En el lecho del deseo - Laura Lee Guhrke

miércoles, 13 de febrero de 2013

Título original: The marriage bed
3º Courtland/Seducción
Autora: Laura Lee Guhrke
Género: Romántica histórica
Editorial: LaRomántica booket
Año publicación: 2007






Desde que leí Amor prohibido me quedé muy intrigada por la pareja protagonista de En el lecho del deseo porque me intrigaba conocer cuál era la historia de esta pareja y cómo era posible que llegar un final feliz y romántico, tal y como se explican los hechos de los que partía tan malogrado romance.


Partiendo que la novela habla de un matrimonio separado durante ocho años en los que han existido varias infidelidades por parte de uno de ellos hacia el otro, me resultaba complicado creer que pudiera gustarme esta novela y no sólo gustarme, sino tenerme en vilo, incapaz de dejar de leer.  Pero las anteriores novelas de Laura Lee Guhrke me han gustado mucho y, como digo, tenía mucha curiosidad, me animé y no he podido dejar de leer hasta llegar al final.

Sinceramente la novela me ha gustado mucho a pesar de que aborda un tema que de entrada evito leer siempre. No suele gustarme leer sobre infidelidades pero también es cierto que cada novela tiene una historia que contar y los hechos que se cuentan reflejan las vidas de personajes muy diferentes que no tienen que parecerse a otras. Y la verdad que si en lugar de ser la pareja protagonista fuese una secundaria quizá no sería tan difícil de leer. Puede ser, no lo sé. Pero en cualquier caso me ha parecido una gran historia.

La idea de la que parte En el lecho del deseo es novedosa por tratarse de la pareja protagonista, pero no lo es en el sentido que es algo habitual y esperado en los matrimonios de conveniencia de la época. Si existe, ¿por qué no puede ser el eje principal de una novela romántica? 

A pesar de que la protagonista de En el lecho del deseo, Lady Viola, se casó enamorada de su marido, John, él no lo estaba de ella. De hecho él representa en todo momento al noble que busca un matrimonio con alguien de buena posición para que aporte un buen capital. No busca amar a esa mujer, sino lo que representa. Pero, Viola soñaba con un matrimonio por amor, ella creía que el suyo lo sería hasta que despertó del ensueño que había creado y descubrió la primera mentira sobre la que se construía.

La verdad es que durante gran parte del libro me resultó complicado simpatizar con John. Sí, es un protagonista irónico, encantador, atractivo… pero no podía olvidar ni un instante que había sido infiel a Viola. Y por otra parte no le veía justificación. Aunque ella se recrea en su dolor una y otra vez, creo que es bastante comprensible ya que él le exige una segunda oportunidad. En fin, que, en mi opinión  se puede entender que le recrimine sus mentiras y hasta que le hubiese enviado a paseo.

No obstante, llega un momento en que te das cuenta, al menos es la visión que a mí me da y ya sé que es muy subjetiva, que estamos ante una pareja diferente a la que se casó, y que por necesidad, obligación o lo que sea se encuentran ante una segunda oportunidad para reconstruir su matrimonio. Él está determinado, nuevamente por interés porque no le mueve que ha descubierto de repente cuánto la quiere, no, es interés nuevamente y ella a causa de las convenciones sociales y que en el fondo aún siente algo por su marido se encuentra en la tesitura de volver a arriesgar su corazón.

Todo esto da pie a un acercamiento, a un redescubrirse y es entonces cuando Viola vuelve a enamorarse de John y cuando John se enamora, o es consciente por primera vez que está enamorado de su mujer.
Puede ser que tanto uno como otro sean obcecados con sus puntos de vista sobre el fracaso de su matrimonio, estoy de acuerdo con quienes piensan eso, pero también lo veo como una manera de analizar errores pasados, de recuperar la confianza perdida y de encontrar el valor para volver a arriesgar sus sentimientos, sobre todo Viola.

Con todo esto no pretendo justificar a John (ni se me ocurriría), ya que tampoco es mi intención al leer una novela, simplemente vivo la historia que cuenta y los sentimientos que sus protagonistas me transmiten. De manera que aunque de entrada no creía que pudiera gustarme En el lecho del deseo ni sus protagonistas, la verdad es que me ha gustado mucho porque es una novela romántica que esconde mucho dolor y mucho miedo a volver a creer tras el desengaño sufrido. Y ésa puede ser una historia de amor, ¿por qué no?

Por otra parte el final aunque me ha gustado existe cierto detalle que me ha descolocado un poco y me ha parecido el colmo de los colmos, ya que después de tantos perdones y tantas dudas ante una nueva oportunidad, con toda sinceridad, me parece excesivo ya la puntilla final  que aguarda a Viola. 

Pero igualmente aunque no sé explicar muy bien como puede gustarme una novela romántica cuyo protagonista se casó a través de un engaño y únicamente por interés, un protagonista que ha sido infiel durante años y una protagonista que al final le perdona todo eso…. Pues, puede que inexplicablemente,  tengo que decir que la novela me ha encantado.
Me ha encantado porque John se da cuenta del alcance de sus acciones, de las consecuencias de sus actos, de sus fallos y errores y, con todo ello, busca el perdón y una nueva oportunidad. Me ha gustado por el modo en que la autora, partiendo de un matrimonio roto, crea una nueva relación, cómo vuelven a enamorarse, cómo se redescubren de nuevo.

En el lecho del deseo me parece una novela que, sin duda, despierta pasiones, positivas o negativas, opiniones encontradas en las lectoras porque parte de un tema peliagudo: la infidelidad.
Pero para mí una escritora que logra conmoverte con unos personajes así, de tal modo que acabes enamorándote con una historia de amor tan imperfecta, me maravilla y atrapa.
Como me ha sucedido con otras novelas, partiendo de tramas y personajes que de entrada no tengo la menor curiosidad por leer, acabo atrapada en lo que cuenta y cómo lo cuenta.
Por ello, por lo arriesgado de la historia y los sentimientos que destila, repito que esta novela me ha gustado mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!