jueves, 28 de marzo de 2013

Mentiras de amor - Judith Mcnaught

Título original: Double standards
Autora: Judith Mcnaught
Género: Romántica contemporánea
Editorial: RHM/Cisne
Fecha publicación: Febrero 1998/Abril 2013





A raíz de que su padre se encuentra gravemente enfermo, la atractiva e inteligente Lauren se ve obligada a pedir trabajo al empresario Philip Whitworth, un hombre sinuoso, que le consigue un extraño empleo, en una empresa de la competencia y con el único objeto de realizar espionaje industrial. Para complicar las cosas, en su nuevo trabajo Lauren se enamora de Nick Sinclair, sin saber que es el principal rival de Philip y que a causa de ello se verá atrapada en una dificil encrucijada.

”El mundo de los negocios y el del corazón no son buenos amigos.”.

Mentiras de amor es una de las primeras novelas que leí de esta escritora y aunque no la coloco en la misma categoría que Paraíso robado o Perfecta, me gustó mucho en su día. Tanto que me reafirmó que era una autora de la que quería leer todo lo que había publicado. Ahora he vuelto a disfrutar mucho con la historia, mi valoración no ha variado ni un poquito.

La trama es bastante característica de las novelas de los años 80 y principios de los 90, pero aún siendo una historia con un protagonista mujeriego y seductor, del tipo ámalas y déjalas, Judith Mcnaught crea una preciosa historia de amor.

Para mí el sello indiscutible que caracteriza a esta autora es que sus novelas ponen los sentimientos a flor de piel. Es casi imposible que no me emocione, sufre, llore o ría con sus historias. En muchas ocasiones media un malentendido que separa a la pareja protagonista y, dichos protagonistas, suelen ser fuertes, carismáticos, con personalidad y logran tocar la fibra sensible de esta lectora.

Mentiras de amor es un poco diferente. No median malos entendidos. Es la traición de Nick hacia Lauren lo que los separa y más tarde la desconfianza -innata de este personaje- lo que vuelve a separarlos. Pero Lauren es una mujer con un gran corazón, así que no es tan difícil de creer que llegue a perdonarlo.

Aunque el argumento no está en la línea de otros más feministas o modernos, con protagonistas que tienen su propio negocio, luchadoras e independientes, aunque Nick comienza siendo un mujeriego con una vena egoísta, mentiría si dijera que no me ha gustado esta novela. Porque me ha encantado y la he leído en dos tardes.
Judith Mcnaught es una de mis escritoras preferidas, gracias a ella comencé a leer romántica contemporánea. Es más, sigo considerándola una de las mejores. Única e irrepetible. Y ojalá pueda seguir leyéndola muchos años más.

Pero tratando de ser objetiva debo decir que Mentiras de amor no me parece la mejor de sus novelas. Aunque para mí casi todas son excelentes, así que ésta la dejaría en buenísima (casi muy buena).

Centrándome en los personajes, para mí es Lauren la que carga con el peso de la historia, el personaje fuerte, aunque poco a poco vayamos conociendo la infancia de Nick y sabiendo el porqué de su actitud distante y esa incapacidad para abrir su corazón. Pero es justo por eso, por ser un personaje hermético, cuando se muestra vulnerable creo que es imposible no perdonarlo.

Lauren es para mí, como digo, la heroína indiscutible y es su carácter compasivo, romántico y leal, a la vez que su orgullo, lo que hacen que admire su actitud a lo largo de la historia. Puede que haya quien piense que Nick no se merecía su perdón, pero es una historia de amor, sin perdón no hay final feliz. Y después de todo el perdón es una de las demostraciones de amor más bonitas que hay, pienso yo.

Por todo esto, Mentiras de amor es una novela a la que guardo un cariño especial. La recordaba bastante bien -es difícil olvidar una novela de Judith Mcnaught- pero pensé que con la perspectiva del tiempo, tal vez al releerla y el que se trate de una historia un tanto diferente, más clásica, menos moderna, haría que ya no me gustara tanto. 
No ha sido así. 

Me gustan las novelas donde uno de los protagonistas dificulta hacerse querer por la lectora, me gustan esos protagonistas que cambian, que son imperfectos, que se equivocan y actúan mal, incluso que mienten y engañan... 

Me gustan las novelas donde hay obstáculos reales y donde el perdón, la bondad y el amor vencen. 
Siendo así, ¿cómo no va a gustarme Mentiras de amor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!