El diablo tiene ojos azules - Lisa Kleypas

sábado, 9 de febrero de 2013

Título original: Blue-eyed devil
2º Travis
Autora: Lisa Kleypas
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Ediciones b/Vergara/B de bolsillo
Año publicación: 2008




Hardy Cates está determinado a llevar a cabo su venganza contra la familia Travis, como ya quedó claro en Mi nombre es Liberty. Probablemente por ello, se ve impelido a colarse en la boda de Liberty y Gage. 


No obstante, la boda de su antiguo amor es el lugar donde conoce a la mujer que, sin él saberlo en ese momento, lo significará todo para él: Haven Travis, la hermana de Gage. 
Basta con un cruce de miradas para que salte la chispa y, que más tarde se encuentran a solas, por error, en las bodegas Travis, para que inevitablemente nazca una pasión desconocida entre ambos. 
Pero Haven está comprometida y ve en Hardy a un hombre peligroso que probablemente sólo desea vengarse de Gage, utilizándola a ella como herramienta. 
Opta por huir de él y evitarlo, siguiendo adelante con su vida. 

Ante la negativa de Churchill, su padre, en aceptar a Nick, su novio, en la familia, rompe todo vínculo con ellos y se marcha de Chicago. Se casa e inicia una vida en Dallas junto a Nick, al que cree el amor de su vida. 
No obstante nada transcurre como espera, tal como no tarda en comprobar. 

Su vida se convierte en un infierno, el peor de todos ellos, no obstante, no ve modo de huir y va hundiéndose más y más en el abismo de su matrimonio hasta que la cruda realidad la lleva a huir de su marido y buscar ayuda en Gage, su hermano mayor. 
Sabe que Gage, como tantas veces desde niña, la salvará y le ofrecerá un refugio. 
Herida, humillada y sin autoestima encuentra en los brazos de Gage y Liberty un escape en lo que es la puerta a su nueva vida y la nueva Haven Travis. 

Han transcurrido dos años desde que conoció al rebelde y encantador Hardy Cates, por eso cuando sus caminos se reencuentran no espera que éste la reconozca, mas es así como sucede. En el acto Hardy reconoce a Haven, la joven cuyo recuerdo lo ha obsesionado desde la boda de Liberty. 
No obstante, enseguida percibe algo diferente en la joven. Pese a la atracción que hay entre ellos, la joven es esquiva con él, huidiza. Y aunque trata de hacerle entender que no tiene planes ocultos hacia ella y no es una herramienta en una venganza, tiempo atrás olvidada, hacia su familia el muro que los separa no desaparece. 

Poco a poco va ganándose su confianza y echando mano de cualquier medio para enamorar a Haven. 
Haven no puede evitar enamorarse de Hardy, pero una vez se equivocó terriblemente y aunque ha madurado y aprendido de sus errores, el sabor que le dejó es tan amargo que le cuesta volver a arriesgarse. 
Sólo la paciencia y dulzura de Hardy hacia ella pueden vencer los obstáculos que se alzan entre ambos. Pero, cuando la felicidad parece estar al alcance de su mano… el pasado regresa… 

En El diablo tiene ojos azules, la segunda novela contemporánea de Lisa Kleypas, descubrimos al verdadero Hardy Travis. No es que en Mi nombre es Liberty no fuese realmente él, sino que sólo vimos un cara del Hardy adulto y maduro, en un hombre duro que se había hecho a sí mismo y que trataba de recuperar a Liberty. 
Mas ahora, dos años después, conocemos más de Hardy. 
Es un hombre de éxito que, sin nombre que lo respalde, sólo con su tesón y sus propias manos se ha convertido en alguien envidiado y temido a partes iguales. 

En parte es esa fachada que lo protege lo que asusta a Haven, además de su propia inseguridad y miedo. 
Pero poco a poco los sentimientos y todas las virtudes que conocimos de Hardy como adolescente, renacen y surgen con más fuerza. 

La relación entre Hardy y Haven es intensa, pese a que al principio va muy lentamente por las reticencias de ella. Pero Hardy logra seducirla y hacer que confíe en él, envolviéndola en una vida de pareja sensual, sana y plagada de sentimientos. 
No obstante, existen dos escollos: el pasado de ambos. Si bien el de Haven nos es conocido, ya que la primera parte de la novela se basa en éste, el de Hardy debemos ir descubriéndolo poco a poco. 

Si Mi nombre es Liberty me gustó, El diablo tiene ojos azules no es menos. No podría elegir una novela sobre la otra. En este caso ya tenía el conocimiento y la sospecha de que la novela seguiría una línea similar a la anterior, centrándose en la vida de su protagonista, su pasado y cómo llega a ser la mujer que conoce y se enamora de Hardy Travis. 

Nuevamente está narrada en primera persona, lo que creo confiere un carácter más íntimo a la historia porque te describe en propia piel los sentimientos y pensamientos de Haven, sin que por ello los de Hardy queden en la sombra. 
Los suyos los conocemos por diálogos, miradas, gestos y mil y un detalle que quedan grabados en nuestra memoria. 

Al margen de la relación romántica entre Hardy y Haven me ha encantado la novela por los maravillosos secundarios con que cuenta: Liberty y Gage, quien si me enamoró en Mi nombre es Liberty, aquí ha vuelto a hacerlo, mostrándose como un hermano leal y protector, un marido y padre abnegado, la pequeña Carrington, Jack y Joe Travis, los otros dos hermanos y Churchill. Sin dejar de lado a Nick o los compañeros de trabajo de Haven. 

Me gustaría destacar el papel que juegan Liberty, Gage, Joe y Jack en la novela porque es importantísimo y además me ha emocionado mucho. 
Por un lado, la lealtad de Gage, la dulzura de Liberty y la actitud protectora que Joe y Jack eximen en todo momento hacia Haven. 
Por otra parte, puesto que han transcurrido dos años desde la boda de Liberty y Gage, podemos contar con ese “epílogo” en forma de este libro, que nos permite conocer como va el matrimonio de la pareja. 

Creo que sin palabras, se puede inferir que esta novela aborda un tema duro y desgraciadamente muy real. En mi opinión está tratado de modo muy respetuoso y fidedigno. La novela muestra una documentación muy detallada sobre el tema, las víctimas, los culpables, aspectos psicológicos y sociales…. y creo que está narrado con sensibilidad y realismo a la vez. 
Aunque hay escenas terribles, al final la novela no me ha dejado mal sabor de boca, principalmente por dos razones: vemos evolucionar y madurar a Haven, superar su pasado y afrontarlo, y somos testigos de cómo la vida le da una nueva y valiosísima oportunidad para encontrar el amor junto a Hardy, en una novela humana y emotiva de principio a fin. 



2 comentarios:

  1. Esta novela es sencillamente fantástica, aunque Mi nombre es Liberty, la primera de la serie, tiene un lugar muy especial en mi corazón. Y Hardy Cates... es mucho Hardy!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Uy me pasa exactamente igual, Miranda. Me encanta esta novela y Hardy, por supuesto, pero Mi nombre es Liberty es especial. No sé si has leído Buenas vibraciones, también me parece muy bonita.
    Ay es que como estoy subiendo a ratitos las críticas o reseñas que tengo, están un poco desordenadas cronológicamente...
    Un beso, Miranda!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!