ese niño que según Loni es su hijo y cuya vida depende de él. Así que haciendo de tripas corazón la busca y le solicita -más bien exige- su colaboración.
Aunque Loni no desea volver a inmiscuirse en ningún caso, sabe que es el único nexo con Trevor, el niño, y accede. Juntos, Clint y Loni, se adentran en la región que rodea el río, el lugar donde según sus visiones se encuentran el niño y el perro.

Morning light forma parte de la saga de la familia Harrigan, protagonizada por estos hermanos propietarios de ranchos de caballos que, a su vez, se entrelaza con la de la familia Kerrigan.
Clint es el mayor de los hermanos Harrigan y a sus treinta y seis años ha perdido la esperanza de conocer a una mujer con la que desee casarse y formar una familia. Los Harrigan son una familia tradicional. La vida de Clint se centra en sus caballos y en el rancho, apenas hace vida social y menos aún tiene citas con mujeres. Hace tiempo que se siente hastiado y prefiere quedarse trabajando en el rancho o ante la televisión. Pero también se siente solo.


A pesar de lo que parece a primera vista, en el fondo Clint y Loni tienen mucho en común. Ambos son solitarios, tradicionales y la familia es un pilar en sus vidas. Desde que se ven por primera vez la atracción nace entre ellos, pero Loni teme las relaciones porque sus poderes psíquicos son algo que los hombres no aceptan fácilmente, menos aún cuando puede adentrarse en sus mentes. Y Clint, directamente, la cree una charlatana y un fraude.
La realidad es que todas la mujeres de la familia de Loni son psíquicas. El don ha pasado de generación en generación, excepto a su hermana.
Pero pasado el recelo y desconfianza iniciales, a medida que pasan más tiempo juntos siguiendo el rastro de Trevor, la atracción latente entre ellos es más difícil de disimular. Así da comienzo una bonita y dulce historia de amor aderezada con momentos tiernos, cómplices e inocentes donde no sólo descubren el alcance de sus sentimientos, sino como cambiará sus vidas.
De hecho en ocasiones he tenido la sensación de estar ante una pareja de adolescentes más que de adultos de más de treinta años, pues la vida solitaria que han llevado y la determinación no tener una relación esporádica los hacen parecer -al menos a mis ojos- inseguros y inocentes. Casi como adolescentes que recién descubren la atracción física y sexual.
Pero a pesar de eso, la novela tiene el inconfundible encanto que desde mi punto de vista sólo esta autora logra conseguir. Poco a poco, a medida que se adentran en los bosques, buscando a Trevor van abriendo sus corazones y poniendo en manos del otro algo que no suelen dar a la ligera: la confianza.


Sin embargo, el pasado de Loni como colaboradora de la policía, así como los motivos que la llevaron a abandonar su vida anterior, su casa y a su familia es algo que puede interponerse en un futuro junto a Clint Harrigan.


La novela está llena de escenas cotidianas, más allá de que gran parte de ésta gire en torno al rescate de Trevor. Y más allá de las habilidades psíquica de Loni, Morning light es una novela tradicional, donde los valores familiares, la lealtad y la inocencia son parte fundamental no sólo de la historia sino del carácter de sus protagonistas.
La realidad es que mientras leía nunca tuve la sensación de estar ante una novela paranormal, sino una novela simplemente contemporánea. El don psíquico de Loni aunque está muy presente, de hecho es el punto de partida de su relación con Clint y es determinante para el final del libro, pasa a ser un rasgo más de su manera de ser. Realmente se aborda el tema de una manera tan natural que es una peculiaridad más.


Aunque no se trate de mi novela preferida de esta escritora, leer cualquiera de ellas siempre es un placer y me emociona. Y en esta ocasión sin una trama tan trágica o agridulce como podamos esperar, creo que Morning light es una es una historia conmovedora, tierna e inocente a pesar de que sus protagonistas tienen más de treinta años. Ambientada en la vida en un rancho de caballos nos presenta a una familia unida y protectora que, como en otras novelas de la saga, al menos a mí me ha ofrecido una lectura deliciosa.

Muere para mí - Karen Rose



Título original: Die for me
1º Vartanian
Autora: Karen Rose
Género: Suspense romántico
Editorial: RHM/Plaza & Janés 2009





Aunque Vito Ciccotelli es un detective de homicidios, curtido por la experiencia y habituado a investigar los casos más difíciles y cruentos, ninguno es comparable al último en que trabaja: una serie de crímenes que evidencian haber sido cometidos por un sádico asesino en serie y que trae de cabeza al cuerpo de policía.

El hallazgo de una tumba en un terreno nevado de Philadelphia es el punto de partida de esta investigación. A esa primera tumba la siguen ocho más. En total se desentierran nueve cadáveres que dan muestras de haber sido torturados cruelmente antes de morir. Lo más inquietante es que junto a éstas hay siete tumbas vacías lo que parece indicar que el asesino no ha acabado aún de matar. Las heridas infringidas a las víctimas señalan que fueron torturadas con instrumentos medievales, lo que lleva al departamento de policía a buscar a una experta en el tema que arroje algo de luz sobre el caso.
Katherine, la forense del departamento recomienda a Sophie Johannsen, una experta arqueóloga que en esos momentos trabaja en el museo de Historia de la familia Algriht y que es como una hija para ella.

Sophie es una joven arqueóloga que ha trabajado junto a los hombres más importantes en materia de arqueología, además ha participado en excavaciones por países de todo el mundo y es una lingüista que domina más de diez idiomas. La enfermedad de su abuela Anna, una antigua cantante de ópera, la llevan a abandonar su prometedora carrera y aceptar un trabajo como historiadora en un humilde museo. Frustrada por su nuevo trabajo, la oportunidad de colaborar con el cuerpo de policía es un pequeño rayo de luz que termina envolviéndola en un mundo oscuro y terrible que parece extraído de la más terrible de las pesadillas.
Inicialmente su cometido era simplemente ayudar a marcar las tumbas que los expertos desentierran, pero accidentalmente Sophie acaba convirtiéndose en una de las personajes clave del caso, no sólo por sus conocimientos sobre armas medievales, sino porque se convierte en un objetivo del asesino.

