Domar a un salvaje - Elizabeth Hoyt

miércoles, 6 de febrero de 2013

Título original: To beguile a beast
3º Legend of the four soldiers
Autora: Elizabeth Hoyt
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania
Año publicación: 2011





Las profundas cicatrices que han marcado a fuego a sir Alistair le recuerdan a diario la traumática experiencia de su paso por las colonias. Refugiado en su casa, con un solo sirviente, pretende evitar todo contacto con el exterior y esconder su aterrador aspecto. Pero cuando una bella mujer dispuesta a ser su ama de llaves llega a su puerta, algo se despierta en su corazón, algo que conecta con la pasión vital que ha reprimido durante tanto tiempo. Helen Fitzwilliam ha decidido huir del lado de su amante de una vez por todas. Han sido demasiados años pagando por un error que cometió siendo muy joven. Dejar el lujo al que está acostumbrada por un desvencijado castillo escocés será el menor de los riesgos; el hombre que lo habita podría espantar a cualquier mujer menos decidida que ella. Y sin embargo, quizá Helen sea la única capaz de ver más allá de las huellas físicas y emocionales de su nuevo amor.


Tengo que confesar que, aun resultándome entretenidas y bastante originales, las novelas de Elizabeth Hoyt no me han atrapado sobremanera hasta la fecha. O debería decir que no me habían atrapado. Pues después de leer Domar a un salvaje, y aunque sigo que considerarla una de las escritoras de romántica histórica que más me gustan, esta novela me ha cautivado de principio a fin. Hasta el momento, a la espera de leer la cuarta y última novela de la saga La leyenda de los cuatro soldados (novela que espero con ansias desde que comencé a leerla), es mi preferida de cuantas he leído de Elizabeth Hoyt.
Admito que ni Alistair ni Helen representan un prototipo de protagonistas innovador. Novelas sobre un atormentado antiguo soldado que regresa cubierto de cicatrices, incluso desfigurado, y su ama de llaves no es la primera que leo. Pero hay matices que hacen que la novela me haya resultado diferente y me haya calado como lo ha hecho.

Alistair no es en realidad un soldado, aunque como el resto de personajes del 28º Regimiento, estuvo en la escaramuza de Spinner's fall. Alistair es un naturalista, pero se encontraba junto al resto de soldados y fue apresado. A resultas de las torturas que padeció perdió un ojo y varios dedos de la mano derecha, además de sufrir quemaduras y cortes que lo han dejado marcado.
Pero aun siendo un hombre atormentado es también un hombre resignado que, con sus discapacidades y el bagaje emocional que le supuso sus años en las Colonias, continúa con su vida. Vive recluido en su castillo. Hasta que aparece Helen... y Abigail y Jamie.

Helen no es la típica ama de llaves gris que solemos encontrar en las novelas. Ni siquiera es una mujer que esconda su belleza. Huye de su pasado, catorce años como la amante del Duque de Lister. Quiere comenzar de nuevo con sus hijos, pero para ello debe irse lejos muy lejos de Londres para que Lister no dé con ella y le quite a sus hijos. Melisande le propone que se presente como la ama de llaves de Alistair, pues bien sabe ella cuán necesitado de servicio -vive con un único sirviente- y de compañía femenina está.

Y aunque Alistair la echa con cajas destempladas, Helen no se rinde. Ni siquiera aunque no tiene ni idea de cómo ser el ama de llaves de un castillo.

Con Escocia con telón de fondo, Domar a un salvaje es desde mi punto de vista la historia de dos supervivientes. Un hombre y una mujer con un pesado pasado sobre los hombros: las torturas sufridas a manos de los indios que lo han dejado marcado de por vida, convirtiéndole en un recluso, y el estigma de ser una mujer de dudosa moral.

Estoy completamente de acuerdo con anasy cuando dije que Abigail y Jamie son dos personajes importantísimos en la historia. Su presencia es en gran parte responsable del despertar de Alistair que ve a dos niños vulnerables que ¡lo necesitan!
Creo, al menos a mí me lo ha parecido, que dan lugar a escenas muy conmovedoras. Especialmente me ha tocado el corazón Abigail, por su carácter serio y silencioso, por su docilidad y miedo a importunar. Es una niña acostumbrada a ser invisible y no hacerse notar, demasiada madura para su edad y su especial relación con Alistair me ha gustado muchísimo.

Mientras, poco a poco, va surgiendo la atracción entre Alistair y Helen, una pareja que en otras circunstancias jamás se habrían encontrado sus caminos. ¿Qué tienen en común un desfigurado y austero naturalista y una hermosa y exuberante mujer de ciudad?
La realidad es que he disfrutado, me he divertido y emocionado mucho con Domar a un salvaje. Es, con diferencia, la novela que más me ha calado de toda la saga. Aunque, como digo antes, no es que la historia resulte novedosa pero me ha ido envolviendo en el misterio, la sensualidad, el miedo y el valor que rodean a esta pareja.

No quiero terminar mi valoración sin añadir que con cada novela estoy más y más intrigada por conocer la identidad del traidor. A estas alturas y tras tres libros leídos, estoy casi convencida que la cuarta y última novela nos reserva aún muchas sorpresas.
Pero, por supuesto, reitero que Domar a un salvaje me ha parecido una historia preciosa, sencilla y humana que sin muchos aspavientos me ha llegado al corazón.

2 comentarios:

  1. Hola Miriam,

    Me encantaron las criticas de Elizabeth Hoyt. Soy una gran admiradora de ella y hasta el momento llevo leídas todas sus novela, las escritas en español y también las de ingles. Te quería preguntar si me podrías recomendar alguna autora similar a Elizabeth.
    Muchas Gracias,
    Josefina

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Josefina!!

    Probablemente te mencionaré alguna autora que ya has leído. Pero en mi opinión Mary Balogh tiene algunas novelas que describen muy bien el tipo de sociedad que describe Elizabeth Hoyt, donde las mujeres están sujetas a reglas inquebrantables, como Un romance inoportuno (que me parece preciosa) o La perla secreta que tiene un punto sórdido. Pero la mayoría de sus novelas, o al menos las que he leído, son buenísimas.
    Mary Balogh es, desde mi punto de vista, una de las mejores autoras que hay que escriba sobre La Regencia.
    La saga de los Ángeles Caídos de Mary Jo Putney es de mis preferidas. Con personajes torturados, heroínas valientes y arrojadas, espionaje y una ambientación histórica cuidada y exquisita. Mary Jo Putney es otra autora que me fascina. Aparte de esta saga tiene historias maravillosas como Pecado y virtud o Cautivos del destino.
    Loretta Chase tiene algunas novelas buenísimas que, seguramente, te encantarán como Abandonada a tus caricias, con un protagonista burdo y un poco zafio que te enamorará. Me parece de las mejores que ha escrito.
    Karen Ranney tiene también un punto oscuro y tenebroso en sus novelas.
    También te recomendaría a Sherry Thomas, cuyas novelas son originales, diferentes, osadas... O Emma Wildes.
    Éstas por mencionarte algunas.

    ¡Ya me contarás!
    Un saludo

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!