El príncipe serpiente - Elizabeth Hoyt

domingo, 24 de marzo de 2013

Título original: The Serpent Prince
3º Príncipes
Autora: Elizabeth Hoyt
Editorial: Titania
Año publicación: 2010




Cuando Lucy Craddock-Hayes encuentra a un hombre herido y desnudo, inicialmente lo cree muerto pero, después, tras salir de su error y siendo la joven compasiva que es, no duda en llevarlo a su propia casa para atender sus heridas. 
Lo que no podía imaginar al tomar esa decisión era que estaba recogiendo a un noble: el vizconde Simon Iddesleigh. 
Simon es un hombre acostumbrado a las conquistas y a seducir a cuanta mujer hermosa se cruce en su camino. No tarda en poner en prácticas sus armas de seducción sobre la cándida Lucy. 
Lo que se imaginaba es que terminaría cayendo en su propia trampa.

La vida de Lucy nunca ha estado plagada de emociones ni sobresaltos. Huérfana de madre, vive con su padre, un capitán de barco retirado, un hombre de carácter peculiar, y con su hermano David, que ha continuado con la tradición familiar y pasa meses en alta mar. Desde hace tres años espera que el vicario de Maiden Hill, Eustace Penweeble, le proponga matrimonio. En un lugar humilde y tranquilo como lo es Maiden Hill, entre sus dibujos y el cuidado de su padre, su vida ha fluido tranquila y a la espera de contraer matrimonio con Eustace. 

Pero entonces conoce a Simon, algún muy diferente a ella, a su entorno y con el que no tiene un punto afín... salvo la pasión que poco a poco se va apoderando de la muchacha. 
Y todo cambia.

Mientras Simon está convaleciente en casa de los Craddock-Hayes, bajo los atentos cuidados de Lucy, poco tarda en sentir cómo su interés por la joven crece día a día hasta el punto que se ve en la tesitura de huir y dejarla allí, en Maiden Hill, o llevarla consigo a Londres. Pero la vida de Simon no es tan frívola como parece a primera vista. La venganza y la culpa se han convertido en su razón de ser durante tanto tiempo, que no sabe cómo puede Lucy encajar en su vida, sin resultar en peligro o bien, quedar horrorizada al descubrir la clase de hombre que él es realmente.

Con El príncipe serpiente termina la trilogía de los Príncipes de la autora Elizabeth Hoyt. 

Aunque el argumento es bastante sencillo, incluso un poco previsible, a grandes rasgos, me ha parecido una novela entretenida e interesante.

Una de las peculiaridades con las que nos ha sorprendido esta autora en sus libros es el protagonista masculino. Simon es un hombre apuesto, a diferencia de Edward de Raaf, por ejemplo, de buena posición económica y con un título. Sin embargo no es un noble común. Siendo como es hábil y diestro con la espada, arriesga su vida una y otra vez en duelos para vengar la muerte de su hermano. Pero el precio es su propia alma porque aún buscando justicia, siente que tiene las manos manchadas de sangre.

¿Cómo pueden esas manos tocar a Lucy, su ángel?
La lucha interior de Simon ha logrado atraparme de principio a fin, con lo que aún siendo una novela de argumento relativamente simple, no me ha aburrido ni he perdido el interés.
¿Cómo puede Lucy salvar el alma de Simon y, al mismo tiempo, no verse arrastrada por sus pecados?

Ése el gran interrogante que rodea a la novela y la razón por la que, aunque al principio no me atrapaba demasiado el argumento, acabé pegada al libro por conocer la respuesta. 


Creo que ha merecido la pena.

En el príncipe serpiente, si bien inicialmente la novela no me ha atrapado en demasía, he encontrado una historia que ha terminado enganchándome por la lucha interna que Simon batalla contra sí mismo.

Con una narrativa fluida, sencilla y sin demasiados aderezos, con diálogos sugerentes, ingeniosos y cargados de sentimientos, Elizabeth Hoyt ha creado una novela, en mi opinión, amena y de lectura ágil. 
Durante la primera parte de la novela, mientras Lucy y Simon se van conociendo, la vida de ambos cambia y el ritmo me ha parecido un poco lento. Algo que entiendo es bastante comprensible. Sin embargo, después el ritmo es más vertiginoso y las dudas, los remordimientos y miedos de Simon y Lucy han ido envolviéndome.

De nuevo, como en anteriores novelas, las diferencias de clase social están muy patentes y crean un marco idóneo para esta historia donde personajes como Edward de Raaf y Harry Pye tienen un pequeño papel; de especial relevancia es el de Edward. 

Con El príncipe serpiente he pasado un rato de lectura agradable y sencilla que, en ocasiones, me ha mantenido en vilo. Como comento antes, la primera parte me ha parecido más lenta pero, según avanza y acaecen sucesos, según van desvelándose secretos y la verdad ve la luz, la novela gana en ritmo y en intriga, también en sufrimiento.

Me ha gustado especialmente el personaje de Simon, un hombre que a primera vista lo tiene todo para ser feliz pero que esconde un secreto que va carcomiéndole poco a poco. Lucy no me ha sorprendido tanto, en el sentido que es una joven cándida y de buenos sentimientos, sin dobleces ni misterios. Una muchacha más cercana al tipo de protagonista que encontramos en muchas novelas del género. 
Pero la combinación de uno y otra me ha gustado. Así como me ha gustado el cuento del príncipe serpiente que, a lo largo de la novela, Simon le cuenta a Lucy.

En definitiva, creo que El príncipe serpiente es una bonita novela que sé que no pasará a ser una de mis preferidas, pero me ha hecho pasar un buen rato, sin más pretensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!