Desde el primer encuentro entro Vito y Sophie la atracción entre ellos se hace evidente para todo el departamento de policía. Aunque ambos son reacios a iniciar una relación, ninguno puede negar sus sentimientos a pesar de arrastrar un pasado que los condiciona a volver a enamorarse. Vito aún se siente culpable por la muerte de una policía con la mantenía una relación secreta. El que Sophie se convierta en objetivo del asesino que busca parece una repetición de la historia y eso lo asusta, pero no por ello hace desaparecer lo que Sophie le provoca.
Sophie por su parte no ha superado aún la humillación y el dolor que sufrió años atrás al descubrir que el hombre con el que mantenía una relación, su jefe, estaba casado, lo que ensució su reputación a ojos del resto de colegas de profesión que vieron en ello un modo de escalar posiciones.
No obstante, a pesar de sus dudas y miedos, de la pesadilla que los rodea y del mismo asesino que los acecha, Vito y Sophie no pueden evitar rendirse ante ese sentimiento que los une...

Con este libro Karen Rose nos adentra en una más de sus particularmente intensas y escalofriantes tramas de suspense romántico donde, como en novelas anteriores, la intriga y el romance están íntimamente entrelazados. Como es habitual el hilo principal es el caso policial que en Muera para mí, nos envuelve en una historia de crímenes tan sórdidos que hielan la sangre.
A pesar de ello, ésta es una de las novelas de Karen Rose que más en vilo me han mantenido, que más me han hecho elucubrar y hacer cábalas para dar con el asesino. Creo que no es tan evidente quién es el asesino, aunque sí puede inferirse según avanza la trama, pero ésta da tales giros y reveses que la intriga es continua y nunca deja de sorprender.

En mi opinión el perfil del asesino es escalofriante. Según se desarrolla todo y se van recabando datos, descubriendo más rasgos del perfil psicológico de Munch, el nombre del que parte la policía, nos vamos adentrando en la mente de un ser enfermo, sanguinario y cruel, un sociópata que pone los pelos de punta por sus acciones, sus planes y cómo siembra de muertes el libro.

Por otro lado la parte romántica de esta novela me ha atrapado. La historia de amor de Vito y Sophie es una de las que más me han calado de todas cuantas se han publicado de Karen Rose. No sólo por cómo nace y transcurre las cosas entre ellos, sino cómo superan sus respectivos pasados y, juntos, encuentran el modo de curar el corazón del otro.

Vito es el hermano de Tess Ciccotelli, la protagonista de No te escondas, al que conocimos en dicho libro, así que no es un personaje desconocido. No obstante, del Vito de la anterior novela sólo vimos su faceta como hermano y algo de su trabajo.
La verdad es que me ha sorprendido bastante, pues aunque he reconocido muchos de los rasgos que demuestra su manera de ser, también vemos un lado nuevo de él: el de un hombre muy protector, dispuesto a todo por la mujer que ama.
Sophie me ha parecido una mujer independiente y fuerte, aunque no por ello deja de tener un lado muy vulnerable. En principio parece ir rodeada por una coraza que nos impide conocerla en realidad, pero poco a poco, en parte motivada por el miedo que siente al convertirse en el objetivo de Munch, en parte por la confianza que va sintiendo con Vito, se abre más a él, muestra sus miedos e inseguridades.
La historia de amor de Vito y Sophie me parece preciosa. Aun naciendo en un marco tan macabro y sórdido, me ha conmovido por muchas escenas y por la personalidad de ambos personajes.

El papel de la familia es muy relevante en la relación de la pareja protagonista. Los Ciccotelli son una familia numerosa y ruidosa, pero pese a la algarabía que los envuelve demuestran que están muy unidos y dispuestos a todo por ayudarse. Por contrapartida, Sophie es una mujer que ha crecido bastante sola, sin padres, sólo con el cariño de su abuela, su tío Harry y Katherine.
Las infancias de Vito y Sophie son tan diferentes como la vida que llevaban hasta conocerse, pero es bonito ver cómo los Ciccotelli la acogen como una más.
La abuela Anna me ha parecido un personaje muy carismático que en su vejez y en su enfermedad vive de los recuerdos de una vida de fama como cantante de ópera, protagonizando escenas muy emotivas.

Y por supuesto Muere para mí se centra en el escalofriante caso de un asesino sádico e inhumano capaz de cometer las mayores atrocidades posibles. Karen Rose nos va adentrando en su mente, conociendo sus oscuras motivaciones, sus secretos y cómo traslada a las víctimas mientras les da muerte a una dimensión que eriza el vello por el alcance y la difusión que les da.
¡Escalofriante!

Mi nombre es Ella - Margaret Peterson Haddix

/
Título original: Just Ella
1º Princesas
Autora: Margaret Peterson Haddix
Género: Juvenil
Editorial: Versátil
Año publicación: 2010





MI NOMBRE ES ELLA de Margaret Peterson Haddix

Ya conocéis la historia: el zapato de cristal, el Príncipe Encantador, felices para siempre... Bienvenidos a la realidad: aburridas clases de genealogía real, de costura, de cómo comportarse como «una señorita» y, lo peor de todo, un príncipe que es todo menos interesante y, desde luego, en absoluto encantador.


La futura princesa Ella trata de enfrentarse a su nuevo estatus real, pero se da cuenta de que no tiene madera de «majestad». Sin embargo, romper el compromiso no va a resultarle nada fácil, especialmente cuando empieza a sentir algo por otro chico... Si Ella quiere escapar de palacio, deberá utilizar todo su ingenio, determinación y coraje, además de renunciar a todo aquello que se espera de «una señorita».


Desde que tengo memoria los cuentos de cualquier clase y los de hadas especialmente me han fascinado. Así que si descubro que se ha publicado una novela romántica que se basa o tiene alguna similitud con algún cuento, no puedo resistirme a ella; suelo leerla. Es lo que me ha sucedido con Mi nombre es Ella, la novela juvenil romántica publicada por la editorial Versátil.
Es importante remarcar que se trata de una novela juvenil, pues la protagonista, nuestra Cenicienta particular, es una muchacha de apenas quince años. Pero señalada esta característica, puedo centrarme en comentar mis impresiones sobre esta historia.

