sábado, 23 de febrero de 2013

Lecciones privadas - Linda Howard

Título original: Mackenzie's mountain
1º Los Mackenzie
Autora: Linda Howard
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Harlequín/Top novel
Año publicación: 2005




El pequeño pueblo de Ruth, Wyoming, está a punto de recibir una lección de manos de una profesora recién llegada dispuesta a ganarse el corazón de un hombre que creía no tener ya nada que ofrecer.
Mary Elizabeth Potter es una solterona por elección que no se hace ilusiones respecto al amor. Pero es también una buena profesora... y quiere que el hijo de Wolf Mackenzie vuelva al colegio.

Para conseguirlo, se enfrentará al padre del chico y a partir de ese instante padre e hijo entrarán en su vida, cambiándola para siempre. Sobre Wolf Mackenzie pesa todavía el estigma de un crimen que no cometió, pero para la pudorosa Mary Elizabeth Potter no es ese salvaje medio indio al que todo el pueblo mira con recelo. Para ella, es un hombre bueno y decente. Un hombre capaz de amar. Wolf, sin embargo, no está seguro de que el pueblo o él mismo estén preparados para aceptarlo.

Lecciones privadas es una de las novelas que cuento entre mis preferidas de Linda Howard. Me gusta casi tanto como Premonición mortal, Obsesión y venganza o Secretos en la noche, por mencionar algunas de ellas. Y una de las razones no es otra que la historia de Mary y Wolf me ha cautivado de principio a fin. Son una pareja tan diferente y tan poco compatibles a primera vista que ¿quién puede resistirse a la tentación de leer su historia?
Puede que en principio pudiera parecer “una historia más”, cuyo argumento versa en torno a una profesora solterona y a un indio, que es considerado la oveja negra de la población de Ruth. Es cierto que no es la única novela que cuenta esa historia, pero en ella, como en otras de esta misma autora, he encontrado ese algo intangible que las hace tan características y que hace tan fácil de reconocerlas como parte de la bibliografía de Linda Howard.

La historia de Mary y Wolf me ha parecido preciosa y romántica. Tanto es así que más que el recuerdo de las escenas de carácter sexual, que son tan usuales en sus libros, no son las que más permanecen en mi recuerdo, sino la tensión sexual que se palpa entre ellos, los encontronazos, el carácter protector de Wolf hacia Mary, la lealtad y confianza de ella hacia él... y la bonita relación de Mary y Joe.

Lo he dicho en muchas ocasiones, pero es imperativo que lo repita, tengo debilidad por las novelas no sólo protagonizadas por indios sino, simplemente, que sean parte de la historia. Las diferencias raciales, costumbres y herencia suelen dotarlas de un aura ancestral y guerrera que, aun en épocas modernas, me atrapa. Y en este caso a las raíces indias y celtas -porque es parte celta- de Wolf se suma su pasado en las Fuerzas especiales.
Pero con todo y tratándose de un personaje de Linda Howard de Wolf me ha cautivado su lado protector, leal y honorable.

Y qué decir de Mary. Con su vestimenta de maestra gris y solterona, con su remilgada cháchara y sus reiteradas alusiones a la tía Ardith me ha parecido entrañable. Y, claro está, el mayor atractivo de la historia es ser testigo de como la correcta y formal maestra de escuela es seducida por el indio al que se considera un criminal. Y aún más, cómo se enamora de él.

La parte de intriga que gira en torno a las violaciones y agresiones sexuales que tienen lugar en Ruth confiere a la novela de ese punto de suspense tan propio de Linda Howard. No es que la trama sea espeluznante ni te deje boquiabierta por la sorpresa pero le imbuye de la intriga suficiente para enriquecer un poco más Lecciones privadas y contarnos algo más que qué sienten Mary y Wolf. Tampoco es óbice para que nazca su historia de amor cuando Mary se enamora del principal sospechoso.

Para mí Lecciones privadas es una buenísima novela romántica, que cuenta con una pareja protagonista fuerte y carismática, entre la que se palpa la tensión sexual, y narra una bonita historia de amor a la que se suma una trama de intriga que, sin ser sorprendente ni de ésas que te dejan pegada, hace que disfrutes aún más de la lectura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!