De vuelta a Oak Valley - Shirlee Busbee

lunes, 4 de febrero de 2013

Título original: Return of Oak Valley
1º Ballinger
Autora: Shirlee Busbee
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Talismán/Grup 62
Año publicación: 2008




Oak Valley es una región ganadera de California. Hasta donde alcanza la vista pueden observarse tierras, montañas y campos. Es tierra de ganaderos, agricultores y gentes sencillas, lejos de las brillantes ciudades y agitada vida urbana. St. Galen es un pequeño pueblo dentro del valle en donde se desarrolla la trama no sólo de este libro, De vuelta a Oak Valley, sino del siguiente De vuelta a casa.

A través de las páginas de ambas novelas somos testigos de excepción de la vida de sus habitantes, sus costumbres, sus sueños y secretos… Y nos adentramos en la trama de una intensa historia de amor donde se entremezcla la pasión y el desengaño: la de Shelly y Sloan.

Como una tradición, la disputa entre las familias Granger y Ballinger ha existido durante más de un siglo. Si los miembros de cualquiera de ambas estirpes trataran de volver la vista atrás en el tiempo y discernir las causas de éste, ninguno habría sido capaz de hacerlo. Pero innegable es el odio y la rivalidad pulsante entre los dos clanes.
Como unos modernos Romeo y Julieta, Shelly Granger y Sloan Ballinger son los descendientes de ambos linajes. Diecisiete años atrás ambos cometieron el error imperdonable de enamorarse. Entonces eran jóvenes y confiados y pagaron con creces su osadía: Shelly huyó de St. Galen, en Oak Valley, con el corazón destrozado al encontrar a Sloan en los brazos de otra mujer, y Sloan vio su amor pisoteado al descubrir la marcha de Shelly ni una palabra o explicación al respecto.

La muerte de Josh Granger, el hermano de Shelly, el cual fue más como un padre que un hermano para ella dada la diferencia de edad, es el detonante que hace a ésta regresar a su pueblo natal. El horrible e incomprensible suicidio del hombre la empujan a volver, pese al recelo y dudas que siempre ha poseído con respecto a tal decisión. Ni el temor a reencontrarse con Sloan la inhiben contra esta decisión. 
Pero el retorno no podía ser más amargo: por un lado se topa cara a cara con su antiguo amor y por otro realiza inquietantes descubrimientos sobre su hermano. Al parecer éste no era tan perfecto ni honrado como ella creía. 

Para Sloan reencontrarse con Shelly tras toda una vida también es traumático. Una vez le pidió matrimonio, y de la noche a la mañana, desapareció de su vida sin mediar ni una palabra. Por tanto no está dispuesto a permitir que ésta vuelva a despreciar sus sentimientos, menos aún cuando siempre creyó en la palabra de Josh en lugar de en la firmeza de sus sentimientos hacia ella.
Pero pese a las reticencias por ambas partes, descubren que aquello que una vez los unió sigue estando latente y que tal vez las cosas no fueron realmente como ninguno de los dos creyó años atrás. Tal vez la verdad sea un punto intermedio entre ambas versiones. 

Si bien los protagonistas principales son Shelly y Sloan, la red de personajes secundarios, entre los que se encuentran gran parte de los habitantes de Oak Valley, entretejen la trama de la novela. 

Mientras van desgranándose los secretos del pasado, asistimos al resurgir de la relación entre Sloan y Shelly. 
¿Serán capaces de dejar atrás las dudas y despechos del pasado y darse una nueva oportunidad?.

Tengo que reconocer que Shirlee Busbee nunca se ha encontrado entre mis autoras preferidas. Si bien pienso que es una excelente autora, me ha costado mucho leer algunas de sus novelas históricas, especialmente por la rudeza de algunos de sus protagonistas masculinos. En cambio, al leer De vuelta a Oak Valley, he descubierto una novela que me ha atrapado desde la primera a la última página, así como sus protagonistas.
Pese a que el libro, en ocasiones, se centra más en retratarnos la historia de los habitantes de la región y el reencuentro de Shelly con su tierra, es una novela muy intensa. Sobre todo a medida se va desarrollando la posibilidad una segunda oportunidad para Shelly y Sloan.

Sloan, como todo protagonista de Shirlee Busbee, es un hombre con una personalidad muy marcada. Visceral y arrogante, en su juventud se dejó llevar por sus impulsos y su orgullo herido.
Shelly es una mujer que a fuerza de golpes ha aprendido a protegerse, hasta el punto de esconderse y ocultar una parte muy importante de ella misma.

Aunque la actitud de ambos, a veces resulta difícil de entender, mas aun cuando su manera de actuar y pensar -sobre todo en el pasado- ocasionó repercusiones tan drásticas, la novela consigue envolverte.
Apenas se reencuentran, descubren que entre ellos siguen existiendo algo intenso, sensual y difícil de negar. 
Es suficiente con leer unas páginas para que intuyas la carga emocional y sensual del libro. 
El punto más flojo, a mi parecer, es que las razones por las que discutieron son demasiado infundadas y drásticas. Vamos que me parece excesivo el comportamiento de ambos, pero como justificación encuentro que eran muy jóvenes e impulsivos.
El contraste entre aquel episodio y la historia, más adulta y madura, entre ambos es muy interesante. Es, sencillamente, la historia de una segunda oportunidad. 

De forma muy suave, casi sin apreciarse, asistimos a alguna escena que enlaza como prólogo al libro de De vuelta a casa y la relación de Jeb y Roxanne. Pero está en muy segundo término, apenas una escena pero bastante esclarecedora, sobre lo que encontraremos en su libro.

Sin perder un ápice del carácter apasionado y rebelde de sus protagonistas, pero ambientado la novela en la época actual y en una región de California, Shirlee Busbee nos sorprende con una nueva muestra de su capacidad narrativa. Una novela que me ha sorprendido mucho y muy gratamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!