En las redes del olvido - Mary Jo Putney

miércoles, 13 de febrero de 2013

Título original: Loving a lost Lord
1º The Lost Lords
Autora: Mary Jo Putney
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania
Año publicación: 2011





Durante años Mariah ha llevado una vida errante, yendo de aquí para allá, sin dormir bajo el mismo techo durante mucho tiempo, sin tener la oportunidad de echar raíces en ningún lugar. Huérfana de madre desde muy pequeña, fue criada por su padre, un hombre protector pero un tanto irresponsable, que ha sido incapaz de darle un hogar estable a su única hija, y por una anciana gitana que fue como su abuela. Ella le enseñó a leer la fortuna, a creer en premoniciones y en las señales enviadas por el destino.

Cuando Charles Clarke gana en una partida de naipes la casa señorial de Hartley, en el noroeste de Inglaterra, Mariah se encuentra viviendo por primera vez en un verdadero hogar y un lugar donde echar raíces. Así, se convierte en la respetable señora de Hartley. La vida parece sonreírle, aunque no por mucho tiempo. 

Charles parte a Londres por asuntos familiares. Poco después llegan noticias según las que fue asaltado por unos forajidos, robado y asesinado. Mariah queda destrozada. George Burke, el anterior dueño de Hartley, reaparece en la propiedad y no sólo acusa a su padre de haber hecho trampas con las cartas, sino que, comprensivo y solícito, se apiada de la desvalida Mariah y le ofrece matrimonio. La solución perfecta para ambos. Según palabras del propio Burke, claro está.
Para salir del atolladero, Mariah miente diciéndole que ya está casada, con lo que no puede casarse de él. El problema está en que sabe que no podrá engañar a Burke durante demasiado tiempo. 

Una noche, oyendo la voz de la difunta abuela Rose, ruega por la aparición de un hombre que la rescate. Esa misma voz la incita a acercarse a la playa. Así lo hace y descubre un cuerpo en el agua, un hombre que yace inconsciente. Sin saber si está vivo a muerto, Mariah se adentra en el mar y lo arrastra hasta la arena. Afortunadamente aún vive, pero está muy débil y herido. Y no sólo eso sino que no recuerda nada, ni siquiera quién es. La hados sonríen a Mariah, pues ¿no serán ellos quienes le han enviado a ese atractivo y misterioso hombre para ser su marido?

Cuando vuelve en sí, Adam no recuerda quién es ni dónde está. Pero la mujer que está a su lado y parece un ángel se presenta como su mujer, algo que lo emociona y enorgullece. También le hace sentir más seguro y menos desvalido. Según va recobrando fuerzas empieza a actuar con autonomía y a sentirse atraído por el tipo de vida que le aguarda en Hartley. Aunque no recuerda a Mariah, su contacto y su cercanía le provocan sentimientos y sensaciones que si bien no recuerda, se promete que en el futuro crearán nuevos y maravillosos recuerdos juntos.
El amor no tarda en nacer entre ambos y Mariah se encuentra ante la decisión más importante de su vida: confesar la verdad o no, seguir a su lado o arriesgarse a perderlo. 
Pero cuando pasado y presente se unen, salen a la luz secretos y verdades vitales para el futuro de la pareja...

Desde que leí Tormenta de pasiones me convertí en una fiel lectora de Mary Jo Putney. A día de hoy sigue siendo una de mis escritoras favoritas y Los Ángeles caídos una de las sagas más queridas para mí. En las redes del olvido es la novela que da comienzo a una nueva saga histórica, algo que supuso para mí una gran noticia pues últimamente las novelas publicadas se alejaban de este género y me apetecía volver a disfrutar con una de sus tramas históricas.
El inicio de esta novela y de esta saga -al menos durante parte de la lectura- me recordó la esencia de Los Ángeles Caídos. 
Esta nueva saga The Lost Lords gira en torno a un grupo de amigos, hijos de nobles, que por problemas de comportamiento, educación u otras causas fueron niños conflictivos a los que sus familias enviaron a la academia de la señorita Agnes Westerfield. Adam fue el primer alumno de la academia, lo que lo convierte en alguien especial para la directora. Entre aquellos niños, hoy adultos, se forjó una amistad que ha sobrevivido al paso de los años, incluso a la muerte de algunos de ellos.
Centrándonos en la novela en sí y hecha esta pequeña presentación, debo decir que si bien me ha gustado, no ha llegado al nivel de Tormenta de pasiones. Voy a intentar explicar el porqué.

