jueves, 28 de febrero de 2013

Muere para mí - Karen Rose



Título original: Die for me
1º Vartanian
Autora: Karen Rose
Género: Suspense romántico
Editorial: RHM/Plaza & Janés 2009





Aunque Vito Ciccotelli es un detective de homicidios, curtido por la experiencia y habituado a investigar los casos más difíciles y cruentos, ninguno es comparable al último en que trabaja: una serie de crímenes que evidencian haber sido cometidos por un sádico asesino en serie y que trae de cabeza al cuerpo de policía.

El hallazgo de una tumba en un terreno nevado de Philadelphia es el punto de partida de esta investigación. A esa primera tumba la siguen ocho más. En total se desentierran nueve cadáveres que dan muestras de haber sido torturados cruelmente antes de morir. Lo más inquietante es que junto a éstas hay siete tumbas vacías lo que parece indicar que el asesino no ha acabado aún de matar. Las heridas infringidas a las víctimas señalan que fueron torturadas con instrumentos medievales, lo que lleva al departamento de policía a buscar a una experta en el tema que arroje algo de luz sobre el caso.
Katherine, la forense del departamento recomienda a Sophie Johannsen, una experta arqueóloga que en esos momentos trabaja en el museo de Historia de la familia Algriht y que es como una hija para ella.

Sophie es una joven arqueóloga que ha trabajado junto a los hombres más importantes en materia de arqueología, además ha participado en excavaciones por países de todo el mundo y es una lingüista que domina más de diez idiomas. La enfermedad de su abuela Anna, una antigua cantante de ópera, la llevan a abandonar su prometedora carrera y aceptar un trabajo como historiadora en un humilde museo. Frustrada por su nuevo trabajo, la oportunidad de colaborar con el cuerpo de policía es un pequeño rayo de luz que termina envolviéndola en un mundo oscuro y terrible que parece extraído de la más terrible de las pesadillas.
Inicialmente su cometido era simplemente ayudar a marcar las tumbas que los expertos desentierran, pero accidentalmente Sophie acaba convirtiéndose en una de las personajes clave del caso, no sólo por sus conocimientos sobre armas medievales, sino porque se convierte en un objetivo del asesino.

Desde el primer encuentro entro Vito y Sophie la atracción entre ellos se hace evidente para todo el departamento de policía. Aunque ambos son reacios a iniciar una relación, ninguno puede negar sus sentimientos a pesar de arrastrar un pasado que los condiciona a volver a enamorarse. Vito aún se siente culpable por la muerte de una policía con la mantenía una relación secreta. El que Sophie se convierta en objetivo del asesino que busca parece una repetición de la historia y eso lo asusta, pero no por ello hace desaparecer lo que Sophie le provoca.
Sophie por su parte no ha superado aún la humillación y el dolor que sufrió años atrás al descubrir que el hombre con el que mantenía una relación, su jefe, estaba casado, lo que ensució su reputación a ojos del resto de colegas de profesión que vieron en ello un modo de escalar posiciones.
No obstante, a pesar de sus dudas y miedos, de la pesadilla que los rodea y del mismo asesino que los acecha, Vito y Sophie no pueden evitar rendirse ante ese sentimiento que los une...

Con este libro Karen Rose nos adentra en una más de sus particularmente intensas y escalofriantes tramas de suspense romántico donde, como en novelas anteriores, la intriga y el romance están íntimamente entrelazados. Como es habitual el hilo principal es el caso policial que en Muera para mí, nos envuelve en una historia de crímenes tan sórdidos que hielan la sangre.
A pesar de ello, ésta es una de las novelas de Karen Rose que más en vilo me han mantenido, que más me han hecho elucubrar y hacer cábalas para dar con el asesino. Creo que no es tan evidente quién es el asesino, aunque sí puede inferirse según avanza la trama, pero ésta da tales giros y reveses que la intriga es continua y nunca deja de sorprender.

En mi opinión el perfil del asesino es escalofriante. Según se desarrolla todo y se van recabando datos, descubriendo más rasgos del perfil psicológico de Munch, el nombre del que parte la policía, nos vamos adentrando en la mente de un ser enfermo, sanguinario y cruel, un sociópata que pone los pelos de punta por sus acciones, sus planes y cómo siembra de muertes el libro.

Por otro lado la parte romántica de esta novela me ha atrapado. La historia de amor de Vito y Sophie es una de las que más me han calado de todas cuantas se han publicado de Karen Rose. No sólo por cómo nace y transcurre las cosas entre ellos, sino cómo superan sus respectivos pasados y, juntos, encuentran el modo de curar el corazón del otro.

Vito es el hermano de Tess Ciccotelli, la protagonista de No te escondas, al que conocimos en dicho libro, así que no es un personaje desconocido. No obstante, del Vito de la anterior novela sólo vimos su faceta como hermano y algo de su trabajo.
La verdad es que me ha sorprendido bastante, pues aunque he reconocido muchos de los rasgos que demuestra su manera de ser, también vemos un lado nuevo de él: el de un hombre muy protector, dispuesto a todo por la mujer que ama.
Sophie me ha parecido una mujer independiente y fuerte, aunque no por ello deja de tener un lado muy vulnerable. En principio parece ir rodeada por una coraza que nos impide conocerla en realidad, pero poco a poco, en parte motivada por el miedo que siente al convertirse en el objetivo de Munch, en parte por la confianza que va sintiendo con Vito, se abre más a él, muestra sus miedos e inseguridades.
La historia de amor de Vito y Sophie me parece preciosa. Aun naciendo en un marco tan macabro y sórdido, me ha conmovido por muchas escenas y por la personalidad de ambos personajes.

El papel de la familia es muy relevante en la relación de la pareja protagonista. Los Ciccotelli son una familia numerosa y ruidosa, pero pese a la algarabía que los envuelve demuestran que están muy unidos y dispuestos a todo por ayudarse. Por contrapartida, Sophie es una mujer que ha crecido bastante sola, sin padres, sólo con el cariño de su abuela, su tío Harry y Katherine.
Las infancias de Vito y Sophie son tan diferentes como la vida que llevaban hasta conocerse, pero es bonito ver cómo los Ciccotelli la acogen como una más.
La abuela Anna me ha parecido un personaje muy carismático que en su vejez y en su enfermedad vive de los recuerdos de una vida de fama como cantante de ópera, protagonizando escenas muy emotivas.

Y por supuesto Muere para mí se centra en el escalofriante caso de un asesino sádico e inhumano capaz de cometer las mayores atrocidades posibles. Karen Rose nos va adentrando en su mente, conociendo sus oscuras motivaciones, sus secretos y cómo traslada a las víctimas mientras les da muerte a una dimensión que eriza el vello por el alcance y la difusión que les da.
¡Escalofriante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!