Mi nombre es Ella parte del ilustre cuento de la Cenicienta. Nos adentra en la nueva vida que aquella humilde jovencita comenzó después del “y fueron felices para siempre”.
Cenicienta -cuyo verdadero nombre en el libro de Margaret Peterson Haddix es Ella- enamoró al príncipe Encantador cuando su pie encajó en el zapatito de cristal. Embelesado, éste le pidió en matrimonio y, con él, abandonó la vieja casa donde vivía con su malvada madrastra y hermanastras (a las que en su cabeza, al recordarlas, apoda “demoniastras”), limpiando, cocinando y sufriendo humillaciones.
El futuro se vaticina dichoso. Un sueño hecho realidad... ¿o no?

El siguiente paso es convertir a la humilde Cenicienta en una princesa, para ello hay pulirla, aleccionarla y prepararla. Empiezan así las clases de protocolo, costura, genealogía real, religión.. todo cuando debe saber Ella para convertirse en la princesa Cynthiana Eleonora.

Sin embargo... y aquí es donde comienza esta historia, ¿creéis una joven que ha trabajado sin descanso durante toda para sobrevivir pueda convertirse en una princesa cuyo único cometido sea desenvolverse con gracia, lucir su belleza y engendrar a hermosos niños?
Conforme pasan los días, el hechizo que envuelve la gallarda figura del príncipe Encantador, la perfección de la vida real se difumina. Ella se siente encerrada en una jaula de oro, confinada a seguir los dictados de Madame Bisset, la férrea institutriz empecinada en que siga sus normas para convertirse así en la princesa del reino, o las enseñanzas de Lord Reston, el profesor de religión.

Sólo la presencia de Jed, el hijo de Lord Reston al que sustituye en sus clases tras la enfermedad de éste y de Mary, una joven sirvienta llevan algo de compañía a Ella. Incluso el príncipe Encantador parece otro entre los muros de ese palacio. ¿Permanecerá Ella tras esos barrotes o se aventurará a abrir la reja y, una vez más, tomar las riendas de su vida?

Sí, el cuento de Cenicienta se desmorona... al menos en esta versión.

Aunque como novela romántica se aleja del estereotipo de historia que solemos leer, ya que la historia de amor de la protagonista no es en realidad el eje de la trama, Mi nombre es Ella me ha parecido una lectura refrescante, ingeniosa y, ante todo, muy feminista. Narrada con sencillez, a través de los ojos de Ella, vamos siendo testigos del cambio que se produce en esta particular Cenicienta una vez que llega a palacio. Día tras de día de clases, lecciones, protocolo y un ejército de sirvientes y tutores a su alrededor dispuestos a educar a la princesa.

En sí, creo que la novela no hace sino ofrecer una visión diferente, más moderna del estereotipo de Cenicienta, rompiendo con muchos moldes sociales preestablecidos y, también, transmitiendo un mensaje de coraje y crecimiento personal.

La protagonista indiscutible de esta historia es Ella que nos traslada a ese elegante palacio, donde un día le resulta igual de monótono que el anterior, donde no encuentra alicientes y donde, incluso, el príncipe Encantador parece diferente. Tras el enamoramiento inicial, la realidad le hace ver todo con otros ojos (como en la vida misma) y la presencia de personajes como Jed Reston y Mary le sirven para asomarse más allá de los muros de su prisión.

En realidad, la novela no narra grandes vicisitudes, sino el día a día de la nueva vida de Ella, lo que la lleva a compararla con la anterior. Como digo antes, creo que es una historia que habla sobre todo de conocerse a sí mismo, de crecimiento emocional y madurez, de sueños a cumplir y de otras facetas de la vida.

Aunque no suelo leer novelas juveniles románticas, de cuando en cuando leo alguna. Ésta me ha llamado la atención por su temática y al leerla he descubierto una trama sencilla, coherente y amena. Si bien debo decir que en ocasiones el ritmo me ha parecido algo lento, al ser una novela de menos de 200 páginas no me ha aburrido en realidad. Creo que es una novela agradable de leer y que cuenta una buena historia, aún sin ser la historia romántica clásica. Más bien diferente.

Aún con ese sabor a cuento de hadas, diría que Mi nombre es Ella es una continuación más moderna del clásico de Cenicienta ofreciendo un punto de vista diferente, no exento de valor y riesgo... Al menos es la lectura que yo hago de esta historia. 

Mía para siempre - Kathryn Smith

Título original: Be mine tonight
1º La Hermandad de la sangre
Autora: Kathryn Smith
Género: Romántica paranormal
Editorial: Esencia
Año publicación: 2008





Seis siglos atrás Severian De Foncé, junto a un grupo de mercenarios franceses a la orden del rey Felipe, entró en el santuario de los caballeros de la orden del Temple para arrebatarles el Santo Grial.

En su lugar, encontró el Grial Maldito y, confundiéndolos, y bebió del cáliz. La ingesta de la sangre que contenía en su interior lo transformó en un vampiro y desde entonces, y aún seis siglos después, es Chapel, un ser nocturno que vive alejado de la humanidad y de la luz del sol, un vampiro solitario que evita el contacto con los humanos para evitar que su terrible secreto vea la luz.

Cuando llegan noticias de que en unas excavaciones realizadas en Inglaterra podría hallarse el Santo Grial, la iglesia envía a Chapel, quien es ahora uno de sus servidores, con el temor que la reliquia que desentierren sea el Grial Maldito, en lugar del Santo Grial, y dé lugar a que más vampiros se extiendan por la tierra.
Para Chapel ser vampiro es un maldición, un ser que no tiene cabida entre los hombres mortales, alguien dejado de la mano de Dios.

A su llegada a Inglaterra, Chapel descubre que la excavación está dirigida por Marcus Grey, un historiador, y una mujer, Prudence Ryland quien está empecinada en dar con el Santo Grial. Tras siglos viviendo solo, lejos de todos, evitando incluso el contacto humano para alimentarse, Chapel siente que una emoción nueva nace en su interior en el momento que conoce a Pru. Temiendo su reacción, le oculta su secreto, consciente que ella también oculta uno tan doloroso que no quiere compartir con él, pero aún así no se aleja de su lado y sigue, paso a paso, los avances de la excavación para que, en caso que sea el Grial Maldito la reliquia hallada, hacerse con ella antes que nadie.

