Los diarios secretos de Miranda - Julia Quinn

domingo, 24 de febrero de 2013

Título original: The secret diaries of Miss Miranda Cheever
1º Los Belvestoke
Autora: Julia Quinn
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania
Año publicación: 2011




Miranda Cheever apuntó ese secreto en su diario con solo diez años. Y es que la fascinación que el atractivo Nigel Bevelstoke, el atractivo vizconde Turner, le despertó con un ligero beso en su manita selló su destino para siempre. Y eso no fue todo: le prometió que con el tiempo se convertiría en una mujer hermosa e inteligente, lo que terminó de conmover a la niñita que por entonces no mostraba ningún signo de llegar a ser una belleza. La década siguiente, que tanto bien hizo a Miranda, transformó a Nigel en un hombre solitario, incapaz de superar un terrible dolor, y que además juró no volver a casarse después de enterrar a su esposa. Sin embargo, Miranda no está dispuesta a olvidar aquel secreto que con letra infantil y temblorosa confesó a su diario; intentará todo lo que esté a su alcance para conquistar a quien desde siempre ha sido el amor de su vida.


UNA NIÑA ILUSIONADA CON EL AMOR...

A sus diez años de edad, la pequeña y tímida Miranda Cheever no muestra demasiados indicios de llegar a ser una bella mujer. Escribe un diario íntimo en el que va volcando todas sus ideas y sentimientos. Allí dejará apuntado el gran secreto de su vida: el 2 de marzo de 1810 se enamora de Nigel Bevelstoke, vizconde Turner, quien derrite su corazoncito con la promesa de que en el futuro será una dama culta y hermosa. Pasan unas cuantas temporadas y Miranda se convierte en lo que Nigel predijo. Ahora está dispuesta a seducir al hombre que encendió su amor desde que era una niña, pero no cuenta con que el paso del tiempo no ha sido benévolo con su amado, que se ha transformado en un ser hosco y solitario.

… MANTIENE LA ESPERANZA DE CONQUISTAR A SU PRÍNCIPE.

El vizconde Turner es un joven viudo y desencantado. Después de dar sepultura a su mujer, ha jurado no volver a casarse. La complicada experiencia de su matrimonio lo ha marcado a fuego. Sin embargo, los frecuentes encuentros con Miranda Cheever -propiciados por la muchacha, para lograr conquistar al compañero que desea su corazón- le llevan a cuestionar su decisión: quizá pueda compartir un nuevo tipo de vida con otra mujer y exista algún tipo de felicidad para él. Pero el convertir una aparente tontería de la niñez en un verdadero romance no es un camino sencillo. ¿Serán capaces de lograrlo?



Hace años que sigo las novelas de Julia Quinn. Me gustan porque encuentro historias sencillas, tiernas y divertidas. Y aunque desde que leí los Bridgerton me quedé cautivada por el estilo de esta escritora, la verdad es que ninguna novela de las sagas publicadas posteriormente ha logrado calarme de la misma manera. Pero pese a ello, cada nuevo libro y cada nueva saga me llama la atención. Nunca logro resistirme y los leo.
Los diarios secretos de Miranda es la novela que da comienzo a la saga de los Belvestoke. Desde mi punto de vista no es ni mucho menos la mejor novela de esta escritora. No sé si es mi debilidad hacia los Bridgerton pero no puedo ponerlas al mismo nivel. Sin embargo es una historia que me ha enganchada desde la primera página, con la que me he divertido, me ha hecho sonreír y pasar un buen rato. La verdad es que la he terminado con una sonrisa en los labios.

Puede que no sea una historia que sorprenda, ciertamente a mí no me ha provocado esa sensación, pero capítulo tras capítulo la historia de Miranda y Turner me ha mantenido en vilo.
Me gustan las historias en que la pareja protagonista se conoce desde la infancia. Y
Miranda solo era una niña cuando se enamoró de Turner. Diez años más tarde ese amor infantil se ha transformado en un amor diferente. Pero Turner es un hombre diferente, amargado, hastiado y desilusionado. Al principio ve a Miranda como la mejor amiga de su hermana Olivia, casi como una hermana, pero de pronto siente algo diferente, una atracción que sólo puede inspirársela una mujer.

A pesar de los clichés que se repiten en tantas novelas como la joven que no es una gran belleza pero se enamora del guapísimo hermano mayor de su guapísima mejor amiga, la malvada e infiel esposa que lo lleva a desconfiar de las mujeres y a no actuar bien con la joven en cuestión, es una novela que me ha gustado.
Sí, es previsible y está llena de tópicos, pero a veces eso es lo que busco. Eso es lo que me entretiene y Julia Quinn lo consigue como nadie.

Me parece muy bonito cómo van desarrollándose los acontecimientos, los acercamientos, ese primer beso, las dudas y miedos de Turner que le hacen actuar de un modo abominable. Pero esos héroes torpes y egoístas -incluso ciegos- como Turner tienen algo que, personalmente, me atrae.
Me gusta el personaje de Miranda. Fuerte, segura de sí misma y decidida. Me gusta la relación tan fraternal que tiene con Olivia y Winston, a pesar de que Olivia trata de emparejarlo con él, y me ganó el corazón desde empezó a escribir la primera frase de su diario.

El ir alternando fragmentos de los diarios de Miranda con la historia en sí me parece muy original. Hace que la lectura sea muy ágil, amena y chispeante. Los diálogos me parecen muy ingeniosos. Los de Julia Quinn son unos de mis preferidos. Divertidos, incisivos, irreverentes.

Así que puede que la historia no sea, como suele decirse, nada del otro mundo, pero cuenta una historia dulce, un tanto previsible, romántica y divertida. No pasará a ser una de esos libros que guardaré y atesoraré por los años de los años, pero junto al resto de novelas de Julia Quinn forman parte de ese hueco de mis estanterías que reservo para lecturas divertidas y ágiles que lograrán dibujarme una sonrisa y pasar un buen rato leyendo. Sin más. Sólo eso.

2 comentarios:

  1. Si a mi tambien me gusto mucho esta novela, a pesar de ser sencilla me emociono y mas el final!!! me gusto mucho

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Isabeau! La siguiente también me gustó mucho. Me queda por leer la última. ¡Parece muy divertida!
    Te mando un saludo. Gracias por visitar mi blog y compartir tu opinión.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!