De cara al ayer - Penny Jordan

lunes, 4 de febrero de 2013

Título original: Yesterday's echoes
Autora: Penny Jordan
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Harlequín
Año publicación: 1994





Rosie había logrado mantener oculto su sufrimiento durante años. Pero Jake Lucas compartía su secreto y la despreciaba por no ser capaz de sacarlo a la luz...
Ahora, el destino se empeñaba en poner a aquel hombre en su camino una vez más. ¿Sería Rosie capaz de soportar su destructiva influencia?

Hace años leí por primera vez esta novela, la que fue para mí la primera de la autora, ya desaparecida, Penny Jordan. De cara al ayer es una historia que me dejó huella. No por tratarse de una gran historia de amor, lo reconozco, sino porque siempre la he recordado con especial cariño y porque ha despertado en mí mucha dulzura cuando he vuelto a leerla.
A diferencia de otras historias de esta escritora, cuyos protagonistas masculinos suelen ser hombres dominantes, celosos y algo posesivos, lo que me llamó la atención de De cara al ayer fue Jake Lucas.
Muy diferente de ese otro tipo de personajes, incluso de lo que se pudiera presuponer al leer la sinopsis, nos encontramos con un hombre protector con Rosie, incluso dulce durante gran parte de la novela, que propicia con su manera de ser una bonita historia y una relación que te provoca mariposillas en el estómago.

Pese a que De cara al ayer se centra en la relación de Rosie y Jake siendo estos adultos -ella tiene treinta y uno y él treinta y ocho al comenzar la novela- aparecen de vez en cuando esos recuerdos, amargos y dolorosos, del pasado que capítulo tras capítulo se enlazan con la historia en el presente. Son recuerdos que es vital que estén ahí, pues en ellos está a la respuesta al porqué son como son o piensan lo que piensan.

Lo cierto es que Rosie y Jake se conocen desde años atrás, cuando ella era una adolescente que formaba parte del grupo de compañeros de clase del primo de Jake. Jake, al ser algunos años mayor, no tenía mucha relación con ellos pero como digo de aquella época ambos quedaron marcados y se formaron una impresión errónea de lo que el otro pensaba del uno.

Siendo una historia tan cortita no es mi intención entrar en muchos detalles que puedan desvelar qué os encontraréis si os animáis a leerla. Y explicar qué sucedió lo haría.

La novela comienza en un bautizo en el que tras años sin verse Rosie y Jake se reencuentran. Rosie siempre ha procurado evitar a Jake por la opinión que cree tiene de ella. Pero en esa ocasión no puede evitarlo y Jake le informa que tras años viviendo en Australia su primo Ritchie regresa a su ciudad natal.
La noticia cae como un jarro de agua fría a Rosie y es a partir de entonces que Jake comienza a intuir que, tal vez, los episodios sucedidos quince años atrás no fueran tal como él los recuerda. Para complicar un poco más las cosas, a raíz de ese encuentro y de ser sorprendidos en una actitud que en el bautizo algunas de las personas invitadas juzgan cariñosa, se cree que Rosie y Jake son pareja y puesto que ni a uno ni a la otra se le han conocido relación alguna y puesto que viven en un pueblo donde las habladurías corren como la pólvora, se convierten en la comidilla de todos y en la “pareja” de moda. Y ahí empieza incluso a hablarse de boda.

Rosie está consternada como poco. ¿Cómo va a evitar a Jake si éste no para de hacerse el encontradizo con ella y para colmo reafirma con su actitud posesiva que son pareja? ¿Cómo va a mantenerse entonces alejada de la familia Lucas y de los amargos recuerdos que despierta si empieza a verse con Jake? ¿Cómo va a salir indemne de los planes de boda de su propia hermana?

Pero es entonces cuando entre ella y Jake comienzan a desaparecer los obstáculos. Y cuando Jake se percata de cuánto sufrimiento ha guardado Rosie, hace su cometido protegerla de más dolor y de las habladurías. Lo cierto es que durante años ha sentido algo muy especial con la dulce y tímida Rosie, algo que ha callado y ocultado a todos y ahora puede permitirse creer que esa relación es real.

Aunque no se trata de una novela que te reserve grandes sorpresas, más bien al contrario, puesto que en los primeros capítulos ya sabemos qué sucedió y qué siente Jake por Rosie, De cara al ayer es, bajo mi punto de vista, una bonita historia de segundas oportunidades. O más bien habla de la oportunidad que se les presenta a Rosie y Jake de conocerse, de comenzar a verse como un hombre y una mujer sin prejuicios ni ideas preconcebidas, sin miedos ni remordimientos. Sin culpa ni vergüenza.

Para tratarse, como digo, de una historia corta que no ofrece revelaciones importantes más allá de los primeros capítulos me resulta una lectura muy agradable y conmovedora. Sencilla y bonita. Diferente a otras novelas de la autora cuyos protagonistas masculinos se caracterizan por un carácter posesivo y celoso en extremo.

En De cara al ayer somos testigo de una bonita historia, la de una mujer herida y avergonzada, la de un hombre fuerte y cariñoso que poco a poco trata de ganarse la confianza de Rosie y, por supuesto, su corazón.
Así que aun siendo un harlequín antiguo de la colección Bianca, que conservo un poco viejo y arrugado, le tengo especial cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!