Prudence sabe que la vida se le acaba y que sólo un milagro puede salvarla. Cree que ese milagro puede encontrarlo en el Santo Grial. Enferma de cáncer y más debilitada cada día, está dispuesta a agarrarse a un clavo ardiendo y eso supone seguir viviendo.
No obstante, lejos de mostrarse destrozada o abatida, trata de mostrar un espíritu más alegre ante sus hermanas y padre. Vive al momento, arañando y buscando experiencias que bien sabe pueden ser las últimas para ella.
La aparición de Chapel pone en peligro lo que sería un último milagro de escapar a la muerte, pero, en el proceso, se percata que el mayor milagro lo encuentra en el amor que descubre junto a Chapel, a pesar de no saber si es correspondida.
Para Chapel, que fue criado como católico y cree en los preceptos de Dios, su naturaleza vampiro es una maldición, algo que lo hace indigno de Pru hasta tal punto que ni siquiera cuando descubre cuál es ese terrible secreto, cree que transformarla sea la salvación pues, dentro de él, cree que la condenaría a un destino peor que la muerte.

Con Mía para siempre da inicio la saga de la Hermandad de la sangre de Kathryn Smith. Hasta ahora sólo había leído las novelas históricas de esta autora -novelas que me han dejado muy buena opinión- pero aún no me había animado a leer esta saga. La razón principal es que, aunque me gustan las novelas paranormales, hacía tiempo que no me atraía ninguna nueva ni conseguía engancharme a ninguna del mismo modo que las que llevo leyendo hace algunos años. Pero en Mía para siempre he encontrado una novela preciosa.

En comparación con otras sagas de vampiros u otros seres condenados a una vida en la oscuridad, la Hermandad de la sangre me parece muy diferente. No sólo por la manera de narrar y desarrollar las historias de Kathryn Smith, sino porque reina una atmósfera más clara, más transparente, menos oscura y tenebrosa.
Por un lado me ha encantado que las novelas no transcurran en la época actual, sino que en la Regencia, ya que creo eso supone un cambio refrescante y da cabida a otros escenarios y otros lugares. Los pilares sobre los que se sustenta Mía para siempre, en mi opinión son dos: la enfermedad incurable de Pru y las excavaciones en las ruinas, próximas a las tierras de los Ryland, en búsqueda del Santo Grial.

Mía para siempre es una novela que me parece muy ágil de leer, con una narración muy fluida pero no por ello menos cargada de sentimientos, dando pie a una historia muy bonita, tierna y sobrecogedora en ocasiones. Como inicio de la saga me ha parecido una novela muy buena, ya que nos adentra en el mundo de la orden de los caballeros del Temple, las órdenes secretas en búsqueda del Santo Grial y el origen de la maldición de los vampiros, así como un esbozo del resto de mercenarios franceses, en el presente vampiros, que acompañaron a Chapel, entonces Severian De Foncé, su misión en nombre del rey Felipe.
Me gusta cómo se aborda la figura épica de los caballeros templarios, eso entrelazado con una novela de vampiros, creo que hacen de ésta una historia bastante original.

A estas alturas creo que en cuanto a novelas paranormales todos los estereotipos, temas y subtramas nos son ya archiconocidos porque hay figuras, perfiles o temas que suelen repetirse pero creo que dependiendo de la autora logra que resulte nuevo, original y sobre todo, romántico.
Esto es lo que me ha sucedido con Mía para siempre.
La historia de un amor condenado entre Pru y Chapel puede que no sea original -he leído otras- y puede que hasta cierto punto resulte previsible, pero me ha parecido tan bonita y emotiva que no puedo encontrarle una sola tara.
Me parece preciosa la manera en que se desarrolla, cómo un vampiro de más de seiscientos años, que se siente incapaz de amar, no merecedor de alguien como Pru, ve cómo las murallas que alza entre ambos van desmoronándose. Su historia pasada con Marie, la que fuera su prometida, una aristócrata francesa con la que pensaba casarse, le marcó tanto o más que la maldición en sí, y cómo va dejando eso atrás.
Y cómo Pru, una mujer que siente que la vida se le escapa, se agarra con las dos manos a ese amor en la que es la experiencia más hermosa se su vida, pero que lamentablemente sin un milagro de por medio, puede ser la última.
Algo que me ha emocionado mucho es cómo la autora describe la visión de Pru hacia la vida y su relación con Chapel en los que pueden ser sus últimos días de vida. Hay escenas tan emotivas que se me ha escapado alguna lagrimilla.
Me gustaría resaltar también la relación de Pru con sus tres hermanas y su padre, como afrontan todas su enfermedad y cómo, a su modo, luchan y están al lado de la joven.

En grandes líneas Mía para siempre me parece una novela que aúna elementos novedosos con otros más típicos de las novelas paranormales, pero el resultado creo que es una historia de amor muy bonita, cargada de sentimientos, tierna y delicada.
Y creo también que es una novelas que, sin dejar de lado la naturaleza oscura de su protagonista, te adentra en una gran historia de amor, sin que ésta quede relegada a un segundo término.

Mi nombre es Liberty - Lisa Kleypas

Título original: Sugar daddy
1º Travis
Autora: Lisa Kleypas
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Vergara/B de bolsillo
Año primera publicación: 2009





Liberty Jones es una joven que se muda a Welcome, una pequeña región de Texas, con su madre. Viven en un humilde caravana. Su padre era un humilde trabajador mexicano que murió en una plataforma petrolífera, siendo ella apenas una niña, por lo que pocos son los recuerdos que conserva de éste. Con catorce años conoce a Hardy Cates,  de quien se enamora enseguida.  Él tiene diecisiete y parece ver en ella sólo a una hermana pequeña.

Los años de su adolescencia van transcurriendo en el humilde vecindario de caravanas. Diana, la madre de Liberty, cambia constantemente de pareja. El recuerdo de su marido, el padre de la chica, está siempre presente, por lo que ésta no tiene dudas en descubrir que, pese a su prematura muerte, fue el amor de su vida. 

Liberty sigue enamorada de Hardy pese a que éste sigue sin ver en ella nada más que una amiga. Comprendiendo que éste no cambiará sus sentimientos, inicia sus primeros contactos con otros chicos y sus primeras experiencias sexuales.

El embarazo de Diana y el nacimiento de Carrington, su hermana, cambian la vida de Liberty, quien tras cerciorarse de que ningún chico puede sustituir a Hardy en su corazón, se concentra en cuidar a Carrington. Un vínculo muy especial nace hacia su hermanita, quién con los años se convierte casi en su hija.

