La bahía de la escocesa - Nieves Hidalgo

miércoles, 20 de febrero de 2013

Título: La bahía de la escocesa
1º Los Gresham
Autora: Nieves Hidalgo
Género: Romántica histórica
Editorial y año publicación: Esencia 2011






Adam Brenton, vizconde de Teriwood, es asesinado cuando intenta desenmascarar una traición. Poco después su hermana Kimberly recibe la noticia en Nueva York de que Adam se ha suicidado. Incrédula, decide viajar a Inglaterra para esclarecer los hechos.

Christopher Gresham, conde de Braystone, fue amigo de Brenton en la infancia, y no ha olvidado su antigua amistad a pesar de haberse distanciado con los años. Por eso decide llevar a cabo sus propias pesquisas sobre su muerte, a la vez que colabora con el gobierno investigando los robos a barcos ingleses.

Cuando Kimberly empieza a indagar en la vida de su hermano, Christopher se convierte en su principal sospechoso. Ni la atracción ni el deseo que surgen entre ambos harán cesar a Kim en su decisión de vengarse del asesino de su Adam.

Hay un tipo de novelas que para entretenerte no necesitan ni una trama muy compleja ni personajes atípicos; sólo aventuras, amor, un misterio y esos protagonistas tan característicos de las novelas clásicas: un sinvergüenza encantador y una heroína de armas tomar.
Todos estos elementos sirven para entretejer una historia de amor puede que no muy compleja pero tierna y con un punto divertido. Como La bahía de la escocesa, la novela con la que da comienzo la saga de los Gresham.

Recuerdo que hace años leí los primeros capítulos de esta novela en el blog de Nieves Hidalgo. Ya entonces me formé una idea bastante clara del tipo de historia que podría ser. No es que tenga dotes de adivinación, ni mucho menos, pero creo que era fácil intuirlo si conoces el estilo de la autora. Siendo así sabes con certeza el tipo de historias que encontrarás. Y es lo que he encontrado en sus páginas.

Creo que se vislumbra que los Gresham pueden estar destinados a ser algo así como los Malory de Johanna Lindsey: una serie de libros protagonizados por una familia de aristócratas ingleses que son algo más que unos nobles aburridos. Más bien son todo lo contrario que es de lo que se trata. Bueno... es lo que en el fondo esperas.
Así, hilvanando en sus páginas aventuras, intrigas y un toque divertido que aderecen la trama romántica, encuentras una lectura distendida y agradable.
A veces se dice que es una temática manida, pero, ¿quién puede resistirse a una saga así? Yo no, desde luego.

Pero centrándome en La bahía de la escocesa diré que me ha parecido una novela sencilla, pese a que por la sinopsis pudiera imaginarse una historia compleja -o tal vez sea que está narrada con suma sencillez- y aunque está protagonizada por Kimberley y Christopher, va esbozando más sobre esta peculiar familia, presentando al resto de componentes de los Gresham. De hecho casi al final se produce cierto episodio que imagino es el nexo con la novela que da continuación a la saga.

Aunque el punto de partida de la novela es el asesinato de Adam Brenton, el hermano de Kimberley, y aunque descubrir la identidad del asesino y traidor a la Corona es uno de los puntos clave, para mí La bahía de la escocesa narra ante todo una lucha de voluntades e ingenio. Evidentemente entre Kim y Chris.
A lo largo de las páginas son frecuentes los diálogos y las pullas verbales en que se enzarzan esta pareja. Porque puede que al principio recelen el uno del otro, especialmente ella, que cuenta a Christopher como uno de los principales sospechosos de asesinar a su hermano, pero enseguida surge la atracción y, como en toda novela romántica que te envuelve, quedas a merced de las aventuras, desventuras, encuentros y desencuentros de esta pareja.

La mayor parte de La bahía de la escocesa transcurre en Inglaterra, salvo unos capítulos al comienzo en Estados Unidos, pero pese a que los protagonistas se mueven en el círculo de los aristócratas locales, es una historia que no se centra en las reuniones sociales de dichos nobles. Algo que se agradece porque a mí particularmente aunque me gustan ha llegado un punto en que quiero leer algo diferente. De hecho debo confesar que las partes que más me han gustado han sido aquéllas que se alejan de las mansiones y los salones elegantes. Tal vez por el contraste que he encontrado en la historia y por los cambios de escenario.

La lectura es muy ágil, pues aunque se describen bastantes encuentros, sucesos y acontecimientos está narrado con suma sencillez, sin recargadas explicaciones políticas ni sociales. Eso, junto a los cambios de escenario que se producen, desde los tugurios más sórdidos de Londres, la tan mencionada bahía de la escocesa a la mansión de los Gresham, propicia que el ritmo sea muy ágil.
Como comento antes hay bastantes personajes implicados en la novela, ya sea directa o indirectamente, pero no resulta complejo seguir el hilo argumental, ni te pierdes entre las ramas del árbol genealógico de los Gresham.

En mi opinión La bahía de la escocesa es una novela que ante todo es amena y que contiene un poco de los elementos que propician una lectura para evadirse: aventuras, un poco de misterio, un calavera a reformar, una protagonista más cómoda a lomos de un caballo que en una sala de costura y un sinfín de personajes -algunos un poco excéntricos- para amenizar una historia entretenida y ser el punto de partida de una nueva saga familiar para la novela romántica.



2 comentarios:

  1. He de confesar que Nieves Hidalgo siempre ha estado entre mis favoritas. Este libro lo tengo pero aún no lo he leído, cosa que espero poder solucionar muy pronto.
    Gracias por la reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miranda!!!! Gracias a ti. Cualquier novela que te apetezca comentar... ¡invitada estás a comentarla conmigo!
    Te confieso que aún tengo pendiente la tuya. Espero leerla pronto, me llamó la atención desde que la vi por primera vez.

    Un beso

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!