El beso perfecto - Anne Gracie

jueves, 7 de febrero de 2013

Título original: The perfect kiss
4º Hermanas Merridew
Autora: Anne Gracie
Género: Romántica histórica
Editorial: Horizonte/El Andén
Año publicación: 2009






El beso perfecto es la cuarta novela de las que componen la saga de las hermanas Merridew de Anne Gracie, una autora que, si bien tiene varios libros publicados en español, no había leído hasta la fecha. Así que la he descubierto a través de esta novela. 
El beso perfecto no narra otra cosa que una historia sencilla que, a pesar de no contar una historia “nueva”, me ha resultado bastante entretenida. Durante parte de la lectura me ha gustado y mucho, sin embargo hacia la mitad de la novela, más o menos, ha ido decayendo un poco porque he sentido que perdía algo del brillo con el que me había deslumbrado anteriormente. Pero mejor trataré de explicarme.

Aunque como digo antes, el punto de partida de El beso perfecto no es que resulte muy novedoso, trata sobre una joven de buena familia que finge ser una dama de compañía. Su plan es ayudar a su tímida y cándida amiga Melly a evitar el matrimonio de conveniencia con el que imaginan sería un pésimo marido. A pesar de ser un tema que hemos leído muchas veces el planteamiento que hace la autora logró cautivarme y, sobre todo, divertirme. La encontré muy refrescante y el estilo de Anne Gracie me agradó. Sencillo y ameno.
Desde el momento que Grace se convierte en Greystoke, la peculiar dama de compañía que osa contestar al mismísimo Lord D'Acre o que habla de tú a la señorita Melly, que discute con el médico sus diagnósticos o se toma la libertad de contratar al personal de servicio de la abandonada mansión Wolfstone. Las peripecias de Grace/Greystoke me diviertone e hicieron que la lectura me resultara entretenidísima. Y aunque es una historia sencilla, tal vez aderezada con algunos estereotipos que solemos encontrar con frecuencia en las novelas románticas de la Regencia, como la dama de compañía o el Lord oscuro con ánsias de venganza, le encontré algo diferente. Un toque especial, cándido y también divertido. 

Principalmente me atrapó la relación entre Dominic y Grace, los tiras y afloja que se producen entre ellos, el esfuerzo constante de Grace para conservar su disfraz y no ser pillada en algún fallo (que los tiene a menudo), la insistencia de Dominic por seducir a la extraña dama de compañía de una prometida que nunca ha querido y con la que piensa casarse y luego abandonar sin más. Será un trámite más como Lord D' Acre, y luego podrá seducir a la irreverente señorita Greystoke. 

Los diálogos me resultaron ágiles y chispeantes, realmente la novela me estaba gustando mucho como digo. Todo esto, unido al peculiar carácter de los habitantes de Shopshire, las especulaciones y creencias que tienen sobre los señores de Wolfstone y una misteriosa dama gris, hacen que la novela entrelace leyenda y realidad. Pues se dice que los señores de Wolfstone pueden ser de dos tipo: los déspotas que no cuidan al pueblo, sino que lo oprimen y explotan, o los buenos amos, los que miran por un futuro próspero para todos. Se dice también que estos últimos suelen ir acompañados de una dama gris que trae la buenaventura para todos al convertirse en la dama de Wolfstone. 
Y... resulta que el disfraz de dama de compañía de Grace es gris, con lo que sus paseos a caballo por Shopshire suscitan todo tipo de especulaciones y despierten en los crédulos aldeanos la creencia de que ¡la dama gris ha regresado! 
A mí toda esta parte me entusiasmó, pues la verdad es que tengo cierta debilidad por las historias que aúnan fantasía y realidad.


Y por otro lado tengo que mencionar al protagonista de esta novela. Otro de los puntos fuertes de la historia. El carácter hosco de Dominic y los planes que tan minuciosamente ha trazado para vengarse de su difunto padre empiezan a irse al traste por causa de esa entrometida de Greystoke/Grace que trata que se encariñe con su gente y los saque de la miseria en que viven. Aunque lejos está de su pensamiento hacer nada para que Wolfstone prospere, sus defensas empiezan a desmoronarse por causa de Grace y porque, a su pesar, se siente parte de esa gente. 


Y es a partir de ahí cuando para mí la novela decae un poco o pierde chispa. 


La razón principal que puedo exponer es que una vez que Dominic ya no se mueve por la venganza, o más bien no le resulta tan imperioso vengarse, una vez que se va vislumbrando su honradez y su buen corazón, El beso perfecto pierde fuerza y carácter. No sentía que existiera un verdadero conflicto y los obstáculos que separan a Dominic y Grace no me resultaban lo suficientemente fuertes.
Por ello la novela me resultó menos interesante, casi como si se alargara sin más. Echaba en falta ese lado más vengativo de Dominic y no porque deseara que siguiera adelante con sus planes iniciales, sino porque se ablanda demasiado rápido. O tal vez sea que el cambio me pareció un tanto brusco. 
En cualquier caso, sí es cierto que la trama se vuelve más compleja. En realidad se producen sorpresas importantes alrededor del triángulo de esta novela: Dominic, Grace y Melly, giros inesperados y surgen nuevos personajes. Así que no puedo decir que sea aburrida, pero no me enganchó como los anteriores capítulos por las razones que menciono antes. 

Pese a todo creo que es una novela bastante amena, con un aire a cuento. Si soy sincera todo el tiempo sentía que estaba leyendo una historia con sabor a cuento de hadas. Algo que a mí me gusta mucho.

Y sobre todo me gusta por la pareja protagonista: Grace es una joven un tanto atípica que al estar convencida de que nunca se casará, se puede permitir el lujo de no ser tan estricta a la hora de comportarse. Después de todo si se va a quedar solterona, ¿a quién le importa si pasea sin carabina, si se disfraza de compañía o si se enamora de un hombre comprometido? 
Y Dominic que con su apariencia de gitano y sus planes de venganza resulta un hombre inflexible e incluso peligroso, pero al que Grace, en cierto modo, logra amansar... 

La verdad es que no puedo obviar que la primera parte me ha gustado mucho, pero luego no me atrapó del mismo modo y es por ello que me decepcioné un poco y la novela no me gustó tanto. Perdió ritmo para mi gusto y una historia que estaba disfrutando mucho se quedó en una historia sencilla. 
Tengo que señalar además que al tratarse de la cuarta novela de la saga, aparecen el resto de hermanas Merridew. Y pese a todo, me gustaría tener la oportunidad de leer el resto de historias. ¡Tengo mucha curiosidad! 

3 comentarios:

  1. Este libro me gustó muchisimo!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Elena!

    Gracias por visitar mi blog. Sé que está un poco caótico mientras termino de subir todas las críticas que he escrito.
    Acabo de enlazar todos tus blogs. No he podido hacerme seguidora, creo que no tienes esa opción. En cualquier caso, los iré visitando. Por cierto, me encanta el título Mundo de letras. Antes yo también lo tenía puesto en mi blog, pero lo he cambiado...
    Gracias por compartir tu opinión sobre El beso perfecto. Estoy deseando leer el resto de libros de la saga. Pintan de lo más bonitos...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola de nuevo!

    He tratado de dejarte un mensaje en Mundo de letras, pero no he podido, Elena.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!