Finalmente, Hardy desaparece de su vida el día que decide abandonar Welcome, ya que ha conseguido un trabajo en una plataforma petrolífera. La despedida es profundamente dolorosa para Liberty, quien ve cómo no puede evitar que éste se marche, ni siquiera cuando el joven le confiesa que siempre ha sentido algo muy especial por ella. Ella es la única chica que realmente ha querido, pero en sus deseos de cambiar y crecer socialmente, no puede permitirse una relación con nadie, al menos no una de la clase que Liberty despierta en él.

La repentina muerte de Diana, obliga a Liberty a madurar más rápidamente. Comienza a trabajar y a estudiar mientras cría y educa a Carrington.
Más tarde se traslada a Houston donde comienza a trabajar en un elegante y exclusivo salón de belleza. Allí conoce a Churchill Travis, un multimillonario con el que rápidamente inicia una profunda y sincera amistad. En él ve al padre que no conoció, pese a los pensamientos malintencionados alrededor que creen que busca en él un “sugar daddy” (término con el que se hace referencia a una pareja mucho mayor que ofrece dinero y estabilidad a cambio de dinero, compañía o amistad, no necesariamente amor).
Cuando Churchill sufre un accidente de caballo, le ofrece a Liberty  trabajo como su asistente personal. Es entonces cuando conoce a los hijos de éste. Gage, el mayor, la recibe fríamente, ya que cree que ésta manipula a su padre a través  del sexo para lograr una mejor posición económica y social.
Liberty y Carrington, que ya tiene ocho años, se mudan a la lujosa mansión de los Travis donde ella trabaja como asistente de Churchill, pese al desdén de Gage.
Los encontronazos y roces entre Gage y Liberty no dejan de producirse, mientras empiezan a conocerse realmente y ver cómo es en realidad el otro, lejos de su primera y nefasta opinión.

Sin embargo, poco a poco Liberty empieza a atisbar bajo la ruda fachada masculina a un hombre de principios, leal, tenaz y de confianza, por el que se siente poderosamente atraída. Sus sentimientos hacia él le asustan. Durante años ha buscado al hombre que fuera capaz de arrancar a Hardy de su corazón, pero Gage es tan diferente a éste, y a ella misma, que siente que no encajaría en su mundo. Pero Gage pacientemente le demuestra que no es así.
De modo que para alegría de Churchill y Carrington, Liberty inicia una relación con Gage, más profunda de lo que la gente cree.

Pero justo cuando Liberty y su hermana se sienten seguras y que empiezan a formar parte de un hogar y una familia, reaparecer Hardy Cates, su primer amor, dispuesto a iniciar con ella aquella relación que nunca fue.

Dividida entre su primer amor y el actual, Liberty debe desentramar la complejidad de sus sentimientos y descubrir si desea continuar esa incipiente y estable relación con Gage, o arriesgarse para descubrir cómo podría ser estar con Hardy.

Mi nombre es Liberty es la primera novela contemporánea de Lisa Kleypas, tras numerosas y conocidas novelas históricas, sobre todo ambientadas en la Regencia. Que su nombre es uno de las más reconocidos y prestigiosos en el género no es ninguna duda para nadie, ¿pero qué nos ofrece en su faceta como escritora de novela contemporánea?

Bien, debo empezar diciendo que mi opinión respecto a este libro ha cambiado drásticamente a medida que lo leía. De hecho, durante las primeras páginas me sentí muy decepcionada. Decepcionada porque, siendo de Lisa Kleypas -una de mis escritoras preferidas- no encontraba que la novela se correspondiese con lo que esperaba. Pero afortunadamente me decidí a leerlo, olvidarme de sus anteriores libros, y darle una oportunidad. Algo de lo que me alegro profundamente, porque me ha gustado muchísimo.

La novela puede dividirse en dos partes: una primera en la que somos testigos de la adolescencia de Liberty, de su amor por Hardy y de la dificultades con se encuentra siendo una joven de origen hispano, que es vista como diferente al resto y en torno a la existen prejuicios raciales constantes.

A través de esas primeras páginas asistimos a su crecimiento personal y emocional, cómo se forja un futuro echando mano de sus habilidades en peluquería y maquillaje, cómo cría a Carrington tras la muerte de su madre, y trata de encontrar al hombre adecuado. ¿Pero existe éste? Es una pregunta que ella se formula constantemente.
Más tarde, hacia la mitad del libro, se inicia la novela romántica en sí, tal y como creo que todos la esperamos. Es entonces cuando conoce a Gage Travis. Gage es un hombre autosuficiente, seguro de sí mismo, algo arrogante, pero leal y honrado, que pese a la animadversión mutua e inicial que surge entre ambos ,no ceja en su lucha por conseguir enamorar a la huidiza Liberty.

Pero cuando empieza a rozar un vida junto a éste, reaparece Hardy. Aquí nos encontramos con un hombre más maduro, adulto que ha echado mano de su ambición por posicionarse socialmente, y tras lograrlo desea recuperar a Liberty. Vemos en qué clase de hombre se ha transformado, un hombre que creo recuerda rasgos de otros personajes ilustres de Lisa Kleypas, sin ser un calco de nadie.  ¿Pero es o no demasiado tarde para él y Liberty?

En este punto, no os rebelo nada más, sólo que os encontraréis divididas entre el rebelde Hardy y el protector Gage, entre un hombre que rompe las reglas a su antojo y uno que las doblega a su voluntad … uno que capaz de manipular por ella y pasar por encima sobre cualquier principio, y otro que en su primera cita le ofrece un viaje a París… En fin dos hombres muy diferentes. 

Para saber con quién se queda Liberty, os aconsejo leer la novela. 

Eso sí, si esperáis una novela clásica, no la encontraréis. Como digo durante la mitad de ésta se centra en la adolescencia de la joven, sus decepciones, cómo madura… Es a partir de la mitad del libro que comienza la trama romántica en sí. 

En fin, que pese a que inicialmente, me decepcionó bastante por ese hecho, debo reconocer que me poco a poco me ha ido enganchando.  Y pese a estar escrita en primera persona, que no suele agradecerme, me ha impresionado la manera de narrar y expresarse de Lisa Kleypas que te hace vivir las experiencias de Liberty a través de sus propios ojos.

¡Una maravilla de novela!

