Juego limpio - Deirdre Martin

martes, 19 de febrero de 2013

Título original: Fair play
2º New York Blades
Autora: Deirdre Martin
Género: Romántica contemporánea
Editorial y año publicación: Talismán 2007




Junto a Janna MacNeil, su socia y amiga, Theresa Falconetti es la propietaria de la agencia de Relaciones Públicas FM RP. Con dos años de vida, la agencia no atraviesa por su mejor momento. Aunque han logrado contratos importantes, sobre todo dentro del mundo de la televisión y el hockey -después de todo, Janna está casada con el entrenador de los New York Blades- la situación de la empresa es precaria.
Ante la llegada de un posible nuevo cliente, Theresa sabe que no debe ser muy quisquillosa, aunque éste sea el restaurante Dante’s, propiedad de los hermanos Dante, o lo que es lo mismo de Michael Dante y su hermano. 
Michael es jugador en la tercera línea de los New York Blades. Desde dos años atrás, desde el primer momento que la vio, se siente profundamente atraído por Theresa, a pesar de los continuos rechazos de ésta.

Pero Theresa no es la misma joven alegre y coqueta que Michael conoció. Tras el intento de violación que sufrió dos años atrás se ha convertido en una mujer fría y distante. Lo que no ha cambiado, ni antes ni después, es su negativa a iniciar una relación con Michael.
Aunque ésta le deja bien claro a Michael que su relación será estrictamente profesional, ya que FM RP van a promocionar el Dante’s, éste no se rinde y está decidido a conseguir una cita. Sin amedrentarse antes sus reiteradas negativas, se propone atravesar la coraza con que se protege porque está convencido que Theresa es LA mujer para él.

Durante años Theresa ha buscado a EL hombre de sus sueños. Romántica, soñadora… siempre nunca ha dejado de creer en el amor. Tras el intento de violación no ha vuelto a  salir con hombres. Pese a que Janna la anima a que dé una oportunidad a Michael se niega. Michael representa y es todo de lo que ella huye: es un jugador de hockey y es italiano.
Procedente de una humilde familia de italianos, Theresa luchó muy duro por labrarse un porvenir, lejos de Brooklyn y del barrio donde se crió. Además la insistencia de sus padres para que se case con un italiano la ha llevado a reafirmarse en su negativa a volver a sus raíces. 

Michael sabe que lo tiene todo en contra para enamorar a Theresa, ya que es jugador de hockey e italiano, pero no se rinde. Está convencida que son la pareja perfecta, o lo serían si esa tozuda italiana le diera una oportunidad. Pero la persistencia es una de sus virtudes y está dispuesto a demostrarlo, todo por ganarse la confianza y el corazón de la joven Relaciones Públicas.
Pero cuando aparece en escena un rival, un hombre que representa todo cuanto Michael no es, y todo cuanto Theresa quiere en una pareja, Michael sabe que debe jugarse el todo por el todo.

Juego limpio es la segunda de las novelas que componen la saga de los New York Blades. En esta novela, a diferencia de la anterior, Contacto, aunque el mundo del hockey está presente en la trama, no lo está de un modo tan marcado. Por el contrario, el restaurante Dante’s pasa a ser uno de los escenarios más importantes de la historia.

El personaje de Theresa es muy diferente del que conocimos en Contacto. Poco queda de la joven enamoradiza y coqueta de la anterior novela. No ha logrado superar el trauma que le dejó el intento de violación  y ha construido un muro que la separa de los hombres que muestran interés en ella, sobre todo de Michael.
En cambio, el personaje de Michael no ha cambiado demasiado, aunque en mi opinión tampoco tuvimos oportunidad de ver mucho de él en Contacto.
Pero el personaje que se nos describe es el de un hombre que cree que detrás de la apariencia distante y fría que siempre le demuestra la joven se esconde la antigua Theresa y está decidido a hacerla salir a la superficie.
Sin embargo la aparición de Reese Banister, un atractivo abogado, delicado, culto y de apariencia inofensiva, se interpone en sus planes. 

A pesar de que esperaba que las competiciones deportivas tuvieron más peso en la novela, la historia me ha enganchado de principio a fin. Por un lado, la lucha personal de Theresa por superar su trauma, su lucha contra sus raíces y contra el muro con que se ha rodeado para protegerse, y por otro el triángulo entre Theresa-Michael-Reese son los puntos que más me han gustado. 
Aunque durante gran parte de la novela Theresa es muy dura hacia Michael me ha atrapado la lucha que ésta disputa contra sus propios sentimientos, cómo se siente dividida entre dos hombres: uno que es su ideal, el que considera que es ÉL, otro, cuya presencia le causa un torbellino de emociones que le asustan y excitan como ningún otro hombre.
La evolución de la relación entre Theresa y Michael me ha gustado mucho,  a pesar de los recelos y dudas de ésta, a pesar de un tercero en discordia.

Por otra parte la relación de Theresa con su familia, su amor-odio hacia sus orígenes, hacen de ésta una novela más compleja, incluso triste en determinadas ocasiones. Además la aparición de diferentes miembros de la familia Dante, como Anthony, el hermano de Michael, la prima Gemma, la nonna Maria…. dan pie a una serie de escenas amenas e incluso divertidas. 
Y  aunque no hay tantas escenas sobre los partidos de hockey como en Contacto, éste sigue siendo parte importante de la historia, con personajes como Ty Gallagher, Kevin Gills o un jovencísimo Paul Van Dorn, cuyo cometido parece ser el de hacer la vida de Michael aún  más miserable y a escenas bastante divertidas entre ambos jugadores.

De Juego limpio me ha cautivado Michael, su paciencia, su buen corazón y su confianza en sí mismo. A diferencia de Ty Gallagher, es un jugador que vive el hockey de un modo muy diferente. 
 Otro de los puntos que más me han gustado es que pese a que la novela podía tomar un cariz serio por el pasado de Theresa, hay infinidad de escenas divertidas, lo que da lugar a una historia amena, ágil pero también muy emotiva.
Juego limpio me parece una novela  ingeniosa y sencilla que atrapa poco a poco y que sin la emoción deportiva que caracterizó Contacto, nos envuelve una vez más en el trepidante mundo de los New York Blades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!