domingo, 10 de marzo de 2013

Seducir a un pecador - Elizabeth Hoyt

Título original: To seduce a sinner
2º Legend of the four Soldiers
Autora: Elizabeth Hoyt
Género: Romántica histórica
Editorial: Titania
Año publicación: 2011





Jasper Renshaw, lord Vale, ha decidido casarse después de años de ir de amante en amante, pero su prometida lo planta casi frente al altar. Dispuesto a lo que sea para cambiar de estado civil, el experimentado soltero aceptará la repentina propuesta matrimonial de Melisande Fleming, una chica a la que apenas recuerda. No sabe que la joven lo ha observado y deseado de lejos durante años. Lord Vale se sorprenderá gratamente al comprobar que su mujer tiene gran apetito e imaginación sexual, aunque parece entregarle sólo su cuerpo y no su corazón. Decidido a conquistarla y conocer sus secretos, comienza a seducirla, aunque sin revelarle sus propios fantasmas: los dolorosos recuerdos de su época de soldado en las colonias. Aunque cuando una amenaza de su pasado lo obliga a confiar en ella, Jasper no tiene alternativa. ¿Lograrán estos dos seres solitarios compartir sus almas, además de su pasión?

UNA MUJER SIN AMOR EN SU VIDA...
Melisande Fleming es casi una solterona. Aquel prometido al que se entregó en cuerpo y alma la abandonó por otra mujer más influyente. Resignada a su destino, ve la última oportunidad cuando la novia de Jasper Renshaw, lord Vale,  lo planta prácticamente frente al altar. Melisande, que lo ha observado durante años, se ofrece a casarse con él. Renshaw acepta, aunque sea para tener un heredero. La joven cree que si no logra enamorarle, al menos podrá dejarse amar por él y quizá hasta formar una familia juntos. Lo que no sospecha es que el tremendo pasado de su marido volverá al presente para amenazar su matrimonio.

...SE CASA CON UN INCORREGIBLE SEDUCTOR.
Cuando su futura esposa lo abandona, Jasper Ranshaw apenas se resiste. Ha bebido demasiado y la cabeza le da vueltas. Accede sin poner reparos, pero tan pronto cancela el compromiso, otra joven llega a verlo. Recuerda su cara, pero no su nombre; era amiga de una de sus anteriores novias. Melisande Fleming le propone que, ya que se ha quedado sin prometida, se case con ella. Entre asombrado y divertido, el lord accede, sin sospechar que su nueva mujer tiene tantos secretos como los que esconde él mismo.

Desde que leí Tentación irresistible, la primera novela de la saga de la leyenda de los cuatro soldados, me quedé muy intrigada por el personaje de Melisande Fleming. La manera en que era descrita, como una mujer casi invisible, anodina y gris (o más concretamente marrón) me picó la curiosidad por saber qué escondía detrás de esa severa apariencia. Qué triste historia -porque imaginaba una historia triste- la había llevado a ese punto. Porque me resultaba inevitable pensar que más allá de ese aspecto exterior, algo especial se escondía.


De igual manera me sucedió con el irreverente Jasper Renshaw. No por las mismas razones que Melisande, claro está, sino porque tras el final de la novela, no pude evitar pensar que un personaje tan excéntrico, tan extrovertido e irrespetuoso merecía tener una historia. Además, sinceramente, pensé que tras la dramática experiencia en Canadá, tras el cautiverio y la emboscada sufrida, detrás de esa imagen despreocupada se escondía mucho más.

Al empezar a leer esta novela me cautivó el hecho de que Melisande estuviera enamorada de él desde años atrás -algo que ya sabíamos en Tentación irresistible- donde fuimos testigos de cómo lo observaba en la distancia y cómo él no reparaba siquiera en ella. Eso, unido a que sea la propia Melisande la que le pida en matrimonio a Jasper, me dejó con la boca abierta. Literalmente. Y, por supuesto, me incitó a leer y leer.
Sin embargo y, a pesar de que las primeras páginas me dejaron con ganas de seguir leyendo, el comienzo de ese matrimonio no terminó de engancharme. Necesité la primera mitad del libro para realmente sentirme atrapada por la historia. Eso sí tengo que confesarlo. La lectura de la cotidianeidad de los primeros días de casados me resultó un poco lenta.
Sin embargo, la segunda mitad me gustó mucho más, pues es cuando la historia comienza a cambiar.

A contrario de lo que esperaba a priori, me sorprendí mucho más con el personaje de Melisande. Está claro que no se debe juzgar por las apariencias. Creo además que ése es el mensaje inequívoco que trata de transmitir esta novela.
En apariencia era para mí una solterona que por un desengaño o falta de oportunidades no se había casado. En parte es así, pero su historia esconde mucho más y también otras facetas de Melisande que a primera vista no se aprecian. 
En cambio Jasper, por el contrario, no me sorprendió tanto. Creo que sigue con bastante fidelidad el comportamiento que ostentaba en Tentación irresistible. Aunque también descubrí eso lado más oscuro que su carácter extrovertido no deja ver.

En cuanto a la trama romántica, aunque como digo, me atrapó hacia la mitad del libro, me ha gustado la historia. Sin ser una historia original -después de todo historias similares hemos leído antes- sí me sorprendió que la protagonizara alguien tan apocado o anodino como Melisande. Creo que, evidentemente, eso es lo que hace que la novela me haya sorprendido. Y, en definitiva, también es verdad que las historias de matrimonios por interés o conveniencia siempre me han calado. Tengo cierta predilección por esta temática. 

Creo que Seducir a un pecador es una buena novela. Entretenida y, al menos a mí, finalmente me ha sorprendido.
A pesar de que la novela no está exenta de situaciones y acontecimientos tristes o un tanto amargos, también ha logrado hacerme sonreír en algunos momentos. Con una pareja tan poco afín -al menos en apariencia- como Jasper Renshaw y Melisande Fleming, no es para menos.



En mi opinión es una novela sencilla, donde ni las circunstancias ni los personajes son lo que parecen, que proporciona una lectura agradable y también despierta nuevas intrigas en torno a la figura del traidor contra el Regimiento 28º. Porque como los propios protagonistas de la novela,tampoco ahí las cosas no son lo que parecen.
Yo, desde luego, estoy muy pero que muy intrigada por la siguiente novela, Domar a un salvaje. Novela que espero con muchas expectativas desde el principio de la saga y en la que espero se aclaren un poco más esos hechos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!