Mi amado extraño - Patricia Potter

Título original: Beloved stranger
2º Hermanos Maclean
Autora: Patricia Potter
Género: Romántica histórica
Editorial: Valery
Año publicación: 2010





Kimbra es una joven inglesa. Años atrás se casó con Will Charlton, uno de los bandidos que acechan en las tierras fronterizas entre Inglaterra y las Highlands. Ella misma participaba en las incursiones, al lado de Will y así lo hizo hasta el nacimiento de su hija Audra. A pesar de no ser una vida plácida y tranquila sentía pertenecer a alguien, tener un hogar en el que echar raíces y ofrecer un futuro a su pequeña Audra. En una incursión, Will fue herido y, poco después, murió dejando desamparadas a su huérfana y viuda. 


Según las leyes inglesas, Kimbra pertenecía a Will con lo que tras su muerte, queda a merced del resto de la banda de bandidos, a los que debe obedecer y cuyas órdenes debe acatar, así no las comparta. Viuda y con una hija pequeña, se ha convertido en una carga para el resto de bandidos que ya piensan en casarla con uno de ellos, algo que horroriza a Kimbra pues todos ellos le provocan repulsión, sobre todo Cedric, el primo de Will. 
Es tan paupérrima su situación que cuando la banda la exhorta a robar de los cadáveres diseminados en el campo de batalla, sabe que no le queda otra y accede. 

Entre los cuerpos sin vida descubre a un soldado escocés gravemente herido, pero que aún respira. Incapaz de dejarlo allí, vuelve más tarde, por la noche, cuando no está bajo la vigilancia de Cedric y lo lleva a su humilde casa donde cuida sus heridas. Al volver en sí, el hombre asegura no recordar quién es, ni su nombre ni el de su familia. Nada. 
El soldado escocés, Lachlan Maclean, en realidad nunca quiso ser soldado. Pero el sentimiento de culpa que lo acosaba por la muerte de su padre, de la que aún se culpa, lo lleva a ocupar el lugar de su hermano Rory y luchar al lado del Rey James en la lucha contra los ingleses. Es en esta contienda donde es herido y dado por muerte por su ejército, al no encontrar el cuerpo. 

Pero aún sin recuerdos, las imágenes de su pasado donde la sombra de la traición se esconde, lo acosan y ni siquiera los dulces y atentos cuidados de Kimbra pueden disipar ese horror. 

Kimbra se percata que el soldado herido y sin memoria es escocés, pues entre sus ropas encuentra un tartán y un broche que le hacen suponer que pertenece a una familia con recursos. En su cabeza se forma la idea de pedir un rescate por el soldado y, de ese modo, huir con Audra de la banda de Will. Por ello, los esconde aún sabiendo que son clave para ayudar al soldado a recordar. Pero, pese a lo insensato que puede ser, poco a poco entre el soldado escocés, cuya cabeza corre peligro, y la viuda inglesa nacen sentimientos que trastornan a ambos. Son dos almas solitarias, destrozadas; son dos supervivientes pero pertenecen a bandos enemigos haciendo imposible un futuro para ese amor que nace... 

Mi amado extraño es la segunda novela de la trilogía de los Maclean, tres hermanos escoceses pertenecientes a un clan de las Highlands del siglo XVI. 
Esta novela la leí hace ya algunos años, pues la leí en inglés, ya que en USA se publicó hace bastante tiempo. A pesar del tiempo que ha pasado, me ha bastado con leer la sinopsis para reconocerla y recordarla porque me dejó buena sensaciones. 

En líneas generales me parece una novela que cuenta con un argumento interesante, que te incita a seguir leyendo, atrapada en los peligros que rodean a Kimbra y Lachlan. Sin embargo, si bien me parece una buena historia, también creo que le falta intensidad y que hacia la última parte decae un poco. Pero repito que me parece una buena novela. 
Novelas con protagonistas que pertenecen a bandos que luchan entre sí, escoceses e ingleses, hay muchas, pero ¿qué tiene de diferente Mi amado extraño? 

Por un lado que la historia de amor de Kimbra y Lachlan nace bajo los ojos de dos ejércitos, dispuestos a despedazarse, que el de ellos es un sentimiento que va creciendo en secreto, rodeados de intrigas, traiciones y peligro. 

Aún sintiendo lo que siente por el extraño herido, Kimbra le oculta las claves que lo ayudarían a recordar, pero a la vez lo protege de los ingleses que deben acatar la orden de matar a todos los prisioneros escoceses. La historia de amor es bonita y el papel de la pequeña Audra, una niña muy dulce, hace más emotiva la novela. Sin embargo, después de leerla también me quedó la sensación que con estos personajes y con esta preciosa trama a la novela le falta algo de intensidad, unos protagonistas con mayor carácter y un final más impactante. 

La ambientación histórica es asombrosa, logras sentirte atrapada entre los dos bandos, perdida entre las tierras fronteriza, palpar los peligros y el miedo de Kimbra. Vivir con ella ese amor clandestino. Pero más allá de la trama romántica, Patricia Potter desgrana otras tramas: el pasado de Lachlan, la banda Charlton, secretos, traiciones y hechos que no parecen lo que son. 

En mi opinión Mi amado extraño es una bonita historia, que en mi caso no pasará a ser parte de las imprescindibles ni inolvidables de esta temática, pero sí la recordaré (y la sigo recordando) como amena, interesante y ese punto oscuro e intrigante que te deja una historia de amor que nace entre sombras y traiciones. Creo que Patricia Potter es una excelente narradora, con lo que me encantará seguir leyendo más de sus novelas (incluso de esta trilogía), pues te transporta muy hábilmente al entorno en que sucede aunque, como digo, creo que hacia el final del libro esta historia en concreto le falta de un poco más de fuerza. 


Me llaman Artemio Furia - Florencia Bonelli

miércoles, 27 de febrero de 2013

Título: Me llaman Artemio Furia
novela independiente
Autora: Florencia Bonelli
Género: Histórica (romántica)
Editorial: Suma de letras (Argentina)
Año publicación: 2009






Artemio Furia no es un gaucho común. Lo delatan el color turquesa de sus ojos, el rubio de sus cabellos, el temor y respeto que la simple mención de su nombre despierta entre todas las clases sociales. Pocos conocen sus orígenes, el Padre Ciriaco, su padrino don Belisario y su amigo desde la infancia y casi un hermano, Calvú Manque, el indio ranquel junto al que se crió. Artemio es salvaje, indomable, rudo y tan agreste como las mismas pampas; autoritario, posesivo y leal. 


