El guerrero de la oscuridad - Kinley Macgregor

sábado, 9 de febrero de 2013

Título original: Knight of Darkness
2º Los Señores de Avalon
Autora: Kinley Mcgregor
Género: Romántica paranormal
Editorial: Vergara
Año publicación: 2007




Dice la leyenda que en un mundo de magia y traición un Rey se alzó sobre la tierra para conducir a su pueblo a un tiempo de paz sin precedentes donde el honor lo era todo. 

Guiado por Merlin, este hombre estaba destinado a ser el Pendragon: el Rey de Camelot. Pero tenía incontables enemigos, entre ellos su propia hermana , Morgana, quien ansiaba ocupar el trono de este Rey, Arturo, y gobernar Camelot. En la cruenta batalla de Camlann Arturo fue herido de muerte y finalmente Morgana logró su propósito: alzarse sobre el trono. 
Los caballeros de la mesa redonda desaparecieron. Camelot tal como se la conocía desapareció para dar paso a un reino oscuro poblado por criaturas fantásticas como los mandrágoras, los graylights y los adonis. 
Así murió la antigua tierra de Camelot y empezó el reinado de Morgana en un nuevo y oscuro Camelot... 

Pero tras la muerte de Arturo los caballeros de la mesa redonda no desaparecieron totalmente, sino que se refugiaron en la tierra fantástica de Avalon. Allí se replegaron para fortalecerse y regresar a Camelot y reconquistarlo. 
Trece magos -treces merlines- custodian cada uno de los trece objetos sagrados de Camelot, los cuales jamás deben caer en manos de Morgana ni de su ejército porque eso supondría el fin del mundo. Objetos que los señores de Avalon los protegerán con su vida. 

A medio camino entre el pasado y el futuro, en un mundo cubierto por un velo que impide a la humanidad ver la existencia de Camelot y Avalon, se desata la batalla entre el bien y el mal El final es incierto. Más aún cuando a veces los propios protagonistas están entre la luz y la oscuridad… 


Durante siglos Varian Dufey ha sido el asesino del famoso Penmerlin, acabando con la vida de todos aquellos traidores que osaron ir en contra de los Señores de Avalon para unirse al ejército de Morgana. Varian es el hijo del legendario Lancelot. Su madre es Narishka, la mano derecha de Morgana. 
Por tanto su naturaleza no está claramente definida. 
En Avalon lo rechazan, recelan de él a causa de su origen. En Camelot desean reclutarlo bajo sus filas porque es un caballero implacable y muy poderoso. No en vano también él es un Merlin además de uno de los caballeros que protegen el Grial (uno de los trece objetos sagrados), aunque esto último no es del dominio público, claro está. 
Varian está entre ambas tierras, sin acabar de sentirse parte de una ni de otra. 
Odia a Nariskha y por ello se niega a unirse a Camelot, pero tampoco guarda un grato recuerdo de Lancelot, su padre, quien lo repudió tanto como su madre. 
Incomprendido, odiado y repudiado, sólo ha contado con la protección del mismo Rey Arturo, pero tras su muerte todos recelan de él. Aun más por el hecho de que Varian se negó a luchar en la mítica batalla de Camlann que le costó la vida a Arturo. 
Sin embargo es el ejecutor de Penmerlin, el más alto Merlin del antiguo Camelot. 
Y cuando uno de los seis caballeros que protegen el Grial es asesino, Merlin lo envía a Camelot para recuperar su cuerpo y descubrir la identidad del traidor que lo entregó a Morgana. 

Merewyn de Mercia fue una princesa cuya belleza igualaba o incluso superaba a la de la mismísima Helena de Troya. Huyendo de un matrimonio que no deseaba, invocó a un adonis -criatura élfica con una belleza inigualable- para suplicarle su ayuda. Narishka fue la adonis que se apareció ante ella proponiéndole un trato. Merewyn descubrió esa noche que no se puede creer en el juramento de un adonis: siempre mienten. La transformó en una criatura horrorosa, deforme y grotesca que durante siglos sólo ha despertado repulsión y rechazo entre los habitantes de Camelot. 
Merewyn queda sorprendida al descubrir que existe alguien dispuesto a defenderla: el mismo Varian lo hace cuando es objeto de burlas en su presencia. Pero ese hecho supone un error, ya que Nariskha descubre la debilidad de éste: la compasión. 
Tras hacer prisionero a Varian, traza un plan: le devuelve a Merewyn su belleza ha cambio de lograr que Varian se una a Camelot. 
Merewyn acepta, es su última oportunidad de volver a sentirse humana. Pero al ver a Varian golpeado y herido es incapaz de entregarlo y hace un pacto con él: lo ayudará a escapar de Camelot a cambio de que la lleve con él. 
Junto a Blaise, el mandrake albino que ya conocimos en La espada de la oscuridad, logran huir de Camelot. 
Varian fríamente le advierte que no crea que está dispuesto a sacrificarse por ella: si como él sospecha, Nariskha le obliga a elegir entre unirse a su círculo o la vida de Merewyn, la dejará morir. 

