Contact - Susan Grant

lunes, 4 de febrero de 2013

Título: Contact
Autora: Susan Grant
Género: Romántica futurista
Editorial: Love Spell
Año publicación: 2002








El vuelo 58 del Boeing 747 con destino a San Francisco, en el que Jordan Cady vuela y es la primera oficial al mando, desaparece misteriosamente del radar sin dejar señal alguna. Las infructuosas búsquedas no arrojan ninguna luz sobre el paradero del avión, y según transcurre el tiempo y las esperanzas de hallarlo se apagan, se dan por muertos a sus tripulantes.
No obstante la auténtica realidad es que este vuelo ha sido abducido por la nave galáctica extraterrestre The Savior, a cuyo mando se halla el comodoro Ilya Moray. La tripulación terrestre se ve devastada por el horror y la estupefacción cuando, más tarde, se les comunica que el planeta Tierra ha sido completamente destruido por un cometa.
Ellos, como únicos supervivientes de la especie, han sido recogidos por la Alianza, una sociedad intergaláctica que lucha por la paz y el bienestar entre los planetas y mundos que pueblan la galaxia. Su dominio se ubica en el llamado Perímetro, zona que separa la galaxia explorada y la inexplorada.

Kào Vantaar-Moray, hijo adoptivo del propio comodoro y dirigente de The Savior, actúa como intermediario entre ambas especies, organizando el desalojo del avión y acomodando a los refugiados en The Savior.
Kào vio arrasado su propio planeta, Vantaar, a la tierna edad de tres años. Rescatado por Moray de manos de los Talagares , especie aniquiladora entre la vida intergaláctica, dirige toda su lealtad y honor íntegramente hacia su padre.

Kào en lugar de seguir los pasos de su progenitor, que aspiraba para él un asiento en el Senado de la Alianza, se convirtió en un soldado intergaláctico que se especializaba en armas de destrucción masiva. En una de sus misiones, que sesgó innumerables vidas, fue hecho prisionero, torturado y humillado por los Talagares, a quienes odia visceralmente.
Ya no posee fe ni sentimientos. Tan sólo el honor y devoción hacia su padre guían sus pasos.

Sin embargo al conocer a Jordan, líder de los refugiados tras la muerte del capitán del Boeing 747, descubre cómo esa parte que creía muerta en él vuelve a la vida.
Jordan trasfigurada por el dolor que la destrucción del planeta Tierra le ha ocasionado, al haber perdido con ello a su familia: sus padres y hermano, y sobre todo a su hija de seis años, Roberta -Boo- concentra toda su energía y aliento en guiar hacia un destino a los viajeros y tripulantes del vuelo 58.

Pese al inicial recelo, temor y profunda desconfianza que ese alienígena, Kào Vantaar-Moray, le produce poco a poco estos va dando paso a unos sentimientos nuevos, intensos y avasalladores para su paz mental. La culpa por desear una nueva vida, batalla con el dolor y la impotencia por no haber podido salvar a Boo. El sufrimiento para ella es constante. Sin embargo, junto a Kào, un ser con más heridas y dolor dentro de su alma de lo que cualquiera podría soportar, empieza a soñar con iniciar una nueva vida junto a él … aún en otro mundo.

A medida que la relación entre Jordan y Kào va definiéndose y haciéndose más profunda, nuevos y sorprendentes descubrimientos azotan a los refugiados -como son llamados los supervivientes de la Tierra- por parte de la Alianza.

La relación naciente entre Kào y Jordan cuenta con varios obstáculos que impiden la culminación esperada. Por un lado está el indiscutible hecho de que pertenecen a especies y planetas distintos. Y aunque los une la orfandad de sus mundos, un lenguaje, la costumbres y años luz de distancia, se interponen entre ellos.
Por otro lado está un escollo aún mayor: el comodoro Ilya Moray, quien desea ver casado a su hijo con la hija de uno de los senadores de la Alianza, alguien con su mismo status y clase en la galaxia.

Jordan se ve inmersa, junto al resto de tripulantes y pasajeros, en una vertiginosa investigación sobre la historia, lenguaje y costumbres de la Alianza. A la luz se arrojan descubrimientos escalofriantes, cómo la certeza de que no se produjo la destrucción de la Tierra, lo cual lleva a nuevos interrogantes: los motivos que han llevado a Ilya Moray a perpetrar semejante mentira y el porqué de ésta. Además de intentar averiguar quienes son de fiar y quién sus enemigos entre aquella multitud de humanos y alienígenas que la rodean.
El único punto de apoyo estable y de confianza sigue siendo Kào Vantaar-Moray. El ser que pese a sus cicatrices y marcas como ex-esclavo se convierte en su núcleo entre los dos mundos y en su propia vida.

Contact refleja una trama compleja en la que se barajan elementos paranormales-futuristas y una trama romántica que estable cierto paralelismo en la situación vivida por los tripulantes del vuelo 58 a San Francisco y los familiares de las víctimas del 11 de septiembre en New York (Trade Center).
El sufrimiento y agonía que embarga a los personajes ficticios de esta novela traspasa el papel al reflejar los mismos que muchos testimonios de supervivientes y testigos a la catástrofe del 11 S han relatado.
Susan Grant maneja hábilmente estos datos al buscar en el lector hechos vividos y conocidos, mundialmente difundidos. El entremezclarlo con la trama futurista no difumina los sentimientos que suscita.
Los conocimientos sobre pilotos, aviones y el entorno aéreo de la escritora quedan ampliamente documentados y demostrados.

Los personajes son totalmente “humanos“, pese a su naturaleza alienígena. El bagaje que estos arrastran es muy intenso y queda reflejado en todo momento en la trama, consiguiendo con ello crear unas personalidades complejas, cuyos patrones de conducta siguen una lógica en base a su pasado y al desarrollo narrativo.

Kào Vantaar-Moray es un personaje que impacta profundamente en el lector. Cierto es que nos retrata un perfil muy repetido: el de un ex-esclavo, cubierto de cicatrices, sin fe ni esperanza hasta que el amor aparece en su vida.
Pero el entorno y la ambientación intergaláctica, minuciosamente detallada, crean la sensación de leer sobre unos personajes completamente diferentes a los conocidos anteriormente.
Jordan Cady es a una madre viuda que ha criado sola a su hija, pero también es una mujer con sueños y, que al creer destruido su mundo, se hunde en un abismo de dolor hasta que el apoyo de Kào la aleja de éste.

Contact puede dividir su argumento en tres partes. Una primera en que entran en contacto Jordan y Kào y en la que se produce la adaptación a la vida a bordo de The Savior. Una segunda en la que se establece la relación entre Jordan y Kào y se descubre la no destrucción de la Tierra, y una tercera en la que se desarrollan estos hechos hasta llegar al desenlace.
En cierto momento del libro, la propia Jordan describe su relación con Kào como un amor imposible desarrollado en el escenario de una película como “La Guerra de las Galaxias“: donde ellos son dos personajes destinados a encontrarse, cruzar sus caminos, para luego separarse ante la imposibilidad de un futuro juntos.
Pese a la trama futurista e los interrogantes, que ésta suscita, la lectura es fluida.
La narración es ágil. Consigue transportar al lector a la galaxia que se nos describe y
a The Savior, sin agobiar con descripciones redundantes.
Contact me parece una novela amena y que garantiza una lectura amena, sabiendo de antemano que te encuentras ante un libro de tientes futuristas y de ciencia ficción, con trama romántica incluida. Por lo que si os interesa este género es una opción interesante, además de tratarse de una autora de la que ya se ha publicado una novela en español: El señor de las estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!