Junto a sus hombres, luchó en la rebelión de 1806 y 1807 al servicio a Juan de Pueyrreidón para expulsar a los ingleses de la ciudad porteña. Ahora, años más tarde, a las puertas de la Revolución de Mayo de 1810, Artemio Furia es un hombre al que conviene tener en el propio bando porque la gente del pueblo lo sigue y lo venera.

La tensión se palpa cuando comienza a fraguarse la revolución, impulsada por una facción del pueblo que desea la independencia del Río de la Plata. 
Las intrigas políticas y económicas alargan sus manos hasta las esferas más encumbradas. Los pactos y las alianzas están al orden del día amenazando la vida de quienes intervienen, voluntariamente o por azar.
En mitad de las refriegas entre la facción patriótica y el partido españolista, Artemio busca la venganza contra los asesinos de sus padres, acontecido veinte años atrás. A lo largo de los años, el arraigo al odio que siente ha movido sus pasos en cada etapa de su vida. No ha habido lugar para nada ni nadie. Ninguna mujer ha significado nada para él, ninguna hasta que su camino y el de Rafaela Palafox y Binda se cruzan y una mano, caprichosa e invisible, une el sendero que sus vidas seguirán.

Rafaela Palafox y Binda es una joven de buena familia. Nacida entre sedas y organdí la suya ha sido una vida plácida, rodeada de lujos. Su madre murió siendo ella muy niña y aunque su padre no volvió a casarse, creció cerca de sus tías Pola y Clotilde, además de sus primos Cristiana y Aarón.
Cuando su padre es exiliado por su vinculación con el partido españolista que trató de derrocar el virreinato francés de Liniers, Rafaela carga sobre sus hombros con la responsabilidad de mantener las propiedades de la familia Palafox, tanto la casa grande en Buenos Aires como la hacienda La Larga. Para ello fabrica jabones, perfumes, afeites y remedios para heridas y dolencias que vende para subsistir, aunque a ojos de la buena sociedad no esté bien visto que una muchacha de buena familia trabaje.

En cuanto Artemio la ve por primera vez se siente atraída por la joven. No posee una belleza ni un físico deslumbrante, pero aún vestida con ropas desgastadas, con un pañuelo cubriendo sus cabellos y un mandil su cintura, siente la necesidad de poseerla.

Cuando el mismo Juan Puerreydón le pide como un favor especial que visite las tierras de una hacienda que está teniendo graves problemas para salir adelante, cuyo ganado se ha extraído o bien robado, Artemio se niega. Asuntos mucho más urgentes lo atan a Buenos Aires, la revolución palpita en el aire y no olvida su venganza. Pero cuando descubre que la hacienda pertenece a Rafaela Palafox y Binda -a la que él bautizó como Rafaela de la flores- cambia de parecer de inmediato. Alista a varios de sus hombres y parten raudos en dirección a las tierras secas y áridas de Laguna Larga.
El reencuentro entre la joven dama de ciudad y el hosco gaucho es sólo el inicio de la tumultuosa, apasionada y trágica historia que los unirá.

Odios pasados, los secretos que Artemio tan celosamente guarda junto a su juramento de venganza contra los hombres que pusieron fin a la vida de Horatio y Emerald de Lacy, sus padres, se interponen entre él y Rafaela, la mujer cuya dulzura, cuya exuberancia e inocencia lo aturden más que los perfumes que ésta prepara.
La amenaza de la revolución no descansa, no aguarda por los amantes, como tampoco la dolorosa revelación que, por su significado, puede separarlos irremediablemente.

Antes de leer cualquier novela de Florencia Bonelli sé que voy a encontrar con una historia que aúna el amor más desgarrador y la ambientación histórica más salvaje e absorbente pero pese a ello leer cualquiera de sus libros me deja un nuevo y delicioso sabor en la boca.
Enmarcada en los albores de la Revolución de Mayo de 1810, esta novela nos traslada desde 1790 cuando “nace” Artemio Furia hasta el turbulento corazón de la Revolución en el Río de la Plata. 
La novela está dividida en tres partes: una primera en que conocemos a Artemio como niño y realiza el juramento de vengar a los suyos, otra parte ambientada en 1820, cuando ese niño recupera su lugar legítimo y una tercera -que en el libro es la central y la más extensa- que describe y narra la historia de amor del gaucho Furia y Rafaela de la flores mientras la revolución de Mayo estalla.

Después de leer El cuarto arcano, la novela anterior de Florencia Bonelli, me parecía muy complicado que otra historia pudiera impactarme y calarme como ésa lo hizo. Pero así ha sido.
En Me llaman Artemio Furia encontramos una digna sucesora de El cuarto Arcano. Además de la conmovedora, apasionada y trágica historia de amor de Rafaela y Artemio, cuenta con el aliciente añadido de reencontrarnos con Melody y Roger Blackraven, protagonistas de la novela anterior, con lo que conocemos cómo son sus vidas años más tarde. 

Si los protagonistas de esta autora son viriles, pasionales, posesivos, celosos, casi violentos en su amor hacia las mujeres que aman; ellas tienen a ser dulces, pacientes, devotas y leales, pero capaces de amar con la misma medida, sin ambages sin medias tintas, de igual a igual.
Es algo que encontramos en los protagonistas de Me llaman Artemio Furia.
Artemio es un hombre cuya fuerza, arrogancia y virilidad parece traspasar el papel, cuyo amor por Rafaela es tan palpable que adentrarse en las páginas de esta novela es casi como sentirte tan rodeada por sus brazos por la misma Rafaela.
Rafaela es una mujer que aunque en apariencia pueda parecer frágil o débil tiene las suficientes agallas para salir adelante por sí sola, junto a la pequeña Mimita, su esclava Créola y la ancianaÑuque. Y es ante todo una mujer que no dedica un segundo pensamiento a que su reputación se vea mancillada y destruida por la sociedad porteña. Por amor a Artemio es capaz de entregar hasta su vida.

