Shadow of the moon - Sherrilyn Kenyon

domingo, 10 de marzo de 2013

Título: Shadow of the moon (Dead after dark Anthology)
Novella (novela corta)
24º Cazadores Oscuros
Autora: Sherrilyn Kenyon
Género: Romántica paranormal
Editorial: St. Martin's paperback
Año publicación: 2008




Shadow of the moon es una novela corta incluida dentro de la antología Dead after dark, donde conocemos por fin la historia de Fury, a quien ya conocimos en El juego de la noche.
En mi opinión se trata de un personaje con el atractivo suficiente para merecer una  novela extensa, pero este relato es lo que hay, así que me centraré en él…

Una noche Fury se persona en El Santuario donde se entera que un león Katagaria ha sufrido un ataque que lo ha dejado en tal estado que nadie es capaz de dar con una explicación a lo sucedido ni si es posible revertirlo. Todo apunta a que no.

La sorpresa es aún mayor para Fury cuando al acercarse al herido detecta vagamente trazas del olor del culpable, un olor que le resulta vaga y sospechosamente familiar. 
Poco tarda en descubrir que su olfato no le ha fallado y que, tal como sospechaba, ese olor es el de Angelia, la mujer  a quien un día amó y en la que confió ciegamente para ser traicionado. 
Angelia, junto a Dare Kattalakis, el hermano de Fury, y otro Arcadiano, Oscar, ha viajado desde la Edad Media para destruir a los Katagaria. Angelia, Arcadiana y además centinela, considera animales a los Katagaria y los odia, ya que asesinaron a su familia cuando ella contaba con apenas tres años. Tanto es la repulsa que siente hacia los Katagaria que es incapaz de aceptar su parte animal ni de rendirse a ella.

Cuando Fury se reencuentra con Angelia, a la que acusa de estar tras el ataque al León Katagaria, y tras una separación de cuatrocientos años, siente que todos los sentimientos que un día tuvo hacia ella y que creía enterrados vuelven a resurgir. Se siente dividido entre el odio que la Arcadiana le inspira y el recuerdo de su antigua amistad. 
Pero ella no muestra tal vacilación y no hace nada para impedir que  Dare ni Oscar lo torturen, al menos inicialmente, pero cuando reacciona, Fury la toma como prisionera y la lleva a la casa de su hermano Vane, para que sea custodiada por la manada de éste.
Sin embargo, pese a todo acaba protegiéndola del odio de la familia de Leones Katagaria que la buscan para acabar con ella en venganza.

Angelia, una vez hecha prisionera y obligada a permanecer entre la manada y la familia de Vane Kattalakis, descubre que los Katagaria no son los criminales y animales que cree y descubre los remordimientos por el modo en que trató a Fury, así como que bajo todo su desprecio y odio aún quedan yacen rescoldos de lo que un día les unió.

Haciendo una valoración del relato, creo que es un buen relato. La trama es interesante, los personajes son muy atractivos, sobre todo Fury, y el desarrollo, dentro de la extensión que le confiere ser una novela corta, me parece bastante adecuado.
No obstante, hay varios puntos que no me han gustado demasiado. 

Por un lado el cambio tan radical que va sufriendo Fury a lo largo de la novela. Inicialmente me parece el mismo personaje de El juego de la noche. Es sarcástico, solitario, hermético pero leal y sumamente atractivo. Una vez que se reencuentra con Angelia y sobre todo tras retenerla como prisionera con la intención de que confiese su implicación en el ataque al Katagaria, va perdiendo el carácter que creo lo caracteriza. En mi opinión se ablanda demasiado hasta el punto que no parece el mismo personaje.
El rencor que sentía por ella parece desaparecer de un plumazo y tras un odio que se ha mantenido durante cuatrocientos años, me resulta un tanto inexplicable. 

Angelia por su parte no reconoce prácticamente hasta el final que siente algo por Fury. La verdad es que es un personaje que desarrollado en un mayor número de páginas habría dado más juego y permitido comprender un poco mejor el porqué de su odio a los Katagaria. Aunque esto queda explicado, tampoco permite que despierte demasiadas simpatías y al tratarse de la protagonista pues sería lo esperado.

Con todo no me parece un mal relato, sino todo lo contrario, pero creo que es lo reducido de su extensión lo que no permite que la novela sea mejor. 
Además tiene como punto interesante que reaparecen Vane y Bride, lo que permite conocer la vida familiar de la pareja y cómo Fury  se integra en ésta, junto con Fang e incluso tiene su aparición Zarek.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog. ¡Muchas gracias!