Hasta que llegue el caballero - Sue-Ellen Welfonder

lunes, 18 de febrero de 2013

Título original: Until the night comes
4º Mackenzie (Highlands)
Autora: Sue-Ellen Welfonder
Género: Romántica histórica (Highlands)
Editorial: Manderley/Punto de Lectura
Año primera publicación: 2009




Desafiando a su familia, Lady Mariota Macnicol se convirtió en la amante de Hugh Aleson, el Bastardo de Drumodyn, creyendo ciegamente que él la amaba y tenía intención de casarse con ella. Sin embargo, no sólo no se casó con ella, sino que continuó con sus múltiples aventuras con otras mujeres. Es con una de estas mujeres que Mariota lo sorprende y, como consecuencia, Hugh sufre un ataque al corazón que le provoca la muerte. Sin embargo, Elizabeth Peterson, la dueña de la taberna local y amante de Hugh, le clava a éste en el pecho el puñal de Mariota para que ésta sea acusada de su muerte.

Lady Mariota, con la ayuda de su amiga Nessa,  para evitar ser alcanzadas por los hombres de Hugh Aleson, se ve obligada a huir para salvar su vida y se instalan y toman posesión del Castillo deshabitado de Cuidrach.
Sin embargo, el laird del castillo, Kenneth Mackenzie, aparece poco después, dispuesto a convertir la ruinosa Cuidrach en su hogar. Su sorpresa es mayúscula cuando descubre a dos mujeres en sus propiedades y una de ellas tiene la osadía de presentarse como la dama de Cuidrach.

La vida de Kenneth Mackenzie ha sido un camino plagado de obstáculos. Su condición de bastardo le impidió ocupar un lugar legítimo dentro del clan Mackenzie. Trabajó muy duramente por su madre y hermana, Julianna. Sin embargo, descubierta su identidad como un Mackenzie, Duncan Mackenzie, el laird de estos y tío de Kenneth le entrega el castillo de Cuidrach y le insta  a convertirlo en su feudo. Acompañado por varios de los hombres de confianza de Duncan, espera reconstruir la ruinosa propiedad.

Kenneth ha pasado su vida entre hombres de mar, trabajando muy duramente, pero no está adiestrado en el manejo de las armas. Aunque su tío, Sir Lachlan, el hombre de confianza de éste, e incluso Sir Marmaduke le han instruido, su habilidad no es tan notable como la de sus hombres ni los Mackenzie. 
Tras mucho negarse finalmente acepta la propiedad de Cuidrach pero no así la esperanza que Duncan Mackenzie ha depositado en él para que forme una familia. En el pasado ya sufrió la perfidia de una mujer, quien lo rechazó a causa de su bastardía y orígenes humildes. No obstante, aunque desconfía por instinto en las mujeres, Lady Mariota es una dama en apuros y es incapaz de no ofrecer su ayuda y protección ante una mujer desvalida.

Mariota es consciente que si Kenneth descubre que su propio clan la rechazó por la deshonra que llevó a los Macnicol, y que ha sido acusada del asesinato del que Mackenzie cree su marido, la imagen que se ha formado de ella quedará hecha añicos.
Y aunque uno y otro ya no creen en el amor ni confían con facilidad, ambos se sienten inmediatamente atraídos y empujados a una relación que puede cambiar sus vidas.

De entrada, confieso que las novelas de Sue Ellen Welfonder me gustan, me gusta la narración de esta autora, repleta de descripciones casi poéticas de las tierras gaélicas, me gusta la manera en que enlaza las leyendas con la época histórica en que las ambienta.
Sin embargo, Hasta que llegue el caballero me ha decepcionado un poco o puede que yo esperara otro tipo de novela para Kenneth Mackenzie.

La narración y el marco en que sitúa la trama me han parecido tan pulidos como en las anteriores novelas de esta saga, no obstante la historia de amor de Mariota Macnicol y Kenneth Mackenzie no me ha enganchado. Me ha parecido floja y precipitada en gran parte del libro por varias razones.
Por un lado, porque la novela en sí se basa prácticamente de principio a fin en la atracción existente entre la pareja protagonista. Apenas se dedican unos capítulos para desarrollar las intrigas que dan inicio y fin a la huida de Mariota o la construcción del feudo de Kenneth Mackenzie.
Por otra parte, Mariota y Kenneth se nos presentan como dos protagonistas que son muy reticentes a entregar sus corazones y volver a creer en el amor, pero poco tardan en iniciar una relación y, pasando por alto sus dudas y desconfianzas hacia el amor, convertirse en amantes.
Me resulta un poco incongruente por el perfil de ambos. No quiero explayarme demasiado ya que desvelaría parte de la historia pero Kenneth confía ciegamente en Mariota, aunque ha sido un desconfiado hacia las mujeres gran parte de su vida, y Mariota que ha visto su nombre arrastrado por el fango por vivir con un hombre sin estar casados, no duda en repetir su decisión.
Pero como digo esto es una apreciación mía.

Como trasfondo sigue existiendo esa ambientación mágica, extraída de leyendas gaélicas, que Sue-Ellen Welfonder traslada e intercala con la historia romántica. 
A través del personaje de Devorgilla de Doon, el misterio del laúd de oro y la zorra roja, introduce elementos mágicos que planean sobre la vida y los destinos de Mariota y Kenneth.

Hasta que llegue el caballero, si bien me ha parecido una novela un tanto floja, ya que no me ha resultado muy creíble la manera en que nace la historia de amor, no creo que sea un mal libro aunque puede que sea porque el personaje de Kenneth me gustó mucho como secundario en  Sólo para un caballero y aquí he visto desdibujada la personalidad y fuerza de carácter que parecía poseer.

Obviando la manera tan repentina en que se enamoran los protagonistas y que los hombres de Kenneth aceptan a  Mariota como la dama de Mackenzie, la historia de amor es bonita y tiene escenas que me han parecido preciosas, pero no es la novela que más me ha gustado de esta saga sinceramente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!