martes, 26 de febrero de 2013

Magia robada - Mary Jo Putney

Título original: Stolen magic
2º Los guardianes
Autora: Mary Jo Putney
Género: Romántica paranormal
Editorial y año publicación: Titania 2006/Books4pocket 2011





En El beso del destino Simon empezó a notar que alguien estaba influyendo con su magia en el resultado de las refriegas entre ingleses y escoceses. Sin embargo esa trama no se desarrolló y todo pareció acabar ahí. En realidad no fue así, puesto que continúa en Magia Robada. 

Han transcurrido dos años desde entonces y durante este tiempo Simon ha estado buscando indicios y pruebas para castigar al culpable, Lord Drayton. Drayton es un Guardián, un miembro más del Consejo, y Simon descubre que ha empleado la magia con fines egoístas y malvados, por lo que como dicta su cargo, lo busca para enfrentarse a él y, en consecuencia ,privarlo de sus poderes, que es el castigo a su falta. 

Pero al llegar al Castillo Drayton, Simon cae en una trampa tendida por Drayton y como resultado es transformado en un unicornio. Como tal, consigue huir, pero no volver a su estado original. Para volver a capturarlo, los hombres de Drayton utilizan a una joven a la que vive en el castillo y a la que llaman la loca Meg. Es una chica más bien fea y simplona además de tartamuda, pero según las leyendas que circulan para capturar a un unicornio es necesaria una virgen y Meg lo es. 

Simon es capturado, pero Meg que se siente culpable. Además profesa un cariño inmenso y un don innato por los animales, lo que le ayuda a escapar con él y, en el proceso, accidentalmente, consigue revertir el hechizo que afecta a Simon, al menos temporalmente. 

Simon descubre que Meg también es presa de un hechizo. Drayton utiliza su magia, la absorbe para aumentar su poder, a la vez que embota la mente de la chica y la anula totalmente, dándole un apariencia insulsa y poco atractiva. De este modo pasa inadvertida para todos. Finalmente, Simon la libera y se encuentra ante sí con una hermosa joven con un gran potencial de magia pero que no sabe utilizar, por lo que es acogida por los Guardianes para instruirla en el uso y manejo de esta magia. Y es aceptada como una más de la familia de Guardianes. Meg ha pasado diez años en cautividad; no recuerda nada de su pasado e identidad, tan solo su nombre o al menos el que siempre le han dado. 


Para que Simon y Meg puedan convivir en la sociedad inglesa, sin levantar sospechas ni habladurías, deciden fingir que se han casado y, como matrimonio, Meg es introducida en el mundo de los Guardianes. En él aprende a entrenar y desarrollar su magia. Ambos viven presos al temor de volver a sucumbir al efecto de los hechizos lanzados por Drayton y, juntos, deciden enfrentarlo e intentan impedir que consiga sus planes. Unos planes terribles que ponen en peligro al consejo de Guardianes, a Gran Bretaña y a la humanidad en general. Pero el que ambos sigan en peligro de sucumbir, de nuevo, bajo el influjo de sus respectivos hechizos. Pues, tan solo Drayton puede hacerlos desaparecer permanentemente, pero éste evidentemente no tiene intenciones de hacerlo. 
Simon y Meg necesitan estar juntos, pues cada uno influye en el otro. Especialmente porque la sangre de Meg es necesaria para devolver a Simon su estado humano. Por ello es requisito que continúe siendo virgen. Sin embargo la atracción que surge entre ellos hace peligrar esta condición. 

Poco a poco Meg va floreciendo, recuperando su personalidad, carácter e inteligencia... y va mostrando ser una joven muy atractiva e ingeniosa. Además de una maga con gran poder. En un principio Simon atribuye su atracción por ella a la influencia del hechizo y a la reminiscencia del poder del unicornio que habita en él, pero a medida que pasa el tiempo y convive con ella empieza a dudar que realmente sea eso solo. 

En este serie Mary Jo Putney ha creado una trama donde la magia es el hilo conductor y el enlace entre los diferentes personajes. En Magia robada el argumento es original, los personajes interesantes y la historia da muchos giros, además aparecen muchos personajes, lo que introduce más elementos a integrar en el conjunto de la novela, sobre todo cuando aparecen más esclavos de Drayton. 

El personaje de Meg me ha gustado mucho, pues trata con gran empeño de sobreponerse a todos los reveses y golpes que ha sufrido en su vida, lo que recuerda de ella y el vacío en el que, por tanto, se encuentra inmersa. Simon es un hombre serio, reflexivo, muy comprometido con su deber como Guardián, además el trágico pasado de su familia le ha hecho especialmente cauto a la hora de relacionarse, pero a mi parecer la historia de amor entre ellos podría haberse desarrollado un poco más. Creo que le faltan más escenas juntos o, tal vez, le falta la intensidad que poseía la pareja de Duncan y Gwyne. Pero también es cierto que son personajes muy distintos y las tramas muy diferentes. 

Las escenas entre Simon como unicornio y Meg son realmente bonitas, se transmiten tantas sensaciones, vivencias y sentimientos que no entorpece el curso de la historia, al contrario, es importante en la novela y es uno de los elementos centrales de la trama. 
La verdad es que como digo esta serie me parece muy interesante, la mezcla de romance y fantasía me ha enganchado, y espero con ansías otros libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!