Podría explicar mucho más sobre esta novela, pero eso supondría desvelar muchos detalles de la trama que hay que leer y saborear para descubrir por una misma, con la emoción que despierta una novela inolvidable. 
En mi opinión la historia de amor de Rafaela y Artemio es de las que no se olvidan, de ésas que dejan huella como uno de los grandes romances de la novela romántica. Los protagonistas son tan diferentes como el día y la noche, por nacimiento, por crianza, por lo que la vida les ha reportado a cada uno, pero, al final, desde el momento en que se encuentran por primera vez y los ojos turquesa de Artemio se posan sobre los verdes de Rafaela, sientes que son dos mitades que se han encontrado.
Declaraciones, como historias de amor, hay muchas pero la de Artemio, tosco, zafio y mal hablado es una de las que llegan al corazón: “La amo con tuito mi corazón, Rafaela, con tuita l'alma. Pa'sempre”.


Matrimonio a la fuerza - Hannah Howell

Título original: Promise passion
2º Highlands Brides
Autora: Hannah Howell
Género: Romántica histórica
Editorial y año publicación: Titania 2010





Desde que perdió a su mujer y a su hijo recién nacido, Iain MacLagan es un hombre marcado, no sólo por la cicatriz que le cruza el rostro, sino por el peso de sus acciones pasadas y propios errores. Se juró no volver a casarse. Con lo que, aunque la encantadora Islaen MacRoth le atrae más de lo que le gustaría, sobre todo porque le parece casi una niña, no desea hacerla su mujer. Pero cuando el rey de Escocia le obliga a casarse con ella y emparentar con los MacRoth, por la seguridad en las tierras fronterizas, no le queda otra opción. Acepta casarse con Islaen, a la que jura proteger y honrar, pero de la que nunca se enamorará. Tampoco arriesgará su vida dejándola embarazada. Se jura.


A sus diecinueve años Islaen siente que las opciones de casarse se agotan. Su padre la insta a buscar marido y, finalmente, la joven accede. En una visita a la Corte del rey de Escocia conoce al apuesto Iain MacLagan. A pesar de su aspecto intimidatorio y de su carácter taciturno, la muchacha queda prendada de él y decide que es el hombre con el que desea casarse y formar una familia tan numerosa como la suya propia. 
En Iain encuentro un duro oponente pues no es hasta que el rey le obliga que le propone matrimonio, pero Islaen es paciente y está acostumbrada a lidiar con once hermanos varones y un padre, así que cree poder conquistar a su hosco marido y demostrarle que no es tan débil ni frágil como parece. Se jura.

Desde que empezaron a publicarse las novelas de Hannah Howell en España he procurado no perderme ninguna. En mi caso encuentro historias que me resultan entretenidas. En general todas las que he leído me han entretenido bastante, claro, algunas más que otras. Puede que no pasen a formar parte de ésas que atesoro y releo, pero me dejan una sensación agradable. Me entretienen. Tal vez sea porque partiendo de un argumento común da lugar a una historia un tanto diferente. Eso suele engancharme. Sin embargo puede que Matrimonio a la fuerza sea una de las que menos me han enganchado, a pesar de que el punto de partida de la novela: un matrimonio obligado sea uno de mis preferidos.

El argumento de Matrimonio a la fuerza no dista demasiado de otros que abordan temáticas similares, es cierto. Pero como me ha sucedido con otras novelas de Hannah Howell, creo que logra plasmar su sello y darle características propias que reconoces como suyas. Para mí son: un protagonista tozudo, marcado por su pasado y reacio a enamorarse. Y de nuevo tozudo. Sí, lo repito porque en este caso Iain MacLagan es algo más que tozudo, mucho más que otros personajes, como pudiera ser Tavis MacLagan, aunque en su día al leer La novia rebelde me lo pareciera. En comparación ya no lo me parece tanto.

Islaen MacRoth es una joven tenaz y decidida, como suelen serlo las heroínas de Hannah Howell. Mujeres luchadoras que encaran a los protagonistas y los vencen en un  duelo de voluntades. Sin embargo, a mí personalmente, me ha parecido que tal vez Islaen se excedía también en su carácter liberal e independiente. Cierto es que al ser la única mujer entre doce hermanos ha sido criado casi como uno más, sobre todo tras la muerte de su madre siendo ella muy niña, pero no puedo evitar pensar que no es algo que me parezca muy habitual para aquella época y aunque me divierte mucho porque da lugar a escenas divertidas o con chispa, también creo que le resta una pizca de credibilidad al momento histórico en que transcurre. Pero eso es otro tema que tal vez no debiera abordar aquí y que, en definitiva, es sólo una apreciación mía y lo que yo prefiero encontrar en una novela histórica. 

La historia es muy amena, el ritmo no decae, hay intrigas, secuestros, mentiras y verdades a medias. Hay momentos dulces y momentos de tensión. No me ha resultado aburrida en ningún momento, sólo que tenía la sensación que la negativa de Iain a reconocer lo que siente por Islaen hace que la novela se prolongue demasiado, sin que sea en realidad demasiado extensa. 

Matrimonio a la fuerza cuenta con un buen número de personajes secundarios, desde Tavis y Storm, los protagonistas de La novia rebelde, a Alexander MacDubh, el resto de hombres del clan MacLagan, Meg, los hermanos MacRoth y los grandes antagonistas de la historia.
Creo que Matrimonio a la fuerza es una novela que rescata historias que podíamos leer hace años, con un protagonista atormentado y marcado por su pasado, incluso con una cicatriz cruzando su rostro, una joven paciente y tenaz decidido a conquistar su gélido corazón. Una novela donde los buenos son muy buenos y los malos muy malos, donde a pesar de ser previsible eso no le resta cierta nota de sorpresa al final.

Como digo la novela me ha entretenido, pero tiene escenas que quedan un poco para el recuerdo. A mí me ha impactado especialmente el embarazo y parto de Islaen. Sin desvelar nada para quienes no habéis leído el libro, la verdad es que me ha parecido algo... no sé si decir indescriptible o surrealista. No porque sea inusual sino por el modo de contarla, casi cómico. No hablo de nada que sea desagradable ni muy gráfico, sino por algo que... en fin... mejor hay que leer.

A pesar de lo que comento la novela me ha enganchado, la he leído con bastante rapidez. Quería seguir leyendo para saber qué sucedería. Pero confieso que me gustó más La novia rebelde, la anterior novela, y que probablemente no me perderé Imprudente, la próxima, protagonizada por el seductor Alexander MacDubh pues es un personaje que me intriga mucho.