Fuego irlandés - Nora Roberts

sábado, 16 de febrero de 2013

Título original: Irish Troroughbred
1º Corazones irlandeses
Autora: Nora Roberts
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Harlequín/Top novel




Huérfana desde una edad muy temprana, Adelia se crió con su tía Lettie, una mujer de buen corazón pero poco cariñosa y con poca mano para tratar a una niña. Tras la muerte de ésta, la joven se ve incapaz de sacar adelante la granja por sí sola, así que termina vendiéndola y abandonando su Irlanda natal para viajar rumbo a Virginia, en Estados Unidos, donde vive Paddy, su tío y único pariente vivo.
Paddy Cunnane trabaja como adiestrador de caballos purasangre en el rancho Royal Meadows, propiedad de Travis Grant. Aunque la intención del irlandés es cuidar de Adelia, a la que cariñosamente llama Dee, y darle todo cuanto le ha faltado hasta entonces, ella se empecina en trabajar y ganarse la vida. Finalmente es contratada como mozo de cuadras de las caballerizas.

A pesar de su pequeña estatura y complexión frágil, Dee es muy hábil con los caballos y es capaz de cuidar e incluso montar al legendario Majesty, el caballo ganador de las caballerizas de Travis Grant. Desde el primer encuentro entre Travis y Adelia en los establos, cuando éste la confunde con un muchacho, saltan chispas entre ambos. Travis queda prendado de la pequeña Dee, tanto por su temperamento gaélico, su tenacidad y capacidad de trabajo, como por su inusual belleza. Poco a poco va sintiéndose hechizado por la muchacha irlandesa a pesar de su carácter indómito.

Adelia se enamora de Travis prácticamente desde la primera vez que se ven y trata de luchar contra eso porque sabe que el suyo es un amor imposible. Ella no es nada más que una humilde moza de cuadras, la sobrina del adiestrador, y él es dueño de una de los ranchos más poderosos de Virginia y un hombre inmensamente rico.

Cuando su tío Paddy enferma y teme por el futuro de su sobrina, le ruega a Travis Grant, al que quiere como un hijo, que vele por ésta y éste ofrece a casarse con ella.
A pesar de que debería sentirse feliz por casarse con el hombre que ama, quien le ofrece todo cuanto tiene y le muestra cariño y respeto, Dee tiene una espinita clavada pues aún siendo su mujer, sabe que él no la ama del mismo modo que ella a él.

Con Fuego irlandés se inicia la trilogía de Corazones irlandeses de Nora Roberts. Ambientados en el mundo de las carreras de caballos y alta competición, están protagonizadas por jóvenes irlandeses que emigran a Estados Unidos en busca de un porvenir mejor.
En esta novela, Adelia viaja a Virginia para reencontrarse con su tío Paddy y aunque ella solo busca un futuro, encuentra el amor.

A pesar de ser una novela corta, Fuego irlandés tiene una trama que me ha atrapado de principio a fin, envolviéndome con la descripción del apasionante mundo de las carreras de caballos, con el trabajo que se realiza día a día en un rancho, con los retazos de la legendaria Irlanda que, a través de Adelia, van esbozándose a lo largo de la novela.

Adelia es una joven de temperamento muy fuerte, acostumbrada desde muy jovencita a valerse por sí misma. Habiendo vivido en una situación muy precaria, al llegar a América y al rancho Royal Meadows descubre un mundo que la deslumbra. El amor que siente por los caballos, la habilidad que posee para trabajar con ellos le hacen muy fácil demostrar su valía y hacerse indispensable en el rancho... y en la vida de Travis Grant.
Aunque está enamorada de Travis cree que es un amor imposible. ¿Cómo podría él, rodeado de mujeres elegantes y clase social alta, poner los ojos en una muchacha tan sencilla como Dee?

La vida de Travis gira alrededor de los caballos. Desde que heredó el rancho ha hecho todo cuanto ha podido por hacer de éste uno de los más importantes de Virginia, y lo ha conseguido. La crianza y adiestramiento de los animales para la competición le han reportado muchas satisfacciones. Tiene una buena vida pero le falta algo...una mujer con quien compartirla.

La trama de esta novela es muy sencilla, incluso puede decirse que previsible, pero desde mi punto de vista eso no hace desmerecer la historia pues la ambientación está tan cuidada que vives y respires el ambiente en un rancho de caballos, los nervios y tensión de las carreras y la vida en las caballerizas Grant.
Por otro lado, la historia de amor de Adelia y Travis me ha parecido dulce y entrañable. La relación de la pareja es muy bonita, va fraguándose poco a poco, mientras nace la complicidad entre ellos y el amor se respira desde la primera página, haciéndote testigo de la atracción existente entre ellos, así como de las dudas que sienten con respecto al futuro y a los sentimientos del otro.

Creo que uno de los puntos fuertes de Fuego irlandés es la ambientación en torno al mundo de la hípica y las competiciones que dan lugar a una historia que, pese a su extensión reducida, no hace desmerecer para nada la tierna historia de amor que encierra en sus páginas. Breve, sencilla y sin demasiadas complejidades, me parece una novela muy romántica y, para mí, una de las novelas más memorables de Nora Roberts.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!