Sin tener a donde huir, ya que un brazalete mágico colocado por su propia madre, alrededor de su muñeca lo ha privado de sus poderes, Varian y Merewyn se dirigen a Val Sans Retour (el Valle sin retorno), una tierra en Camelot donde los malditos vagan sin retorno. Blaise se une a ellos y, juntos, tratan de sobrevivir al inhóspito terreno y a los intentos de Morgen por capturarlos. 
En un lugar fantástico repleto de peligros, personajes de lo más variopinto como los trillizos Merrick, Darrick y Erik o el bebé gárgola Beau … Merewyn y Varian luchan por sobrevivir mientras tratan de ignorar los sentimientos que cada uno inspiran al otro. 

Segunda entrega de los Señores de Avalon. Tras La espada de la oscuridad cuyo protagonista, Kerrigan, era un sencillamente el Señor de la oscuridad, en El guerrero de la oscuridad K. MacGregor nos sorprende con Varian. 
Éste fue concebido en la oscuridad. Es un hombre siniestro, alimentado por el odio y la rabia. Con una gestación así, ¿qué protagonista podría resultar? 

Si La espada de la Oscuridad me gustó, pese a que como dije en su momento hubo algunas cosas que no acabaron de cuadrarme, El guerrero de la oscuridad me ha encantado. 
La serie Los Señores de Avalon reescribe la leyenda del Rey Arturo y sus caballeros de la mesa Redonda en un mundo fantástico, oscuro y demoníaco. Demoníaco porque después de dos libros está claro que sólo así podemos describir a tal ilustres protagonistas. 

Varian Dufey es uno de los magos de Avalon cuya infancia cruel y despiadada hicieron de él un hombre sin esperanza ni fe. No confía ni en sí mismo. ¿Cómo hacerlo cuando es al mismo tiempo hijo de la luz y de la oscuridad? ¿Cómo hacerlo cuando no se conoce ni a sí mismo? ¿De qué puede ser capaz el hijo de Lancelot y la mano de derecha de Morgana? 
Jamás recibió una caricia o una palabra de aliento. Sólo desprecios y humillaciones. Pero pese al odio que ve en los ojos de los otros caballeros destinados a proteger el Grial, él es uno más de ellos y se regodea de ello. 
Merrewyn es una joven que ingenuamente cayó en las garras de Morgana. Para salvar su vida y recuperar su belleza debe traicionar a Varian, un hombre desconfiado que no cree en la bondad ni en el sacrificio de nadie, un hombre siniestro y despiadado, pero un hombre que la protege una y otra vez y que, para su sorpresa, parece ver más allá de su belleza. 

Si bien en algunos momentos he tenido la sensación de estar ante la historia de la bella y la bestia, la novela me ha sorprendido de principio a fin. 
Hay que tener en cuenta que estamos ante una serie fantástica que entreteje leyendas, mitos, personajes históricos y toques futuristas. Realmente no podríamos englobar la novela en una época concreta, hay saltos en el tiempo, mundos mágicos ocultos al ojo del hombre. 
Pero la trama, si te gusta el género paranormal y fantástico, creo que sorprende. 
Aparte de los personajes en sí, que han logrado emocionarme enormemente, la ambientación es impresionante. 

Las escenas en el Valle sin retorno son fantásticas: las descripciones de esa tierra mágica y oscura han logrado hechizarme completamente por la atmósfera siniestra y espectacular que las rodea. 
Los personajes secundarios como Blaise, el que fuera mano derecha de Kerrigan, del que se nos facilita más información me han cautivado. Los trillizos han logrado arrancarme unas buenas carcajadas y el bebé gárgola me ha parecido una ternura. ¿Os podéis imaginar un pedazo de roca con sentimientos y que logre emocionarte? Pues sí, eso es lo que Beau (antiguamente Rocky) me ha provocado.



Seren aparece muy brevemente y Kerrigan apenas si se menciona, pero hay breves apariciones de otros Señores de Avalon que logran despertar la curiosidad. 
Por un lado Damé Fortune, el dios del destino y por otro Faran. Tengo que decir que ya tengo debilidad por éste, un personaje misterioso muy misterioso que oculta su rostro y parece, a simple vista claro, un arquero. Pero a saber con qué nos sorprenderá MacGregor. 

¿Y qué decir de Merrewyn y Varian? Simplemente que su historia de amor me ha parecido preciosa. No quiero desvelar nada porque es mejor descubrirla uno mismo, pero sólo decir que hay escenas increíblemente dulces, bonitas y sí, también muy sensuales. 
Creo que El guerrero de la oscuridad es una novela que tiene muchos ingredientes para cautivar con su lectura. Si os gusta la magia, las leyendas, la fantasía y los protagonistas siniestros, éste es vuestro libro y si os gustó La espada de la oscuridad, creo que éste os encantará.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!