viernes, 22 de febrero de 2013

La princesa dormida - Susan King

Título original: Waking the princess
2º Trilogía escocesa
Autora: Susan King
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania/Books4pocket
Año publicación: 2010




Durante años Aedan MacBride, el nuevo señor de Drundennan, ha estado prendado de la mujer de un retrato que representa a la bella princesa que, según se dice, fue la protagonista de una leyenda celta y que, víctima de un encantamiento, cayó dormida para nunca despertar. 

Hasta tal punto le obsesiona esa mujer que, no puede evitar preguntarse si es posible enamorarse de un cuadro. 

Aedan se ha convertido en el heredero de Drundennan tras la muerte de su hermano mayor, Neill. Sin embargo la última voluntad de su padre refleja un codicilo según el cual Drundennan puede pasar a manos de la Corona inglesa, si en sus tierras es hallado un tesoro o restos históricos, tal como él sospechaba. Su punto de vista, tan opuesto al más moderno de su hijo, le llevan a la determinación de añadir ese último codicilo. 
Pero cuando se está construyendo una carretera que atraviese dichas propiedades, el nuevo barón topa con lo que parece vestigios de un yacimiento antiguo y el miedo le entra en el cuerpo, pues Aedan ama Drundennan y no desea perderlo a causa de ningún hallazgo histórico. 

El museo envía a una joven anticuaria, experta en antigüedades, para que examine las ruinas y dictamine si son de relevancia histórica o no. La sorpresa de Aedan es mayúscula cuando, frente a frente se encuentra con una joven investigadora que resulta ser la mujer retratada en el cuadro. 

Christina Blackburn es una joven viuda, cuya vida ha estado siempre vinculada al arte y las antigüedades pues es hija, hermana y esposa de pintores. Tras su fallido matrimonio y la muerte de Stephen, su difunto marido, Christina se transformó en una joven seria y formal, dejando atrás a la sensual e inocente muchacha que vio sus sueños truncados. Para ella es incómodo observar el cuadro que dio lugar a habladurías y especulaciones, a causa del que su reputación quedó hecha jirones. 
Pero más que encarar su pasado para Christina nada entraña más peligro que Aedan MacBride, y para éste lo es conocer a esa fascinante mujer que despierta en él el temor a que la antigua maldición, que recae sobre los señores de Drundrennan se cumpla. Según dicha maldición si el señor de Drundennan se casa con su amor verdadero, la desgracia caerá sobre ella. 
¿Se atreverá Aedan a enfrentarse a esa maldición? ¿Hallarán la forma de romperla? 

Como el anterior libro de esta saga, la trilogía escocesa victoriana, La princesa dormida parte de una antigua leyenda celta que rodea a los protagonistas de la historia. A la leyenda de la princesa celta que cayó dormida para no despertar jamás, cuan Bella durmiente, se suma la maldición que recae sobre los señores de Drundennan entrelazándose entre sí y con las vidas de nuestra pareja protagonista. 
Hasta hace muy poco no había leído ninguna de las novelas de esta saga ni de esta autora. Si La heredera domada me gustó, La princesa dormida no ha sido menos. 
Con un trasfondo mágico que te envuelve desde la primera a la última página, partiendo de una nueva leyenda celta, la autora teje lo que en mi opinión es una bonita historia de amor. 

Tanto la historia de amor de Aedan y Christina, como la antigua leyenda entre un druida celta, el jefe del poderoso clan de los mac Brudei y la princesa tienen un tinte a cuento de hadas que hacen de ésta una lectura muy dulce. Las repercusiones de aquella leyenda alcanzan hasta la época victoriana, cuando se conocen Christina y Aedan, el descendiente de aquel jefe de clan, ahora nuevo barón de Drundennan y la joven anticuaria. 
La historia de amor nace poco a poco y página a página ha ido atrapándome pues entrelazada con la trama romántica, están las leyendas que dan origen a incógnitas y subtramas de la novela. Descubrir si las ruinas halladas pertenecen o no al mismo Arturo, si existieron realmente Aedan mac Brudei y Liadan, los protagonistas de la leyenda celta, y la influencia que todo ello puede tener sobre Christina y el señor de Drundennan son los interrogantes en torno a los que gira esta novela que me ha mantenido en vilo de principio a fin. Tal vez no sea emocionante pero en su sencillez y encanto, la lectura ha sido sumamente agradable. 

Me gusta mucho la manera de narrar que tiene Susan King, me encanta la minuciosidad y el mimo con que describe la época histórica en que transcurre, como entrelaza historia y leyenda hasta tejer un tapiz mágico cuyos hilos están tan unidos que es difícil diferenciarlos. 
Los personajes secundarios que aparecen están muy bien retratados, desde John, el hermano pintor de Christina, pasando por Edgar Neaves, a los hombres de la cuadrilla de Aedan, Hector MacDonald y Angus Gowan, incluso la presencia de Hugh McBride es muy notable a través de sus poemas y testamento. Y, por supuesto, los protagonistas de la leyenda celta, Aedan mac Brudei y Liadan. 

En mi opinión La princesa dormida es una novela muy dulce, que narra una bonita historia de amor y leyendas. 
Creo que sin duda el personaje más interesante es Christina pues en los momentos en que nos describe cómo era años atrás y cómo es la joven anticuaria, nos permite ver cuan vulnerable es y cómo su matrimonio con el temperamental Stephen la ha marcado como mujer, hasta el punto que ha cambiado su manera de vestir y de comportarse, borrando de un plumazo su vida pasada y tratando de ocultar su lado más sensual. 



Por otra parte, de Aedan me ha gustado la lucha que mantiene consigo mismo, entre sus ideales como ingeniero, con lo que desea que el progreso llegue a Drundennan, y el respeto y devoción por la tradición y voluntad de su padre. Ese punto tan moderno en un entorno de tradiciones arraigadas, como sucedió en La heredera domada, me ha resultado muy interesante. 
Con el trasfondo de leyendas, tesoros artúricos y maldiciones, con una ambientación mágica y romántica, La princesa dormida me ha parecido una bonita historia de amor, con un sabor a cuento de hadas y una narrativa que incita a soñar y creer en mitos y caballeros legendarios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!