Dividiría la novela en dos partes: una primera que transcurre en Hartley, donde Mariah y Adam se conocen y enamoran, y una segunda parte que transcurre en Londres y a la vida que rodea al duque de Ashton. Lo que significa secretos, amigos, una vida a medio camino entre Inglaterra y La India... y un intento de asesinato. O varios, en realidad. 

Sinceramente durante gran parte de la novela, la historia me absorbió. No diré que es superior al resto, no tanto, pero me gusta mucho el punto de partida de esta nueva saga histórica. Y además volver a leer algo que, aún lejanamente, me recordara el espíritu leal y los vínculos de amistad de Los Ángeles Caídos me emocionó muchísimo. Tanto Mariah como Adam son personajes marcados por su infancia, algo que hizo que me calaran hondo. Mariah se crió con su padre, que se ha ganado la vida apostando y jugando a las cartas, y una vieja gitana que la quiso como a su nieta. Adam nació entre dos mundos, dos culturas. Aquí, una vez más, Mary Jo Putney hace gala del cuidado con que ambienta y se documenta para la historia. La cultura hindú queda muy bien retratada, así como la ambivalencia que Adam siente antes sus dos raíces. 

Pero la segunda parte aunque debería ganar en agilidad e intriga, después de todo significa el regreso de Adam a su vida, y descubrir quien ha tratado de asesinarlo, se me hizo más lenta que la anterior y en ocasiones no lograba abstraerme en la lectura a pesar de que la trama da bastantes giros e intentos de asesinato que se repiten. 

A mí me gustó más la primera parte que la segunda, pues aunque sea un poco fantasiosa, me gustó la manera en que se conocieron Adam y Mariah y como se enamoran. Es cierto que hay un engaño por parte de Mariah, pero sin estas encrucijadas entro lo correcto y lo incorrecto, creo que una historia pierde algo y dónde está la intriga. Sin embargo cuando se descubre la identidad de Adam, que es el duque de Ashton, y regresa a Londres con sus amigos y Mariah, a la que pide que le acompañe, el ritmo de la historia no me ha atrapado tanto, pero no me ha desagradado. Sin embargo me da dejado una sensación extraña, me ha parecido un poco precipitado, todo se resuelve y soluciona pero en el proceso surgen muchas revelaciones y secretos. Me he quedado con la sensación que es muy brusco y, en mi opinión, un poco inverosímil. Demasiadas revelaciones y secretos en pocas páginas para cambiar el curso de la historia.
Y si bien, como comento la novela me recuerda el espíritu de Los Ángeles Caídos, éstos siguen gustándome más. Pero siendo justa, ésta es sólo la primera novela y, tal vez, nos aguarden muchas sorpresas. 

Tengo mucha curiosidad por la historia de Randall y Julia, protagonistas de la próxima novela y secundarios en ésta. Creo y confío en que es una saga que puede gustarme mucho. Quizá éste no sea el mejor, pero yo sigo esperanzada, pues me gustaron tanto Los Ángeles Caídos que leer algo de esta misma autora que rescate, mínimamente, la camaradería y amistad de aquellos personajes, que no quiero perderme la oportunidad de leerlo. Además, la historia de Randall y Julia, la segunda novela de la serie, puede ser muy bonita. Y aunque la novela no me ha gustado tanto como esperaba, sigo confiando en esta autora y esta saga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!